Las mujeres son un apoyo firme para sus familias

Ante la actual crisis económica por la que está atravesando nuestro país, muchas personas han perdido sus empleos y además se ha encarecido la vida de un modo notable.

Me resulta bastante ejemplar lo que diariamente observo por las calles de la Ciudad de México: matrimonios jóvenes que venden alimentos en la parte trasera de sus automóviles.

En los lugares de mayor afluencia de personas, desde muy temprana hora, se ponen a trabajar ofreciendo a los transeúntes: tortas de jamón con queso, con papas, o con chilaquiles; las conocidas “guajolotas”, es decir, tortas con un tamal de elote adentro; tacos de chicharrón en salsa verde o roja, de guisado, de carne deshebrada, de frijol con huevo, acompañados de atole, de refrescos, etc.

Todos los alimentos que venden se ven limpios, hechos a conciencia como sólo una madre de familia los sabe preparar. Y así se pasan las horas hasta que se agotan todos sus productos.

En otros sitios, como esquinas de comercios, banquetas, parques, se pueden mirar a señoras vendiendo los famosos tacos de canasta todavía más baratos y, naturalmente, con mayor número de personas que acuden a consumir esos ricos alimentos. Colocan una gran sombrilla que cubre a la vendedora y a su canasta de posibles lluvias, el excesivo sol o polvo.

Es fácil adivinar que los respectivos esposos de estas mujeres están realizando trabajos sencillos en algún otro punto de la ciudad, como: cuidadores de coches, ayudan a estacionar carros en un estacionamiento público o de un supermercado. O bien, en los semáforos prestan diversos servicios tales como vender limpiadores de parabrisas, artículos para computadoras; otras veces son despachadores de gasolina, colaboran en un taller mecánico. De esta manera, marido y esposa apoyan mutuamente a la economía familiar y van saliendo adelante con los gastos del hogar.

He visto hasta jovencitas en bicicletas repartiendo alimentos en oficinas y domicilios. Otras esposas están trabajando en supermercados, a propósito de la gran demanda que están teniendo las compras on line, y son ellas mismas las que distribuyen estas mercancías en domicilios particulares y empresas.

Lo mismo ocurre con las farmacias en las que se han triplicado las ventas por internet y se han organizado numerosas flotillas de motos con personas de todas las edades que recorren las colonias distribuyendo medicamentos.

No hace mucho tiempo, cuando estaba más dura la pandemia y los médicos aconsejaban no acudir a las farmacias por ser fuente de contagios, solicité algunos medicamentos en una conocida farmacia.

Una hora después, sonó el timbre de mi casa, acudí a la puerta para atender a la persona que llamaba y, para mi sorpresa, era una jovencita con su moto estacionada detrás y perfectamente vestida con el uniforme de la farmacia y su casco protector debajo de su brazo.

Me dijo, sonriendo, que se llamaba Lupita y la felicité por su sentido profesional y le comenté que seguramente le debió de haber costado esfuerzo conseguir ese empleo. Y me respondió:

-Es la necesidad, patrón. Tengo a mi padre sin trabajo y a mi madre enferma, por eso es que me lancé a conseguir un empleo cuanto antes.

Se le veía contenta y satisfecha de ser un buen apoyo económico para su casa. Y por supuesto, la moto la conducía con seguridad y soltura. Decidí darle una buena propina porque me pareció muy meritorio lo que estaba realizando.

Al despedirse, como una joven militar, erguida y portando con categoría su uniforme, finalizó:

-Ya sabe entonces, lo que se le ofrezca de la farmacia, estoy para servirle.

De igual forma, me admira el empeño de tantas y tantas señoras -de todas las edades- que se levantan desde temprana hora y acuden a realizar la limpieza en numerosas empresas, hospitales, oficinas y lo hacen bastante bien.

Como tengo la diaria costumbre de caminar por las tardes largos trayectos, las observo tomando sus alimentos alrededor de las cuatro o cinco de la tarde en cajitas de tuperware. Se encuentran sentadas, comiendo y platicando animadamente, habitualmente en el escaloncito de comercios que ya cerraron y bajaron sus cortinas metálicas o debajo de los árboles.

Es admirable cómo tantas mujeres de todo el país, con la frente en alto, se han puesto a trabajar en serio para apoyar a sus maridos. Lo hacen en forma discreta pero sumamente eficaz y con gran creatividad. Son la fortaleza económica de los hogares mexicanos.

Fed y cambios en México

Esta semana el evento más importante y esperado será la reunión de la Reserva Federal de hoy y mañana, pues se dará a conocer la decisión de política monetaria, donde no se esperan cambios en la tasa de referencia, pero sí un discurso de Jerome Powell con mucho fondo.
Una de las acciones puede ser con el programa de recompras, y es que la Fed desde 2008 empezó un agresivo programa de recompras de bonos públicos y privados que no es otra cosa que imprimir dinero nuevo para mover la economía, intercambiando dinero fresco a los tenedores de bonos que se sientan de manera pasiva en ellos. Bajar el monto de manera considerable de estas acciones puede ser sano en este momento.
También desde hace 13 años que no veían una inflación en los niveles actuales, esto es 5%, muy por arriba del objetivo de 2% +/- 1%. La media es 2%, el rango bajo 1% y el rango alto 3%. ¿Porqué los mercados y demás indicadores no se han vuelto locos o han hecho movimientos abruptos? Porque el mercado le cree a la Fed y a Powell y confían en que estos eventos inflacionarios son transitorios y durante el año la inflación comenzará a converger hacia su objetivo.
Algo similar ocurre en México, donde también la inflación está muy por arriba de su objetivo y se espera que se comporte como el de nuestro vecino. Aquí la inflación anual es de 5.89% y la meta es 3% +/- 1%, es decir, media de 3%, parte baja de 2% y parte alta de 4%.
Este reto de la inflación todavía lo podrá culminar como gobernador del banco central Alejandro Díaz de León, quien deja el cargo el último día de diciembre. Y hago mis comentarios respecto a los cambios que vienen con esta vacante.
El Presidente ya anunció que el relevo en Banxico será Arturo Herrera, actual secretario de Hacienda, y en esa dependencia llegará Rogelio Ramírez de la O, analista independiente y miembro de algunos consejos de administración. Ha colaborado con el Presidente por más de diez años y sus conocimientos y experiencia dejan tranquilos a los mercados en cuanto a su capacidad para asumir el cargo.
En ambos casos la capacidad técnica no se cuestiona y se trata de gente calificada y respetada. Ambos cambios son muy relevantes para el rumbo macroeconómico que tomará el país en la segunda mitad del sexenio. Cosas importantes: espero sea el último cambio en Hacienda, ya que, en tres años, llevamos tres secretarios.
En Banxico es imprescindible que la autonomía continúe y no por ser un hombre nominado por el Presidente actúe con conflicto de interés. No es raro que esto ocurra, todos los presidentes nominan a gobernadores de su equipo, el más reciente fue la salida de Yellen y el nombramiento de Powell por Trump. Este último lo hizo tan bien y se desligó de las peticiones y necesidades del presidente, que Trump dijo que era absurdo y un mal banquero, cuando él mismo lo eligió.
No se trata de contradecir al Presidente, sino de hacer lo mejor en política económica y no actuar con conflicto. Si bien se tiene la capacidad, se espera que actúe con transparencia y objetividad en la política monetaria, aunque a veces se contraponga a intereses políticos y populares, como ocurrió en EU. No me angustiaría porque toquen las reservas o cambien la ley de Banxico. Son chismes amarillistas a partir de acciones que han desconcertado, pero confío en que no alcanzarán al banco, que se mantendrá autónomo. De no ser así, será un foco rojo incandescente.
Twitter: @juansmusi

Las granjas humanas: vientres de alquiler

Por: Rafael Gil Fernández

La Tragedia de la Maternidad subrogada y negocio

             Sin lugar a dudarlo, en esta noticia hay temas fundamentales que atañen a la ética: La manipulación del lenguaje, la injusticia de aprovecharse de la necesidad ajena, la usurpación de la dignidad humana, la negación de la verdad, la corrupción de la conciencia… Que no tiene desperdicio, vaya. Pero sin lugar a duda, me parece increíble al grado de deshumanización al que hemos llegado. ¿Cómo es posible que el ser humano, a base de eufemismos corrompa de tal forma el verdadero significado de las cosas? ¿Se puede llamar maternidad al hecho de prestar el propio cuerpo para que en él “pase” algo que aparentemente no genera ningún vínculo? ¿Se puede delegar el ser madre? Y donde digo madre, necesariamente se deduce que tiene que haber un padre. Lo trágico de la noticia es precisamente ese: la maternidad y la paternidad han perdido su significado profundo, su verdadero significado y ha sido sustituido por el de meros cooperadores biológicos para satisfacer las necesidades de quienes creen que los hijos son un derecho, un mero producto.

             Estamos acostumbrándonos a la deshumanización, a renunciar a la racionalidad, a la búsqueda de la verdad y de esa forma obrar el bien, sin que nada ni nadie parezca impedirlo. La ley natural es puesta en duda por la grandísima mayoría de las legislaciones, o por lo menos no es tenida en cuenta a la hora de legislar. Lo que existe es un derecho positivo que no parte de la dignidad del ser humano, sino de las exigencias que se dan en cada momento de acuerdo con intereses que nada tienen que ver con la verdad o el bien objetivos. Se me antoja sumamente grave el problema que se avecina a la vuelta de unos años, cuando esos niños tomen conciencia de cómo fueron concebidos y de qué forma tan flagrante, se usurpó su derecho a ser fruto del amor de unos padres que se dan totalmente el uno fruto en un compromiso mutuo irrevocable y sin fecha de caducidad, y que por el contrario han recibido la existencia por una transacción, por un contrato firmado, por un pago entre partes en la que ambos cumplen lo que les corresponde de acuerdo a una ley. Cada vez se escucha más hablar del derecho de los padres a tener hijos y del dolor y la frustración de unos padres al no poder concebir hijos, pero ¿acaso alguien habla de los derechos de esos hijos y del dolor que puede implicar saberse concebido por esos motivos y de esa forma?

             A mi juicio, lo más grave de todo esto es a qué grado se tiene que corromper la conciencia para aceptar que algo así se puede quedar amparado por una ley civil. Alguno podría argumentar que los niños no tienen por qué saber la verdad cuando crezcan… Pero esto es vulnerar un derecho fundamental.

             En primer lugar, se quiere convencer al mundo en general de que este procedimiento es compasivo, porque quiere aliviar el sufrimiento de quien no puede tener hijos. Ya he dicho suficiente respecto de cómo se vulneran los derechos de los hijos. Pero tiene que quedar muy claro que el tener un hijo no es un derecho, sino un don. De lo contrario, se tienen expectativas de un producto que tiene que satisfacer las exigencias de quien contrata el servicio, porque pareciera que el dinero otorga derecho a que el hijo sea de una determinada forma. ¿Qué pasa si el hijo no cumple con dichas expectativas? El supuesto amor se acaba súbitamente: Sin lugar a duda se vulnera la justicia, la dignidad humana, la búsqueda del bien, el cual tiene que ser posible para todas las partes, no solo para una de ellas.

             En segundo lugar, se pretende justificar que es lícito alquilar los cuerpos de mujeres que se encuentran en una situación económica precaria, aduciendo a que de esta forma pueden tener un ingreso económico mucho más elevado del que la sociedad en la que viven podría darles, en caso de encontrar trabajo. Nuevamente la dignidad humana queda por los suelos. Algunos se visten como adalides de la injusticia social, y lo remedian por arte de magia, saltándose toda ética, o peor aún, intentando darle a la ética un nuevo significado: el bien al que se tiende ya no está necesariamente ligado con la verdad, con la belleza, con la justicia. Tan sólo responde ante emociones y sentimientos. Es a mi juicio, preocupante ver hasta qué punto el emotivismo se ha convertido en el criterio para decidir sobre la bondad o maldad de las cosas. Se ha renunciado a las facultades superiores de la inteligencia y de la voluntad como guías principales del obrar humano, y se hace referencia a los apetitos irascibles y concupiscibles para justificar cualquier actuación. Hemos pasado del cogito ergo sum de descartes, a sencillamente ser y hacer lo que siento.

             En tercer lugar, se pretende justificar que, gracias a los avances médicos, uno puede escoger hasta cierto punto, como quieren que sea el hijo, y para ello se dispone de un banco de donantes en donde los inteligentes, los guapos y los famosos, cuestan más. De aquí a cadenas de supermercados de niños, o páginas de internet que tengan como slogan “configure a su hijo como le apetezca” hay un pequeño paso. Baste recordar lo que pasó con el aborto: la ley se abrió paso en todo el mundo con unos supuestos muy restringidos, pero en realidad lo que buscada era la rendija que ensanchara cada vez más dicha ley. Cualquiera que lea esto, puede escandalizase. Tiempo al tiempo. Si dejamos cada vez más que políticos sin ética decidan las leyes de las naciones, la imaginación de hasta donde podemos llegar no tiene límites.

             Por último, quiero mencionar un problema que aparentemente ya quedó resuelto, por lo menos en lo que a la legislación de muchos países se refiere: Se abre la posibilidad para que personas solteras o con atracción al mismo sexo puedan tener hijos. o dicho con palabras del mismo artículo, adquieran un producto. Hoy en día pareciera que esto ya está superado. Las listas de quienes quieren adoptar hijos están plagadas de parejas de gays y lesbianas, y cuentan con las mismas posibilidades de conseguirlo (si no es que más) que cualquier matrimonio heterosexual. De esta forma se ha sepultado el sentido tradicional de familia y de lo que es la paternidad y la maternidad, amén de lo que es la masculinidad y la feminidad. El mundo hodierno ha logrado socavar de tal forma lo que significa masculino y femenino, que de ello se deriva necesariamente que cualquier tipo de familia sea válido. Si a eso sumamos a los hijos como meros productos, nadie puede negar que las evidencias de deshumanización están a la vista de cualquiera. Pero nos han acostumbrado a no ser capaces de ver, a no ser capaces de oír más que lo que algunos que controlan los medios mayoritarios dicen. Y si llegáramos a disentir, ya se tiene preparada la etiqueta que nos deja fuera de juego en la sociedad moderna: intolerante.

             El simple hecho de escribir todo esto causa escalofrío. Los conflictos a los que nos podemos enfrentar requieren necesariamente una maquinaria de manipulación ideológica que comience desde el jardín de infancia: se les explicará a los niños que hay diversas formas de venir al mundo, siendo una de ellas el amor de los padres, pero no la única, y se llegará a decir que todas, inclusive la de comprar un niño en Nepal o en la India, sean igualmente válidas, y que en todas lo que hay es un gran amor. Esta es la única solución a un futuro previsible de tendencias suicidas generacionales.

¿Dónde queda la ética? Dónde el derecho positivo quiera. Nos acostumbramos a la tragedia y pareciera que lo más recomendable es no darle demasiada importancia. Nos estamos volviendo cada vez más “cosa” y menos persona. Y si poco a poco se va introduciendo esta forma de pensar en la sociedad, entonces se justificará de forma generalizada el usar del otro y utilizarlo como un medio para conseguir un fin. Lo peor está aún por llegar.

NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC
NYC

Si estamos solos en este asunto…

Durante varios siglos y por diversas razones, se consideró que existía un origen divino del poder, en particular de los reyes –si bien a veces éste pasaba primero por el pueblo–, pues se pensaba que no tenía sentido que la potestad de mandar, y por tanto de encontrarse en un nivel superior al de los súbditos, pudiera surgir de la mera suma del querer de esos mismos obligados. Y al mismo tiempo, existían ciertas reglas dadas (los Mandamientos o la ley natural), que buscaban orientar el ejercicio de ese poder. Por tanto, al estar más arriba que los hombres, se estimaba que sólo Dios podía dar legítimamente este poder, así como algunas pautas objetivas para su uso.

            Obviamente, este origen proveniente de lo alto no tenía por objeto como muchos creen hoy, que la persona o personas ungidas con este poder pudieran hacer con él lo que quisieran, sino todo lo contrario: tratar de evitar los abusos, al recordarle permanentemente a los gobernantes que ellos habían recibido este poder de alguien superior a ellos, ante quien tendrían que responder algún día, como en la parábola de los talentos. Además, existía esta pauta moral objetiva emanada del mismo Dios.

            Luego, se consideró que el poder emanaba de nosotros mismos, de la mera suma del querer de quienes se verían obligados por él. Y también, que habíamos llegado a una madurez suficiente para determinar por nosotros mismos la pauta de conducta a seguir.  Por tanto, luego de desterrar a Dios de la teoría política y ante la ausencia de contenidos objetivos, las únicas formas que se encontraron para controlar este poder fueron la de elegirlo, regularlo y dividirlo, para vigilarlo, ordenarlo y contrapesarlo. Así, al considerarnos seres adultos, de nosotros emanaba y de nosotros dependía contener este poder.

            Sin embargo, y sin olvidar los graves abusos que también se dieron durante la vigencia de la teoría del origen divino del poder, no hay que olvidar que los peores escenarios se han dado precisamente de la mano de las doctrinas “modernas” a su respecto, como muestran los siniestros totalitarismos que han diezmado a la humanidad. Lo cual ha originado nuevos remedios o un replanteamiento de los tradicionales para intentar contenerlo. Mas, como somos el único “protagonista”, siempre es lo mismo: elegir, regular o dividir al poder.

Sin embargo, puesto que el poder es de suyo expansivo, ¿qué pasaría si todos estos remedios terminaran siendo en el fondo dominados por un solo poder incontrastable, al punto de hacer esta elección, esta regulación y esta división ilusorias, incluso una farsa, como de hecho ocurre en varios países? ¿A quién acudir para intentar salir del atolladero?

Lo que queremos indicar, es que como para estas teorías modernas estamos solos en la tarea de controlar al poder, podemos perfectamente terminar en un callejón sin salida, incluso en un camino sin retorno, como por ejemplo, si surgiera un poder incontrastable a nivel nacional o global, que simule una elección, una regulación o una división a su respecto.

De esta manera, al no considerar que exista ninguna instancia ante la cual apelar, hay que darse cuenta que tenemos que ser nosotros mismos quienes debemos estar vigilantes y llegado el caso, actuar. Y cuando digo “nosotros”, me refiero a todos, cada uno desde su posición. Si estamos solos, nadie vendrá a salvarnos. Es el costo de esta independencia que tanto se defiende y de la cual muchos se sienten tan orgullosos.

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

Elecciones desde la perspectiva de mercados

Antes que nada, felicitar a todos aquellos que salieron a votar, ejercer tu derecho, elegir y también ratificar o no las personas que nos representan, te da derecho a exigir, pedir y también a quejarte.

Creo qué hay luz y sombra, agrio y dulce y positivos y negativos.

La participación fue la más alta registrada en las intermedias, una tasa del 52% contra el 48% que se había registrado en el 2015. Es positivo que sea mayor, pero no se ustedes, yo pienso que fue muy bajo sólo incrementar el 4%. Es increíble pero esta apatía sigue decidiendo y favoreciendo a las fuerzas políticas mayoritarias. La frase “Los pueblos tienen el gobierno que se merecen” es muy precisa y cierta.

A continuación, un resumen con cifras preliminares y no oficiales:

En el Congreso, que, de hecho, creo que es lo más importante, el resultado fue positivo. El resultado más temido era que Morena tuviera mayoría calificada y con ello pudiera cambiar las leyes y modificar la constitución. Eso, no ocurrió. Gana la mayoría simple y con ello tendrá que negociar las cuestiones y cambios estructurales.

En las gubernaturas se puede decir que como era previsto, arrasaron, Morena y aliados se llevan 11 o 12 de las 15. La buena noticia es que, en los congresos locales, también hay un equilibrio de fuerzas y servirá de contrapeso.

En la CDMX si hay un revés fuerte, solo 6 alcaldías permanecerían con Morena. 10 estarán en manos de la oposición.

Insisto, no soy politólogo y mi opinión es solo relacionada con los impactos económicos y financieros que puedan tener estos resultados. Y cómo ya lo comenté, los mercados y la economía, la inversión y el dinero prefieren equilibrios y contrapesos.

La reacción del tipo de cambio ante lo que ocurre en el congreso es positiva y de nuevo la ventana de entrada y de oportunidad se abre. Inversión en dólares abajo de $19.80 me parece muy atractiva y que hace todo el sentido del mundo.

Que sirva esto para mejorar a México más en 3 años. Que la participación sea mayor, no solo 4%, mucho más. Que los partidos entiendan que la gente preparada es los que más se necesita, que las campañas y las propuestas no se hacen con actores, futbolistas y niños que les cargaban los palos de Golf a sus papás, y menos bailando.

Que la oposición para serlo, se tiene que unir, poner a un candidato como a una ex Miss Universo y no acordar uno de oposición, no jala, así se pierde Baja California. Que si no hay coaliciones pueden seguir ganando las hijas de los que no pudieron contender por tener demandas de violación.

No tengo nada en contra de la hija del candidato, pero improvisar y sacarse de la manga que ella sea la candidata y gane, inaudito. Donde se unieron de verdad y hubo coaliciones con acuerdos, compitieron de cerca y en muchos casos, ganaron.

Gana México con los equilibrios, gana México con el INE como institución y autoridad máxima electoral y ganan los ciudadanos que a través del voto buscan tener un mejor país.

Ayer llegó la vicepresidente de EEUU, Kamala Harris, la agenda es migratoria, pero ojalá también se toquen otros. Fortalecer la relación bilateral, basado en el cumplimiento de las leyes, instituciones, reformas y tratados sería algo extraordinario.

@juansmusi

Pedro Calderón de la Barca

LA VIDA ES SUEÑO

En estos difíciles momentos para el mundo, debido a la tremenda pandemia, me encuentro en Madrid, donde nací y esto me ha hecho pensar en escritores  que hacía mucho tiempo no leía. Uno de ellos es Pedro Calderón de la Barca.

Por accidente, es decir sin quererlo  me encuentro  con un poeta barroco, y me pongo a leer su muy famosa obra “La vida es sueño””.  Creo que en estos difíciles momentos lo  que nos puede ayudar a todos, es profundizar un poco en nuestras vidas y Calderón de la Barca un escritor y sacerdote católico, escribe libros y poemas que aún hoy en día nos pueden sorprender y enriquecer.

Que es la vida? Un frenesí

Que es la vida? Una ilusión

Una sombra, una ficción

Y el mayor bien es pequeño

¡Que toda la vida es sueño

Y los sueños, sueños son!    

 

Me parece increíble que alguien se atreviera a escribir algo así en aquella época, pero es precisamente por eso que ha pasado a la historia.  Algunas personas nacen con dones excepcionales  y no están atados al momento que les tocó vivir.  Saltan en el tiempo y seiscientos años después nos asombramos de ver que cuando hay sensibilidad y genio nada puede ni detiene a estos seres privilegiados.

Ahora, con los medios que todos tenemos, nos es muy fácil buscar en internet y leer sobre la vida de estos gigantes de la literatura. De ahí  el  interés de escribir estos pequeños artículos: ofrecer una posibilidad para quienes no lo conocen y lean algo de lo mucho que se ha escrito.

Ojalá que esto anime a más de uno a leer algunos de sus poemas,  y de esta forma puedan meterse en sus pensamientos y  ver lo que sentían  estos genios de hace más de seiscientos años. Pocas líneas para un literato del calibre de Calderón de la Barca, pero si alguien se siente animado  a conocerle debido a este breve acercamiento, habrá valido la pena.

La vida es un regalo y ha de ser aprovechada. Vivamos cada minuto con intensidad y emoción, que la vida es corta, más corta de lo que pensamos y quisiéramos. Por ello,  disfrutemos de estas estupendas lecturas que nos harán sentir emoción y respeto por el privilegio de poder conocer y disfrutar de seres extraordinarios.

Nace el ave con las galas

Que le dan belleza suma

Apenas es flor en pluma

O ramillete con alas

Cuando las etéreas alas

Cortan la velocidad

Negándose a la piedad

Del nido que deja en calma

Y yo teniendo más alma

Tengo menos libertad.

El arte de cultivar los buenos hábitos

Muchas veces hemos conocido a personas y amigos que desde jóvenes viven una serie de buenos hábitos –también llamados valores o virtudes- y los realizan con la mayor naturalidad.

Cuándo les preguntas a esos conocidos cómo fue que los adquirió, su respuesta parece muy sencilla:

-Mi papá me invitaba todos los días a levantarme temprano y nos íbamos a caminar, o a correr o andar un rato en la bicicleta.

-También mi mamá nos animaba a aprovechar el tiempo. Nos decía, por ejemplo. “No quiero que nadie en la casa se pase horas y horas viendo películas o con los videojuegos. ¡Hay muchas más cosas útiles que hacer!”

Algo similar ocurrió con mi educación en la escuela en Ciudad Obregón, Sonora. Tenía reuniones periódicas con mi preceptor o asesor académico y revisaba mis calificaciones mensuales, trimestrales o semestrales y me decía: “Está claro que tienes que mejorar en Biología, Química y Física. Si quieres, al finalizar las clases de cada día, te puedo ayudar a resolver dudas que tengas de estas materias o a resolver algunos problemas. Pero considero conveniente que subas de promedio. Al principio te costará esfuerzo, pero luego te dará mucho gusto por los resultados obtenidos. La clave es la disciplina y la constancia, ¡no lo olvides!

Gracias a ese buen maestro, al final de la Preparatoria obtuve un magnífico promedio, que me ayudó a entrar sin problemas en la carrera universitaria.

Otro profesor de Literatura, me animaba mucho a leer a los clásicos de la Literatura Mexicana y Universal e interesantes biografías. Me parece que a él le debo mi afición por las buenas lecturas.

En casa, la costumbre era, en primer lugar, sacar bien las tareas escolares. Si algo se me dificultaba, me ayudaban mi madre o mi padre.

Un formativo detalle de ayuda fraterna, era al concluir mis tareas y el estudio, me pedía mi padre:

-Ahora ayuda a tu hermano Enrique que se le dificultan mucho las matemáticas.

La verdad es que lo hacía con gusto por el ejemplo de generosidad que observaba en mis padres, invirtiendo tiempo en asesorar mis tareas.

Finalmente llegaba el momento esperado, practicar un poco de basketball con unos vecinos porque teníamos en la escuela un torneo deportivo.

Recuerdo en mi natal Sonora, aquellos calores del verano en que subía mucho la temperatura y casi todo el mundo tenía la costumbre de dormir un rato de siesta después de la comida.

Pero llegaba un buen amigo al que apodábamos “el Zurdo”. Como era de total confianza, entraba sin tocar hasta mi habitación, me despertaba de la siesta y me mostraba un balón de basket y a continuación me decía:

– ¡Imagínate, nos esperan libres todas las canchas de basket de la escuela! Al principio, yo protestaba y le comentaba: – “¡Hace “un calorón, Zurdo. Ahorita ni los chanates vuelan!”.

-Pero, él volvía a insistirme: mira ya “picados en el juego ni cuenta te das del calor. Además, después de sudar “te sientes a todo dar”. Y era verdad.

He de reconocer que debido a su entusiasmo me aficioné a este deporte, lo mismo que al baseball.

A otro amigo, le gustaban mucho las carreras de 100 y 200 metros planos y pasaba a mi casa a invitarme. Para animarme me decía:

-Allá en la escuela nos espera el profesor de Educación Física que está empeñado en que mejoremos nuestras marcas personales para poder ir a competir a la gran final estatal en Hermosillo.

Y de esta manera, a través de mis padres y de las buenas amistades, fui adquiriendo una serie de buenos hábitos.

Elecciones y Finanzas

Las preguntas más recurrentes últimamente con respecto a lo que se nos viene el próximo fin de semana. ¿Se va a devaluar el peso? ¿Se caerán los mercados? ¿Será de nuevo un parteaguas la elección intermedia? ¿Cambio todo mi dinero a dólares? Etc.
Como en todas las proyecciones y análisis que hacemos hay tres escenarios posibles desde el punto de vista de mercados. Un escenario realista, un optimista y un pesimista.
1.- El escenario realista. – El partido dominante mantiene la mayoría y gana menos gubernaturas de las que se habían previsto. Es realista pensar que después de 3 años de gestión la popularidad ha bajado y la participación el 6 del presente equilibra más los poderes. Siguen siendo y teniendo mayoría, pero no calificada. En resumen, Morena sigue siendo la mayor fuerza, pero se equilibran congresos locales y federal y se reparten las gubernaturas. Este escenario no debería de tener mayor impacto en bolsas y tipo de cambio. Digamos que no sería factor de apreciación del peso o de un movimiento alcista importante de la bolsa mexicana.
2.- El escenario optimista. – Morena pierde mayoría y también la mayoría de los congresos estatales y gubernaturas. Este resultado podría favorecer a los mercados y al peso porque supone un mayor equilibrio de poder. Los contrapesos son mayores y las cuestiones de fondo y estructurales no son aprobadas a mano alzada o por decreto presidencial. Esta es una señal de certeza y de confianza. En ningún país del mundo está bien vista la concentración de poder y mucho menos las dictaduras.
3.- El escenario pesimista. – El gobierno mantiene la mayoría en el congreso, en los estatales y además arrasan en las gubernaturas. Este escenario no es deseable porque supone preservar la mayoría calificada y además aumentar la presencia estatal y gubernamental. Como comenté en el punto anterior, dar más poder al actual gobierno y menos contrapesos supone una concentración tal que el sistema se vuelve más Presidencialista y dependiente de una sola persona. Aquí el impacto al peso y al mercado accionario sería negativo, no me atrevo a decir que muy fuerte, pero negativo.
Es mucho más fuerte lo que le pueden a hacer a nuestro peso y la bolsa los inversionistas estadounidenses que cualquiera de estos escenarios. Somos mucho más sensibles y dependientes de los norteamericanos que de estas noticias locales.
Algo que no puedo pronosticar y si podría tener un efecto negativo considerable es si hubiera alborotos sociales, desmanes, protestas o no reconocimiento de las instituciones y de las autoridades competentes. Un supuesto fraude electoral y que esto incluso escalara en violencia es algo que no podemos calcular, pero que si puede impactar. Esperemos esto no suceda.
En resumen, creo que no va a haber un mayor impacto y que las preocupaciones a muchas de estas preguntas son exageradas. Sin embargo, antes de las elecciones si el tipo de cambio sigue debajo de $19.90, yo si me cubría invirtiendo en esa moneda. No comprando dólares en efectivo, pero si invirtiendo en bonos y acciones.
En la agenda global el dato más relevante de la semana será el viernes. Se publica la creación de empleo en Estados Unidos. Venimos de un mal dato en abril y si mayo viene como se espera, el dato será positivo y puede superar los 600,000 empleos.
Por lo pronto si quieres que México mejore, ve y vota el domingo, no hay nada más importante esta semana, este año y probablemente en los siguientes tres.
@juansmusi

Madre siempre, madre solo hay una

«¿Por qué no deberíamos pelear por una palabra? ¿De qué sirven las palabras si no son lo suficientemente importantes como para pelear? La Iglesia y las herejías siempre solían pelear por las palabras, porque son las únicas cosas por las que vale la pena pelear» Gilbert Keith Chesterton

 

Es un hecho que toda persona es concebida a través de la unión de un espermatozoide y un óvulo, aportados por el padre y la madre respectivamente. Es un hecho que dos óvulos o dos espermatozoides no pueden unirse ni dar vida a absolutamente nada; un óvulo no puede convertirse en espermatozoide y viceversa. Es un hecho que un hombre no puede llevar una vida en su vientre, solo el cuerpo de la mujer esta estructurado para ello. Es un hecho que si usted nace mujer, morirá siendo mujer; si usted nace hombre así morirá y no hay nada que pueda cambiar ni transformar esa realidad objetiva.

Dicho lo anterior, es importante mencionar un artículo que el diario de circulación nacional “El Sol de México” publicó el 9 de mayo en relación al día de las madres. Como ya es habitual en este periódico al promover la ideología de género, el artículo fue titulado “Madre no, persona gestante sí”. Su contenido es la negación total de que solo la mujer puede concebir, es la afirmación falaz de que una mujer que se identifica como hombre y haga su “transición” para verse como hombre, es ya un hombre y puede gestar (pero obviamente nunca dejo de ser mujer), una sarta de mentiras que son un insulto a la inteligencia.

El caso presentado de Danna Sultana, un hombre que se percibe como “mujer con pene” y su pareja Esteban Landrau, una mujer colombiana que se percibe como hombre; ambos recibieron tratamiento hormonal sin llegar a la mutilación genital. Decidieron tener un bebé de forma natural, algo que es señalado como “él hombre que dio a luz”; se habla de que el embarazo y la maternidad se han “considerado” por mucho tiempo “cosa de mujeres”. Es en este punto que usted debe detenerse y ser consciente hechos objetivos:

Esteban es una mujer y su cuerpo esta estructurado para llevar una vida, por tanto fue posible su embarazo. Danna es un hombre, mismo que aporto los espermatozoides para hacer posible la vida. No existen las maternidades trans sino solo la maternidad, exclusividad de mujer. Independientemente de que alguien crea ser algo que no es, los cromosomas no mienten, la estructura ósea no miente. Este caso se promociono para demostrar que un hombre puede embarazarse, aunque demuestra justamente lo contrario: que solo la mujer puede llevar una vida en su vientre, que solo la mujer es madre y solo existe una maternidad.

Lo anterior no es una consideración, ni una imposición de la sociedad sino la realidad objetiva. No se niega la “maternidad trans” puesto que ésta no existe; los hombres no se embarazan. Usted ha de ser cauto cuando lea un simple artículo, cuando encienda el televisor para ver el noticiero o su serie de acción/drama favorito, cuando escuche un programa de radio. La ideología de género ha permeado en todos los medios de comunicación, en todos los niveles y en todas las estructuras. De suerte tal que la gente difícilmente cuestiona lo que le llega a través de los medios masivos de comunicación.

Quien dude del poder de las palabras debería saber lo nauseabundo de los textos cargados de ideología de género que promueven los mayores desórdenes morales que jamás hayan estado presentes en una sociedad. Lo mismo sucede con aquello que es bello, bueno y verdadero: lo maravilloso de un poema, la delicadeza de una carta que alimenta el alma, lo nutritivo de una lectura inteligente que nos abre los ojos o la importancia de un texto contenido en una ley que protege la vida en el vientre materno, el matrimonio y la familia.

Con nuestro actuar, cada día usted y yo trabajamos para instaurar el orden o el caos; abonamos al bienestar común o apoyamos la demolición de su familia y la mía, de la sociedad en su conjunto. Y solo hablamos de gramática…

Una doble falla del sistema

Como resulta lógico, mientras más alta sea una norma jurídica en cualquier país –partiendo por su constitución–, mayores deben ser los requisitos exigidos para su creación, modificación o derogación. Y al revés, mientras más se descienda, dichas exigencias deben morigerarse de manera proporcional a la jerarquía de la disposición afectada.

            A su vez, y por razones fundamentales de funcionamiento de cualquier ordenamiento jurídico, las normas más importantes son las más generales, al establecer los grandes lineamientos de las materias que regulan. Por eso requieren del auxilio de otras normas de menor importancia, que desarrollan un cúmulo de aspectos que a las primeras no corresponde organizar, precisamente debido a su generalidad. Sin embargo, lo importante es que la norma inferior sigue los lineamientos de la superior, a fin de lograr una armonía entre ambas.

            Así, la Constitución delega ciertos contenidos para ser desarrollados por la ley, la que a su vez hace lo mismo con un decreto o un reglamento, por ejemplo. Por tanto, hay una relación directamente proporcional entre mayor jerarquía, mayor generalidad y requisitos más exigentes para la creación, modificación o extinción de la norma respectiva.

            Por iguales razones, mientras más arriba se afecte a un ordenamiento jurídico, más grandes serán los efectos colaterales que dicha acción tendrá, respecto de todas las normas inferiores que dependan de aquella, en un verdadero “efecto dominó”.

            Ahora bien, este mismo criterio de exigir mayores requisitos, también debiera aplicarse para la elección de quienes tendrán la delicada tarea de redactar una nueva Constitución. O si se prefiere, no parece lógico que sean elegidos como cualquier otro cargo público, en atención a la misión mucho más importante que les está encomendada.

            En efecto, en los demás casos, los funcionarios elegidos desempeñarán su papel de acuerdo con la normativa que exista durante el transcurso de su desempeño. En cambio, los redactores de una nueva Constitución serán los encargados de determinar dicha normativa, estableciendo así las reglas del juego para todos. De ahí que resulte contradictorio que ante tareas tan disímiles, el procedimiento de elección de unos y otros sea el mismo.

A lo anterior se añade el hecho que del padrón electoral, que llega casi a los 15 millones, votaron apenas 6.3 millones (o sea, un 41,5%), de los cuales hubo casi 500.000 votos en blanco (3.2%). Así, terminó sufragando finalmente el 38.3%.

            Todo ello explica que haya candidatos a cargos muy inferiores en importancia, que fueron elegidos con muchos más votos que varios constituyentes, al punto que algunos de estos últimos no superaron los mil o dos mil votos. De hecho, pocos superaron los 15.000.

En este sentido, pues, nuestro sistema electoral pareciera llamar a la dispersión de votos, quitando así bastante representatividad a quienes resultan elegidos gracias al mismo.

Por tanto, estamos ante dos problemas graves, que al juntarse multiplican su importancia de forma exponencial: que por su mayúscula trascendencia, la elección de constituyentes no debiera regirse por las mismas reglas de una elección ordinaria; y que el sistema electoral tiene una falla, al propender a la dispersión. Del momento en que un concejal saca más votos que un constituyente, algo no funciona bien.

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

1 2 3 4 5 196