La Corte Interamericana de Derechos Humanos vs Costa Rica.

Fuente: Early Institute

La CoIDH vs Costa Rica
Un atentado a la soberanía.

El 28 de noviembre de 2012, al resolver el caso conocido como Artavia Murillo vs Costa Rica, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), condenó a Costa Rica por violaciones a los derechos humanos. La sentencia se sustenta en la prohibición que hizo el Estado a un determinado grupo de personas respecto a la utilización de la fertilización in vitro (FIV) como método de reproducción[1].

En concreto, la CoIDH ordenó a Costa Rica dos cosas:

1.-adoptar las medidas necesarias para dejar sin efectos la prohibición de la FIV y,
2.-garantizar la no repetición del acto, el tratamiento psicológico adecuado a las víctimas y el pago de una indemnización compensatoria

Desde la emisión de la sentencia, el Estado de Costa Rica había reportado una serie de iniciativas que se encontraban en la Asamblea Legislativa, al considerar que esta era la vía idónea para dar cumplimiento a lo ordenado por la CoIDH. Sin embargo, se trata de un tema sensible en la política local, en el que distintos grupos tienen desacuerdos sustanciales que les impiden llegar a un consenso.

Ante la falta de aprobación de una ley por parte del legislativo, la presidencia emitió el Decreto Ejecutivo No. 39210-MP-S, denominado “Autorización para la realización de la técnica de reproducción asistida Fertilización in Vitro y Transferencia Embrionaria”, mediante el que pretendía dar cumplimiento a la sentencia y permitir la realización de esta técnica, como una forma de garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva de las personas con infertilidad. Sin embargo, el 3 de febrero de este año, el decreto fue declarado inconstitucional al considerar que el Ejecutivo extralimitó sus facultades legislativas e invadió la esfera de competencias de la Asamblea.

Bajo estas circunstancias, en la última audiencia celebrada en el caso Artavia Murillo vs Costa Rica el pasado 26 de febrero, la CoIDH no sólo determinó que las autoridades costarricenses no han cumplido cabalmente con la sentencia, sino que además, señaló directamente a la Sala Constitucional por desconocerla y obstaculizar su cumplimiento[2]. Motivo por el que decidió invalidar la resolución de la Sala y devolver la validez y vigencia al Decreto Ejecutivo No. 39210-MP-S.

Lo anterior significa que la CoIDH ha obligado a Costa Rica, en la revisión del cumplimiento de una sentencia, a tomar como válido un Decreto Ejecutivo inconstitucional, vulnerando el actuar de la Sala Constitucional como último revisor de la constitucionalidad de los actos de autoridad del Estado costarricense.

Cabe aclarar que su inconstitucionalidad no se dio por violaciones de Derechos Humanos, sino por violentar los principios de división de poderes y de reserva de ley. Principios que garantizan la representatividad e impiden la arbitrariedad en la toma de decisiones.

En su resolución, la CoIDH afirmó que ante la falta de actividad del Legislativo, tocaba al Ejecutivo tomar cartas en el asunto y dar cumplimiento a la sentencia. Sin embargo, no corresponde a la Corte, como tribunal internacional de Derechos Humanos, determinar las facultades de los poderes de un Estado, o decidir si para la regulación e implementación de los Derechos Humanos se requiere de un acto administrativo o legislativo. Ello corresponde únicamente a la Constitución y, ante conflictos en su aplicación, al tribunal nacional competente de su interpretación.

Por otro lado, el reconocer la facultad sustitutiva a un Poder Ejecutivo de legislar ante la omisión de un Legislativo sería inaudito en cualquier sistema que se jacte de ser constitucional y democrático, pues todo acto reglamentario o administrativo del Ejecutivo debe de estar fundamentado en una Ley.

Además, la justificación de requerir un acto legislativo para cumplir con lo ordenado en la sentencia es perfectamente razonable si se considera que se trata de la implementación y ponderación de los Derechos Humanos involucrados, las facultades legislativas de la Asamblea a legislar en materia de salud y la necesidad de disposiciones presupuestales, que también deben estar fundamentados en Ley.

Como lo menciona el Juez Vio Grossi, única voz disidente en la resolución que se comenta, con estas decisiones la Corte viola de manera flagrante el principio de Derecho Internacional de no injerencia o no intervención[3], que parte del concepto de soberanía estatal y obliga a los demás Estados y organismos internacionales a no interferir en los procesos democráticos y constitucionales internos de los Estados[4], como lo son las relaciones entre sus Poderes y los procesos legislativos.

Por tanto, se considera que la decisión de la Corte ha sido arbitraria porque:

1.-se arroga facultades que no le han sido atribuidas y
2.-se violentan los principios que la rigen, así como el propio artículo segundo de la Convención Americana de los Derechos Humanos (CADH)[5].

Sin duda alguna se trata de un precedente peligroso que de pasar desapercibido, dejaría la puerta abierta para futuras intervenciones directas e invasivas. Cualquier tribunal que actúe en abuso de su poder, cualquiera que sea la fuente de éste y cualquiera que sea su finalidad, debe ser señalado y rectificado en pos de una adecuada impartición de justicia.

[1] Es importante subrayar que la prohibición surge a partir de una resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema costarricense, al declarar inconstitucional un decreto que regulaba dicha técnica.
[2] Artavia Murillo y otros vs. Costa Rica. Supervisión de Cumplimiento de Sentencia. Resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 26 de febrero de 2016. Considerando 14.
[3] Artavia Murillo y otros, supra. Voto individual disidente del Juez Eduardo Vio Grossi. Párrafo 54.
[4]Corte Internacional de Justicia. Caso de las Actividades Paramilitares en y contra Nicaragua (Nicaragua vs. Estados Unidos). 26 de noviembre de 1984. Parágrafo 207.
[5] En dicho artículo se establece que los Estados Partes adoptarán, con arreglo a sus procedimientos constitucionales, las medidas legislativas o de otro carácter que sean necesarias para hacer efectivos los derechos y libertades que se establecen en la Convención mencionada.

¿Qué implicaciones éticas tiene crear un banco universal de esperma?

Por *Justo Aznar
Madrid, 02 de octubre de 2015 (ZENIT.org)

Uno de los retos éticos de mayor calado es tratar de sustituir la procreación natural por la producción artificial de niños por técnicas de reproducción asistida. Esta tendencia se ve impulsada con la ideología de género, que trata de eliminar en la sociedad la familia y especialmente el matrimonio entre hombre y mujer como sustrato natural e idóneo para la generación de la vida. No habría, según esta ideología, por qué limitar la procreación al ámbito de la familia tradicional; se trataría de promover la generación de hijos sin sexo al margen de la unidad familiar. Por tanto, ya no sería necesaria la pareja, y el individualismo más rampante trataría de imponerse.

Ahora se quiere dar un paso más en esta dirección cuando un ginecólogo de Dundee (Escocia) propone crear un banco universal de esperma que pueda ser utilizado preferentemente por varones jóvenes. Afirma que a partir de 35 años y sobre todo a partir de los 40 el esperma puede ser portador de alteraciones genéticas que podrían ser transmitidos a los hijos, por lo que manifiesta que lo mejor sería que los varones conserven congelado su esperma obtenido a la edad de 18 años (BBC News website, 25-junio, 2015).

Esta iniciativa es pareja a la de la promoción de la crio conservación (congelación) de óvulos de mujeres jóvenes que desean retrasar su maternidad, y que serían fecundados e implantados en edades maduras con la finalidad de minimizar los riesgos de alteraciones genéticas asociados a la edad, tal como hemos publicado en un reciente artículo (Aznar J, Tudela J ¿Es ético congelar ovocitos para retrasar la maternidad por motivos laborales? Cuadernos de Bioética XXVI; 141-145, 2015).

En el mismo se analiza la licitud ética del intento de retrasar la maternidad de las empleadas de las compañías Apple y Facebook mediante la asignación de incentivos que incluyen la financiación de los procesos de crio conservación de óvulos junto a otros, con el fin de que la maternidad no interrumpa su actividad laboral en su juventud, postergándola hacia una madurez en la que la fertilidad puede verse comprometida. La utilización de óvulos congelados en esta edad madura minimizaría los riesgos antes mencionados, aunque como se detalla en el artículo, la evidencia científica cuestiona esta afirmación.

Ciertamente, la propuesta de congelación de esperma y su almacenamiento en bancos universales, carece de fundamentación médica y ética. Lo que pretende, sin embargo, es dar un paso más hacia los hijos sin sexo. Todos producidos en un laboratorio.

Diversos profesionales del área ginecológica han ridiculizado la idea entre ellos Adam Balen, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, que muestra su criterio opuesto a crear un banco universal de esperma, afirmando que esta práctica “no solamente propone una procreación artificial, sino que también quiere transmitir un falso sentido de seguridad, cuando se sabe que la tecnología no garantiza la posibilidad de poder tener un hijo”, a la vez que afirma que el esperma congelado es menos fértil que el fresco, además de que esa práctica avoca a la pareja.

Irremediablemente hacia la fecundación in vitro, con los problemas asociados que ello conlleva y que no deben obviarse.

También Sheena Lewis, presidenta de la Sociedad Británica de Andrología, ha manifestado respecto a la propuesta de Smith «que los hombres deberían pensar en crear una familia siendo más jóvenes, pues la edad idónea es entre 20 y 30 años».

Como hemos comentado, es un paso más en este caso sin ningún fundamento científico, para promover la procreación artificial fuera del matrimonio y de la relación sexual y de esta forma crear el ambiente propicio para que se pueda ir pensando que el matrimonio es una institución obsoleta y que la paternidad-maternidad puede ser ejercida fuera de la relación y el amor conyugal, algo que ni la sociología ni la recta moral apoyan.

Justo Aznar y Julio Tudela
*Observatorio de Bioética Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir

Madres subrogadas para alquilar sus vientres

1,5 21 Palabras. Tiempo de lectura 6:00 aproximadamente.

Subrogar es reemplazar. Se llaman madres subrogadas o madres de alquiler de su vientre, a las que lo prestan, mediante contrato mercantil y precio, para que les implanten los embriones de otras personas, producidos in vitro y que una vez fecundados los gesten para otros, durante los nueve meses de embarazo. Cuando nazca el niño, lo tienen que entregar a los que pagaron el contrato.

Después de traer al mundo al o a los hijos, los entreguen al o a los padres, que indique en el contrato. Es una compra-venta de niños, con el agravante de que para hacerlo, exigen unos grandes estándares de calidad, sin importar los riesgos que le supongan a la madre y al futuro hijo. Incluso algunos esposos, demandan a sus mujeres que se vendan como subrogantes, para conseguir dinero. Esto es una añadida aberración y monstruosidad.

Los tres grandes flagelos de la explotación y violación de los derechos humanos, principalmente de las mujeres más pobres, más desprotegidas, más ignorantes y más marginadas. Es una injusticia social insostenible, pues sustituyen la verdadera función de la auténtica madre.

La subrogación para alquilar su vientre mediante precio, para gestar niños en beneficio de otras personas, que suelen pagar más de $100.000 por niño nacido, aunque en algunos países sea legal.
La prostitución obligada.
El ceder la leche de sus pechos mediante precio, para alimentar a niños ajenos, quitándosela a los suyos. Conocido como oficio de “aña de cría”.
Las madres subrogadas, rompen intencionalmente, el primordial vínculo biológico materno, íntimo, entre madre e hijo, que se produce en el embarazo natural, al tener que entregar el hijo cuando nace.

La práctica de las madres subrogadas, debería estar prohibida, por muy alto que sea el estímulo económico, o aunque sea de forma altruista, ya que somete a la madre y al hijo, a muchos y muy graves riesgos.

Asumir el participar en un mercado ilegal, que trasforma a los niños en “commodities”, los cuales pueden ser gestados, para homosexuales o heterosexuales, que pagan con dinero o favores.
Asumir el tener que ser parte de una injusticia social insostenible, de la explotación de la mujer subrogada, que traspasa la dignidad de las personas, todos los derechos humanos y la ley natural.
Asumir la gran dificultad, para rastrear los orígenes de los progenitores de los embriones en gestación, produciendo hijos con falta de identidad. SAN (Síndrome de agujero negro).
Asumir la gran posibilidad de embarazos múltiples, originando un alto número de abortos, voluntarios o involuntarios.
Asumir la incompatibilidad de la dignidad humana, de la madre subrogada, con sus derechos como persona y madre.
Asumir la función biológica normal, del cuerpo de la mujer, en la letra de un contrato comercial, para aceptar ser un escalón más, en el crecimiento de la cadena del tráfico reproductivo humano, especializado en mujeres y niños no nacidos.
Asumir las enfermedades que lleven los embriones, y que pudieran ser trasmitidas a la madre subrogada.
Asumir que las madres subrogadas, son convertidas en cosas por el mercado, clasificadas para comprar, vender o alquilar, según las condiciones y características determinadas en los contratos propuestos, para los que tienen el dinero y el capricho de comprar ese servicio, normalmente, a mujeres necesitadas.
Asumir que se alquila el útero, para implantar por inseminación artificial o fecundación en vitro, embriones obtenidos de otras personas.
Asumir que se rompe la sagrada relación de madre con hijo, aunque este sea ajeno, pero ha estado nueve meses en el interior de ella.
La verdadera maternidad bien entendida, empieza por el amor al cónyuge y al hijo que va a nacer, por lo que no puede ni debe haber una maternidad, sin ese amor dedicado al cónyuge y padre biológico del futuro niño.

Un niño cuando nace tiene que tener un padre y una madre biológicos, para no ser uno de esos llamados “niños probeta”, hijos de la ciencia, hijos de catálogo comercial, hijos de alquiler de vientre, etc. Después va a ser muy difícil, explicar a esos niños los motivos de su procedencia y quien son sus verdaderos padres, si es que llegan a conocerse.

Las madres subrogadas suelen argumentar “mi cuerpo es únicamente mío y en él mando yo, por lo que puedo hacer con él, lo que me dé la gana”, como al alquilarlo para tener hijos de otros y obtener el dinero que pueda. Es el peligro de ver ellas como normal, lo que no deja de ser más que una grave inmoralidad y un abuso de la técnica sin ética.

Desde que en algunos países, se han legalizado los matrimonios entre homosexuales, que lógicamente no pueden tener hijos por los medios naturales, se han disparado los negocios con las madres subrogadas, localizadas principalmente, en países de bajos recursos.

“Con mi dinero, puedo hacer lo que quiera” dicen algunos, incluso para alquilar el vientre de otra persona, que me produzca mis propios hijos. Estas expresiones y hechos, no les importa que vayan en contra de su salud, contra la ley natural, con la ética más elemental y contra todo principio religioso, sean de la religión que sean.

Las madres subrogadas se enfrentan frecuentemente, a situaciones muy graves y muy difíciles de solucionar, como por ejemplo: Cuando él o los contratantes, no quieren recoger al niño, debido a que han cambiado de parecer, a que viene el niño con problemas físicos, a que se han enfadado y roto sus relaciones como pareja, a que no cumplen los pagos parciales, etc.

Incluso si se produce un múltiple embarazo, el contratador, puede exigir el aborto de uno de los embriones o quedarse solamente con uno de los gemelos que nazcan. Entonces dejan a las madres subrogadas, ante el grave problema de un aborto, o con un hijo en el vientre o recién nacido, que ellas no quieren y deben llevarlo a un orfanato.

