Acaparan China y EU

Las noticias sobre el posible default o no pago de Evergrande seguirá acaparando la atención de los inversionistas. Una empresa con una deuda mayor a 300 mil mdd que hará todo lo posible por salvarse en una primera instancia sin recibir un apoyo o rescate del gobierno. Dudo que se mantenga así, pues para salvarse requiere apoyo gubernamental.
La semana pasada, sin darle dinero de forma directa, el gobierno dotó de liquidez al mercado para no desestabilizar y buscar tranquilidad. La empresa pagó algo de los compromisos locales que vencían el jueves y dejó pendientes 83 mdd de intereses fuera de China y tiene un periodo de gracia hasta el 23 de octubre, 30 días después del vencimiento original.
Confío en que esto no será de proporciones gigantes y que el gobierno hará algo para evitarlo. China lleva más de cuatro décadas sin crisis y creo que tratará de seguir así. Seguro aportará volatilidad y seguiremos tocando el tema por un tiempo. Y justo ahora deciden prohibir operaciones con criptomonedas en cualquier plataforma relacionada, al punto de declararlas operaciones ilegales y con posibles sanciones legales y penales a quién desobedezca. Esto ha provocado una nueva baja en estos activos.
Gran parte del entorno adverso viene de EU, donde muchos temas provocan inestabilidad, incertidumbre y volatilidad. Primero, una Fed más pesimista, con un lenguaje más duro y menos tranquilizador. Una Fed que contempla reducir el programa de recompra de bonos, sin precisar cuándo. Segundo, el techo de la deuda, para mí es más un escenario político adverso que han enfrentado los últimos presidentes, donde el Senado debe aprobar ampliarlo más allá del 30 de septiembre. En pocas palabras es autorizar el déficit de ese país para pagar los compromisos de deuda y nómina del sector público.
De no aprobarse el 30 de septiembre viene el paro o shutdown, donde dejan de pagar nómina a algunos sectores públicos. Esto ya ocurrió en la historia reciente y tiene más fines políticos que económicos. Es un periodo en el que se desprestigia a la administración y al presidente, y al final, después de algunos días, se aprueba y ni le dejan de pagar a acreedores ni a servidores públicos.
Por último, está atorado el plan de infraestructuras de Biden, cuya propuesta más reciente es gravar a los multimillonarios en las ganancias de capital; se argumenta que es menos la tasa impositiva a los más privilegiados que a los trabajadores de clase baja y media.
En Alemania hubo elecciones y el resultado tranquiliza a los mercados. Por un margen muy ligero lideran los sociales demócratas por encima del partido de Merkel, los conservadores. Se cree que se llevarán un tiempo en formar gobierno, pero se completará de forma satisfactoria.
En México destaca la comparecencia del secretario de Hacienda para defender ante el Senado los tres proyectos insignia de esta administración: tren, refinería y aeropuerto. Argumentó la conveniencia de llevarlos a cabo por lo ya invertido y por la señal de confianza que manda a los mercados locales e internacionales (los mismos argumentos que se tenían para defender el NAIM).
Este jueves hay decisión de política monetaria y con la inflación alta pienso que subirán de nuevo la tasa a 4.75%, es decir, 25 puntos base más. Esta alza puede apreciar el tipo de cambio; a pesar de que han salido 11 mil mdd en inversiones de portafolio o financieras, se mantiene nuestra moneda estable.
@juansmusi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *