Sor Juana Inés de la Cruz

Vivo en una zona que ha estado en obras por más de dos años, finalmente, eso terminó y el otro día paseando por el parque me encuentro con una escultura donada por el pueblo de México a España de Sor Juana Inés de la Cruz.

Así que después de la sorpresa decidí escribir algo sobre esa gran escritora y poetisa mexicana.

Me puse a investigar y conocer a este gran personaje femenino que además se atreve a enjuiciar y criticar cosas que en esa época eran impensables.

Hombres necios….

Ahora eso nos puede parecer normal, el que una mujer se atreva a criticar al género masculino, pero en aquellas épocas era increíble.

Hija de un español y una mexicana que no sabía leer, pero de gran inteligencia, ya que manejaba la hacienda de su padre, o sea una mujer fuerte y decidida.

Sor Juana era mujer ambiciosa que no se resigna a ser una ignorante, así que una maestra le enseña a leer y más tarde aprende latín. Su confesor le dice que entre al convento de las Carmelitas descalzas, lo cual no pudo ser , así que se va a otra orden al convento de San Jerónimo.

Este personaje extraordinario  toca todos los temas,  con  una maestría y profundidad, que todavía nos conmueve y sorprende en nuestro siglo.

Yo no estimo tesoros ni riquezas, y así siempre me causa más contento, poner riqueza en mi pensamiento.

Juana Inés de Asbaje escritora que va de lo religioso a lo profano y se convierte en su género en una ilustre escritora y poeta de su siglo.

Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis…

En fin esta gran escritora y monja mexicana lleva a la cumbre la literatura barroca, Los empeños de una casa y tantos otros que es imposible mencionarlos.

El sentido de estos mini artículos es que descubran personajes que en su época se atrevieron y desafiaron su mundo, ya que el feminismo era impensable. Mujer apasionada por la ciencia,  humanidades, drama, y poesía, en fin una religiosa que abarca todos los temas en ese difícil siglo.

Como siempre termino lean algo de ella y vean que no hay límites cuando existe inteligencia e interés por escribir nuestras experiencias,  creencias,  todos los temas, poesía, literatura, y lo relacionado con esto, como diría otro gran personaje cuando existe tal vocación e inteligencia no existe ningún poder que pueda sustituirlo.

William Shakespeare

Les escribí sobre un gigante de la literatura, pero ahora voy a escribir sobre otro reconocido en el mundo entero y el más importante en su idioma el inglés.

Las obras de este gran escritor se siguen leyendo y reproduciendo en películas, obras musicales etc.,

Hay una frase no se de quien, que dice que es un autor para  la eternidad.

Lo que hizo y en la época que lo hizo, nos deja sin aliento, como existen seres tan extraordinarios, maravillosos y profundos, que nos siguen emocionando setecientos años después.

Shakespeare fue reconocido y admirado en su época pero nunca se imaginó  que después de tantos siglos su obra fuese tan importante.  Como es posible que un hombre a los cincuenta años haya escrito dramas, poesía, historia en fin, todos los géneros con una perfección e inteligencia que hasta la fecha nadie ha podido ni remotamente llegarle.

No les pido se pongan a leer a este autor, lo que es importante es ver que no hay límites cuando hay inteligencia y pasión por lo que se hace y eso es algo que en estos momentos falta, pasión y entrega no importa si el mundo lo entiende o no.

Termino con  una frase como siempre hago, cuando hay verdadera vocación y amor por lo que nos gusta, nada ni nadie puede evitar seguir con ella.

Leamos algo de este escritor privilegiado y veamos cómo solo nosotros nos ponemos límites.

Miguel de Cervantes Saavedra

El manco de Lepanto

Como ya dije, en estos difíciles momentos por los que pasa el mundo entero, no es posible recomendar lecturas, pues como ya comenté todo el mundo tiene a mano biografía y resumen de obras de todos los grandes escritores del mundo, pero no se trata de recomendar a Cervantes y a su famoso Don Quijote, que después de la Biblia, ha sido el libro más leído en el mundo entero.

Como es posible que un personaje recorra una gran parte de nuestro planeta y que en un combate contra los turcos le destrocen una mano, que le queda ya inservible, por eso le llamaron el manco de Lepanto, que pasó cinco años en la cárcel y que a pesar de todo su gran pasión y escape fueron la lectura y escritura.

Escribe  muchas y buenas obras, pero la más famosa y que todo el mundo conoce es Don Quijote de la Mancha. Que tienen algunos seres que con guerras, vidas difíciles, encierros, etc., tienen una pasión la escritura y en esos momentos se pone a escribir su famoso Don Quijote. Esto ha pasado con músicos, pintores, personas que no se rinden jamás, pues en su interior llevan algo que tienen que dejar salir y lo hacen de manera excepcional.

Aprendamos de estos personajes no nos intimidemos por la pandemia y atrevámonos a buscar y encontrar algo tan valioso y querido que llene nuestras vidas por muy difíciles que sean.

No penséis en el momento, sentid el corazón pues estos personajes nos han enseñado que nada puede detenernos, guerras, enfermedades, muertes, pero ellos tienen algo superior que en esos terribles momentos les hace sentir la vida de forma profunda y diferente.

Hagamos los mismo, no sabemos ni como, ni cuando será nuestro fin, aprovechemos el momento por nosotros y  todos los demás, seamos ejemplo de que todo es posible si tenemos lo más importante AMOR.

Momento difícil

En medio de la facilidad que tenemos para comunicarnos gracias a los medios tecnológicos, me cuesta trabajo pensar, que algún autor o libro que proponga a través de estos breves artículos sea leído, pero por lo menos puedo favorecer el acercamiento a la literatura y de esa forma hacer que al menos se lea el resumen. De ahí espero puedan dar el paso, leerlo por completo.

Haría falta un retroceso y volver al original, pero sé lo difícil, que puede resultar hoy, esa marcha atrás.

No es fácil ya lo sé, pero no creo que estas maquinitas de las que ahora todos gozamos, puedan sustituir al espíritu humano y que a pesar del momento y a la pandemia seguiremos adelante, tratando de descubrir  a seres que vivieron momentos tremendos y que lograron plasmar en pensamientos y palabras lo que vivieron en aquella época.

Ojalá que estos años y digo años porque ya son casi dos los que llevamos con la pandemia, ayuden a que esto se convierta en crecimiento personal y nuevas formas de expresión.

Acérquense a escritores como Benito Pérez Galdós, Lope de Vega, Miguel de Cervantes Saavedra, cuya obra Don Quijote de la Mancha, es después de la Biblia, la obra más leída en el mundo, Calderón de la Barca, Ortega y Gasset y podría nombrar cien más y vean que el momento que a ellos les tocó, fue también difícil y no por eso se desanimaron, ni dejaron de hacer lo que les gustaba. Eso mismo es lo que tenemos que hacer nosotros: seguir investigando y asombrarnos de que este no ha sido el peor momento en la historia del mundo. Muchos pasaron por guerras, cárceles, enfermedades, muertes y a pesar de todo siguieron y nos dejaron  un legado maravilloso, de lo que el ser humano es capaz de hacer, cuando hay verdadera vocación y pasión.

Con este pequeño artículo me despido del año, esperando que el próximo, nos traiga alegría y salud.

Antonio Azorín: un escritor que dejó una profunda huella literaria

José Martínez Ruiz (1873-1967) fue conocido con el seudónimo de Antonio Azorín, o simplemente Azorín. He de reconocer que me identifico con él porque este célebre autor tuvo que superar el estilo oratorio, abigarrado y poco comprensible del largo período decimonónico (los discursos de Emilio Castelar, el teatro aparatoso de José Echegaray o el sentimentalismo de Ramón de Campoamor).

