LA FAMILIA ILUMINA AL MUNDO

#FamilyLightstheWorld (La familia ilumina al mundo) fue el hashtag utilizado en el Congreso Mundial de las Familias en su novena edición con sede en Salt Lake City, EUA del 27 al 30 de octubre.

La familia ilumina al mundo… definitivamente. Ha sido muy enriquecedor para mi conocer a personas y líderes de todo el mundo que reconocen en la institución familiar la clave para solucionar de fondo los grandes problemas que se presentan en esta sociedad global.

Ha sido muy grato ver que este evento tuvo el gran atino de reunir en un diálogo respetuoso en incluyente a diferentes credos de todo el mundo. Católicos, cristianos, mormones, judíos, ortodoxos… todos con diferentes contextos socioculturales y con diferentes visiones del ámbito religioso, pero con una misma postura: reconocer a la familia como el eje central del desarrollo de la persona y del bien común.

Salt Lake City ha sido la ciudad que ha sido testigo de la reunión de diferentes personas que desde su cultura, trabajan día a día por la protección y defensa de la vida, del matrimonio, de la familia y de la libertad religiosa.

Algunos podrán decir que estos temas son moralistas y que no interesan a la mayoría de las personas… y tal vez en lo segundo tengan razón. Pero, hay que entender que aquellas personas que promueve la violencia, aquellas que discriminan, aquellas que no tiene respeto por la naturaleza o aquellas que viven inmersas en una dinámica de vida egoísta y materialista… todas esas personas, de alguna forma u otra, tuvieron una familia.

Y si en la familia se cultivan, por error u objeción, los grandes males de nuestra sociedad, es también ahí en donde podemos encontrar la solución. El problema es que este tema interesa a muy pocos pero afecta a todos. Si reconociéramos el papel fundamental que tiene la institución familiar en la economía, en la seguridad y en la prosperidad de un país, seguramente le daríamos la prioridad que requiere.

No hay mejor formadora que la familia, es ahí en donde aprendemos los valores (o los anti valores). No hay mejores educadores que los padres, con o sin experiencia, pero con una labor insustituible… no se le puede pagar a nadie para que haga lo que los padres entregan a sus hijos de manera gratuita. La clave es el amor.

No hay mejor institución que proteja a la infancia de una sociedad que la familia. Los padres, además de brindar formación, dan a los hijos el sustento. En mayor o menor medida pero entregando lo mejor que podrían de forma desinteresada.

En nuestro país hay aún mucho por hacer. Vivimos en una crisis y existen una cantidad muy grande de preocupaciones, de intereses y de necesidades. Si queremos resolver el problema de fondo debemos poner en el centro de todos los esfuerzos a la familia. Los resultados tal vez no se vean de forma inmediata, pero pequeños esfuerzos bien encaminados y constantes hacen la diferencia. Es responsabilidad de todos nosotros apostar por lo más preciado que todos tenemos, la familia.

Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg

SERES SIN HUMANIDAD

El mundo se consternó ante una fotografía que se empezó a circular el pasado jueves 3 de septiembre que retrata el cadáver de un niño de 3 años edad, el cuál llegó a las playas de Turquía arrastrado por la marea…

Aylan Kurdi es el nombre del pequeño que falleció cuando intentaba huir de Turquía hacia las costas de Grecia, acompañado de su hermano de 5 años y de su madre, en un bote que fue alcanzado por la marea…

La indignación global se hizo notar de inmediato. Las primeras planas de los periódicos de Europa y Estados Unidos publicaron la fotografía y en las redes sociales rápidamente la imagen se ha hecho viral.

La imagen del pequeño Aylan Kurdi ha llevado de la tristeza a la indignación. Es una imagen que duele, duele porque es un niño inocente que no sabe conflictos políticos, de intolerancia religiosa, del odio e indiferencia del mundo ante el sufrimiento que se vive el mundo de hoy.

La imagen de Aylan es el retrato de más de 14 mil niños que han muerto tras el conflicto bélico en Siria. Es la imagen de más de 120 mil personas que han perdido la vida por diferencias políticas y religiosas. Es la voz de más de 6000 almas que huyen todos los días de este infierno que el mundo, que nosotros, no hemos querido ver.

Podemos ahora indignarnos por no hacer caso de los gritos de desesperación de tantos hombres y mujeres que han sufrido el terror del conflicto sirio, el cuál sería un claro termómetro del nivel de humanidad que tiene el ser humano del día de hoy.

Y que sea una imagen la que alerta, que mueve corazones es un primer paso. Porque es cierto, rompe el corazón ver como Aylan ha perdido la vida, lo duro que es asimilar que un pequeño de tres años ha perdido la vida de esta forma. Ese dolor no debe quedarse ahí… debe llevarnos a una conciencia personal de que tipo de ser humano somos.

En un mundo lleno de privilegios y promotor de derechos pero carente de responsabilidades y de las obligaciones que tenemos con el otro. Un mundo egoísta que busca limpiar su conciencia creando y construyendo derechos para todos pero olvidado de hacernos responsables del más necesitado, del más vulnerable.

La imagen del pequeño Aylan es una sacudida de conciencia para mi. Y me pregunto ¿a dónde llegaremos con esta inercia? El ser humano del siglo XXI se olvida de quién es y se olvida del prójimo. Y en un mundo lleno de crisis no nos estamos dando cuenta que la peor de todas es la crisis de humanidad.

No se vale indignarse, no se vale publicar en Facebook y limpiarnos la conciencia, no se vale creer que el error es de otros cuando el principal enemigo y culpable lo tenemos en casa. Si nos preocupamos por lo que pasa afuera y no nos ocupamos de nosotros mismos ¿con que autoridad podremos pedir y buscar cambiar al mundo?

Hoy dedico mis oraciones por Aylan y por todas esas personas que estando en mis posibilidades no he ayudado, por aquellas personas de las que me he olvidado. Con el dolor que siento me propongo a ser un mejor ser humano para los demás. Para cambiar al mundo primero debo cambiar yo mismo.

Te invito a hacer lo mismo, que juntos reconozcamos nuestros errores, veamos hacia al frente y busquemos ser mejores seres humanos para un mundo que pide a gritos mayor humanidad.

Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg

ADOPCIÓN DE MENORES ¿DE QUIÉN ES EL DERECHO?

“La Suprema Corte en México avala la adopción para las parejas homosexuales” fue el encabezado de diferentes notas el pasado martes 11 de agosto. Por supuesto, al ser un tema tan polarizado, las opiniones a favor y en contra empezaron a circular. Por un lado se vieron los festejos de los partidarios de esta iniciativa y por el otro, las inconformidades de las personas en contra.

Lo cierto es que el tema es mucho mas complejo, no es un asunto tan simple en donde se “avala” o “no se avala”. Primero hay que considerar dos puntos importantes.

¿Las parejas homosexuales pueden adoptar? El debate se centró en que si las sociedades de convivencia del estado de Campeche podrían adoptar. Lo curioso es que no existe NINGUNA sociedad de convivencia en este estado… La decisión de la Suprema Corte fue que si. Por lo tanto dos individuos que celebren una sociedad de convivencia podrían ser candidatos para adoptar a un menor. La votación fue de nueve ministros a favor y uno en contra.

¿Hay discriminación hacia los homosexuales? El debate se centró en que si en Campeche se discriminaba a los homosexuales al no permitirles adoptar. Sabiendo en que se discute un caso hasta ahora hipotético, hay que considerar que las sociedades de convivencia no se reducen a parejas homosexuales, ya que cualquier pareja (unida sentimentalmente o no, homosexuales o no) podrían celebrar una sociedad de convivencia. Sólo cinco ministros consideraron que había discriminación.

Ahora, como mencioné, el asunto no es tan simplista como para decir que ya está “avalada” la adopción por parejas homosexuales. La adopción es un tema complejo, que involucra filtros a los candidatos a adoptar, incluso hay muchas parejas heterosexuales que se les niega la adopción. Esto debido a que la adopción NO es un derecho de la pareja interesada, el derecho a tener una familia es de las niñas y los niños. La adopción no es un derecho, el Estado no puede (ni debe) “regalar” niños a las parejas que no pueden procrear.

El Estado tiene la obligación de proteger el interés superior del menor. Esto quiere decir que debe procurar que el menor sea adoptado por una pareja que asegure su bienestar. Es por eso que existe la necesidad de filtros y es por eso que sea tan complicado esto proceso. El tema de la adopción va más allá de la resolución de la Suprema Corte.

Es alarmante que en plena discusión la ministro Margarita Luna Ramos dijera: “El estado no tiene la obligación de garantizar los mejores padres posibles para el menor”. La pregunta es, si no es el Estado ¿entonces quién?

Ante este panorama surgen varias preguntas.

¿Por qué discutir un tema que en el estado de Campeche no tiene una incidencia directa? No existen sociedades de convivencia y existen muchas otras necesidades que son prioritarias.

El Estado tiene la obligación de proteger el interés superior del menor y de asegurar que en el proceso de adopción existan buenos criterios de idoneidad. ¿Porqué quieren otorgar derechos a las parejas interesadas en adoptar y se deslindan del bienestar del menor? Debería ser al revés.

Lamentablemente en este tema el enfoque se ha nublado por la obsesión de ampliar (o inventar) derechos poniendo en juego el bienestar de los menores en nuestro país.

Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg

“QUIERO UN LAMBORGHINI”

“I want a Lamborghini (Quiero un Lamborghini)” fue una de las frases que usó Mary Gatter directiva de Panned Parenthood, organización que promueve el aborto en los Estados Unidos, durante la negociación para la venta de órganos seres humanos fallecidos producto de la “interrupción del embarazo”.

Esta conversación fue dada a conocer gracias a que un grupo de personas se hicieron pasar como “clientes” de esta organización y a través de la grabación de un vídeo se evidenció que además de ser una organización que promueve el aborto, lucra con órganos de los seres humanos que mueren tras ser abortados

Este hecho ha sido un escándalo en Estados Unidos por diversas razones. Una de ellas es que esta organización recibe anualmente donativos de más de 500 millones de dólares. Ha sido indignante que Planned Parenthood se promueva como una “fundación sin fines de lucro” y que a su ves haga negocio con los cuerpos humanos.

Muchos políticos del Partido Republicano e incluso Hillary Clinton del Partido Demócrata, que además se ha declarado a favor del aborto, se han pronunciado en contra de esta organización pidiendo que se les suspendan los donativos. A su ves, muchas empresas (bienhechoras de Planned Parenthood) se han desmarcado de esta “fundación” y han empezado a retirar sus apoyos.

Durante el video Mary Gatter menciona que el cuerpo de un ser humano abortado va de los 30 a 100 mil dólares y que además se ofertan corazones, pulmones, higados, extremidades, entre otros…

Cabe mencionar que Planned Parenthood, además, financia a muchas organizaciones similares en diferentes partes del mundo. En México, Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam) reciben apoyos económicos de esta organización y son reconocidas en nuestro país como instituciones que promueven arduamente la legalización del aborto.

El siempre polémico tema del aborto vuelve a salir al debate público, no sólo en los Estados Unidos, sino en el mundo entero. Existen muchos eufemismos para legitimar al aborto: “interrupción legal del embarazo” o “derecho a decidir”. Lo claro es que existe mucho dinero de por medio y que antes de ser una causa que promueva la libertad, es una estrategia que busca el enriquecimiento personal.

Me pregunto ¿qué tan lejos estamos de las acciones del holocausto nazi?. Recordemos que la Alemania nazi vendía productos de limpieza y del hogar, elaborados con tejido extraído de los cuerpos humanos fallecidos en los campos de concentración.

Hoy organizaciones como Planned Parenthood (en Estados Unidos), GIRE y Mexfam (en México), promueven supuestos “derechos” y “libertades” y se declaran “a favor” de la mujer. Pero me vuelvo a preguntar ¿quién está con esa mujer después de abortar? ¿quién atiende los síndromes post aborto que sufre 1 de cada 3 mujeres? ¿quién previene (eficazmente) que la mujer se embarace a temprana edad?

Es una aberración promoverse como fundaciones que promueven el bienestar de la mujer, cuando al final lo único que hacen es utilizar a mujeres vulnerables para lucrar con su necesidad. La mujer debe ser protegida, pero no a través de falacias y manipulaciones. El aborto no debería ser la primera opción, ni debería ser la única.

Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg

Un escape de película

Digna de una película de ciencia ficción, el pasado sábado 11 de julio Joaquín “El Chapo” Guzmán escapó del penal del Altiplano ubicado en Almoloya, Estado de México. El conocido hasta ahora como el líder del cartel de Sinaloa escapó por un túnel de 1.5 kilómetros aproximadamente, el cual contaba con ventilación e iluminación, y llegaba hasta la regadera de su celda.

 Las notas de prensa, las indignaciones e incluso los memes no tardaron en aparecer… ¿cómo es posible que uno de los narcotraficantes más peligrosos de nuestro país haya escapado sin que el sistema de seguridad haya podido hacer algo?

A mayor poder, mayor es la responsabilidad y esto incluye a las autoridades de nuestro país y al sistema de seguridad. El escape de uno de los delincuentes más peligrosos evidencia (una vez más) la  incapacidad de nuestras autoridades. Lo más peligroso es que este tipo de situaciones cada vez son más frecuentes.

Además, fiel a mi postura de promover la responsabilidad y participación ciudadana, considero que actos como este también son consecuencia de un sistema corrupto e indiferente del cual todos nosotros corresponsables en cierta medida.

Este sistema corrupto es alimentado por una visión individualista, pragmática y paternalista.

Individualista porque se vive bajo el supuesto “si a mi no me afecta, no me importa y no hago nada”. Vivimos en una sociedad, es por eso que las situaciones que afectan a la colectividad de alguna u otra forma nos afectarán a nosotros, aunque fuera poco perceptible.

Pragmática, porque se vive bajo el supuesto “actúo o no actúo siempre y cuando me convenga o me beneficie a mi”. Es por eso que nuestra conciencia se vuelve más “flexible”.

Paternalista, porque se vive bajo el supuesto “si las cosas están mal es culpa del gobierno o de alguien más”. Es más cómodo echarle la culpa a alguien más por las desgracias que vive nuestro país.

Es momento que nos hagamos responsable de la situación que vive nuestro país. El escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán es reflejo de la carencia de valores, de ciudadanía y responsabilidad de nuestra sociedad. Es momento que cada quien asuma su papel.

Tenemos el gobierno que elegimos o que dejamos de elegir por desinterés o apatía. Esta sociedad es la suma (o la resta) de la acción de cada uno de nosotros. Si ayer no hicimos lo que a nosotros nos tocaba que no nos asombre que hoy sucedan cosas en nuestro país dignas del ridículo y del escándalo.

 Juan Antonio López Baljarg

@Juanlbaljarg

 

 

Entre símbolos, imprudencias e indignaciones

“No está bien eso” son las palabras pronunciadas por el Papa Francisco que se alcanzan a comprender de la conversación entre el Obispo de Roma y el Presidente de Bolivia, Evo Morales. Dicho acto se llevó a cabo en la visita diplomática del líder de la Iglesia Católica a este país sudamericano.

La frase del Papa se dio como consecuencia del regalo que Evo le entregó: un Cristo crucificado sobre el martillo y la hoz, claramente identificados y que han sido el símbolo por décadas, del socialismo.

Esta imagen le ha dado la vuelta al mundo y ha sido el centro de diversos comentarios. Pero ¿qué lectura habría que darle a este hecho?

Retomando mis clases de semiótica de la universidad (que tanto trabajo me costaron pero de las cuales aprendí mucho) me gustaría compartir la siguiente reflexión:

Creo que la hoz, el martillo y la cruz van más allá de ser “simples” íconos. Íconos son aquellas imágenes que representan o sustituyen algún concepto u objeto, como por ejemplo una pequeña ave con fondo azul (twitter) o un teléfono en fondo verde (whats ap).

Imágenes como la hoz, el martillo y la cruz son símbolos. Esto quiere decir que las imágenes tienen una connotación (significado implícito) mucho más allá de un concepto u objeto. El símbolo representa valores, sentimientos y conceptos mucho más abstractos.

Cuando vemos una cruz simétrica color rojo nuestra mente puede interpretar mucho más que sólo una organización internacional. Cuando vemos la swastika nazi, nuestra mente interpreta mucho más que un simple movimiento político de los años 30´s.

