Buenas acciones de bancas centrales

De acuerdo a lo que se esperaba actuaron la semana pasada muchos bancos centrales; la mayoría sin sorpresas y algunos pocos sorprenden. En resumen: el Banco Central Europeo no modifica la tasa y acelera su programa para bajar la impresión de dinero en marzo de 2022.
La Fed también eleva la velocidad de este programa para finalizarlo en marzo y da un poco más de detalles hacia adelante. Powell advierte que la tasa puede empezar a subir en mayo y habla de tres movimientos de alza de 0.25 puntos porcentuales para todo el año, es decir, la tasa subirá 0.75% para llegar a 1%.
También dijo que podrá subir otras tres veces en 2023, para terminar el año en 1.75%. Todo dependerá de que la inflación entre a su rango. Banxico subió 0.50% y llevó la tasa a 5.50% (no sorprende por lo mal que está la inflación; tampoco sorprende que la votación quedó 4-1, volviendo a ser el disidente Gerardo Esquivel, que pensaba que debía subir 0.25%.
Me preocupa que con la llegada de Victoria Rodríguez Ceja y más gente “disidente”, Banxico pierda autonomía. Espero equivocarme y que siga el buen manejo del banco y la política monetaria. Donde hubo sorpresas fue en el Banco de Inglaterra, pues subieron la tasa a 0.25%. Otra “sorpresa” fue la del Banco de Turquía, con el banquero central de adorno, pues se hace lo que Erdogan quiera.
Es tan deficiente la gestión del banco, que la lira turca se ha devaluado mucho; la semana pasada no solo no subieron la tasa, sino que bajó de 15 a 14%. La inflación es mayor a 21%; sin duda debieron aumentar, por lo que la lira tuvo una fuerte devaluación.
El jueves saldrá la inflación de la primera quincena de diciembre. No es descartable que el año cierre cerca o ligeramente arriba de 8%, una pésima noticia. El cierre de año en lo global también se ve complicado. La inflación alta, los problemas en las cadenas de suministro, los fletes y la logística con demoras y sobreprecios. La demanda en muchos casos excede la oferta.
Los mercados tuvieron dos malas noticias: ómicron, con sus preocupantes consecuencias económicas; la incertidumbre se asoma y ahuyenta a inversionistas, y no le aprobaron a Biden su programa de gasto público y se pensaba que éste ya se había superado, difícilmente se podrá lograr algo antes del cierre de año.
El tipo de cambio ha mejorado y estamos en un nuevo rango de $20.70 a $20.90. Aún se puede apreciar más y en torno a $20.50 es atractivo entrar. Me preguntan si el momento de las acciones en EU ya se agotó, y creo que no: siendo selectivo y estando en los nombres y sectores correctos, siempre se puede ganar.
@juansmusi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *