¿Cómo elegimos pareja?: el mito de la media naranja

El mito de la media naranja nos sitúa como individuos incompletos.