Azorín estuvo mucho tiempo puliendo su estilo hasta que decidió escribir en forma sencilla con “sujeto-verbo-predicado (o complemento)”. Recuerdo que cuando escribía mis artículos para las páginas editoriales de algunos periódicos reconozco que lo hacía con párrafos muy largos y complejos de tal modo que el lector quedaba confundido sin llegar a una conclusión clara y precisa de lo que quería expresar.

Pero leyendo a Azorín con su prosa sencilla y transparente y decidí a imitarle, lo mismo que a Pío Baroja (1972-1956) y Antonio Machado (1875-1939). Todos ellos formaron parte de la llamada “Generación del ‘98” a quienes les afectó mucho que España perdiera los territorios de Filipinas, Puerto Rico y Cuba.  Miguel de Unamuno (1864-1937), líder de esta Generación, lo decía en frase gráfica “Me duele España”. Todos ellos tienen un afán europeizante; desearon que España progresara en todos los sentidos tanto económico como social.; tenían un ansia renovadora de romper con los viejos moldes e incursionar en la literatura moderna y dotar al castellano de nueva renovada belleza y eficacia.

Todos ellos buscaron con enorme pasión el modo de solucionar los grandes problemas de su Patria: unos participando activamente en la vida política, y otros, escribiendo en los principales diarios y revistas.

Azorín decidió establecerse en París donde recibió influencia del Romanticismo alemán, del Simbolismo y el Impresionismo francés. Sus primeras obras literarias consistían en trazar breves frases o pinceladas sobre su realidad circundante y la fidelidad a su percepción sensorial, tal y como lo hacían los pintores Claude Monet, Edgar Degas, Pierre Renoir, Paul Cézanne, Vincent van Gogh y muchos más.

Tiempo después, regresa a España y adopta ese estilo literario directo y sencillo en el que evoca con nostalgia paisajes de su tierra. Por ejemplo, Castilla (1912), los Pueblos (1905), Valencia (1941), El paisaje de España (1917), Río Frío de Ávila (1916), El Escritor (1942), Tiempo y Paisaje (1968), Tiempos y Cosas (1971). Se trata de una revalorización de los valores que su Patria tiene.

Todos ellos fueron sobresalientes estudiosos del Siglo de Oro Español, en particular de Miguel de Cervantes Saavedra, para beber en las fuentes de la riqueza literaria de los clásicos.

También Azorín escribió novelas, obras de teatro y numerosos ensayos en diversos periódicos de su Patria.

En su primera etapa, Azorín estudia Derecho y trabaja en un despacho de abogados. Luego comienza a escribir en periódicos como el “ABC”, “El Imparcial”, “El Globo” y otros más. Asiste con regularidad a las tertulias y reuniones literarias hasta que decide a entregarse por completo al quehacer literario.

Fue un profundo estudioso del estilo y el lenguaje castellanos, por ello, en 1924 fue elegido para formar parte de la Real Academia de la Lengua. Publicó más de cien libros.

He aquí la descripción de una pequeña ciudad castellana: “…Vienen todos a la ciudad; bajan ahora de las colinas y entran en la vega. Cruza la vega un río: sus aguas son rojizas y lentas (…) Crecen los árboles tupidos en el llano.  Una ancha vereda –parda entre la verdura-  parte de la ciudad y sube por la empinada montaña de allá lejos. Esa vereda lleva los rebaños del pueblo, cuando declina el otoño hacia las cálidas tierras de Extremadura. Ahora las mesetas vecinas, la llanada de la vega, los alcores (las colinas) que bordean el río, están llenos de blancos carneros que sobre las praderías forman como grandes copos de nieve. (…) Desde que quiebra el alba, la ciudad entra en animación; cantan los perailes (desenredadores del paño y que prepara lana para tejerla) los viejos romances de Blancaflor y del Cid; (…) ya tocan las campanillas cristalinas…”.

Ha ejercido bastante influencia en muchos otros autores como Camilo José Cela (1916-2002) sus primeras obras y sus viajes descriptivos como “Viaje a la Alcarria”; Miguel Delibes (1920-2010) “Cinco horas con Mario”, “La Hoja Roja”, “Señora de Rojo sobre Fondo Gris”; la escritora italiana Susana Tamaro (1957) (“Donde el corazón te lleve”, “Respóndeme”, “Cada palabra es una semilla”) y otros autores más. Curiosamente el escritor ruso Aleksandr Solzhenitsyn (1918-2008), Premio Nobel de Literatura 1970, tiene ese mismo estilo, como en sus obras “Breves Poemas en Prosa”, “Un día en la vida de Iván Denísovich”, “Por el bien de la causa”, “Primer Círculo”)

A las personas que deseen mejorar su estilo periodístico y literario, les recomiendo leer con calma las obras de Azorín, Antonio Machado, Miguel Delibes, Aleksandr Solzhenitsyn y Susana Tamaro. Considero que se puede aprender mucho de ellos por su sencillez y claridad narrativa.

León Tolstoi, una vida inspiradora

En los difíciles momentos por los que está pasando el mundo entero, recomendar lecturas parece un poco superficial, pero algunos autores, entre ellos León Tolstoi, encuentran salidas y respuestas para el momento histórico en el que vivieron, esto nos puede dar una idea, de cómo algunos seres no se rinden trabajan y encuentran respuestas insospechadas  a la conducta o a la época que les tocó vivir. León Tolstoi es uno de esos escritores que como Dostoyewsky no se rinde, encuentra un camino que le inspiran ideas de como son los tiempos, de cómo cambian la situaciones y donde se puede encontrar él y encontrar respuestas a las vicisitudes de su época.

Este personaje conocido  con otra de sus novelas Ana Karenina,  se convirtió en uno de los escritores más leídos y ampliamente reconocido. Hombre profundamente religioso quiere donar todo lo que tiene a los pobres, a lo que su mujer se opone y por ese motivo se separa y se retira hacer vida sencilla sin absolutamente  nada más que su cabeza,  gran inteligencia y sensibilidad.

Ahora  parece absurdo recomendar autores famosos con obras maravillosas, pues estoy segura con las facilidades que hoy tenemos, nos metemos a internet leemos quien era el personaje y a no ser que verdaderamente interese la literatura, los jóvenes no se van a poner a leer La Guerra y la Paz o Ana Karenina.

La literatura como cualquier otro arte, requiere de pasión de entrega, de analizar y tratar de entender, las épocas en que sucede, podría decirse lo mismo de la música y la pintura, tenemos una escala, tenemos los colores básicos, tenemos las palabras, ideas y algo que en algunas épocas no había, sin embargo estos grandes personajes, juntaron sonidos de forma única, colores y personajes de igual manera, así que ahora que muchos  pueden leer por internet, es un privilegio, piensen, unan ideas, junten e inventen formas que nos amplíen en todos aspectos, aprendamos a ver otras vidas y las nuestras y tratemos cada vez de ser mejores en todos aspectos, sobre todo, tratemos de ser más humanos, entendamos y ayudemos a los  que sufren y si tenemos ese don plasmarlo en palabras que nos enriquezcan y nos ayuden a superarnos.

León Tolstoi uno de esos grandes personajes que siempre nos enriquecerán y nos mostraran caminos, nos harán pensar y a los que les guste escribir les abre un mundo diferente, sobre todo teniendo en cuenta el momento en que fue escrito.

“No hay grandeza donde falta la sencillez, la bondad y la verdad.”

“Todos pensamos que tiene que cambiar el mundo, pero no pensamos en cambiar nosotros mismos.    León Tolstoi, La  Guerra y la Paz.”

 

 

 

 

Fedor Mijaylovitch Dostoyewsky

Dostoyewsky está considerado uno de los mejores escritores del siglo XIX, como la mayoría

de los grandes personajes de esta época, empieza en el ejército, después se retira y empieza a escribir su famosa obra Pobres Gentes, esto le proporciona un éxito tan grande que decide dedicarse de lleno a la escritura.

Dostoyewsky estuvo encarcelado en Siberia y condenado a muerte, las condiciones en las que vivió cuatro meses son verdaderamente increíbles, como se puede subsistir así, sin embargo lo hizo y escribió su muy famosa Memorias del Subsuelo.

Después que consiguió salir de Siberia se casa y se va Kazajistan y aparentemente tiene unos años, o meses  tranquilo donde se dedica a escribir. Dostoyevsky es un fiel cristiano ortodoxo y comienza su  carrera literaria, que es lo que verdaderamente le llena, su famosa Recuerdos de la casa de los Muertos, después viene Humillados y Ofendidos y se publica en una revista que se llamaba Viremya.

En fin hablarles sobre la obra de uno de los más grandes escritores del mundo, es difícil y se puede caer en el aburrimiento.

El sentido de estos mini artículos, es simplemente hablarles de los grandes personajes que a través del tiempo han ido enriqueciendo nuestras vidas, al enseñarnos formas de vivir diferentes, caprichos, amores y sobre todo pasión por lo que hacían.

Acérquense a  Dostoyevsky lean Crimen y Castigo, que es una de las obras más leídas en el mundo  y vean como algunos seres, cuando tienen firmeza y pasión por lo que hacen logran traspasar fronteras y llegar al mundo entero.

Este gran escritor y ser humano escribe una de las obras más conocidas en todo el mundo Los Hermanos Karamazov, que además fue llevada al cine e interpretada por grandes actores de la época.

No tiene caso les cuente la triste y dramática historia de este genio, ya que con los medios actuales, ustedes lo pueden ver en unos minutos, simplemente es darles nombres de personajes importantes dentro del campo de la literatura, para que vosotros si os interesa o no habían oído nada, se acerquen y vean que lo más importante es entregarse a lo que apasiona, aprender y ser cada vez mejores en todos aspectos.

No creo que en estos tiempos y a pesar de los adelantos y conocimientos que tenemos sea diferente, el subsistir haciendo lo que realmente sentimos,  es  camino   difícil y ahora más con la pandemia, pero no hay que desanimarse, hay que hacer lo que sale del corazón, guste o no, lo entiendan o no, esto es fácil decirlo pero en estos momentos muy difícil de llevar a cabo,

En medio de estos tremendos  y fuertes momentos, el poder leer y ver por lo que otros seres han pasado y como se sobreponen y marcan un antes y un después en la historia de la literatura, puede ser un ejemplo para todos nosotros

Marlon Brando: un ícono del cine clásico

Corría el año 1969, desde Sonora vine a realizar diversas gestiones, y visité las principales librerías en busca de novedades. Estaba considerado como un best-seller “El Padrino” del escritor estadounidense, de origen italiano, Mario Puzo.  Varios amigos también estaban leyendo esta novela y me contaron que les estaba gustando bastante su lectura, aunque por momentos, consideraban que eran relatos escalofriantes, crudos y llenos de violencia.

Por ese mismo tiempo, el cineasta Francis Ford Coppola redactaba el borrador de la misma para proponerles a algunos productores llevarla a la pantalla. Se la aprobaron con un limitado presupuesto.

El asunto clave era elegir al personaje central adecuado, Don Corleone. Citó a varios actores famosos entre ellos a Marlon Brando, quien tenía fama de temperamental, inconstante e irresponsable por su comportamiento en recientes filmes.

Se presentó en chanclas, sin peinarse ni rasurarse, con una sucia playera y todo presagiaba que no sería elegido. Pero, cuando le tocaba su turno de presentarse, de un momento a otro se transformó: se peinó, tomó un par de pequeños papeles y los colocó dentro de su boca para hinchar sus mejillas y, se encontraba un gatito negro en una esquina. Brando lo tomó, se sentó en un sillón y lo colocó sobre sus piernas, lo acarició suavemente y comenzó a hablar como un anciano con la voz cascada por su avanzada edad.

Lo hizo tan bien que Francis Ford Coppola le comentó que era justo el actor que estaba buscando: espontáneo, creativo, natural, sencillo. Lo demás es historia conocida. Luego se filmaron las partes II y III de “El Padrino”, todas con gran éxito de taquilla.

¿Cómo fue la biografía de Marlon Brando? Nació en Omaha, Nebraska en 1924 y falleció en 2004.  Tuvo una infancia y adolescencia con un hogar roto y escasez de medios materiales. Su padre y su madre eran alcohólicos y continuamente se maltrataban. Era frecuente la violencia verbal y física. El padre nunca estuvo de acuerdo con que él fuera a la escuela de actuación, Le echaba en cara que era inútil y holgazán. Lo criticaba con sarcasmo, agresividad y a menudo lo golpeaba. Muy pronto los abandonó y jamás supieron de él.

Su madre fue actriz de teatro de segunda categoría, pero era alcohólica empedernida. En repetidas ocasiones él iba a recogerla en bares y cantinas. Brando se quejaba amargamente, años después, que nunca recibió su cariño materno. Todo esto ya nos refleja de modo elocuente su carácter conflictivo, su violencia contenida propios de una familia disfuncional.

Como actor salta a la fama con la obra de teatro del célebre dramaturgo, Tennessee Williams: “Un Tranvía llamado Deseo””. Fue todo un acontecimiento en Broadway. Posteriormente fue llevada a la pantalla bajo la atinada dirección de Elia Kazán.

Es interesante observar en ella que, Marlon Brando, proyecta todos sus complejos, conflictos personales y violencia retraída a unos niveles increíbles. Inaugurando así un nuevo teatro más dramático y realista. De manera que hipnotiza a los asistentes. Ése era precisamente el efecto que quería provocar Tennessee Williams y Brando lo logró con creces.

En 1955, en la película “Nido de Ratas” gana el Óscar al mejor actor. La novela original fue escrita por Francois Mauriac, Premio Nobel de Literatura en 1952. Con “El Padrino” (Primera Parte) también gana el Óscar al mejor actor (1972).

Otras películas destacadas de Brando son “¡Viva Zapata!” (1952), reconocido como el mejor actor de una película extranjera., “Salvaje” (1953), quién con un grupo de delincuentes asolan con sus motocicletas un pueblo de California creando serios estragos y basada hechos reales. Marlon Brando con su chamarra de cuero, pantalones de mezclilla, botas altas negras, una gorra blanca, una estrecha playera a rayas crea toda una escuela e influye en James Dean y Elvis Presley y demás “rockeros” de esa década.

Otros filmes son: Sayonara” (1957), “Julio César”, “Apocalypse Now”, “El Rostro Impenetrable”, “El Último tango en París” (1973), A lo largo de su trayectoria artística recibió numerosos reconocimientos como “Globos de Oro”, “Premios Emmy”, “Premios BAFTA”, Premio “Festival de Cannes a la mejor interpretación masculina, lo mismo que en el mundo del teatro.

Sin embargo, en medio de tantas distinciones de su país e internacionales, nunca pudo superar su sentimiento de orfandad, de sentirse inconforme con su vida y se convirtió en bohemio, con todas sus consecuencias.

Con todo, es considerado como un ícono en el mundo del espectáculo y uno de los mejores actores de cine y teatro de todos los tiempos.

Crimen y castigo

El gran escritor ruso Fedor Mijaelovitch Dostoyevsky, escribe este extraordinario libro y hace todo un cuestionamiento, de lo que somos, porque lo hacemos y luego no podemos vivir con ese peso.

Raskolnikov así se llama el personaje de esta historia, está en San Petersburgo en esos momentos la capital de Rusia.

Cómo hemos visto a través de la pintura y la música, la vida de la mayoría de estos genios fue muy pobre, llena de carencias, la vida veces nos fuerza a tener ideas, cometer actos tremendos y justificarlos, es interesante como el escritor describe estas particulares circunstancias y a lo que se puede llegar.

Este personaje nacido de la imaginación y pluma de uno de los más importantes escritores rusos es muy interesante y difícil, lo que nos resulta increíble es que haya seres dotados de dones especiales capaces de romper con esquemas y tradiciones.

En esos momentos Freud no había aparecido y este personaje llega a lo que después se consideraría un psicoanálisis, ya que todo lo que hacemos y pensamos, tiene una respuesta a largo o corto plazo en nuestras vidas. Tomar decisiones tan poco humanas, soberbias y llenas de odio, llevan finalmente a cometer actos terribles en contra de los demás y por supuesto sin darnos cuenta de nosotros mismos.   Hoy tenemos tantos medios a nuestro alcance y vemos todos los días noticias tremendas, de seres que hacen cosas horribles sólo por odio, ignorancia y dinero.

Es muy interesante ver como este genial escritor, nos dice que no podemos llegar a tan fuertes conclusiones que debemos tener cuidado con lo que pensamos, ya que el peor enemigo puede ser nuestra mente.

Anímense a leer algo interesante y profundo y tengan en cuenta en la época que se escribió, cómo algunos seres como en la pintura o en la música, cambian nuestra forma de ver y entender al ser humano y sus grandes tropiezos. Vivimos una época diferente, avanzada en muchos aspectos y retrasada en los más esenciales, ya que a pesar o quizás por todos los medios que tenemos a nuestra disposición nos volvemos perezosos no leemos sólo escuchamos noticias y cada vez le damos menos importancia a todo lo que no sea material. Triste es ver que estamos perdiendo algo esencial, que es la dignidad que deben tener para nosotros todos los seres humanos.

George Gershwing

Ya casi terminamos este ciclo sobre música con uno de los más extraordinarios músicos del siglo XX, George Gershwing.

Este genial compositor se dedica a escribir un tipo de música mucho más ligera y accesible, no se puede considerar que es un compositor cómo los que hemos visto, sin embargo, con su música logra llegar al mundo entero.

Hijo de una familia  de inmigrantes rusos de origen judío, nace en los Estados Unidos con un talento especial que le hicieron diferente de todo lo que le rodeaba y que gracias a un padre comprensivo e inteligente que le ayudó en todo lo que pudo, llega a alcanzar su sueño, escribir una música muy personal, americana fácil e interesante de escuchar que le abrió las puertas del mundo entero, ya que no tenía una formación formal, cómo los músicos que  hemos visto.

Hace un viaje a París y conoce a Maurice Ravel de quien quiere tomar clases, pero este dándose cuenta de su talento, le dice que lo que el posee es una joya, que se atreva y lo muestre, pues perdería esa maravillosa espontaneidad si tomara clases con él.

Uno de los grandes éxitos de su carrera es la ópera Porgy and Bess, que evoca la vida de la comunidad negra en el sur de los Estados Unidos y mezcla jazz, el espiritual y la sinfonía europea, logra un increíble éxito y reconocimiento ya que esta se exhibe en todo el mundo.

Qué maravilla cuando seres extraordinarios como él, se atreven a romper esquemas, a ser ellos y enriquecer el mundo de la música de manera extraordinaria.

El talento de Gershwing invade el planeta su muy famosa un americano en París, es llevada al cine con tremendo éxito. Se estrenó en l951 dirigida por el gran Vicente Minelli y se considera uno de los mejores musicales del cine americano por el American Film Institute.

Este singular personaje muere muy joven de un tumor cerebral, pero en el poco tiempo que estuvo enriqueció la vida de todos los que hemos tenido la suerte de escucharlo y disfrutar de su música.

Cómo siempre termino, ábranse, oigan algunas de sus piezas y descubran que no hay límites para la creatividad, nosotros nos los ponemos, al no atrevernos a buscar, a encontrar y maravillarnos de lo que algunos    seres logran, con trabajo y mucho talento.

1 2 3 4