Es por eso que no puede pasar desapercibido la unión de dos símbolos que en su connotación representan dos cosas completamente distintas y que incluso, históricamente una se ha opuesto a la otra. Y el hecho se agrava cuando un jefe de estado le hace entrega de este símbolo a un líder religioso.

La razón no podremos saberla por más que discutamos o tratemos de interpretarla toda la tarde, lo que si podemos saber es que no fue una casualidad o un acto “inocente”. La acción fue una imprudencia e incluso una falta de respeto a un símbolo religioso por parte del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Y bien, el Papa Francisco tomó el obsequio con respeto y el acto concluyo. Así también concluye mi breve opinión del hecho ocurrido en Bolivia.

El valor de un símbolo no radica en la imagen sino en la profundidad, historia y trascendencia de su significado.

Juan Antonio Lopez Baljarg
@Juanlbaljarg

#LOVE… ¿WINS? (el amor ¿gana?)

#LoveWins (el amor gana), fue la tendencia mundial de la semana pasada en redes sociales… acompañada de una bandera con los colores del arco iris. Este movimiento global se dio como consecuencia del fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo como derecho constitucional, acontecido el pasado 26 de junio.

Por supuesto como hubo propuestas a favor, también las hubo en contra. El dilema moral se centró en el ojo de este movimiento. ¿Es un avance? ¿es un retroceso? ¿es igualdad? ¿es ideología?

Yo sólo puedo decir que la unión entre un hombre y una mujer es el fundamento del matrimonio y la base de una familia. Esto no quiere decir que sea homofóbico, retrógrada o fanático religioso. Cualquiera de estos adjetivos serían tan reduccionistas como la promoción del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Cabe aclarar que la promoción y la defensa (en estos tiempos) del matrimonio entre una mujer y un hombre no es una postura que esté en contra de personas homosexuales, sino que se fundamenta en entender y proteger una institución: el matrimonio.

El debate no está (o no debería) centrado en la persona sino en la institución (el matrimonio). Y la institución del matrimonio nace y se fundamenta en la unión de un hombre y una mujer con el fin de la procreación. Es cierto, no todos los matrimonios llegan a procrear, sin embargo las casos específicos no podrán definir el fundamento.

¿Por qué la procreación es el fundamento de un matrimonio? Me permitiré responder yendo al otro extremo. ¿Qué pasaría si no lo fuera? Entonces podríamos justificar que el fundamento del matrimonio sería darle una figura y un soporte jurídico a las relaciones afectivas. En ese sentido ¿qué impediría que el matrimonio fuera unión entre dos o más personas (poligamia)? ¿qué impediría que el matrimonio fuera entre un hombre y una infante (pedofilia)?¿qué impediría que el matrimonio fuera entre una persona y un animal (zoofilia)?

Es por es que el debate no debe centrarse en la supuesta discriminación a personas homosexuales (lo cual es claramente condenable), el asunto trasciende este aspecto. Llámenme exagerado, pero cuando se le cambia el fundamento a una institución para abrirla irracional o emocionalmente a otras personas que no tienen acceso a ella, en ese momento la institución deja de ser lo que es.

Todos tenemos la misma dignidad y los mismos derechos, lo comprendo, lo acepto, lo anhelo y procuro trabajar todos los días por este fin. Lo que no podemos hacer es modificar instituciones para otorgar derechos que en sí mismos y por la naturaleza de la persona y del matrimonio, que no son concordantes.

Repito, no es homofobia ni intolerancia. Debo decir que tengo familiares y amigos con atracción hacia el mismo sexo, los acepto y sobre todo los estimo y los amo por quiénes son y no por su atracción sexual, porque precisamente es el amor el que debe ganar.

¿El amor ganó el pasado 26 de junio? Yo pienso que ampliar los derechos a personas homosexuales es reduccionismo peligroso. En primer lugar por la distorsión del matrimonio (el cual ya desarrollé), pero sobre todo por reducir la tolerancia, el respeto y el amor a una sola característica humana.

El amor debe ganar y ganará el día en que nos aceptemos y nos amemos tal cual somos, a pesar de nuestra forma de pensar, a pesar de las diferencias raciales, a pesar de nuestra religión, a pesar de nuestra raza, a pesar de las carencias humanas que todos tenemos. Ese día el amor ganará.

Juan Antonio López Baljarg
@Juanlbaljarg