¿Una democracia funcional?

Un no, es un no. Y es eso lo que expresó por abrumadora mayoría el pueblo de Chile el 4 de septiembre pasado, sobre todo esa mayoría silenciosa que generalmente no vota, por desinterés, por desilusión, por apatía, por cualquier causa, pero siempre en el fondo, debido a su desencanto con la democracia y la clase política.

            Además, al haber sido obligatorio, este plebiscito tiene mucho más valor que el plebiscito de entrada, pues nunca antes en nuestra historia había sufragado tanta gente. Si se quería realmente un veredicto popular, aquí está su mejor demostración.

            Se reitera: de acuerdo con la legalidad ad hoc confeccionada para la ocasión, en el primer plebiscito (con voto voluntario) se preguntó si se quería una nueva Constitución y el mecanismo para proponer un texto. Nada más. Y se estableció claramente que en caso de rechazarse el texto en el plebiscito de salida (obligatorio y con muchísima más participación), sigue vigente la actual Carta Fundamental. Por tanto, si se quiere realizar un nuevo proceso, dada esta nueva modalidad, se requiere de otro plebiscito de entrada, así como otro de salida.

            En caso contrario (esto es, si torciendo su sentido, se considera que el plebiscito de entrada es suficiente para iniciar sin nueva consulta un nuevo proceso), ello querría decir que habría que repetirlo indefinidamente hasta que el pueblo por fin acepte alguna de las propuestas que se le hagan, plegándose así a la voluntad o al capricho de nuestros dirigentes.

            Por tanto, si se quiere una constitución democrática, lo menos que puede exigirse es que se respeten las reglas del juego establecidas por los propios interesados.

            Sin embargo, pese a lo claro de estas reglas del juego y sobre todo de su desenlace, salvo honrosas excepciones, nuestra clase política insiste en realizar un nuevo proceso constitucional, contra viento y marea. De nada importan los problemas que realmente aquejan a la ciudadanía. La principal preocupación de nuestros servidores públicos es de confeccionar un nuevo traje para estar más cómodos en su labor.

            Incluso, no han faltado figuras que literalmente han insultado a la ciudadanía, tildándola de ignorante, atrasada y hasta poco inteligente; a diferencia de ellos, claro, nuestros iluminados. Menos mal que contamos con su presencia. ¿Qué haríamos sin ellos?

            Más allá de hechos y sarcasmos, lo que debe realmente inquietarnos es hasta dónde es real la democracia que tenemos, o se trata simplemente de una pantalla, de una apariencia para legitimar decisiones que ya se encuentran tomadas de antemano por nuestros gobernantes. ¿O es que la democracia sólo vale y es valorada por ellos cuando acepta sus decisiones, cuando avala sus proyectos, cuando apoya sus planes?

            Lo anterior querría decir que la ciudadanía es simplemente la tramoya de una democracia funcional que no decide nada, sino que simplemente legitima con una apariencia de autodeterminación los deseos de la clase gobernante, a fin de que no se note que es una tiranía. Lo cual lleva a preguntarse, con justa razón, para qué seguir con la farsa.

            En efecto, si la decisión popular sólo es respetada y ensalzada cuando se pliega a los caprichos de nuestra clase dirigente, no sólo habría que repensar profundamente nuestro sistema político, sino, además, surge la pregunta de a quién sirven, pues claramente al pueblo no. Y la respuesta da sólo dos posibilidades: a ellos mismos, o a alguien superior.

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

¿Y ahora…?

Sabíamos que la semana pasada estaría llena de alzas generalizadas; todos los bancos centrales exceptuando el de Japón, subieron la tasa de interés, y quien más destacó fue la FED. Más importante que la decisión (todos ya sabíamos qué iba a suceder), era el discurso posterior. Fue muy duro o “hawkish”; se prevé que la autoridad monetaria siga aumentando la tasa de interés y se establece un nuevo estimado de hasta dónde puede llegar, moviéndolo de 4.20% hasta 4.60% en el curso del 2023. Además, se prevé que aumente un par de veces más en este año, pudiendo llegar al 4% en diciembre.

Este discurso promueve la aversión al riesgo, es decir, los inversionistas se salen de activos de riesgo y se refugian en bonos, aunque sea a tasa negativa. Esta semana habrá muchas intervenciones de miembros de la FED, y desde mi perspectiva, creo que será lo que más pese en términos de mercados. Adicionalmente se publicará el PIB del primer semestre de Estados Unidos y localmente tenemos decisión del Banco de México el jueves. Lo más probable en dicha reunión será un nuevo incremento de 0.75% para llevar la tasa al 9.25%. También -y de no aflojar la inflación- es muy probable que esa tasa cierre el año arriba, o en 10%.

La libra esterlina cotiza en su nivel más bajo frente al dólar $1.08, y el euro por debajo del dólar en $0.96 centavos; esto intensifica la presión a los mercados.

Tres acciones para no perder: 1.- No vendas cuando todos venden, las inversiones son a largo plazo. Si no necesitas el dinero, no vendas en el punto bajo. Analogías hay mil, pero quizá una muy fácil es la del edificio de 4 departamentos en el que 3 están ya a la venta. Tú eres dueño del cuarto, y si lo quieres vender tienes que mal baratearlo. 2.- Mantener: las acciones, la calma y la paciencia. Cuando todo baja, no tiene sentido desesperarse o preocuparse pensando que esto es definitivo. La historia se repite y estos ciclos ya los hemos visto, siempre se recuperan y con creces. Salirte ahora implicaría la siguiente pregunta: ¿En qué invierto que me dé mejor rendimiento y además que me recupere lo que ya se bajó? No hay alternativa que me devuelva lo que ya se bajó, es decir, lo único que me devolverá (y más), es mantener las mismas acciones, por lo que debo mantenerme invertido pues no hay mejor activo que me devuelva lo que ya se bajó. 3.- Comprar más. Sí, aunque suene irónico, no lo es. Comprar barato es el razonamiento. Te ayuda a promediar tus costos y es cierto que estás comprando barato. Así razonan los grandes inversionistas y entre otras cosas por eso son millonarios, compran cuando los “mortales” venden y ellos se quedan con todo el beneficio.

Si estás bien invertido y asesorado, solo es cuestión de tiempo. Hemos sido resilientes y pacientes ante una situación global sumamente adversa; hay que pensar que ya falta menos. Hoy, aunque el precio sea bajo, lo más importante es tener activos de calidad, que, sin duda, se van a recuperar.

@juansmusi​​​​​​

Una verdadera liberación femenina

Corrían los años cincuenta, yo tendría unos diez años. Algunos de mis vecinos y yo (todos varones), solíamos jugar beisbol en un lote baldío a una cuadra de mi casa.

Con cierta frecuencia, venía a observar los juegos una vecina llamada Lucy, con varios años mayor que nosotros. Yo estaba de pitcher enseñando a un chico a que aprendiera a batear. Entonces me percaté que Lucy también tenía un enorme deseo de batear. Así que decidí preguntarle:

  • Oye, Lucy, tú también quieres batear, ¿verdad?
  • Sí -me respondió- pero me tienes que enseñar a hacerlo bien.
  • ¡Por supuesto! Ven y toma el bat.

Así que decidí enseñarle los rudimentos de cómo batear bien y cómo se juega el beisbol. Como estaba de pitcher, le enviaba las bolas despacio para que pudiera al menos chocarlas. Para mi sorpresa, Lucy, como era una chica espigada y fuerte, comenzó a dar magníficos batazos que iban a parar hasta el fondo del improvisado campo de beisbol. Así estuvo dándole al bat alrededor de unos 15 minutos y todos los del equipo la animábamos y celebrábamos sus fuertes batazos. Así que Lucy estaba contenta y feliz.

En un momento determinado, se detuvo un coche con vidrios polarizados y aire acondicionado, bajó la ventanilla del copiloto una señora con lentes oscuros, que gritó muy molesta:

  • ¡Lucy, ya te he dicho mil veces que ese juego es sólo para hombres! ¡Ven y súbete! ¡Y para que no se te olvide, te voy a castigar!

Lucy obedeció, se subió de prisa al coche y el vehículo despareció rápidamente. Como es de suponerse, todos los que jugábamos nos quedamos preocupados por ese regaño y el castigo que le impondrían a Lucy.

Esta anécdota, la ubico en el estado de Sonora, en Ciudad Obregón, al sur del Estado. En esos tiempos en que “el machismo” era tremendo contra las niñas, las adolescentes y las jóvenes.

Por ejemplo, había una Laguna artificial llamada “del Náinari” en la que muchos jóvenes y adultos solíamos darle la vuelta corriendo. Pero ellas no podían hacer lo mismo, sino que debían de ir acompañadas de una persona mayor, pero únicamente para caminar -y no correr- alrededor de ese lugar recreativo. Los únicos deportes que se les permitía practicar a las jóvenes eran el voleibol y la natación.

Afortunadamente, a mediados de los años sesenta, un grupo de entusiastas señoras organizaron una liga de softbol, que lo jugaban con una bola más grande. Ese fue el inicio de la ruptura contra la anterior costumbre “machista”. También cuando llegaron las Olimpíadas de 1968 en México, a las adolescentes y jóvenes se les permitió correr alrededor de la Laguna y practicar otros deportes. Las barreras iban cayendo.

En lo relativo a estudiar carreras universitarias, era impensable que estudiaran cualquiera de las Ingenierías. Una anécdota lo dice todo. A inicios de los años setenta, iba yo cruzando el patio central del edificio rectangular de Ingeniería de la UNAM con varios pisos de salones de clases. Delante de mí iban dos universitarias de esa misma carrera. Como era la hora del receso y los alumnos estaban fuera de las aulas, comenzaron las rechiflas contra ellas, pero no sólo eso, sino gritos e insultos, como: “¡Fuera de esta carrera! ¡¿qué hacen aquí?! ¡Es sólo para hombres! ¡¿qué hacen aquí?!” Ellas se sonrojaron apenadas. Así estaba el ambiente de animadversión contra ellas en ese entonces.

Tengo una prima, Elena, que estudió esa misma carrera en una universidad privada, a principios de los años ochenta. En cierta ocasión en que visité a mi Tía y Elena estaba en la casa, me comentó -con preocupación- que estaba haciendo frente a toda clase de discriminaciones, burlas e ironías desagradables de sus compañeros del aula. Yo le aconsejé:

  • ¡No les hagas ningún caso! Tú aplícate en estudiar mucho y, como eres inteligente, de seguro que pronto estarás dentro de los primeros lugares. Y si a los alumnos se les pasa la mano, coméntaselo al profesor encargado de ese salón para que les llame la atención. ¡Pero no te dejes intimidar!

Y así fue, porque obtuvo el primer lugar no sólo en el primer semestre ¡sino en todos los demás! Cuando fue la ceremonia de graduación de su generación, el Vicerrector de esa universidad -que conocía esa injusta situación de discriminación- le pidió a Elena que diera el discurso a todos sus compañeros y padres de familia reunidos en el aula magna. Como tenía facilidad de palabra, dio un magnífico discurso hablando, precisamente, que las universitarias podían cursar con éxito cualquier carrera universitaria. De esta manera -como muchas otras universitarias-, Elena abrió la brecha para que otras estudiantes fueran respetadas y bien aceptadas en esas carreras, que supuestamente eran “sólo para hombres”.

Por otra parte, mi prima Susana cursó la carrera de Comunicación en Guadalajara. Al terminar sus estudios, a fines de los años setenta, solicitó trabajo en una importante cadena de radio y a regañadientes fue aceptada porque el Director de esa empresa le dijo que dudaba seriamente “si daría el ancho” en ese trabajo. En el fondo era un mero prejuicio sexista.

Susana me comentaba que, en un principio, tuvo que librar casi “una batalla campal” para que sus compañeros de trabajo la respetaran y la dejaran trabajar con libertad y en paz. Claramente le insinuaban “que era tonta”, “muy poco capaz”, “bastante torpe” y que “pronto la despedirían de esa cadena radiofónica”.

Pero no contaban que Susana es una mujer de carácter fuerte y se les enfrentó con valentía y firme determinación. Así que comenzaron a respetarla porque cumplía eficazmente con sus responsabilidades laborales. Luego vino el tema del salario. Susana conseguía buenos contratos de publicidad en importantes empresas de la ciudad. Pronto se percató que tenía un sueldo notablemente inferior al de sus compañeros. De manera, pidió tener una entrevista con el Director y le mostró con datos irrefutables todo el dinero que conseguía para esta cadena de radio, en comparación con el resto de sus compañeros. Y que, por tanto, solicitaba un aumento de sueldo. Al Director de esta empresa no le quedó más remedio que acceder. Así que le concedió un importante incremento en su salario.

Con el paso de los años, la nombraron subdirectora y coordinadora general del trabajo de todos sus colegas en la empresa. Por supuesto que hubo resistencias iniciales a obedecerla -pero en coordinación con su jefe- se impuso y ahora la respetan y son dóciles a sus indicaciones. Considero que Susana -como tantísimas otras jóvenes profesionistas- abrieron camino en el mundo laboral para que luego vinieran a trabajar muchas otras chicas de diversas profesiones.

Ahora, en este siglo XXI, las mujeres practican todo tipo de deportes y oficios, estudian las más variadas carreras universitarias y ocupan destacados puestos directivos, los cuales realizan con particular esmero y dedicación. Considero que esta sí ha sido una verdadera liberación femenina. Una revolución en que, con frecuencia, a ellas les ha costado mucho esfuerzo abrirse paso, ¡pero con excelentes frutos y eficaces resultados!

Atentos a la FED

La semana pasada volvimos a decepcionarnos, después de haber construido muchas expectativas positivas en cuanto a una inflación que podría ceder y empezar a mostrar una trayectoria descendente. El mercado, antes de la publicación de inflación de Estados Unidos, subió por 5 días consecutivos y pensábamos que las noticias buenas justificarían esos movimientos. Pues resulta que no, que la inflación salió mal y que todas esas expectativas y buenos días que habíamos tenido a partir del martes, resultó un desastre. La expectativa de que las cosas mejoraran vino de la caída de los precios de los energéticos que, como sabemos, se han venido ajustando a la baja. Pero no fue suficiente: hay más componentes en la canasta que siguieron subiendo, y el esperado -0.1% fue +0.1% y de nuevo la cifra anual de inflación se ubica en 8.3%. Cabe mencionar que los datos económicos volvieron a mostrar fortaleza (y se dio esta paradoja de la que hablé la semana pasada), en la que ante buena información la recesión podría ser más leve, pero la inflación sigue presionándose. La baja en los mercados fue tan fuerte y tan negativo el sentimiento de los inversionistas, que se llegó a especular que esta semana la FED podría subir hasta 1 punto porcentual en vez de 0.75%. Me pareció una reacción exagerada del mercado y esta especulación hacia finales de la semana, se volvió a ubicar en un aumento de 0.75%.

Y sí, la Fed este miércoles va a actuar y subirá 0.75%, démoslo por descontado. El tema central después de dicho aumento, serán las palabras o discurso de Jerome Powell. ¿Qué dirá? ¿Mostrará preocupación, o calmará a los inversionistas? ¿Dará detalles o será más ambiguo? Y es justo este el evento más importante de esta semana, su discurso, más allá que el aumento esperado.

También esta semana será muy activa en política monetaria: Japón, Inglaterra, Brasil y Turquía, por mencionar algunos. De manera general se espera que las alzas continúen globalmente.

La recesión global como consecuencia del alza de tasas o encarecimiento del costo del dinero es la consecuencia más lógica una vez que la inflación ceda. ¿Será una recesión con un aterrizaje suave, o será una recesión profunda? ¡Vaya ciclo de 3 o 4 años que nos ha tocado vivir desde que empezó la pandemia!

En el frente de la invasión rusa a Ucrania las noticias son “alentadoras” para Ucrania, que ha recuperado algunos territorios ocupados, pero “triste” que el conflicto parece no tener fin, nadie ve a Putin rendirse o retroceder.

Localmente será muy importante el jueves, cuando se publique la cifra de inflación en México para la primera quincena de septiembre, cifra que servirá de guía para Banco de México en su decisión de política monetaria de la siguiente semana.

El mercado seguirá errático y el principal atributo que debemos conservar es la paciencia. Estoy seguro de que, a largo plazo, con buenos activos, y los precios actuales baratos, son una oportunidad.

Sé que llevamos mucho tiempo así, pero hasta que no termine por cambiar su trayectoria la inflación, su comportamiento seguirá siendo volátil. Hartarse y vender o no participar, sería un error si no necesitas el dinero; porque nada se va a recuperar como el propio mercado cuando enderece su rumbo.

EL AMOR A LA PATRIA

Ya estamos en septiembre, el mes dedicado a la Patria. Todos recordamos aquellos lunes en que en el colegio se realizaban los Honores a la Bandera y cantábamos el Himno Nacional. Esto se hacía con el fin de fomentarnos el amor patrio.

Pero, ¿qué es la Patria? Es el lugar, ciudad o país donde se ha nacido, que abarca todas sus cosas materiales e inmateriales; su gente, su folklore, sus costumbres, así como su historia pasada y presente.

Los ciudadanos patriotas cuidan del bien común; buscan ayudarse fraternalmente y de tener espíritu solidario y de servicio para abocarse a las necesidades materiales y espirituales de sus connacionales, migrantes e inmigrantes.

En lo personal, me sorprende cómo en México han proliferado las asociaciones con fines filantrópicos por toda la geografía nacional que -sin recibir nada a cambio- buscan atender las necesidades de los mexicanos. Por ejemplo, “VIFAC” (VIDA Y FAMILIA, A.C.) que presta una ayuda invaluable a las madres solteras.

Tienen sus albergues por muchas ciudades del país y las jóvenes al ingresar, se encuentran en un ambiente de hogar porque son tratadas con afecto y cariño. Reciben alimentación, atención médica, formación en valores y virtudes.

Hay algunas madres solteras necesitan orientación sexual. Entonces, un médico Ginecólogo les explica cómo se inicia la vida y pueden ver en su vientre el desarrollo de su bebé mediante un ultrasonido

En definitiva, se les enseña a que amen y aprecien la vida humana desde el momento de la concepción hasta su muerte natural.

De igual forma, se les anima a que aprendan computación, corte y confección, las habilidades necesarias para trabajar en un salón de belleza, cocina y repostería, etc., todo ello con el objetivo de que aprendan a valerse económicamente por sí mismas. Se trata que estén bien capacitadas para cuando den a luz a su bebé y salgan del albergue.

Un aspecto importante es la atención psicológica, ya sean muchachas trabajadoras o jóvenes profesionistas, que han sufrido mucho porque el novio que las abandonó o en su familia o en su empresa se les presionaba tremendamente para que abortaran, sufriendo violencia intrafamiliar o laboral. Así que se trata de ayudarles a que superen esos fuertes traumas.

He sido testigo de cómo pasados algunos meses, se despiden felices de esos albergues con sus bebés, muy agradecidas por toda la formación y atenciones que recibieron.

Otra asociación que conozco es “M. A. S.” (Medicina y Asistencia Social). Son un grupo de médicos que voluntariamente se unen para operar de cataratas en zonas rurales. Por supuesto que a los pacientes no se les cobra nada porque son personas que viven en extrema pobreza. Algunos bajan de la sierra de Oaxaca o de Guerrero, y otros muchos, de diversos lugares con la esperanza de poder ver.

Me conmovió el caso de un anciano que vivía en un apartado pueblo de Oaxaca. Tenía cataratas en ambos ojos. Su hija, que se enteró de la existencia de esta institución filantrópica, fue a avisarle a su padre que se animara a operarse. Así que el anciano se trasladó en camión, desde la sierra. A continuación, fue operado y vio con un ojo.

Un año después, volvió a bajar de ese pueblito de Oaxaca y se le operó del otro ojo. Cuando ya pudo ver en plenitud, estaba feliz y emocionado. Les dijo a los médicos que no sabía con qué pagarles ese par de operaciones y los galenos le dijeron que no les debía nada y que lo habían hecho por un afán de servir. Antes de retirarse, los médicos le pidieron que rezara por esta Institución, ya que funciona a base de donativos.

Otra Institución de Asistencia Privada se llama “Fundación Educa, A. C.” y tiene el objetivo de orientar en la educación Integral y de calidad para los niños de México. De igual forma, “Fundación Becar, I. A. P.” busca apoyar económicamente a niños y jóvenes que requieren de recursos para realizar sus estudios.

“Redes” (Restitución de Derechos Sociales, A. C.) tiene como objetivo brindar un acompañamiento integral para las personas que necesitan de asesoría jurídica, psicológica y trabajo social. También hay fundaciones que se ocupan de niños ciegos o sordomudos. Lo mismo instituciones que se centran en colaborar para que las personas de la tercera edad tengan una mejor alimentación y atención médica y un largo etcétera.

En la medida que me fui enterando de la enorme cantidad de instituciones filantrópicas y de ayuda social que funcionan en nuestro país, sin afanes de lucro, porque la gran mayoría de ellas funcionan a base de apoyos económicos de los mismos mexicanos, no salía de mi asombro y admiración del corazón generoso de miles o quizá millones de personas.

Llegué a la conclusión de que somos una gran nación integrada por ciudadanos que se ocupan del bien común y desean trabajar por un México mejor y que demuestran con hechos su amor a la Patria.

EL PELIGRO DE LA TENTACIÓN TOTALITARIA

Aquel 9 de noviembre de 1989, cuando los alemanes disidentes demolían el Muro de Berlín, parecía un sueño largamente esperado por millones de personas, no sólo en aquellas naciones dominadas por el Comunismo, sino en todos los ciudadanos del mundo libre que se oponían a ese sistema totalitario marxista-leninista, que despreciaba y no reconocía ningún derecho humano. Los berlineses del Este y del Oeste, al atravesar el Muro derruido, se abrazaban y gritaban de júbilo. Por fin, muchas familias se volvieron a reunir, después de tantos años de separación forzada.

Por esos años, el gobernante de la URSS, era Mijaíl Gorbachov (recién fallecido), desde 1985 a 1991. Fue impulsor de movimientos políticos y económicos renovadores, como la “Glásnost” y la “Perestroika”. Durante las elecciones presidenciales de junio de 1991, Boris Yeltsin salió electo como Presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia con el 58% de los votos.

En forma inesperada, en agosto de 1991, un grupo de comunistas de la “vieja guardia” intentaron dar un golpe de estado, pero fracasaron. Fueron unos días bastante tensos y críticos en que parecía que se vendrían abajo todas las libertades conquistadas. Me parece que resulta inolvidable la figura de Yeltsin montado sobre un tanque ruso, con un micrófono, exhortando a la desobediencia civil contra “los golpistas”, dispuesto a defender con su vida la libertad de su Patria.

Boris Yeltsin, quien gobernó de1991 a1999 -para sorpresa del mundo entero-, el 21 de diciembre de 1991 disolvió la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. A esos países les proporcionó independencia y autonomía. Un mes antes, el 6 de noviembre de 1991, Yeltsin había prohibido el Partido Comunista Soviético. Se comenzaban a respirar nuevos vientos de libertad.

El 25 de diciembre de 1991, precisamente en la noche de Navidad, por vía televisiva, Mijaíl Gorbachov afirmó, delante de millones de telespectadores: “que el antiguo sistema (la URSS) se había derrumbado antes de que empezara a funcionar el nuevo sistema”, a la vez que anunciaba su renuncia total al Sistema Comunista Soviético. Desde luego, ese inolvidable1991 fue un año de trascendentales cambios para Rusia y esos países subyugados bajo de Comunismo de Europa del Este. En general, entre algunos intelectuales y académicos, se consideraba que -después de la disolución de la URSS- el marxismo-leninismo prácticamente estaba aniquilado. Pero, sin duda, era una visión ingenua y exageradamente optimista porque los seres humanos -a lo largo de la Historia- han mostrado que tienen la tendencia a imponerse sobre los demás y tomar el control político de una nación o de una institución.

Por ejemplo, en la China Comunista, desde 1949 con Mao Tse Tung, poseía un tremendo poderío militar, económico y humano. Y se hablaba del “despertar de ese gigante dormido” que en pocos años asombraría al mundo, como de hecho así ha ocurrido. Mismo caso, del Comunismo de Corea del Norte, establecido en 1948; Cuba, desde 1959, se encuentra bajo un férreo régimen marxista que parece no tener fin. En Laos, se instauró el Comunismo desde 1975, al término de la Guerra de Vietnam. Éste último país, al siguiente año, se declaró marxista-leninista. Otro país que tomó el mismo rumbo es: Nicaragua, con Daniel Ortega, que sucedió a Doña Violeta Barrios de Chamorro. Ortega ha sido Presidente desde 2007. A partir de ese año no ha dejado el poder político, al estilo de Fidel Castro. Es decir, en ambos casos se cancelaron las elecciones democráticas, los derechos humanos y se cayó en una dictadura.

En el caso de Venezuela, Hugo Chávez fundó el “Movimiento Bolivariano Revolucionario”. En 1992, Chávez encabezó un fallido golpe de Estado contra “Acción Democrática” del Presidente Carlos Andrés Pérez. Y a raíz de su fracaso fue encarcelado. Pero un par de años después, fue liberado de la prisión por el Presidente Rafael Caldera, de la Democracia Cristiana y en su Segundo Mandato (1994-1999), debido a que consideró que “faltaban pruebas suficientes” para que estuviera encarcelado. En realidad, el Estadista Caldera vio conveniente apoyar a los pequeños partidos de izquierda. Hugo Chávez era un oficial de carrera del ejército. Fundó el Partido Político “Movimiento Quinta República”. Fue electo Presidente de Venezuela en las elecciones de 1998. Tras años de turbulencia política en ese país, fue reelegido en 2006 y volvió a obtener la victoria en 2012. Un año antes le habían diagnosticado cáncer y falleció en Caracas en 2013, contando con casi sesenta años. Le sucedió Nicolás Maduro.

Ahora bien, ¿Qué pasos suele dar una democracia cuando pretende imponer el comunismo en un país? 1) Se promueve una fuerte división social entre las clases económicamente desahogadas (que son llamados “los malos”) y el pueblo proletario (que invariablemente son considerados “los buenos”). Les llueven adjetivos negativos a los empresarios y personas adineradas, como: burgueses, ultraconservadores, neoliberales, extremistas de derecha, etc.; 2) Históricamente el comunismo, poco a poco va controlando los medios de comunicación para manipular la información y se termina suprimiendo la libertad de prensa. 3) El Estado se convierte en el supremo rector de la Economía y único promotor de empleos. A las empresas independientes se les tiende a controlar con auditorías, o bien, se les satura con excesivos impuestos, de ordinario, difíciles de cumplir hasta el último detalle. 4) Se mira con desconfianza a las sociedades intermedias que muchas de ellas son de carácter filantrópico, altruistas y de apoyo social a los más necesitados; 5) En algunos casos, se expropian los bienes de “la clase burguesa” en beneficio del pueblo; 6) Se suprime la propiedad privada de los medios de producción; 6) Se aprueban leyes contra los no nacidos; se promueven a los homosexuales (en todas sus variables); 7) Se busca destruir los valores de la familia; 8) Se toma el control de la educación para indoctrinar de marxismo a los alumnos; 9) La errónea Economía de Estado lleva el país a la quiebra y, a continuación, surge una fuerte la Inflación y escasez de alimentos y medicinas. Bolivia y Ecuador que se autodenominan “socialistas”, lo más probable es que terminen siendo países comunistas.  Es evidente la trayectoria que lleva México, que ha tomado como modelo a Hugo Chávez y a su “Revolución Bolivariana”. Da toda la impresión que terminará por ceder ante “La Tentación Totalitaria”. En conclusión, recomiendo la lectura del artículo: ”LOS 5 ERRORES FUNDAMENTALES DEL MARXISMO”, que se puede encontrar en: https://www.mises.org.es/2015/01). Y para repasar conceptos básicos sobre el capitalismo responsable también es aconsejable la lectura del portal de la “Escuela Austriaca de Economía e Ideas de Libertad”.

OCTAVIO PAZ

Octavio Paz  el gran escritor mexicano que nos brindó el poder leer su muy famoso Laberinto de la Soledad, aunque toda su obra es fenomenal , pocos son los seres que han tenido esos dones y los han puesto a nuestro alcance, eso pasó con la pintura, la música etc.,  pero como ahora hablo sobre escritores y con los medios que tenemos está todo al alcance, os pido investiguéis a  este gran escritor y leáis algo de él, no cabe duda de que eso amplia horizontes, nos enseña otra forma no solo de escribir, sino de imaginar historias, cuentos, poesía. Un escritor que de joven se niega a estudiar derecho y renuncia a su familia y ciudad.

Antes de la guerra civil española fue invitado por el partido republicano, Paz admiraba a muchos escritores y poetas españoles, era gran admirador de Góngora, aquí también conoce a García Lorca. O sea, ya se le conoce en el mundo y su escritura y poesía no le abandonan, cuando hay vocación e interés es el motor que echamos andar durante la vida y eso es algo que nos llena, pues tenemos que pensar, imaginar y desde luego saber cómo combinar pensamientos y sucesos que además de interesar, muestran formas diferentes de enfrentar problemas y situaciones en la vida, todo esto con conocimiento y mucha imaginación. Hay tantos escritores, filósofos, músicos, pintores, en fin, seres privilegiados que nos dejan un legado muy interesante, y a través de ellos podemos ampliar y disfrutar lo aquellos logran con inteligencia y pasión.

Como ya comenté en otros escritos no tiene caso cuente la historia de este escritor, ya que con los medios actuales lo podéis averiguar en minutos.  Mi interés es recordar a uno de los grandes poetas mexicanos, que os emocionéis al ver como algunos seres tienen esos dones y los saben aprovechar y dejar un gran legado a la humanidad.

UN PROPÓSITO NO LOGRADO

Faltando menos de cien horas para el trascendental plebiscito obligatorio que nos convoca este domingo, es imposible no hacer unas últimas reflexiones a su respecto.

            Si algo indudable puede decirse, es que al margen de cuál opción gane, el propósito de este proyecto constitucional, al menos el declarado oficialmente, no se logró. Y no se cumplió, porque como se ha demostrado en este período hasta la saciedad, el borrador final está en las antípodas de ser, como en teoría pretendía, un texto de “todos los chilenos”.

            Al contrario, lo único que ha generado el texto resultante es una enorme polarización del país, situación que continuará, independientemente de cuál opción gane en las urnas. De esta manera, incluso si ganara el “apruebo”, sería por un estrecho margen, demasiado poco para saciar ese ideal, lo que en el fondo, le quitaría buena parte de su legitimidad.

            Ahora bien, las causas de lo anterior son muchas, pero una que hemos advertido desde el inicio mismo de este proceso constituyente, se vincula al sistema de elección de los miembros de la Convención Constitucional. Ya en nuestra columna del 26 de mayo del año pasado, advertíamos sobre el defectuoso proceso de elección de sus integrantes, lo cual trajo como resultado que su conformación fuera desequilibrada, favoreciendo a la extrema izquierda, lo cual se agravó con la posterior (y no consultada a la ciudadanía en el plebiscito para optar por un proceso constituyente) incorporación de los escaños reservados.

            Todo esto no pudo sino generar una integración de la Convención que no representaba al Chile que decía y que en teoría, quería reflejar. De este modo, por mucho que se diga que su composición fue “decidida por el pueblo”, a la postre se obtuvo una notable dispersión de votos, al punto que algunos miembros fueron elegidos con un número miserable de sufragios, a lo cual se suma la distorsión que generaron los escaños reservados. Así las cosas, ¿qué nivel de representación del Chile real podía esperarse?

            Si a lo anterior se agrega el auténtico matonaje del sector mayoritario, que rechazó todo lo que proviniera de quienes considera sus enemigos (¿qué constitución de unidad puede lograrse así?), no es de extrañar que el texto resultante no represente, ni de lejos, el sentir ni las convicciones de un enorme sector del país.

            Es por eso, se insiste, que aun si ganara el “apruebo”, la misión de fondo ha fracasado, perdiendo la Convención la oportunidad de lograr un texto de unidad. De nada vale excusarse en un proceso de elección que ha demostrado ser defectuoso.

            De hecho, es todo lo contrario: se nota que el sector dominante no aboga por la unidad, sino por la división, proponiendo fragmentar a Chile en un cúmulo de pueblos y naciones, trayendo conflicto donde antes existía mucha más armonía.

            Si a lo anterior se añade la grotesca e inaceptable vejación de que fuera objeto nuestra bandera en el acto oficial de cierre del “apruebo”, surgen poderosas sospechas no solo de que no se representa a la mayoría de nuestro país, sino que existe en el sector que predominó en la Convención, un auténtico fastidio, incluso odio hacia el mismo.

            Por tanto, al margen del contenido del texto propuesto, que tantas y fundadas críticas ha generado y que podría meternos en innumerables problemas como país, ¿para qué aprobar un proyecto que no cumple con su propósito de unidad?

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

Shia LeBouf: La conversión en medio del abismo

“Antes que nada, debes humillarte ante Dios más bien que hundirte en el desánimo, si Él te reserva los sufrimientos de su Hijo y te quiere hacer experimentar tu propia debilidad; debes dirigirle la oración de la resignación y de la esperanza…” San Pío de Pietrelcina

Shia LeBouf nació en Los Ángeles, California en 1986, hijo de madre judía Shayna Saide y de Jeffrey Craig, veterano de guerra de Vietnam, criado en el judaísmo. En su adolescencia fue conocido por su participación en el programa Even Stevens. Después de unos años protagonizó películas como Transformers, la secuela Transformers: la venganza de los caídos y Disturbia. El actor californiano ha tenido una vida personal caótica con arrestos por fumar en lugares prohibidos, comportamiento problemático, demanda por agresión sexual y períodos en rehabilitación para tratar su adicción al alcohol. Su comportamiento problemático le cerró las puertas a proyectos grandes en la industria de Hollywood.

Hace unos días el actor californiano dio una entrevista al Obispo Robert Barron para su programa Word on Fire Catholic Ministries. La entrevista fue difundida en los principales medios de la unión americana. En ella el actor toco diversos temas como su relación con las armas, el sufrimiento padecido, el ego, su conversión al catolicismo, la Santa Misa Tridentina, su relación con el Rosario, la Eucaristía; la reconciliación con su madre y su nueva película en la que interpreta a San Pío de Pietrelcina, la cual será estrenada en el Festival Internacional de Cine de Venecia a realizarse en septiembre. El protagónico lo obtuvo después de que el actor William Dafoe lo sugiriera al director Abel Ferrara quien lo contactó para ofrecerle el papel. El actor manifestó que considero dicha propuesta como un milagro.

Para su interpretación debió vivir en un monasterio de capuchinos. Shia dirá más tarde: “Ya estaba ahí y no tenía a dónde ir. Sentía que esta era la última parada del tren. No había lugar adonde ir en todos los sentidos. Ahora sé que Dios estaba usando mi ego para atraerme hacia Él y para alejarme de los deseos mundanos. Los dos hechos estaban sucediendo simultáneamente. Pero no habría tenido ningún impulso para subirme a mi auto, conducir hasta el monasterio si no hubiera pensado ‘Oh voy a salvar mi carrera’”. Como era de esperarse, su conversión ha inundo los medios de información católicos, sorprendiendo a propios y extraños, no es para menos, una vida sumamente caótica y con heridas profundas encuentra a Dios en el abismo.

Pero el Señor obra milagros en los sitios más inesperados. La conversión supone un cambio en el corazón del hombre arrepentido, una conversión que al ser autentica tiende a manifestarse en varias áreas de nuestra vida pues todo aquello que llevamos en el interior tiende a manifestarse exteriormente. Uno de los frailes capuchinos refiere que Shia asiste a la Santa Misa los domingos y reza habitualmente el Santo Rosario. No hay más que sentir beneplácito por su conversión, esperando en Dios que persevere, sin olvidar que cada conversión como el tiempo que dure el proceso es distinto en cada persona. Recordemos lo que decía San Pío de Pietrelcina:

“Un solo acto de amor a Dios en tiempos de aridez vale más que cien en momentos de ternura y consuelo”.

Gironella: el escritor que luchó contra toda esperanza

Me ha impresionado la biografía del literato José María Gironella. Escritor español que se enfrenó con muchas dificultades en su vida. Fue hijo de una familia muy humilde. De niño se dedicó a múltiples oficios debido a la pobreza extrema en que vivían en su familia. Trabajó como empleado en una farmacia, luego en una tienda de comestibles, como obrero en una fábrica de licores, como botones de un banco, etc.

Su abuelo era zapatero. Su padre era fabricante de tapones de corcho y padecía de profundas depresiones que aparentemente superaba, pero volvía a recaer. Todo parecía indicar que Gironella profesionalmente nunca podría destacar.

Este conocido autor nació en Gerona, Barcelona, España, en diciembre de 1917. Fundamentalmente fue un escritor autodidacta, porque carecía de medios económicos para estudiar en una universidad. Le sorprendió el estallido de la Guerra Civil Española (1936-1939) y se opuso a la ideología de los principales dirigentes de este movimiento, porque no estaba de acuerdo con la Segunda República que, primero fue moderadamente socialista, y luego, se fue radicalizando hasta convertirse en un gobierno de extrema izquierda (marxista). El político Francisco Largo Caballero, quien fuera por unos años Ministro de Defensa, se hacía llamar “el Lenin español”. El novelista debido a ello huyó a Francia y ingresó de nuevo por la zona nacionalista de Francisco Franco entrando a la ciudad de San Sebastián y se enlistó en las filas del ejército nacionalista.

Al observar de cerca los pormenores de esta contienda fratricida, concibe la idea de escribir una Trilogía de novelas sobre esta Guerra. Primero publicó “Los Cipreses Creen en Dios” (1953), que presenta todo el ambiente sociopolítico previo a esta conflagración. Al terminar la contienda, publica “Un millón de muertos” (1961) y en la posguerra envía a la editorial “Ha Estallado la Paz” (1966). Los tres volúmenes fueron un éxito editorial, particularmente “Los Cipreses Creen en Dios”. En 1986 publica otro gran éxito: “Los Hombres lloran Solos” (1986).

Este novelista tenía la característica de ser un hombre tosudo. perseverante y un voraz lector de Literatura. Influyó en su pensamiento Giovanni Papini con su “Historia de Cristo”, quien con su humanismo cristiano impregnó claramente en todas sus obras. También fue un ferviente admirador de Fiódor Dostoyevski.

Pero de forma inesperada le sobrevino una fuerte depresión. Tuvo que retirarse de su actividad literaria para recibir un tratamiento médico. Tuvo la impresión que ya no podría escribir jamás, por haber recibido como herencia paterna esta dura enfermedad. Comenzó a perder casi toda esperanza sobre su posible recuperación.

Pero comentábamos que este escritor tenía una gran fortaleza y tenacidad. Así que observó con cuidado las indicaciones del doctor, tomó puntualmente sus medicinas y pronto recuperó su capacidad de escribir.

Esta situación me hace recordar al célebre escritor inglés, Graham Green (1904-1991), quien fue galardonado con la Orden de Mérito del Reino Unido. Sufría de profundas y prolongadas depresiones. Y por increíble que parezca, confesaba que el hecho de irse a países con graves conflictos sociales y en esa zona a de peligro ponerse a redactar una novela particularmente truculenta y dramática, le hacía olvidar completamente su depresión y afirmaba que eso le servía como una eficaz terapia.

Graham Green en 1940 publicó su célere novela “El Poder y la Gloria”, sobre la persecución religiosa en el estado de Tabasco, México. El entonces gobernador, Tomás Garrido Canabal, estaba empeñado en aniquilar a la religión católica en esa entidad como consecuencia de la Guerra Cristera. Clausuró iglesias, quemó retablos e imágenes, prohibió que los curas celebraran Misas, etc. En la novela relata la historia de un sacerdote católico que se encuentra en ese estado durante la década de 1930. Y el gobernador se dedicaba a perseguirlo y hacerle la vida imposible, pero al final vence la ejemplar fe de este presbítero.

Por otra parte, Gironella, también publicó: “Los Fantasmas de mi cerebro” (1958), alusiva a su depresión. “Mujer, levántate y anda” (1962), “Personas, ideas, mares” (sobre sus viajes, 1963), al igual que “El Japón y su duende (1964), “China, una lágrima innumerable”, sobre la revolución de Mao-Tse-Tung”, “En Asia se muere bajo las estrellas” (1968).

La novela por la que recibió el “Premio Planeta” fue “Condenados a vivir” (1971). Además, un libro que tuvo particular éxito editorial fue “100 españoles y Dios” (1969). Publicó muchas otras obras de sus viajes y experiencias vitales, así como otras más novelas.

¿Por qué fueron exitosas las novelas de José María Gironella? Por su gran amenidad. Se documentaba rigurosamente para escribir sus obras. Tuvo una técnica realista tradicional y, dominaba el estilo directo, matizado a veces por el lirismo.  Se le considera como un escritor de “La Generación del ’50”.

Gironella contrajo matrimonio con Magdalena Castañer en 1946, a quien la amaba entrañablemente. Un año antes había publicado su libro de poemas “Ha llegado el invierno y tú no estás aquí”. En la que había dedicado muchos poemas a su novia Magdalena.

Recuerdo que cuando leí su novela “Los Cipreses Creen en Dios” me di cuenta que era una de esas obras que atrapan inmediatamente al lector. Presenta a los diversos grupos que actuaban en la zona nacionalista, como: los falangistas, los carlistas, los admiradores de José Antonio Primo de Rivera que fue un abogado y político español, primogénito del dictador Miguel Primo de Rivera y fundador de la Falange Española. Primo de Rivera fue un destacado representante del fascismo y tuvo muchos seguidores por su ideología. Murió al inicio de la Guerra Civil Española, fusilado por una supuesta “conspiración y rebelión militar contra el Gobierno de la Segunda República”.

Además, Gironella ambienta muy bien a las otras asociaciones y tendencias que surgieron en el frente nacionalista. Esta obra, sin duda, requirió de mucho trabajo de investigación y documentación.

Cuando leí “100 españoles y Dios” pude constatar la diversidad de opiniones en los ciudadanos españoles sobre el Ser Trascendente. A través de sus entrevistados el autor se plantea numerosas e importantes cuestiones, como: ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Por qué existe la libertad en las personas, capaces de hacer mucho bien o mucho mal? ¿Por qué existen el dolor, las enfermedades y las guerras? ¿Cuál es la explicación de la presencia del mal en el mundo? ¿Por qué todas las personas necesariamente tendremos que morir? ¿cuál es la raíz última de la esperanza humana? Y así sucesivamente continúan sus vitales cuestionamientos.

Sin duda, José María Gironella ha dejado una honda huella en sus lectores y en el mundo literario de su época. Es admirable que teniendo tantas adversidades en su vida (pobreza extrema, la depresión de su padre, la suya propia, etc.), haya podido superarlas y convertirse en un destacado y brillante escritor.

Falleció en Arenys de Mar, provincia de Barcelona en enero de 2003., víctima de una embolia. Fue galardonado con el Premio Nadal y el Premio Nacional de Literatura. También fue miembro de Real Academia Europea de Doctores y recibió, a título póstumo, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, por los méritos contraídos en los campos de la cultura e investigación.

1 2 3 123