Pablo Picasso

Escribir  unas cuantas líneas  sobre el más grande y conocido pintor del siglo XX, es ardua  tarea, ya que si hubo un hombre innovador, arriesgado e incansable trabajador hasta el fin de sus días, fue el gran Picasso. 

Este artista extraordinario nace en  Málaga, una provincia del sur de España. Hijo de un maestro de pintura, aprende desde sus primeros años todo lo relacionado con este  oficio, sorprendiendo a su padre y maestros, por su increíble  facilidad, para representar lo que fuera. Un verdadero niño prodigio.   Este pintor a la temprana edad de ocho años, hace estupendos cuadros. A los trece  pinta su famoso viejo pescador. Nhay referencia de ningún otro pintor en el mundo, que a los trece años  haya hecho una obra  que se pueda comparar con esta.

 

 

Picasso va a Barcelona  y hace una serie de importantes amigos, Casagemas, Utrillo, Torres García, en fin la crema de la intelectualidad de aquella época.  Aquí visita frecuentemente una cervecería llamada “4 Gats”,  donde hace su primera exhibición  pública en 1900.

En otoño de ese mismo año se va a  Paris, que en esos momentos es el centro de  la vida  artística e intelectual de Europa.   Vive mil vicisitudes y descubre  un mundo que  ha sorprendido, enriquecido y ampliado el concepto de  arte del siglo XX.

Con su amigo Casagemas visita lugares pobres y lúgubres de la hermosa ciudad  y sobreviene el suicidio de este. Aquí empieza su  período azul, época dramática y preciosa pictóricamente hablando, pero que refleja la profunda depresión por la que atraviesa.

 

En el famoso Bateau lavoir la vida parece empezar a sonreírle y viene su segunda etapa, la época rosa.La gran revolución se acerca y ésta son las famosísimas  “les demoiselles d´avignon”, pintura que provoca una verdadera conmoción. Por eso Picasso no la muestra y la conserva en su taller, esperando el momento de poderla enseñar, ya que no estaba dispuesto a oír los horrores que el público no preparado diría de ella. Hoy es una de las pinturas más osadas y reveladoras de toda una época, no igualada por ningún pintor.

 

La influencia de Cezanne, como ya mencionamos iniciador de este movimiento, fue decisivo para el nacimiento del cubismo y Picasso es el que lo lleva a la altura que actualmente conocemos.  

 

El  cubismo trastornó todas las nociones pictóricas tradicionales. Por esto no hay que extrañarse de la indignación que levantó en los medios artísticos de la época. Salvat historia del arte.

 

Como siempre  los  conocedores”  gozan de incomprensión y ceguera; todo lo que se aparte de los cánones que ellos deciden  debe ser el arte, es especulación y ganas de llamar la atención. Afortunadamente uno de los que apoyaron  aBraque y Picasso fue el poeta GuillaumeApollinaireMovido por su sensibilidad más que por su conocimiento fue capaz de sentir el esfuerzo y la riqueza que esto daría a la pintura.

Picasso aunque se le reconoce junto con amigos, como el gran iniciador de este movimiento, fue un innovador en todos aspectos. Gráfica, pintura, escultura, cerámica, murales en fin no hay rama que no se haya atrevido a tocar y siempre con esa maestría y audacia que le hicieron ya en vida ser el pintor más reconocido del siglo xx.

 

Otro de los grandes cuadros de este gran maestro es el famosísimo Guernica, cuadro mural inspirado  en el ataque brutal del nazismo contra una población indefensa en el norte de España. Fue expuesto en el pabellón español de la feria internacional de parís en 1937.  

 

No existe realmente el arte. No hay más que artistas, esto es, hombres y mujeres favorecidos por el maravilloso don de equilibrar formas y colores hasta dar en lo justo, y lo que es más raro aún, dotados de una integridad de carácter que nunca se satisface con soluciones a medias, sino que indica su predisposición a renunciar a todos los efectos fáciles, a todo éxito superficial  en favor del esfuerzo y la agonía propia de la obra sincera. Gombrich  Historia del arte  

 

Si queremos que el arte y artistas continúen, tenemos que echar una mirada a nuestros conocimientos y prejuicios. El miedo a toda innovación, hace que nos limitemos,  no sólo de entenderlo y apreciarlo, sino que nos privamos de momentos de extraordinaria alegría, que a veces sólo el arte puede proporcionar.

El principio de la sabiduría: la aceptación de tres realidades

El célebre filósofo y teólogo alemán, el sacerdote católico, Romano Guardini (Verona, Italia, 1885-Munich, 1968), quien marcó toda una época con sus novedosas aportaciones a esos saberes humanísticos e influyó en algunas reformas aprobadas por el Concilio Vaticano II.

Romano GuardiniReflexionaba en su libro La Aceptación de Sí Mismo, que a lo largo de su vida se había encontrado con muchas personas que no eran plenamente felices. Es decir, que lo tenían todo en su vida para vivir alegre, serenamente y con paz: destacados logros profesionales, una buena esposa con unos hijos afectuosos y agradecidos, salud física, suficientes medios económicos… Y, sin embargo, en sus conversiones con esos amigos o discípulos suyos, le manifestaban que estaban descontentos consigo mismos, o por diversas circunstancias familiares, profesionales o sociales.

Guardini, en primer lugar, les animaba a que se plantearan aquel el sabio y antiguo consejo del filósofo griego, Sócrates, con su conocida frase: “Conócete a ti mismo”. Porque se percataba que esas amistades le presentaban problemáticas complejas, en las que mostraban un gran desconocimiento de sus propias personalidades, las de los demás y del propio entorno vivencial.

En un segundo paso, también las estimulaba a que fueran ellas mismas las que encontraran las soluciones a sus dificultades y desazones interiores. Ese proceso llevaba varias conversaciones posteriores, porque el maestro Guardini, en medio de su intensa actividad como catedrático y escritor, solía interesarse auténticamente por sus amigos.

Así que cuando sus conocidos le externaban las causas profundas de sus aflicciones, les daba esta triple recomendación:

1. Acepta tu propia realidad. En otras palabras, muchas veces nos encontramos con personas que se sobredimensionan a sí mismas en sus cualidades, facultades, virtudes. O, por el contrario, se subestiman demasiado, al punto que esa actitud equivocada, les produce tristeza y pesimismo. Pero muchas otras veces, Guardini les hacía considerar que tenían que aceptarse tal y como eran, y no como les gustaría ser. Evidentemente no se refería a mantener una conducta mediocre o conformista, sino fundamentalmente realista. Por ejemplo, un profesional que se desempeña bien en su trabajo y tiene un cargo relevante en su empresa, pero tiene la tendencia de estar ambicionando ser el primero; de condicionar su felicidad, siempre y cuando esté por encima de los demás. Les hacía considerar que esa postura necesariamente les conduciría a un estado de infelicidad porque siempre en esta vida se encontrarían con algún otro colega superior a ellos en un determinado aspecto.

2. Otras veces, la queja de sus amistades provenía de un permanente malestar al descubrir defectos en su esposa, sus hijos; con su jefe inmediato o sus compañeros de trabajo. Y esa convivencia les generaba frecuentes roces, fricciones e incluso altercados. Guardini, entonces, les recomendaba un consejo tan simple como sabio: “Tienes que aceptar a los demás como son”. Les decía que si son faltas graves, los podría corregir, pero que no esperaran cambios de mejoría inmediatos, “como de la noche a la mañana”. Eso lo había aprendido en su quehacer como profesor al intentar ayudar a sus alumnos. Y añadía que, dentro el terreno de los pequeños defectos, deberían tener mucha paciencia, como el labrador que observa cómo sus plantas van creciendo paulatinamente. Y les hacía reflexionar: ¿O acaso tú no tienes equivocaciones y defectos? ¿No piensas que los demás (en tu trabajo, en tu familia) igualmente te tienen mucha paciencia y comprensión ante tus miserias y equivocaciones? Entonces, ¿por qué no quieres coexistir pacíficamente con los defectos de los demás?

3. El tercer plano que les hacía considerar a esos dirigidos suyos, que se molestaban, por ejemplo, porque dentro del plan de avances propuestos en sus empresas no iban al ritmo que ellos quisieran; o bien, porque consideraban que la sociedad estaba imbuida de un retraso cultural, o quizá, se sentían incómodos de vivir en esa ciudad o país determinado y anhelaban residir en otros lugares donde tuvieran mejores oportunidades para remontarse y prosperar… Guardini les escuchaba con interés y, luego, les decía que si no podían cambiar “como por arte de magia” su entorno social, tenían que aceptar ese ambiente específico que los rodeara y, comenzar por mejorar en cosas pequeñas, para llegar luego a las metas grandes que ambicionaban.

Este ilustre pensador, siempre tuvo dificultades en su vida y de las más variadas: apuros económicos, una salud sumamente precaria, la necesidad forzosa de cambiar de lugar de trabajo, o en ocasiones, un clima de disturbios sociales y de guerras, pero con esta triple aceptación que planteaba: de sí mismo, de los demás tal y como eran, y de su entorno social, que materialmente no podía modificar porque escapaba de sus posibilidades, siempre mantuvo: la paz interior, la ecuanimidad y la alegría. Pero una alegría madura, muchas veces entrecruzada con los intensos y complejos dolores que sufría, y hasta el final de sus días, nos brindó -con su personal testimonio- admirables lecciones de cómo encontrar una sabia y realista felicidad.

Una Burbuja Legislativa en Chile

Parece absurdo que el gobierno chileno pretenda continuar, casi como si no hubiera pasado nada,  con  lo  que  considera  su tarea  “refundacional”  del  país  (o  que  siga  “pasando  la retroexcavadora”), si al mismo tiempo está sumido, al igual que toda la clase política, en este verdadero pantano de ilegitimidad y descrédito que cada día se agranda y profundiza más, sacado a la luz por él mismo, con el propósito de dejar fuera de combate a un partido de  oposición, acusándolo  de  prácticas  que  muchos  de   sus  propios  adeptos  también realizaban. Así abrió sin querer una Caja de Pandora, saliéndole el tiro por la culata, al punto que ahora están casi más asustados ellos por lo que pueda venir que sus adversarios. Además, existen indicios que varios de estos posibles implicados están trabajando, sea abierta o solapadamente, más en evitar eventuales coletazos de este verdadero huracán político, que en tareas propiamente legislativas. Por tanto, además de la falta de legitimidad del  gobierno para erigirse  en adalid de  este  proceso refundacional,  tampoco le  estarían dedicando el tiempo que dicha labor requeriría.

Toda esta lamentable situación contrasta con el ímpetu que a ratos se muestra por impulsar el programa de gobierno, incluso pretendiendo acelerarlo en ciertos casos, como con la reforma laboral, a la cual además, se han introducido importantes modificaciones de última hora. Es como si de repente surgiera el apuro por aprobar estos cambios, antes que la cosa empeore aún más, ya que no pasa un día en el cual no aparezcan nuevos antecedentes, algunos francamente increíbles, que no hacen sino aumentar la complejidad y gravedad de esta situación, de lejos, la peor que ha tenido nuestra clase política desde el retorno a la democracia.

En  consecuencia,  en  un  ambiente  tan  enrarecido,  de  tanto  recelo,  en  que  las suspicacias y las desconfianzas no hacen sino crecer y crecer, parece impresentable que en el plano de las reformas legislativas, se actúe casi como si no hubiera pasado nada, se apure el tranco y no se cambie ni una coma el programa de gobierno.

Una actitud semejante no le hace bien al país, pues la legitimidad de las autoridades no se fundamenta solo en la manera en que han llegado al poder, sino sobre todo, en el modo  de  ejercerlo;  o  si  se  prefiere,  dicha  legitimidad no se  adquiere  de  una vez  para siempre  (ni  es,  por  tanto,  un  cheque  en  blanco),  sino  que  debe  mantenerse. Ello,  sin perjuicio  que  de  haberse  sabido  estas  prácticas,  seguramente  las  últimas  elecciones hubieran  tenido un  resultado  muy  distinto.  Por  eso,  seguir  en  esta  verdadera  burbuja legislativa no hará más que empeorar nuestra ya difícil situación.

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

La Utilidad de las Normas

Muchos consideran que la existencia de normas limita e incluso anula nuestra libertad, y que su ausencia nos permitiría obrar a nuestro antojo, maximizándola. De este modo, ellas serían una especie de maldición y a lo sumo, un costo necesario para permitir la convivencia, al evitar que nos devoremos mutuamente cual lobos salvajes.

Sin embargo, si se mira con más atención, se descubre que en muchos casos, estas prescripciones de la conducta humana jurídicas y no jurídicas, lejos de limitar o hasta destruir nuestra libertad, la potencian, e incluso, le permiten existir.

Piénsese a modo de ejemplo, en las reglas del tránsito: ellas regulan un cúmulo de comportamientos (sentido del flujo vehicular, velocidad, señalización, etc.). No solo eso: además de normar el modo de desplazarse –tanto el motorizado como el peatonal–, se encargan de muchísimas cosas más: los requisitos para poder conducir, las dimensiones y materiales requeridos para hacer las calles, las características de la señalética y un largo etcétera.

Ahora bien, ¿limita o incluso anula todo esto nuestra libertad? En realidad, no: lejos de destruirla, estas normas la incrementan, según se adelantaba, e incluso le permiten existir.

En efecto: ¿se imagina alguien qué pasaría si no existieran reglas para el tráfico vehicular, si cualquiera pudiera conducir con los atributos y del modo que estimara conveniente, o que no hubiera directrices para la construcción y el trazado de las calles? En una situación semejante, lejos de tener más libertad, nos estorbaríamos entre todos, haciendo de este modo que el desplazamiento de un lugar a otro (que es el objetivo final de las reglas del tránsito) fuese imposible o al menos, muchísimo más difícil y hasta peligroso.

Lo anterior significa que en este y otros muchos casos (como la regulación de los contratos, por ejemplo), las normas, lejos de quitarnos libertad, hacen todo lo contrario.

Es por eso que una adecuada y más realista visión de las normas (que dicho sea de paso, son entes culturales bastante curiosos, en atención a los efectos que producen) lleva a la conclusión opuesta a la que tradicionalmente se tiene, y que lejos de ser una maldición, pueden llegar a ser una de las obras maestras del ingenio humano; siempre, por supuesto, que su contenido sea racional y no arbitrario, o si se prefiere, a condición que tengan en cuenta la verdadera realidad y necesidades humanas y no sean fruto del capricho, la arbitrariedad o el afán de poder.

En consecuencia, las normas correctamente formuladas pueden convertirse en grandes aliadas del obrar humano y en una de las máximas pruebas de nuestra racionalidad.

 

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

Diversión con los pies en la tierra

Vacaciones que nos llevan a vivir una realidad que es totalmente alejada a la verdad. Descansar de trabajar o de la rutina diaria es lo que hacemos en las vacaciones. Independientemente de la razón por la cual se toman, como en esta ocasión Navidad, o próximamente Semana Santa o los puentes que festejan días patrios, las vacaciones nos hacen salirnos de nosotros mismos.

Vacacionar nos hace vivir una película, en donde somos los protagonistas, el director son las circunstancias y los compañeros de reparto son los amigos y familiares. Habrá quiénes anhelen salir de viaje o por lo menos dejar la monotonía para hacer a un lado la verdad y otros que no tienen verdades tan duras y desgastantes simplemente buscan cambiar de ritmo por el placer de innovar.

En las vacaciones, sobre todo de fin de año nos divertimos, casi todos logramos encontrar un poco de diversión. Si salimos de nuestra ciudad, encontramos gente nueva y gente no tan nueva pero que tuvo algo que ver en nuestras vidas, y el momento de las celebraciones, el escape de las vacaciones nos crea una sensación de hermandad y amistad como si nunca hubiera habido un distanciamiento.

El fin de año nos crea una sensación como de final inminente en el que hay que aprovechar al máximo. Aunado a ello las vacaciones nos aligeran el alma y al buscar divertirnos, evidentemente nos esfumamos de la verdad y creamos una realidad pasajera.

Fíjense nada más, que alguna vez me tocó escuchar a un gran orador que nos decía que si Platón, Aristóteles y todos sus secuaces osaran venir a esta era, quedarían con expresión de emoticón sorprendido con iniciales de “OMG” al percatarse que hay ciudades enteras dedicadas a la diversión. ¿Saben por qué? Bueno todo comienza con la raíz etimológica; la palabra diversión o divertirse se refiere a realizar actividades diferentes a las que ejecuta cada persona de manera ordinaria y cotidianamente, éstos pueden ser muy distintos en cada persona según sus gustos, costumbres, tradiciones, etcétera. Sobre todo lo que haría a estos filósofos caerse de espaldas es que el verbo divertir ha sufrido históricamente algunos cambios y transformaciones como: “divertir (l.divertere) S. XVI al XX. Que quiere decir apartar, desviar, alejar. ¡Nos apartamos como personas! ¡Nos desviamos! Separamos el cuerpo del espíritu, buscamos alejar la verdad porque ¿duele?

Entonces el postre siempre después de la diversión es la vida real, cuando terminan las vacaciones (lo que estamos actualmente padeciendo) pues caemos en cuenta que las cosas siguen igual, que solo fue un momento de cambios efímeros pero que nuestra existencia es otra. Y la cruda es en ocasiones mucho más intensa, que cuando dejamos como las vacas hacen, los pies en la tierra.

Por ello, para este 2015 seamos como estos rumiantes que se salvan de los desastres naturales gracias a que perciben que algo malo se avecina (Indonesia, Tsunami 2004), ¿cómo lo logran? Pues manteniéndose bien plantados sobre el piso y así saben cuándo hay que huir de la mentira para enfrentar la realidad.

Feliz año. Un año que se dice será perfecto y con infinidad de posibilidades para ser felices. Nos leemos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

Encuentro y Desencuentro

<<A mi no me preocupa “el qué dirán”>> <<Si la gente me critica es su problema>>

Los chavos siempre se han caracterizado por ser rebeldes, por ir en contra del sistema.

Estas reacciones son algo así como un estado natural de la juventud. Raro sería que estuvieran de acuerdo con todo lo que el mundo les dice que hagan o que les obliga a realizar. La rebeldía es una reacción normal de la juventud ante la autoridad; sin embargo, no es culpa de los chavos, sino de aquellos que nos imponen las reglas sin pensar en un encuentro personal con quienes se supone deben de cumplirlas.

No logramos que el mundo sea un lugar de bienestar porque las normas las aplican los adultos, que muchas veces pasaron por una juventud de dolor o de incomprensión, y curiosa ironía, repiten lo que justamente detestaban. ¿Por qué se da este fenómeno? Los expertos en sociología y psicología lo llaman la disonancia cognitiva, esa que nos hace creer que si lo que vivimos no nos dejó “tan mal”, a pesar de haber sido difícil, entonces quiere decir que debe de ser bueno. Ejemplo de ello, es el divorcio exprés que nos lo venden como una necesidad imperiosa para lograr que las partes de un matrimonio logren deslindarse de sí con facilidad. Pero ¿en realidad esto le conviene a la sociedad porque un grupo de adultos decidió que no estuvo tan grave que sus padres se separaran? Justificar las propias experiencias de vida es normal y es necesario para no morir de tristeza. No obstante, imponer leyes generales que institucionalizan la disfunción, para quienes comienzan a transitar por esta vida, es injusto.

El ejemplo puede ser detonante de muchas discusiones, sin embargo, mi intención es comprender la razón por la cual esta disonancia cognitiva puede darse. Es decir, ¿por qué tanta gente que ha crecido con dolor en su vida, siendo presa de la cultura del descarte, quiere imponer lo que ha vivido a las nuevas generaciones confundiéndolas y haciéndolas creer que porque es legal es correcto o es lo mejor para el bienestar social?

La cultura del descarte tanto como la dictadura del relativismo, ambas extremistas, la primera tacha a quienes no cumplieron las normas morales y la segunda quiere liberalizar a la sociedad, lesiona mucho el alma de las personas, creando un hoyo negro de identidad. Una crisis en la que nos hemos sumido desde hace décadas, arrastrados por ideologías que son armas letales que hieren las almas de la humanidad.

La propuesta para que no haya confrontación entre adultos y jóvenes, entre ideas y principios es una cultura del encuentro, en donde cuerpo a cuerpo nos relacionemos como sociedad. En la cual nos propongamos ponernos en los zapatos del otro, y no solo eso, sino que ir al encuentro conversando con aquellos que tienen el alma dolida por ese descarte que los ha tachado por sus conductas o mutilado espiritualmente por el relativismo que los ha hecho pensar que no hay una verdad. Un encuentro que nos ayude a tomar decisiones libres, brindándonos felicidad buena, bella y verdadera y no solamente alegría momentánea que es pasajera y al final, es la responsable de las decisiones de inmediatez que caracterizan al siglo XXI.

* Alejandra Diener

*Esta entrada fue publicada en la revista bimestral Mirate del mes de noviembre 2014, en su edición Especial Gratuita.

Mujer, ¡no te olvides!

Por: Isabel Cristina Mayorga Benavides

Es estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Familia por el Instituto Superior de Estudios para la Familia, Juan Pablo II de la Universidad Anáhuac México Norte.

“Quien educa a un hombre educa a un individuo, pero quien educa a una mujer educa a un pueblo”. – Mahatma Gandhi

Con frecuencia me pregunto, ¿Qué es ser mujer para la sociedad hoy en día? Algunas personas, podrían describir a la mujer algo así como una de las protagonistas de “Sex and the City”: soltera; con fama, poder y dinero, independiente; a la moda, etc. En algunos países de Sudamérica seguramente la describirían de acuerdo a su atributos corporales y dirían que son coquetas o incluso usarían el término “exóticas”. Al contario de esto, en las zonas rurales de China se podría escuchar el dicho popular de que “es mejor criar cisnes que tener hijas” ya que la mujer es objeto de maltrato, abuso, discriminación y hasta de esclavitud por parte del hombre. Estas son solamente tres pobres respuestas a la pregunta inicial, sin embargo considero que la mujer es mucho más que estas breves descripciones.

Para mí, el problema más grande hoy en día, es que al mundo se le ha olvidado la responsabilidad tan grande que tiene la mujer dentro de la sociedad. Y no me refiero a los altos cargos que puede ocupar o a la cantidad de cosas que puede hacer bien, me refiero a su naturaleza de mujer, a su llamado de acompañante incondicional, de luchadora incansable, de formadora y a su vocación de humanizar al hombre.

En la actualidad, la teoría de género está impregnada en las organizaciones mundiales más importantes e influyentes y considero que constituye un gran peligro para la mujer, la familia y para todas las sociedades en sí. Esta actitud ideológica se apoya en el principio de igualdad y es una hipótesis que dice que la identidad sexual del ser humano depende del entorno socio-cultural y no del sexo . Por lo tanto, la teoría de género elimina las diferencias esenciales del hombre y la mujer y subestima la realidad biológica del ser humano. Personalmente, creo que como dijo Juan Pablo II en la IV conferencia mundial sobre la Mujer (1995): “Femineidad y masculinidad son entre sí complementarias no sólo desde el punto de vista físico y psíquico, sino ontológico. Y sólo gracias a la dualidad de lo «masculino» y de lo «femenino» lo «humano» se realiza plenamente.”

Es real que hasta hace algunos años, muchos hombres veían a las mujeres por debajo de ellos; muchos subestimaban a la mujer y la creían incapaz de muchas cosas. Esta idea ha ido cambiando y hoy en día muchos reconocen el valor de la mujer. Sin embargo, muchas mujeres que han trabajado incansablemente para que esto cambiara, lo han hecho incorrectamente. Pienso que la mujer no debe de aclamar sus derechos por medio de la masculinización para así “protegerse” ya que al hacer esto, pierde su sensibilidad característica y se vuelve mucho más “dura”. La sociedad necesita de la humanización de la mujer y si la mujer pierde su sensibilidad, lo único que terminará consiguiendo es una sociedad más dura e insensible. Entonces, la masculinización de la mujer conlleva un problema para la mujer y la sociedad y por lo tanto, se ve afectada también aquella que es considerada la base de la sociedad, es decir: la familia.

El que la mujer juegue un papel tan importante en el crecimiento, la orientación y la unión de la familia, no debería de ser visto como algo negativo o denigrante. Ser madre es un trabajo de tiempo completo y por lo tanto es un trabajo admirable. La familia es justamente la sustancia viva que conecta al adolescente con el mundo y transforma al niño en adulto . La sociedad necesita de hombres y mujeres íntegros, con valores bien cimentados y pienso que el camino para lograr esto es a través de familias sólidas.

Entonces, pienso que el ser mujer no debería de verse alterado por las condiciones y el contexto en el que ella vive. Al contrario, el ser mujer y madre debería de ser exaltado, con un orgullo genuino, en todas las sociedades ya que su papel es esencial para la construcción de una sociedad más educada y más sólida. Las mujeres no se deben de olvidar que, por fortuna, son las que dan vida y las que forman los cimientos de las futuras generaciones. La complementariedad del hombre y la mujer debe darse en todas las actividades humanas, tanto en la familia como en la vida profesional y social, ya que de esta forma se logrará un mundo con más riqueza y con más oportunidades para todos.

En conclusión, pienso que la mujer no debe de olvidarse de su papel fundamental en el mundo. Si la mujer quiere sobresalir, no podrá hacerlo mejor que por medio de la exaltación de sus dones naturales y las cualidades propias de su feminidad. La teoría de género, lleva a hacer de la mujer un ser que se olvida de sus cualidades innatas y esto representa un riesgo para todos. Tony Anatrella (2008) dice que “reconocer la diferencia implica aceptar la diferencia de sexos, de generaciones y de roles en el seno de la familia. Reconocer al otro no es aceptar todo lo suyo ni animarlo en sus conflictos psíquicos, es permitirle efectuar una paciente elaboración personal al final de la cual pueda experimentar una cierta libertad”.

____________________________________________________________________________________________

[1] Rosa, (2009). La Discriminación de las mujeres en China.

[2] Fernández, X. (2014) Apuntes de una clase de teología Moral. Instituto Juan Pablo II, México.

[3] Lauro Estrada, El Ciclo Vital de la Familia, p. 11.

[4] Diener, A.  (2012). “El cuidado y la crianza de los hijos…”. Extraído el 20 de octubre de 2014 desde: http://tuenlinea.mx/~wwwinformandoyfo/cuidado-y-crianza-de-los-hijos/

[5] Anatrella, T. (2008). La diferencia prohibida. Prefacio.

EXIGEN DEROGAR LEYES PROABORTO Y APOYO A LA MUJER EMBARAZADA

Primeros 5 Pasos por la Vida

Miles de ciudadanos, en su mayoría jóvenes, marcharon hoy del Monumento a la Revolución a la Asambleas Legislativa del Distrito Federal para exigir a las autoridades gubernamentales y legisladores, la inmediata derogación de las leyes pro-aborto que, sólo en la capital del país, cobraron la vida de al menos 100,000 niños, en el vientre de sus madres. En el marco de la segunda edición de la “Marcha Pasos x la Vida”, los manifestantes exigieron también la emisión de leyes que realmente apoyen a la mujer embarazada y eviten con ello, que muchas de éstas deban recurrir a la práctica criminal del aborto.

Con mantas en las que se podían leer consignas como «Sobreviví a Ebrard», “Vivir vale la pena…” o “Ministro: cuando falles…no me falles”, portadas por niños y adultos de todas las edades, los manifestantes demandaron a los legisladores que defiendan la vida de todos los mexicanos, desde la concepción hasta la muerte natural, y pidieron al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, que implemente alternativas reales de apoyo a la mujer embarazada.

«Hace seis años, en este mismo lugar, 44 asambleístas de los partidos de izquierda, de espaldas a la sociedad y en abierta complicidad con el gobierno de Marcelo Ebrard, aprobaron reformas que legalizaron la práctica criminal del aborto en nuestra ciudad. Hoy, seis años después, su criminal decisión ha costado la vida a más de 100,000 niños, convirtiendo al Distrito Federal en la Ciudad de la Muerte» aseguró, en la escalinata de la ALDF, Rocío Ocampo, vocera del Movimiento Nacional Pasos x la Vida.

«Por eso estamos aquí; porque no olvidamos la traición que, en abril de 2007, diputados de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo, de Convergencia y del desaparecido Partido Social Demócrata cometieron contra el pueblo que decían representar», agregó.

Con paso firme, alrededor de dos mil personas demandaron al Gobierno del Distrito Federal programas concretos que protejan los derechos de todos los ciudadanos, comenzando por los más vulnerables.

«Miguel Ángel Mancera, te retamos a ofrecer respuestas claras y sin evasivas: ¿seguirás la misma línea y políticas proabortistas de quien te antecedió en el cargo?¿Tendrás el coraje de proponer alternativas que garanticen apoyos efectivos para la mujer e impidan que deba recurrir a matar a su hijo?¿Impondrás orden en las clínicas privadas?¿Crees, como alguno de tus colaboradores, que 100,000 abortos, 100,000 niños muertos, son motivo de celebración o de festejos?», preguntó frente a la Asamblea capitalina la vocera Rocío Ocampo.

Advertidos sobre el riesgo que implica el que en los próximos días la Suprema Corte de la Nación pudiera revertir legislaciones que en 18 estados garantizan el Derecho a la Vida desde el momento de la concepción, los manifestantes del Distrito Federal y provenientes de más de10 estados de la Repùblica, demandaron a los ministros proteger la vida de todos los mexicanos y respetar la autonomía de los Congresos locales y la voluntad de la ciudadanía que éstos representan.

Segundos 5 Pasos por la Vida

«Sepan, señores ministros, que emitir sentencias que no garanticen de manera irrestricta el natural e inviolable Derecho a la Vida, los pone en mismo frente de quienes, hace seis años, convirtieron al Distrito Federal en el abortorio de todo México y, ahora también, de otras naciones hermanas. Su responsabilidad les exige hacer justicia y proteger al inocente. Cuando fallen, entonces, no nos fallen…no le fallen a las futuras generaciones de mexicanos» agregó la representante de Pasos x la Vida.

En las escalinatas de la Asamblea Legislativa, la representante de Pasos x la Vida, entregó las demandas del movimiento, para que se legisle a favor de la vida, y se apoye a la mujer en su embarazo, a los asambleístas Orlando Anaya y Priscila Vera.

Tras su paso por la Asamblea, los participantes de la Segunda Marcha Nacional por la Vida dejaron plasmadas, a los pies del edificio legislativo, más de mil estampas de pequeñas huellas, con su firma, que recuerdan a cada uno de los niños que no vieron la luz a causa de una ley injusta, impuesta por los «representantes» de la mal llamada «Ciudad de la Esperanza».

1 2