La prohibición legal del aborto reduce la mortalidad materna.

Dicha afirmación fue llevada a cabo por el reconocido investigador de la Universidad de Chile, Elard Koch; tras tres años de investigación en el tema.

El Dr. Koch, director de Investigaciones en Salud Familiar de la Universidad de Chile, expuso las principales conclusiones de su investigación sobre la vinculación entre el aborto y la mortalidad materna, de la que se desprende que la legalización del aborto no disminuye las defunciones asociadas al mismo, sino, por el contrario, puede constituir una desviación de fondos que redundaría en mayores problemas sanitarios.

Indicó que de acuerdo a las cifras chilenas, «la razón de mortalidad materna se redujo de 275 por 100.000 nacidos vivos en 1960 a 18,7 por 100.000 nacidos vivos en el año 2000, siendo esta la mayor reducción observada en países de Latinoamérica»

Su informe destaca que desde 1960 ha habido «un gran avance en el sistema de salud pública y de atención primaria» y una mejora importante en educación, que han permitido a Chile tener un registro de salud materna comparable con el de las naciones desarrolladas.

Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentan a Chile como el país con «el índice más bajo de mortalidad materna de Sudamérica, mientras que Guyana, que liberalizó significativamente sus leyes a mediados de los noventa argumentando preocupación por el número de muertes maternas, cuenta con los registros más altos».

Debido a que las leyes chilenas protegen la vida desde el momento de la concepción, estas cifras nos indica que la disminución de la mortalidad materna en este país «no puede ser atribuida al acceso al aborto legal».

 

Visita www.sexoseguro.mx para mayor información.

@sexoseguro

facebook.com/sxseguro

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *