Beatriz Gutiérrez Müller y la importancia de recordar…

Recientemente en el semanario católico Desde la fe, editado por la Arquidiócesis Primada de México, invito a la Sra. Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

El semanario indica en su editorial que evangelizar es comunicar, es tender puentes de comunicación en la caridad con hombres y mujeres de buena voluntad.

La primera dama, hace alusión a la conservación de los recuerdos en las diferentes religiones, mencionando algunos aspectos que llaman la atención:

*“¿No fue la Torá dictada para recordar la Alianza? ¿Los Evangelios para traer a la memoria el testimonio de Jesús? ¿No fue el Corán asimismo revelado para recitarlo, en orden a la salvación? Debe recordarse que el Corán trata con respeto a Nuestro Señor Jesucristo, pero rechaza sin vacilación su divinidad y su crucifixión, por ende su Resurrección. El islam no es redención, no hay espacio para la Cruz y Resurrección. Por ello su teología y antropología está sumamente lejos de la Cristiana. No salva.

*“La palabra se transmite de generación en generación para que no muera ¿cómo sobrevivirían las religiones del mundo sin su memoria?” Debe recordarse que la religión católica no necesita del arte para sobrevivir. La Iglesia es institución divina, obra de Dios. Las demás religiones son solo logros humanos, perecederas.

*“El arte nos salva y nos salvará.” Debe recordarse que el arte no salva, lo que nos salva es el arrepentimiento y la conversión a Dios. Para lograr la santidad y obtener la Gracia Santificante tenemos los sacramentos, que son el tesoro de nuestra fe católica. Privarse de los sacramentos en particular de la Sagrada Eucaristía, es privarse de la posibilidad de salvar el alma para la eternidad.

Si bien el católico es libre de admirar obras del mundo, ha de tener serias reservas cuando éstas provengan de autores liberales, masones, comunistas, gnósticos, ateos, o del feminismo radical.

El hecho de que un medio de comunicación católico dé cabida a una pluma liberal, envía el mensaje de que no hay nada de malo en leerle, aunque sea liberal; con el tiempo, el lector pensara que es normal consumir sus obras, aunque sea liberal; asimilar sus ideas, aunque sea comunista; propagar sus ideas, aunque sea pro ideología de género; simpatizar con su pensamiento; aunque apoye causas contrarias a la dignidad humana. Recordemos que en las recientes elecciones presidenciales, millones de católicos votaron por el partido Morena; el más radical, abortista y pro ideología de género que se haya visto en este país y muchos de ellos siguen creyendo que votaron bien; si agregamos que el semanario católico más importante da cabida a personalidades liberales, el desastre intelectual y espiritual se completa.

Tal es la responsabilidad de los medios de comunicación católicos.

Muchas veces el mensaje contenido en una obra literaria, un poema, un artículo, música, una película, ejerce su influencia en la gente y siendo liberal va minando el pensamiento. Parece loable ser condescendiente con aquellos que ponen en igualdad de condiciones nuestra Religión Católica con otras religiones y sectas, aunque en apariencia solo se hable de arte; es obvio que un pensamiento liberal no puede generar un artículo de fidelidad a la Verdad, la Religión Católica es para el éste, una más de todo el racimo de religiones existente en el mundo, algo solo para “admirarse” en un aparador, de lejos.

Tal es la importancia de recordar…

Recordar que la Evangelización es combate en el que de por medio esta la salvación de las almas

Recordar que la Religión Católica es la única religión verdadera

Recordar que la tolerancia igualitaria de todas las religiones es lo mismo que el ateísmo

Recordar que la Iglesia Católica no excluye a nadie, muy por el contrario, enseña el Camino, la Verdad y la Vida, he ahí los puentes reales que han de usarse.

Recordar que una pluma católica es propia de un semanario católico… y una pluma liberal, propia de un medio de igual basura ideológica…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *