¿Sujeto u objeto?

Hace unos días, científicos españoles y estadounidenses anunciaban que habían creado espermatozoides artificiales a partir de células de piel humana, aunque aún no eran aptos para concebir, lo cual consideraban un gran avance en pos de lograr la fertilidad universal.

Anteriormente ya se había logrado crear espermios y óvulos artificiales a partir de células madre embrionarias; sin embargo, aquí la novedad es que los gametos se han obtenido desde células adultas, mediante su reprogramación genética.

En realidad, esto podría considerarse un paso decisivo en la creación de vida completamente artificial. En efecto, hasta ahora –y al margen de sus connotaciones éticas y jurídicas–, lo que se había hecho era manipular la vida pero a partir de una base natural, al usar espermatozoides y óvulos reales que provenían de personas. Ahora, en cambio, el proceso de artificialización parece completarse, puesto que es previsible vaticinar que se los podría crear a partir de cualquier célula adulta mediante su reprogramación. De esta manera, se cortaría el último lazo que existía con la propia naturaleza y para sus partidarios sería una completa revolución en la forma de producir (ya no de concebir) seres humanos.

Ahora bien, al margen de la inquietud que pueda ocasionar una noticia como esta y el cúmulo de problemas y callejones sin salida de cara a sus ribetes morales y jurídicos, lo anterior también podría ser el paso definitivo para la cosificación del hombre a manos del mismo hombre.

En efecto, con la técnica en comento, ya no habría diferencia alguna entre la producción de objetos y la de ¿sujetos?, al depender todo de la libérrima manipulación de quien dirige el proceso, con lo cual la ya debilitada, aunque aún existente diferencia entre sujeto experimentador y objeto experimentado terminaría difuminándose.

Dicho de otro modo: hasta hace poco, el poder de dominación del hombre sobre la naturaleza, que ha cambiado tan radicalmente nuestras vidas, le había permitido un dominio sin par sobre el mundo que lo rodeaba; sin embargo, aún permanecía la diferencia entre el sujeto que manipulaba los cambios y la realidad que era alterada por éste. Ahora, por el contrario, mediante un proceso creciente y cual círculo vicioso, es el ser humano el que se manipula a sí mismo, con lo cual el sujeto pasa a ser objeto y el objeto a ser sujeto, en cierta medida.

¿Qué consecuencias puede tener lo anterior? Una que parece indudable de cara a la dignidad humana, es el dominio de los fuertes sobre los débiles, pues desde estas premisas, ¿por qué debería respetarse a quien es sólo un producto manipulado a voluntad?

Max Silva Abbott
Doctor en Derecho
Profesor de Filosofía del Derecho
Universidad San Sebastián

Avance en México en contra de la Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos.

Fuente: Early Institute

26/04/2016 19:10 NOTIMEX
(Foto: Cuartoscuro)

El pleno del Senado de la República avaló reformas a la Ley General de Salud; estará permitida únicamente bajo estricta indicación médica, entre nacionales y sin fines de lucro

CIUDAD DE MÉXICO

El pleno del Senado de la República avaló reformas a la Ley General de Salud, las cuales contemplan cárcel de seis a 17 años de prisión para quienes participen o fomenten la maternidad subrogada con fines de lucro.

En la reforma aprobada por 71 votos a favor y uno en contra se define que la gestación subrogada es la práctica médica consistente en la transferencia de óvulos humanos fecundados en una mujer, producto de un espermatozoide y un óvulo de terceras personas.

Se indica que la gestación subrogada se realizará sin fines de lucro, habiendo un acuerdo entre las personas solicitantes y la mujer gestante, permitiendo la compensación de gastos médicos y otros derivados del embarazo, parto, post-parto y puerperio.

Asimismo se determina que estará permitida únicamente bajo estricta indicación médica, entre nacionales y sin fines de lucro, en los términos de esta ley, y sancionar los casos puntualmente establecidos en la legislación.

Con ello se establecen de seis a 17 años de cárcel a aquellas personas que entreguen a los menores derivados de la gestación subrogada a un individuo de nacionalidad distinta a la mexicana o se haga con fines de lucro.

La Secretaría de Salud regulará la maternidad subrogada, en las disposiciones jurídicas correspondientes.

Las reformas a la Ley General de Salud, fueron enviadas a la Cámara de Diputados para su análisis.

Las mujeres prefieren los métodos naturales, con eficacia del 99%: su enemigo son las farmacéuticas.

Fuente: *Religionenlibertad

Mercedes Arzú de Wilson, guatemalteca, lleva desde 1968 difundiendo el método de ovulación como forma de planificación familiar natural. Casada con Henry Hugh Wilson(fallecido en 2007), madre de tres hijos y abuela de ocho nietos, en 1994 fue nombrada por Juan Pablo II miembro de la Academia Pontificia para la Vida. Es presidenta de la Organización Mundial de la Familia.

Procedente de una de sus reuniones en el Vaticano, este lunes pasó por Madrid, sin ocultar su «frustración» cada vez que viene a España por una razón que precisa sin rodeos: «Ustedes ya no tienen hijos ni practican la fe que nos trajeron. Como decía Jérôme Lejeune, Europa se está suicidando. Si no hacen algo, van a desaparecer. Hasta Putin lo ha comprendido en Rusia. Europa no, ni Estados Unidos, ni Canadá…».

-¿Surgen estos temas en las reuniones de la Pontificia Academia por la Vida?
-No tanto como yo quisiera. No estamos llegando a los temás más cruciales del momento: eutanasia, suicidio asistido, maternidad subrogada… Al menos sí vamos a celebrar el quincuagésimo aniversario de la encíclica Humanae Vitae (1968). Todo lo que dijo Pablo VI está pasando: divorcios, abusos sobre la mujer… Es incalculable el daño que han hecho los métodos artificiales de control de la natalidad.

-¿Cuál es ese daño?
-Tras los métodos artificiales de control de la natalidad se introdujo el aborto para cuando los métodos artificiales fallasen. Como consecuencia ya no hay niños. Entonces, para sostener el sistema de pensiones hay que matar a los ancianos, y ahí está la eutanasia. Incluso de niños, como en Bélgica.

-Algunos métodos de control natal artificial son ellos mismos abortivos…
-No evitan la concepción, evitan la implantación en el endometrio del óvulo fecundado. Muchas mujeres no saben que al usar algunos métodos de control natal artificial están haciéndose responsables de la muerte de su hijo. Hoy día se aborta más con métodos químicos que con otros métodos.

-¿No es una contradicción que al mismo tiempo se permita la maternidad subrogada?
-Es algo aberrante, pero forma parte de la misma evolución.

-Algunos países americanos resisten…
-Como Nicaragua, con un presidente que se supone comunista. O en México: aunque en el distrito federal sí han introducido el aborto, no en el resto del país. Los países más humildes están resistiendo y los más sofisticados profundizan en la cultura de la muerte. Los países pobres aún tienen el temor de Dios, que es el principio de la sabiduría. Cuando falta, lo anormal se hace normal, lo bueno es malo y lo malo es bueno…

-¿Cómo se reciben sus campañas a favor de los métodos naturales?
-Siempre que a una mujer o a una pareja se les habla de la planificación natural, la respuesta es buena. No hay mujer a quien no le interese un método natural en vez de otro que afecte a su organismo. Los métodos artificiales introducen 150 cambios químicos en la mujer. Y con riesgo de cáncer: la persona que más protege a la mujer del cáncer de mama es el bebé. La mujer que use métodos de control natal artificial antes de tener un embarazo completo tiene un riesgo mucho mayor de tener un cáncer de mama a los 10 o 12 años.

-¿Dónde está entonces el obstáculo a los métodos naturales?
-Las compañías farmacéuticas saben que si esto se da a conocer se acaba un negocio de milllones. Y tienen mucha influencia en los medios.

-Pero también se dice que no son eficaces…
-El método de la ovulación que nosotros difundimos tiene una efectividad del 99%. La Madre Teresa lo aplicó entre los más pobres de los pobres de Calcuta y obtuvo una efectividad del 99,3%, recogida incluso en un artículo en el British Medical Journal (18 de septiembre de 1993). Nosotros lo hicimos en Guatemala y obtuvimos un 99% de efectividad: yo enseño a gente analfabeta y ellos lo enseñan a sus amigos y familiares y funciona.

-¿En qué se basa el método?
-Es básicamente el método Billings, pero nosotros lo hemos hecho más sencillo: ya le digo que incluso personas analfabetas lo entienden y aplican con éxito. No sólo eso. Hay parejas que usan métodos artificiales durante tanto tiempo que cuando quieren tener hijos ya no pueden. Pues bien, conseguimos que parejas que no podían tener hijos sean fértiles. Presenté en dos conferencias médicas un tratamiento sobre 54 parejas de las cuales 50 lograron concebir, un 92,6% de efectividad.

-¿Cómo lo lograron?
-Se trata de aprender cómo Dios nos ha hecho, porque lo que Él hace siempre es superior: hay que encontrar esa ventana de fertilidad de cien horas en la que la mujer puede concebir. Los médicos de ambos congresos se quedaron asombrados.

-¿Dónde sucedió?
-En Estados Unidos. Pero he estado en China trece veces invitada por su gobierno para formar a médicos y enfermeras, y allí sus propios cálculos, los del gobierno comunista chino, dan un 98,7% de efectividad.

-¡El mismo gobierno de la política del hijo único…!
-Sí, pero allí las mujeres son obligadas a matar a su hijo, aquí acuden voluntariamente a hacerlo. Moralmente, ¿quién está peor?

-Otro problema de los métodos naturales es que obligan a refrenarse en los días fértiles…
-Las personas no somos animales, podemos controlar los instintos. Si no se puede pedir ni unos días de abstinencia… Es más, el efecto es muy bueno en la relación de pareja, hemos hecho estudios y el número de divorcios se redujo hasta el 3%.

-¿Qué tiene que ver una cosa con otra?
-Con un método natural, la pareja tiene que decidir conjuntamente sobre la conveniencia de traer vida al mundo y cuándo. Hay más comunicación y la mujer siente que no está sola, que la responsabilidad es mutua.

-Todo esto hay que contarlo…
-Hay que salvar a la juventud formándola bien, y decirle a los jefes de la Iglesia que hablen más, que tienen la obligación de hablar.

-¿Sabe que muy poca gente ha oído hablar de estas cosas claramente en una homilía?
-Pues ante ciertas cuestiones la culpa no es de quien no sabe, sino de quien se queda en silencio para no enseñar.

Mercedes Arzú de Wilson ha publicado en Digital Reasons el resultado de casi medio siglo de trabajo en el ámbito de los métodos naturales. Lo puedes descargar en: http://www.digitalreasons.es/libro.php?valor=Regulaci%C3%B3n%20Natural%20de%20la%20Natalidad

*Públicado originalmente en: http://www.religionenlibertad.com/las-mujeres-prefieren-los-metodos-naturales-con-eficacia-del-99-su-48229.htm

Los anticonceptivos pueden destruir tu matrimonio

Por *Maria Josie Hernandez Cabrera

Si a alguna de nosotras nos ofrecieran una píldora que nos volviera irritables, depresivas, nos aumentara de peso y nos redujera el apetito sexual ¿estaríamos de acuerdo en tomarla todos los días? ¡Pensaríamos que es una locura! ¿Qué nos hizo pensar entonces en algún momento que esta píldora nos ayudaría a tener un matrimonio más feliz?

Los anticonceptivos pueden destruir tu matrimonio

Existe esta nueva tendencia a buscar productos naturales, orgánicos o saludables de forma casi obsesiva, lo cual resulta incomprensible cuando las estadísticas nos muestran la cantidad de mujeres que toman anticonceptivos hormonales, que que no solo dañan su salud y ponen en grave riesgo su vida, sino que además afectan tanto a su matrimonio.

La fórmula perfecta para el desastre

No es novedad el hecho de que la mujer sufra cambios drásticos de humor mientras se encuentra bajo el influjo de estas hormonas sintéticas, que engañan a su cerebro, haciéndole creer que se encuentra embarazada para bloquear el mecanismo natural de la ovulación.

El esposo por su parte, no experimenta la magia natural de la atracción sexual que ocurre cuando su mujer ovula de forma periódica: esas hormonas maravillosas que lo hacen ver a su esposa como la criatura más atractiva sobre el planeta, simplemente no aparecen por ningún lado.

Si consideramos que ella sufre una disminución importante de su apetito sexual y él no siente la misma atracción que sentía antes por ella y lo difícil que es para él estar al día con sus altibajos emocionales, estamos vislumbrando un desastre matrimonial seguro.

La solución

La solución a este caos originado por el afán de la ciencia de actuar en contra de la naturaleza, se llama Tecnología Natural Procreativa (o NaPro Tecnología), que consiste en el uso de herramientas científicas y el reconocimiento de la fertilidad, para la planeación de la familia y la detección de problemas que pueden llegar a presentarse en la vida reproductiva de la mujer.

El Modelo Creighton

El modelo Creighton desarrollado por la NaPro Tecnología tiene un fundamento 100% científico.

El mecanismo de los cíclos fértiles e infértiles de la mujer tiene manifestaciones externas: como el sangrado menstrual, la temperatura y el moco cervical. El Modelo Creighton consiste en el seguimiento que hace la mujer, graficando las señales físicas, naturales y observables de su fertilidad y en la interpretación de cada uno de sus ciclos.

El momento de la ovulación es sólo un instante ¡en todo un mes! Una pareja con la debida formación llega a identificar claramente en sus gráficas, su ventana de fertilidad, que a veces puede ser muy muy pequeña, o incluso puede detectar problemas en su fertilidad si es que se presentan. Con este conocimiento podrán evitar un embarazo con gran éxito al abstenerse de tener relaciones sexuales, durante los pocos días del mes en que es posible lograr la concepción.

Efectividad del método y satisfacción sexual

Cuando un matrimonio lleva a cabo de forma eficiente este modelo de planeación natural de la familia, tiene un porcentaje de éxito del 99.4%, que es igual o mayor que los métodos hormonales más populares del mercado, y lo mejor de todo: ¡sin efectos secundarios!

¡Y eso no es todo! En investigaciones realizadas a través de los años, entre matrimonios que alguna vez utilizaron anticonceptivos y después aprendieron a reconocer su fertilidad y planear su familia de forma natural, éstos se encontraban extraordinariamente más satisfechos con su vida sexual.

Una solución a la infertilidad

Por otro lado, la NaPro tecnología y el modelo Creighton han demostrado tener un altísimo indice de efectividad también en el logro del embarazo para aquellas parejas que se enfrentan a un problema de infertilidad. Incluso más alto que el que tiene la fecundación in vitro.

Confesiones de un esposo

A continuación les comparto las impresiones de mi esposo Daniel (antes escéptico) acerca del modelo Creighton:

Ahora valoro y aprecio más a mi esposa
Tengo un gran respeto por su cuerpo y su fertilidad
Este método me ha ayudado a ser una mejor pareja
He aprendido a buscar nuevas formas de alcanzar la intimidad con ella
Hemos encontrado formas creativas de expresar nuestro amor
Maduramos como personas al retrasar la gratificación
Mantenemos viva la pasión, gracias a la planeación natural de la familia, tenemos una luna de miel cada mes

Definitivamente el practicar este modelo natural de planeación familiar requiere, entre otras virtudes, disciplina, el dominio de la voluntad y una confianza ciega en Dios y esto fortalece la relación de los esposos con el Creador. ¿Qué más podemos pedir para nuestros matrimonios?

Busca un centro de NaPro Tecnología cerca de ti y aprende con tu esposo a usar el Modelo Creighton. Olvídate para siempre de los anticonceptivos que tanto dañan a tu cuerpo y a tu matrimonio y prepárate a vivir una sexualidad plena y feliz. Y lo mejor de todo, prepárate para vivir tu vida íntima de acuerdo con el plan perfecto de Dios.

*Comunicóloga
Bloggera, Traductora, Editora y Locutora, por ocurrencia de Dios,
Defensora de la VIDA y la Familia por vocación

Cristianismo y derecho a la reproducción asistida

 

*Dr. Carlos Leite Poletti

Este tema ha sido recurrente en distintos foros jurídicos y hasta extra jurídicos. Se ha masificado la discusión, y se han mezclado temas que van desde la posición de la Iglesia, hasta la reproducción asistida para parejas de mujeres, pasando por supuestos derechos humanos, e incluso se habló del “derecho que yo tengo a tener un hijo”.

Para empezar, y tratando de ser escueto y sobretodo pragmático en el punto, en nuestros ordenes jurídicos nadie “tiene derecho a tener un hijo”, ¿por qué? Porque cuando existe un derecho a algo, existe alguien que tiene la correlativa obligación de dármelo, sea un bien, un servicio, etc., “alguien” el Estado, un particular, una entidad, etc. Por lo que, si yo “tengo derecho a tener un hijo”, ¿Quién tiene la OBLIGACIÓN de dármelo, facilitármelo, etc.?…sencillamente esa OBLIGACIÓN no existe, desde el punto de vista de considerar la obligación como una situación jurídica, como lo es realmente.

Se dice que la Iglesia católica se opone a cualquier tipo de tratamiento de reproducción asistida y los rechaza por antinaturales. Para la Iglesia toda fecundación fuera del acto sexual comporta un modo no humano, no natural e incompatible con la dignidad del nuevo ser, este concepto hoy si bien permanece toma otros ribetes y otras consideraciones, que darían para interminables debates.

Lo teológicamente cierto es que, la Iglesia considera que la sexualidad humana tiene dos finalidades naturales: procreativa y unitiva es decir, afianzar los lazos afectivos de los cónyuges, Ya no se habla desde hace décadas en nuestro derecho del “débito conyugal”, pero hoy, ya con otras circunstancias constitutivas de tiempo y efecto de los medios de comunicación, etc., se considera como paradigma, que el acto conyugal que impida la vida a voluntad o que carezca del amor y el respeto por la dignidad humana del cónyuge, desvirtúan la verdadera naturaleza de la sexualidad humana que Dios proveyó con un fin específico. Por medio del uso de la reproducción asistida, el acto sexual no existe, y dado que la procreación de la especie es una característica exclusiva de la sexualidad y el acto sexual, y por ende, la unión matrimonial se desvirtúa.

No obstante la Iglesia hoy, sobre todo en algunos países está cambiando o moderando su posición ya que se encuentra, en los hechos con una realidad difícil, por ejemplo, por el problema de la infertilidad, muchas parejas católicas, viven una situación angustiosa.

Además, se comienza a debatir a altos niveles ¿Se inicia la vida cuando se unen un óvulo y un espermatozoide? Sin duda que sí. ¿En qué momento a esa conjunción química se le puede llamar ser humano y en qué momento Dios le asigna un alma a ese futuro ser? ¿Le asigna alma al concebido artificialmente? Es un tema muy polémico, alimentado de mucho cientificismo, criterio religioso y presión de jóvenes parejas a las que el orden natural les ha obstaculizado concebir un hijo.

Por eso se plantea por parte de la Iglesia como objetivo intervenir con leyes humanas en el campo de la fecundación artificial, para contrarrestar la permisividad actual. La Iglesia rechaza las técnicas de fecundación por considerarlas contrarias a la moral. El papa Pío XII fue uno de los primeros en condenarlas cuando el tema era “nuevo” en el mundo. Desde 1949 el Papa Pío XII condenó la inseminación artificial y en 1956 la fecundación in vitro. También la donación de esperma.

Además, la posición es reforzada por el hecho que el feto obtenido mediante este método, en la mayoría de los casos es rechazado por el cuerpo de la mujer en el que es implantado, por lo que antes de llegar a una gestación satisfactoria, pueden usarse varios fetos, los cuales mueren de no ser aceptados por el organismo de la madre. Debido a que la doctrina Católica considera al humano como tal desde el primer momento de la gestación, se considera inmoral tomar riesgos o jugar con una vida humana, la cual en este caso corre alto riesgo de muerte. Como respuesta a los matrimonios impedidos de la gestación de un nuevo ser, la Iglesia promueve la adopción, como método necesario en la sociedad, forma natural de la construcción familiar.

Por supuesto que el debate, es casi interminable, el matrimonio no confiere a los cónyuges el derecho a tener un hijo, sino solamente el derecho a realizar los actos naturales que se ordenan a la procreación. Es contraria a la doctrina católica la fecundación de una mujer casada con el esperma de un donador que no es su marido. Constituye ofensa a la vocación común de los esposos a la paternidad y a la maternidad. Pero la inseminación artificial homóloga dentro del matrimonio tampoco es admitida. Para algunos el sentir de Dios al respecto se deja ver en Levítico 18:20: “No debes dar tu emisión como semen a la esposa de tu asociado, para hacerte inmundo por ello”.

Actualmente, algunas iglesias cristianas nacidas de la Reforma aceptan la donación de gametos siempre y cuando se realicen en parejas casadas heterosexuales. A modo de ejemplo, La Iglesia Anglicana de Inglaterra considera de suma importancia la verdad sobre el origen de los niños nacidos y su identidad genética y sugieren manejarse de la misma manera que se hace en la adopción de niños. También se oponen a cualquier tipo de pago o comercialización de los gametos. Estas posiciones evangélicas consideran que no existe impedimento moral alguno para utilizar la reproducción asistida. Aunque algunas iglesias consideran a la donación de esperma un tipo de adulterio, los evangélicos consideran que el hecho de que un esposo varón reconozca sus propia limitación física, y busque brindarle a su esposa la felicidad de la maternidad es un acto lleno de cristiano amor y lo comparan con un bebé adoptado.

Como se podrá concluir, el tema trasciende y atraviesa muchos temas, no solo el religioso, también el legislativo, y el de la ética personal de cada uno. En caso de legislarse, en cada país que así lo hizo, siempre o casi siempre la Iglesia católica asesoró más allá de su doctrina en las comisiones legislativas, para que fuese la ley en cuestión lo más benévola y contemplativa de la doctrina posible.

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Uruguay

De misterio a producto

Un aspecto que pocas veces se menciona a propósito de la legalización del aborto, por muy acotadas que en un principio sean sus causales (y que siempre aumentarán luego), es el profundo cambio de mentalidad que se produce respecto de lo que constituye un hijo, o si se prefiere, de la real dimensión de lo que significa la posibilidad de dar vida a otro.

En efecto, tal vez una de las experiencias más profundas que pueden tenerse sea haber engendrado a otro, pues pese a nuestros muchos defectos y limitaciones, de alguna manera misteriosa, tenemos la increíble capacidad de regalar vida, tal como a nosotros nos la regalaron en su momento; y desde una perspectiva sobrenatural, de ser cocreadores con Dios.

De esta manera, y al margen de las creencias de cada uno, al estar ante un acontecimiento de tal magnitud (el surgimiento de una nueva vida humana), parece imposible no ver ese hecho como un gran misterio –el gran misterio de la vida–, incluso si ella se ha originado en condiciones dramáticas.

Todo lo anterior tiene como una de sus consecuencias, que la vida sea vista como un don y por lo mismo, como una realidad que merece un irrestricto respeto.

Sin embargo, esta concepción de la vida y de su dignidad queda totalmente mancillada cuando irrumpe la mentalidad abortista, ya que ella deja de ser vista como un don y un misterio, y pasa a ser entendida como un producto, como un resultado tangible y concreto (y por ello, medible y cuantificable) de un mecanismo, por muy complejo y maravilloso que sea. En suma, es imposible no acabar viendo el surgimiento de la vida como un simple proceso productivo, sometido a sus mismas reglas de calidad y oportunidad y por tanto, como algo que se puede dominar a voluntad.

Pero además, resulta inevitable que esta visión no solo afecte a quien mira las cosas desde esta perspectiva, sino también, y muy especialmente, a quien es observado desde la misma: ¿cómo acabará sintiéndose aquel hijo que ya no es visto como un don, reforzado por el misterio que rodea a su génesis, sino como un simple producto planificado a voluntad y por ello, que al menos estuvo en potencia de ser desechado? Cuando la mentalidad abortista se instala, toda nueva vida está en duda de antemano, pues su respeto no es incuestionable, sino que se encuentra supeditado a sus condiciones y circunstancias.

Es por eso que además del genocidio que sufren las miles de vidas segadas antes de nacer y de las incontables mujeres que padecen las secuelas de esta práctica, la introducción del aborto hiere lo más profundo de una sociedad: la forma de vernos y de relacionarnos entre nosotros mismos.

Max Silva Abbott
Doctor en Derecho
Profesor de Filosofía del Derecho
Universidad San Sebastián

Una curiosa obsesión

A veinte años de la Conferencia de El Cairo sobre Población y Desarrollo, la ONU, diferentes organismos internacionales y algunos países desarrollados, siguen empeñados, casi como si no hubiera otras cosas por las que preocuparse, por imponer el aborto en todo el mundo.

Por supuesto, lo anterior no puede decirse de una manera tan cruda; y el lenguaje manipulado sigue siendo una de las principales armas para conseguir sus objetivos, al hacer más borroso su mensaje, pero no por ello menos eficaz. Y como es sabido, la terminología oficial para esta verdadera cruzada de la muerte son los llamados “derechos sexuales y reproductivos”. Por eso hay que decirlo claro: la salud sexual y reproductiva incluye al aborto en mente de sus promotores, aunque no lo digan.

De esta manera, estos “derechos” –léase: elevar el sexo a divinidad indiscutida y sumir al mundo en un pansexualismo– se están tomando el corazón de los derechos humanos, que hoy distan mucho de lo que se declaró en 1948, aunque la nomenclatura siga más o menos intacta; es lo que se consigue cuando las palabras han sido vaciadas de sentido.

¿Por qué tanta insistencia en esto, sobre todo con los países pobres? Lo anterior es especialmente llamativo en África, aquejada por muchísimos males bastante más preocupantes que los derechos sexuales y reproductivos. Mas sus promotores aseguran que ellos son fundamentales para alcanzar un desarrollo “sustentable”. La pregunta es para quién resultará “sustentable” una situación semejante.

Lo anterior, porque la mayor riqueza de los países es su población, a condición que se encuentre mínimamente formada. Y tal vez aquí se encuentre una de las claves de tanta insistencia en universalizar el aborto, que bien puede considerarse el principio del fin para una sociedad.

Esta razón apunta a que, fruto de haber adoptado políticas similares a las que ahora promueven para otros, muchos de los países del primer mundo sufren hoy un galopante envejecimiento de sus poblaciones, con lo cual, su peso a nivel internacional seguramente irá menguando a lo largo del presente siglo. De ahí que sea una razón geopolítica –entre otras– la que pareciera motivar esta verdadera obsesión por aniquilar gente: evitar que esos países se fortalezcan y cambie el peso de unos y otros en la balanza internacional.

No es la única razón, se insiste –otra, repetida hasta la saciedad, pero completamente falsa, es la Ley de Malthus–, pero resulta muy llamativo que en vez de financiar programas de educación, infraestructura o dirigidos a auténticos problemas de salud, se destinen miles de millones de dólares a financiar anticonceptivos y abortos a granel.

Métodos de Reconocimiento de la Fertilidad

Los métodos naturales son adaptables a cualquier condición sociocultural, nivel de educación y económico y etapa de la vida reproductiva femenina. Estudios indican que el 95% de las mujeres reconocen los signos de fertilidad.[1]

 Los métodos naturales tienen unaefectividad de entre el 95% hasta 99.7%para evitar embarazos, con uso correcto.[2]

 Datos en Estados Unidos[3],[4] yAlemania, indican que del 20 al 47% de las mujeres tienen interés en usar un método natural moderno.[5]

 El collar del ciclo,[6],[7] es un método natural moderno, que tiene unaefectividad del 95% [8] para evitar embarazos, es 100% natural y su costo es de 300 pesos.

 Algunos métodos naturales modernos son el Lady comp [9] (efectividad del 98%),el Persona [10] (efectividad del 94%),[11] elClearblue [12],[13] (efectividad del 99.4%) [14],[15],[16] y el Ovacue [17],[18],[19], (efectividad del 98%),[20] entre otros.

************

Referencias:

[1] Ryder B, Campbell H. Natural family planning in the 1990s. Lancet 1995; 346(8969):233-4.

[2] Freundl G, Sivin I, Batár I. State-of-the-art of non-hormonal methods of contraception: IV. Natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 2010; 15(2):113-23.

[3] Stanford JB, Lemaire JC, Thurman PB. Women’s interest in natural family planning. J Fam Pract 1998; 46(1):65-71.

[4] Stanford JB, Lemaire JC, Fox A. Interest in natural family planning among female family practice patients. Fam Pract Res J 1994; 14(3):237-49.

[5] Mikolajczyk RT, Stanford JB, Rauchfuss M. Factors influencing the choice to use modern natural family planning. Contraception 2003; 67:253–58.

[6] http://www.cyclebeads.com/

[7] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13(2):394-97.

[8] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. Efficacy of a new method of family planning : the Standard Days Method. Contraception 2002; 65;333-38.

[9] https://shop.valley-electronics.ch/de/?cat=1

[10] Janssen CJ, van Lunsen RH. Profile and opinions of the female Persona user in The Netherlands. Eur J Contracept Reprod Health Care 2000; 5(2):141-6.

[11] Guida M, Bramante S, Acunzo G, Pellicano M, Cirillo D, Nappi C. Diagnosis of fertility with a personal hormonal evaluation test. Minerva Ginecol 2003; 55(2): 167-73.

[12] http://www.persona.com.mx/clearblue/nosotros.htm

[13] http://www.swissprecisiondiagnostics.com/home.php

[14] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

[15] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M. Efficacy of the Marquette Method of natural family planning. Am J Matern Child Nurs 2008; 33(6):348-54.

[16] http://nfp.marquette.edu/efficacy.php

[17] Moreno JE, Khan-Dawood FS, Goldzieher JW. Natural family planning: suitability of the Cue Method for defining the time of ovulation. Contraception 1997; 55:233-37.

[18] Fehring RJ,  Schneider M , Raviele K , Lee Barron M. Efficacy of cervical mucus observations
plus electronic hormonal fertility monitoring as a method of natural family planning. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 2007.

[19] Fehring RJ. A comparison of the Ovulation Method with the Cue Ovulation Predictor in determining the fertile period. J Am Acad Nurse Pract 1996; 8(10):461-66.

[20] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

*****************************

La OMS define como métodos naturales o métodos de regulación natural de la fertilidad (MRNF): a las técnicas para buscar o evitar embarazos mediante la observación de los signos y síntomas que, naturalmente, ocurren durante las fases fértiles e infértiles del ciclo menstrual, evitando el coito en la etapa fértil si ha de evitarse el embarazo.[21]

Las bases biológicas de los métodos naturales, se basan en el reconocimiento de la ovulación en el periodo fértil de la mujer.[22]

Los métodos naturales respetan la vida en todo momento, y asumen la abstinencia en ciertos días donde podría existir fecundación.

Con los métodos naturales, el acto sexual es normal y no existe interferencia de ningún tipo con los mecanismos biológicos normales. Es natural que se pueda expresar el amor conyugal mediante las relaciones sexuales sin posibilidad embarazo.[23]

Con los métodos naturales se incorpora a la vida conyugal el respeto, la responsabilidad común y el autodominio, al adaptar el ejercicio de la sexualidad masculina a los biorritmos de la mujer. La utilización de estos métodos dignifica a la mujer.

Bases científicas y características de los MRNF.[24],[25],[26]

La posible concepción, es únicamente durante 6 días del mes.[27] El óvulo vive menos de 24 horas tras salir del ovario.[28]

La capacidad fecundante de los espermas no es mayor a 5 días.

La mujer suele ovular una sola vez por ciclo, si hay 2, se dan con intervalo de 24-48 horas.

Podemos diagnosticar la ovulación con la temperatura basal y observación del moco cervical.[29]

Se puede prever con relativa precisión la próxima ovulación.

La fase postovulatoria dura entre 10 y 16 días, manteniéndose fija para cada mujer.

En su mayoría son baratos, o tiene menor costo que los anticonceptivos.

Precisan de un período de aprendizaje mínimo.

Aumentan el conocimiento del propio cuerpo y fomentan la capacidad de autocontrol.

Favorecen la responsabilidad tanto para el hombre como la mujer.

Permiten detectar la aparición de ciertas patologías ginecológicas.

Favorecen la elección y preparación de las uniones sexuales.

No tienen objeciones morales o religiosas.

Los únicos que sirven para facilitar el embarazo o evitarlo.

No tienen ningún efecto sobre la salud de la mujer ni del hombre.

Con uso correcto, estos tienen una efectividad entre el 99.7% hasta 95% para evitar embarazos.[30]

Clasificación de los MNRF.

Existen varias clasificaciones, una de ellas es: métodos naturales clásicos y métodos naturales modernos.

I.- Métodos clásicos:

1) Método del calendario, del ritmo o de Oggino-Knaus:

Fue el primer método natural, y se basa en el cálculo probabilístico de lo que va a suceder.

La fecha de la ovulación se calcula mediante el promedio de la duración del mayor número de ciclos posibles, utilizando al menos 6 a 12 ciclos.

El periodo potencialmente fértil resulta de restar 29 días a la duración del ciclo más corto y 11 al más largo.

Se sigue utilizando en combinación con otros métodos naturales para aumentar su efectividad.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

2) El método termal:

Se basa en que la temperatura basal, incrementa después de la ovulación de 0.3 a 0.5 grados centígrados a lo largo de tres días, manteniéndose alta durante toda la segunda mitad del ciclo menstrual, siendo el óvulo inviable.

El momento de la ovulación es el último día de la temperatura baja y se considera que la ovulación se ha producido cuando las tres lecturas siguientes son superiores a las seis precedentes en dos o más décimas.

La temperatura, debe tomarse diariamente, a la misma hora, por la misma vía, en condiciones basales semejantes (antes de levantarse y después de 6 a 8 horas de descanso) y con termómetros sensibles.

Se sigue utilizando en combinación con otros métodos naturales para aumentar su efectividad.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

3) El método Billings o del moco cervical:

Este se basa en reconocer las características del moco cervical (cantidad, elasticidad y transparencia).

El moco es escaso, pegajoso y poco elástico, en el inicio de la fase folicular y después de la ovulación hasta la nueva menstruación.

Al aumentar los estrógenos, la mujer se siente cada vez más húmeda y el moco se vuelve cada vez más abundante, fluido y transparente. El periodo fértil es de 5 días antes de la ovulación y hasta 4 días después de ésta, que es cuando deben evitarse las relaciones sexuales.

En la fase posovulatoria, el moco es escaso, amarillento, turbio y pegajoso y poco elástico, existiendo una sensación de sequedad en los genitales, y no hay posibilidad de un embarazo.[31],[32],[33]

Este tiene una efectividad del 95%.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

II.- Métodos modernos:

Los métodos naturales modernos, se basan en la observación del moco cervical con o sin medida de la temperatura basal, buscando identificar los intervalos fértiles del ciclo menstrual, teniendo periodos de abstinencia sexual durante los días fértiles cuando se quiere evitar un embarazo.[34] Así mismo en su mayoría utilizan monitores para lograr dicho objetivo.

Cuando estos se usan de manera correcta y consistentemente, son muy efectivos para evitar embarazos.[35],[36]

Datos en Estados Unidos[37],[38] y Alemania, indican que del 20 al 47% de las mujeres tienen interés en usar un método natural moderno.[39]

1) El método sintotérmico:

Este combina el método Billings, la temperatura basal, y el ritmo, así como la palpación del cuello uterino y signos propios de cada mujer (dolor abdominal, tensión mamaria, etc.)

Es muy efectivo, por la utilización de varios parámetros para identificar el período fértil. Su efectividad es hasta del 99%.

No tiene costo, y su aprendizaje es muy sencillo.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

2) Collar del ciclo:[40],[41]

Es un collar con diferentes colores, que representa el ciclo menstrual de la mujer.

Este se basa en el Método de días fijos, que funciona para mujeres que tienen ciclos menstruales de entre 26 y 32 días, al evitar tener relaciones sexuales entre el día 8 y 19 del ciclo[42] y es 95% efectivo para evitar embarazos.[43]

  Entre los días 8 y 19 del ciclo deben evitarse las relaciones sexuales si se quiere posponer un embarazo.

La probabilidad de embarazo aumenta un 4% si se tienen relaciones sexuales 5 días antes de la ovulación, y aumenta un 30% después de ésta, disminuyendo un 8% por día posterior a la fecha de ovulación. La probabilidad de embarazo es de cero en las demás partes del ciclo.

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

  Su costo es de 300 pesos y puede durar toda la vida. El aprendizaje es mínimo.

3) Lady comp:[44]

  Es un monitor que detecta cambios en latemperatura corporal basal, que sube de 0.25 a 0.45°C cuando ocurre la ovulación; así mismo utiliza también el método del calendario.

  Su eficacia es muy alta,[45] es del 98%.[46],[47]

  Su costo es de 8,000 pesosaproximadamente y puede durar hasta 25 años. Su aprendizaje es mínimo.

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

4) Persona: [48]

  Es un monitor que detecta cambios en los niveles hormonales de estradiol (metabolito E3G) para definir inicio de la etapa fértil y de hormona luteinizante para definir la ovulación, por medio de la orina.

  Tiene una eficacia del 94%[49]

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

5) Clearblue: [50],[51]

  Es un monitor de fertilidad, el cual proporciona información diaria y personalizada sobre el nivel de fertilidad para planear un embarazo, por medio de la orina.

  Está basado en la efectividad del«Marquette Method» para planear la familia de manera natural.

  Ayuda a identificar los 6 días de mayor fertilidad que finalizan el día de la ovulación; incrementando la posibilidades de concebir o evitar un embarazo.

  Es recomendable para mujeres con ciclos regulares e irregulares (entre 21 y 42 días)

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

  Tiene una efectividad con uso correcto en un año del 99.4% y con uso típico casi del 90%[52],[53],[54]

6) Duofertility:[55],[56],[57]

Es un monitor compuesto por un termómetro que mide la temperatura debajo del brazo de la mujer para calcular la fertilidad. Éste recolecta más de 20,000 mediciones de temperatura durante la noche para predecir la fecha de ovulación.

Fue desarrollado por la Universidad de Cambridge.

Es 100% natural no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

Tiene una efectividad con uso correcto en un año del 99.4% y con uso típico casi del 90%.

7) Ovacue:[58],[59],[60],[61],[62],[63],[64],[65],[66],[67]

Monitor que predice la ovulación días antes de que ésta ocurra y puede verificarlo posteriormente, por medio de cambios en la concentración de distintos electrolitos en la saliva (sodio, calcio y potasio).

Es 98% eficaz en predecir y confirmar la ovulación.[68]

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

Referencias:

[21] World Health Organization. Natural family planning: a guide to provision of services. Geneva: WHO, 1988.

[22] Tommaselli GA, Guida M, Palomba S, Pellicano M, Nappi C. The importance of user compliance on the effectiveness of natural family planning programs.Gynecol Endocrinol 2000; 14(2):81-9.

[23] Rutllant M; Trullols LF. Sexualidad humana y práctica de los métodos naturales. Cuadernos de Bioética 2001; 45(2):131-39.

[24] Temporal relationships between ovulation and defined changes in the concentration of plasma estradiol-17 beta, luteinizing hormone, follicle-stimulating hormone, and progesterone. I. Probit analysis. World Health Organization, Task Force on Methods for the Determination of the Fertile Period, Special Programme of Research, Development and Research Training in Human Reproduction. Am J Obstet Gynecol 1980; 138(4):383-90.

[25] Perloff W.H, Steinberger E. In vivo survival of spermatozoa in cervical mucus. Am J Obstet Ginecol 1964; 88: 439-42.

[26] Parenteau-Carreau S, Infante-Rivard C. Self-palpation to assess cervical changes in relation to mucus and temperature. Int J Fertil 1998; 33 Suppl:10-6.

[27] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation. Effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. N Eng J Med 1995; 333(23):1517-21.

[28] Pyper CM. Fertility awareness and natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 1997; 2(2):131-46.

[29] Colombo B, Masarotto G. Daily fecundability: first results from a new data base. Demogr Res 2000; 6(3):39.

[30] Freundl G, Sivin I, Batár I. State-of-the-art of non-hormonal methods of contraception: IV. Natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 2010; 15(2):113-23.

[31] Billings EL, Brown JB, Billings JJ, Burger HG. Symptoms and hormonal changes accompanying ovulation. Lancet 1972; 1(7745):282-4.

[32] Flynn AM, Lynch SS.Cervical mucus and identification of the fertile phase of the menstrual cycle. Br J Obstet Gynaecol 1976; 83(8):656-9.

[33] Marcó B. F. Métodos naturales de regulación de la fertilidad. Medicina y Ética 1993; IV(4):75-97.

[34] Geerling JH. Natural family planning. Am Fam Physician 1995; 52(6):1749–56.

[35] Howard MP, Stanford JB. Pregnancy probabilities during use of the Creighton Model Fertility Care System. Arch Fam Med 1999; 8:391–402.

[36] European Natural Family Planning Study Groups. European multicenter study of natural family planning (1989–1995): efficacy and drop-out. Adv Contracept 1999; 15:69–83.

[37] Stanford JB, Lemaire JC, Thurman PB. Women’s interest in natural family planning. J Fam Pract 1998; 46(1):65-71.

[38] Stanford JB, Lemaire JC, Fox A. Interest in natural family planning among female family practice patients. Fam Pract Res J 1994; 14(3):237-49.

[39] Mikolajczyk RT, Stanford JB, Rauchfuss M. Factors influencing the choice to use modern natural family planning. Contraception 2003; 67:253–58.

[40] http://www.cyclebeads.com/

[41] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13(2):394-97.

[42] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. A fixed formula to define the fertile window of menstrual cycle as the basis of a simple method of natural family planning. Contraception 2000; 60:357-60.

[43] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. Efficacy of a new method of family planning : the Standard Days Method. Contraception 2002; 65;333-38.

[44] https://shop.valley-electronics.ch/de/?cat=1

[45] Freundl G, Godehardt E, Kern PA, Frank-Herrmann P, Koubenec HJ, Gnoth C. Estimated maximum failure rates of cycle monitors using daily conception probabilities in the menstrual cycle. Human Reproduction 2003; 18(12): 2628-33.

[46] Frank-Herrmann P, Heil J, Gnoth C, Toledo E, Baur S, Pyper C, et al. The effectiveness of a fertility awareness based method to avoid pregnancy in relation to a couple’s sexual behavior during the fertile time: a prospective longitudinal study. Human Reprod 2007; 22(5):1310-19.

[47] De Leizaola MA. Etude prospective d´efficacité d´une méthode sympto-thermique récente de planning familial natural. J Gynecol Obstet Biol Reprod 1998; 27:174-80.

[48] Janssen CJ, van Lunsen RH. Profile and opinions of the female Persona user in The Netherlands. Eur J Contracept Reprod Health Care 2000; 5(2):141-6.

[49] Guida M, Bramante S, Acunzo G, Pellicano M, Cirillo D, Nappi C. Diagnosis of fertility with a personal hormonal evaluation test. Minerva Ginecol 2003; 55(2): 167-73.

[50] http://www.persona.com.mx/clearblue/nosotros.htm

[51] http://www.swissprecisiondiagnostics.com/home.php

[52] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

[53] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M. Efficacy of the Marquette Method of natural family planning. Am J Matern Child Nurs 2008; 33(6):348-54.

[54] http://nfp.marquette.edu/efficacy.php

[55] Stanford JB, White GL, Hatasaka H. Timing intercourse to achieve pregnancy: current evidence. Obstet Gynecol 2002; 100(6):1333-41.

[56] Edwards B, Waterhouse J, Reilly T, Atkinson G. A comparison of the suitabilities of rectal, gut, and insulated axilla temperatures for measurement of the circadian rhythm of core temperature in field studies. Chronobiol Int 2002; 19(3):579-97.

[57] http://www.duofertility.com/

[58] Moreno JE, Khan-Dawood FS, Goldzieher JW. Natural family planning: suitability of the Cue Method for defining the time of ovulation. Contraception 1997; 55:233-37.

[59] Fehring RJ, Schneider M , Raviele K , Lee Barron M. Efficacy of cervical mucus observations

plus electronic hormonal fertility monitoring as a method of natural family planning. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 2007.

[60] Fehring RJ. A comparison of the Ovulation Method with the Cue Ovulation Predictor in determining the fertile period. J Am Acad Nurse Pract 1996; 8(10):461-66.

[61] Fehring RJ. Methods used to self-predict ovulation. A comparative study. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 1990; 19(3):233-7.

[62] Fernando RS, Regas J, Betz G. Physiological mechanisms associated with ovulation prediction using the CUE Ovulation Predictor. Hum Reproc 1988; 3(4): 413-7.

[63] Moreno JE, Weitzman GA, Doddy MC, Gibbons WE, Besch P, Goldzieher JW. Temporal relation of ovulation to salivary and vaginal electrical resistance patterns: implications for natural family planning. Contraception 1988; 38(4):407-18.

[64] Fernando RS, Regas J, Betz G. Prediction of ovulation with the use of oral and vaginal electrical measurements during treatment with clomiphene citrate. Fertil Steril 1987; 47(3):409-15.

[65] Blacker CM, Moghissi KS, Zador IE, Wachsmann KK. Comparison of two methods of ovulation prediction: Cue and urinary LH detection. Presented at the Thirty-Fifth Annual Meeting of the American College of Obstetricians and Gynecologists, 1986.

[66] Albrecht BH, Fernando RS, Regas J, Betz G. A new method for predicting and confirming ovulation. Fertil Steril 1985; 44(2):200-5.

[67] Barrett K. An interim report on the Cue Ovulation Predictor: a natural familiy planning perspective. Fourth National and International Symposium on Natural Family Planning, November 1985.

[68] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

NaProTechnology y Fertilidad, se abre la primera clínica en México

  • Nueva tecnología ofrece alternativas a problemas de infertilidad
  • La clínica combina la atención y el control de la reproducción con el cuidado ginecológico de la mujer

Moralmente aceptable y técnicamente posible

México D.F., Julio 2013.- Hoy en día, el fenómeno de la infertilidad es un asunto importante para hombres y mujeres en edad reproductiva. Las causas que la generan son multifactoriales y van desde conductas, hábitos y patologías específicas, hasta la cada vez más frecuente postergación de la maternidad de la mujer en aras de su desarrollo profesional.

En este contexto, se abre en México la primera clínica de NaProTechnology (Tecnología de la Procreación Natural) dedicada al control, mantenimiento de la reproducción y atención ginecológica de la mujer. “Hoy en día muchas mujeres desconocemos el estado de nuestra salud ginecológica, asumiendo que si nuestros ciclos menstruales son ´normales´ nuestra fertilidad está sana –comenta la Dra. Karen Jiménez, socia fundadora de la clínica y colaboradora de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT). Lo que hacemos es enseñar a las mujeres, y en su caso a las parejas, a conocer su cuerpo mediante la observación del ciclo menstrual, lo que nos permite conocer el estado de salud e identificar cualquier alteración ginecológica que pueda estar generando patologías que inhiben la fertilidad”.

Con el uso de esta tecnología se ofrecen soluciones reales  a problemáticas como el Síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis, la depresión postparto, alteraciones en el ciclo menstrual e infertilidad; situaciones médicas lamentablemente muy comunes en las mujeres. Los métodos utilizados en esta nueva clínica – pionera en Latinoamérica- son naturales, seguros, precisos y personalizados, ya que se adaptan a las necesidades específicas de cada mujer; “además no son sólo efectivos para espaciar un embarazo, también resultan una herramienta importante para que el médico identifique oportunamente cualquier problema ginecológico y reproductivo”, comenta la especialista en fertilidad y salud sexual.

Esta novedosa tecnología ofrece a las parejas que tienen problemas de infertilidad, una alternativa real para lograr un embarazo sin la necesidad de recurrir a técnicas artificiales invasivas y mucho más costosas. “En la clínica le ofrecemos a la mujer la oportunidad de conocer y comprender las causas de los síntomas que sufren. Por eso recomendamos a las parejas que viven con problemas de infertilidad que,  antes de tomar la decisión de someterse a algún tipo de tratamiento para lograr embarazo, se realice los estudios pertinentes para obtener un diagnóstico preciso de las causas que generan en su cuerpo la imposibilidad de procrear: embarazarse puede ser más sencillo de lo que parece”, puntualiza la doctora  Natural Family Planing  Medical Consultant y Fertilitycare Practitioner (contacto@napro.mx).

Fuente: www.1tad.net