Existe el grave trauma psíquico, que se ocasiona a la madre subrogada. Pues aunque en un principio, la mujer que alquila su vientre, está dispuesta a donar el niño tras el parto, durante el trascurso del embarazo, se establece una estrecha relación entre ella y el niño gestado, por lo que es frecuente que la madre subrogada, se arrepienta de haber firmado el contrato y desista de su primera intención, de entregar el recién nacido a los que firmaron el contrato de compra.

Algunos viven el drama de las madres subrogadas, con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta, del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Uno de los graves problemas actuales, es la falta de sensibilidad y modificación de la relación de los padres, con la acogida de una nueva vida. La transmisión de la vida es un don gratuito de Dios, violentar su concepción natural, es ir gravemente en contra del fundamental principio de respeto a la dignidad humana, tanto de la madre, como del hijo.

El deseo de paternidad, aun cuando susciten comprensión desde un punto de vista humano, tiene como límite infranqueable, la dignidad de las personas y la protección de sus derechos fundamentales. Ni la verdadera comprensión, puede dar la espalda a la verdad.

Hay muchos intermediarios en el gran negocio de la reproducción asistida, los cuales también son responsables, directa o indirectamente, de esta reprobable forma de explotación. El derecho a la integridad del cuerpo, no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato de alquiler.

La industria biotecnológica, aplicable a las madres subrogadas, quiere convertir al ser humano, en un simple recurso disponible y ha descuidado el hecho de que determinas técnicas, por muy legales que sean, influyen directamente al ser humano, en su vida y salud.

Esta industria oferta hijos, dependiendo el precio de sus características y condiciones físicas e intelectuales. Se diseñan a la medida de los precios, del que puede y quiere obtenerlos. Es como ir a un supermercado de hijos, comprar el que se quiere y después quitarle la etiqueta de origen.

No existe el derecho a tener un hijo, lo que existe desde siempre, es el derecho de los niños a tener padres y madres y a conocer sus orígenes. Pero hay leyes injustas, que no consideran los derechos de los hijos. Algunos padres no dicen nada a sus hijos gestados en madres subrogadas, por la vergüenza que les supone a ellos y a los hijos, sin tener en cuenta, las repercusiones que podrían tener, en temas relacionados con las enfermedades de sus desconocidos ancestros.

Detrás de estas prácticas, no sólo está el egoísmo disimulado de algunas personas, que conciben a un hijo, como un objeto de consumo, más que un sujeto de amor; como un capricho y no como un don. Pero no es eso lo único que se debe considerar, al momento de referirnos a este tema.

francisco@micumbre.com

Cristianismo y derecho a la reproducción asistida

 

*Dr. Carlos Leite Poletti

Este tema ha sido recurrente en distintos foros jurídicos y hasta extra jurídicos. Se ha masificado la discusión, y se han mezclado temas que van desde la posición de la Iglesia, hasta la reproducción asistida para parejas de mujeres, pasando por supuestos derechos humanos, e incluso se habló del “derecho que yo tengo a tener un hijo”.

Para empezar, y tratando de ser escueto y sobretodo pragmático en el punto, en nuestros ordenes jurídicos nadie “tiene derecho a tener un hijo”, ¿por qué? Porque cuando existe un derecho a algo, existe alguien que tiene la correlativa obligación de dármelo, sea un bien, un servicio, etc., “alguien” el Estado, un particular, una entidad, etc. Por lo que, si yo “tengo derecho a tener un hijo”, ¿Quién tiene la OBLIGACIÓN de dármelo, facilitármelo, etc.?…sencillamente esa OBLIGACIÓN no existe, desde el punto de vista de considerar la obligación como una situación jurídica, como lo es realmente.

Se dice que la Iglesia católica se opone a cualquier tipo de tratamiento de reproducción asistida y los rechaza por antinaturales. Para la Iglesia toda fecundación fuera del acto sexual comporta un modo no humano, no natural e incompatible con la dignidad del nuevo ser, este concepto hoy si bien permanece toma otros ribetes y otras consideraciones, que darían para interminables debates.

Lo teológicamente cierto es que, la Iglesia considera que la sexualidad humana tiene dos finalidades naturales: procreativa y unitiva es decir, afianzar los lazos afectivos de los cónyuges, Ya no se habla desde hace décadas en nuestro derecho del “débito conyugal”, pero hoy, ya con otras circunstancias constitutivas de tiempo y efecto de los medios de comunicación, etc., se considera como paradigma, que el acto conyugal que impida la vida a voluntad o que carezca del amor y el respeto por la dignidad humana del cónyuge, desvirtúan la verdadera naturaleza de la sexualidad humana que Dios proveyó con un fin específico. Por medio del uso de la reproducción asistida, el acto sexual no existe, y dado que la procreación de la especie es una característica exclusiva de la sexualidad y el acto sexual, y por ende, la unión matrimonial se desvirtúa.

No obstante la Iglesia hoy, sobre todo en algunos países está cambiando o moderando su posición ya que se encuentra, en los hechos con una realidad difícil, por ejemplo, por el problema de la infertilidad, muchas parejas católicas, viven una situación angustiosa.

Además, se comienza a debatir a altos niveles ¿Se inicia la vida cuando se unen un óvulo y un espermatozoide? Sin duda que sí. ¿En qué momento a esa conjunción química se le puede llamar ser humano y en qué momento Dios le asigna un alma a ese futuro ser? ¿Le asigna alma al concebido artificialmente? Es un tema muy polémico, alimentado de mucho cientificismo, criterio religioso y presión de jóvenes parejas a las que el orden natural les ha obstaculizado concebir un hijo.

Por eso se plantea por parte de la Iglesia como objetivo intervenir con leyes humanas en el campo de la fecundación artificial, para contrarrestar la permisividad actual. La Iglesia rechaza las técnicas de fecundación por considerarlas contrarias a la moral. El papa Pío XII fue uno de los primeros en condenarlas cuando el tema era “nuevo” en el mundo. Desde 1949 el Papa Pío XII condenó la inseminación artificial y en 1956 la fecundación in vitro. También la donación de esperma.

Además, la posición es reforzada por el hecho que el feto obtenido mediante este método, en la mayoría de los casos es rechazado por el cuerpo de la mujer en el que es implantado, por lo que antes de llegar a una gestación satisfactoria, pueden usarse varios fetos, los cuales mueren de no ser aceptados por el organismo de la madre. Debido a que la doctrina Católica considera al humano como tal desde el primer momento de la gestación, se considera inmoral tomar riesgos o jugar con una vida humana, la cual en este caso corre alto riesgo de muerte. Como respuesta a los matrimonios impedidos de la gestación de un nuevo ser, la Iglesia promueve la adopción, como método necesario en la sociedad, forma natural de la construcción familiar.

Por supuesto que el debate, es casi interminable, el matrimonio no confiere a los cónyuges el derecho a tener un hijo, sino solamente el derecho a realizar los actos naturales que se ordenan a la procreación. Es contraria a la doctrina católica la fecundación de una mujer casada con el esperma de un donador que no es su marido. Constituye ofensa a la vocación común de los esposos a la paternidad y a la maternidad. Pero la inseminación artificial homóloga dentro del matrimonio tampoco es admitida. Para algunos el sentir de Dios al respecto se deja ver en Levítico 18:20: “No debes dar tu emisión como semen a la esposa de tu asociado, para hacerte inmundo por ello”.

Actualmente, algunas iglesias cristianas nacidas de la Reforma aceptan la donación de gametos siempre y cuando se realicen en parejas casadas heterosexuales. A modo de ejemplo, La Iglesia Anglicana de Inglaterra considera de suma importancia la verdad sobre el origen de los niños nacidos y su identidad genética y sugieren manejarse de la misma manera que se hace en la adopción de niños. También se oponen a cualquier tipo de pago o comercialización de los gametos. Estas posiciones evangélicas consideran que no existe impedimento moral alguno para utilizar la reproducción asistida. Aunque algunas iglesias consideran a la donación de esperma un tipo de adulterio, los evangélicos consideran que el hecho de que un esposo varón reconozca sus propia limitación física, y busque brindarle a su esposa la felicidad de la maternidad es un acto lleno de cristiano amor y lo comparan con un bebé adoptado.

Como se podrá concluir, el tema trasciende y atraviesa muchos temas, no solo el religioso, también el legislativo, y el de la ética personal de cada uno. En caso de legislarse, en cada país que así lo hizo, siempre o casi siempre la Iglesia católica asesoró más allá de su doctrina en las comisiones legislativas, para que fuese la ley en cuestión lo más benévola y contemplativa de la doctrina posible.

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Uruguay

¿Por qué es importante conocer nuestra fertilidad?

México D.F., Abril, 2014.-  Se le llama días fértiles, a los días del ciclo menstrual femenino en que una mujer tiene más probabilidad de embarazarse debido a su ovulación, si mantiene relaciones sexuales. Para poder identificarlos, es importante conocer las características propias del ciclo menstrual. La Dra. Karen Jiménez, especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT) nos explica:

“El proceso clave de la fertilidad es la ovulación, pero cada mujer ovula en diferentes días, según su ciclo. Sabemos cuántos días dura el sangrado menstrual, pero no se puede saber con precisión cuántos días después ocurrirá la ovulación, ya que depende de varios factores (hormonas, estrés, alimentación, etcétera). Una vez que ocurre la ovulación, la menstruación llega entre 9 y 16 días. Con esta premisa podemos decir que, si una mujer es regular, la ovulación ocurrirá casi siempre alrededor de los mismos días del ciclo. En mujeres con ciclos largos (mayores a 38 días) la ovulación no siempre ocurrirá en las mismas fechas; y para mujeres con ciclos cortos (menores a 24 días) es muy probable que la ovulación suceda al término del sangrado menstrual, o incluso durante los últimos días de la menstruación”.

De acuerdo con la especialista, la mujer sólo es fértil entre 8 y 11 días de cada ciclo menstrual. ¿Qué días del ciclo? no se pueden precisar categóricamente, pues depende del ciclo que tenga cada mujer. En sólo el 13. 5 % de los ciclos, la ovulación ocurre el famoso día 14 del ciclo, pero en la gran mayoría de los casos no siempre ocurre así porque existen distintos ciclos.  Al respecto, la especialista explica “para que una mujer sepa la duración de su ciclo, debes de contar como día 1 el primer día del sangrado y como último el día anterior a la siguiente menstruación.  Es muy importante que las mujeres se conozcan y sepan cómo funciona su cuerpo; porque el desconocimiento de nuestra salud ginecológica nos lleva a asumir que si nuestros ciclos menstruales son ´normales´, nuestra fertilidad está sana, lo que puede llevar a no detectar oportunamente patologías que pueden comprometer un embarazo futuro”, enfatiza la Dra. Robles Jiménez.

Para saber empezar a conocer cómo funciona el cuerpo femenino, la especialista recomienda identificar el tipo de ciclo menstrual que tiene cada mujer. De esta forma, si el ciclo es menor a 24 días es considerado corto, si dura entre 25 y 38 días es regular, y si es mayor a 38 días será manejado como un ciclo largo. “Todas las mujeres entramos en alguno de estos ciclos y ninguno está mal: todos son normales y sanos. Lo que varía en cada uno de ellos es el día en que la ovulación ocurre, el día en el que se es más fértil”, puntualiza la especialista.

FUENTE: www.tad.org.mx / FB ThinkTad / Tw @ThinkTad

Métodos de Reconocimiento de la Fertilidad

Los métodos naturales son adaptables a cualquier condición sociocultural, nivel de educación y económico y etapa de la vida reproductiva femenina. Estudios indican que el 95% de las mujeres reconocen los signos de fertilidad.[1]

 Los métodos naturales tienen unaefectividad de entre el 95% hasta 99.7%para evitar embarazos, con uso correcto.[2]

 Datos en Estados Unidos[3],[4] yAlemania, indican que del 20 al 47% de las mujeres tienen interés en usar un método natural moderno.[5]

 El collar del ciclo,[6],[7] es un método natural moderno, que tiene unaefectividad del 95% [8] para evitar embarazos, es 100% natural y su costo es de 300 pesos.

 Algunos métodos naturales modernos son el Lady comp [9] (efectividad del 98%),el Persona [10] (efectividad del 94%),[11] elClearblue [12],[13] (efectividad del 99.4%) [14],[15],[16] y el Ovacue [17],[18],[19], (efectividad del 98%),[20] entre otros.

************

Referencias:

[1] Ryder B, Campbell H. Natural family planning in the 1990s. Lancet 1995; 346(8969):233-4.

[2] Freundl G, Sivin I, Batár I. State-of-the-art of non-hormonal methods of contraception: IV. Natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 2010; 15(2):113-23.

[3] Stanford JB, Lemaire JC, Thurman PB. Women’s interest in natural family planning. J Fam Pract 1998; 46(1):65-71.

[4] Stanford JB, Lemaire JC, Fox A. Interest in natural family planning among female family practice patients. Fam Pract Res J 1994; 14(3):237-49.

[5] Mikolajczyk RT, Stanford JB, Rauchfuss M. Factors influencing the choice to use modern natural family planning. Contraception 2003; 67:253–58.

[6] http://www.cyclebeads.com/

[7] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13(2):394-97.

[8] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. Efficacy of a new method of family planning : the Standard Days Method. Contraception 2002; 65;333-38.

[9] https://shop.valley-electronics.ch/de/?cat=1

[10] Janssen CJ, van Lunsen RH. Profile and opinions of the female Persona user in The Netherlands. Eur J Contracept Reprod Health Care 2000; 5(2):141-6.

[11] Guida M, Bramante S, Acunzo G, Pellicano M, Cirillo D, Nappi C. Diagnosis of fertility with a personal hormonal evaluation test. Minerva Ginecol 2003; 55(2): 167-73.

[12] http://www.persona.com.mx/clearblue/nosotros.htm

[13] http://www.swissprecisiondiagnostics.com/home.php

[14] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

[15] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M. Efficacy of the Marquette Method of natural family planning. Am J Matern Child Nurs 2008; 33(6):348-54.

[16] http://nfp.marquette.edu/efficacy.php

[17] Moreno JE, Khan-Dawood FS, Goldzieher JW. Natural family planning: suitability of the Cue Method for defining the time of ovulation. Contraception 1997; 55:233-37.

[18] Fehring RJ,  Schneider M , Raviele K , Lee Barron M. Efficacy of cervical mucus observations
plus electronic hormonal fertility monitoring as a method of natural family planning. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 2007.

[19] Fehring RJ. A comparison of the Ovulation Method with the Cue Ovulation Predictor in determining the fertile period. J Am Acad Nurse Pract 1996; 8(10):461-66.

[20] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

*****************************

La OMS define como métodos naturales o métodos de regulación natural de la fertilidad (MRNF): a las técnicas para buscar o evitar embarazos mediante la observación de los signos y síntomas que, naturalmente, ocurren durante las fases fértiles e infértiles del ciclo menstrual, evitando el coito en la etapa fértil si ha de evitarse el embarazo.[21]

Las bases biológicas de los métodos naturales, se basan en el reconocimiento de la ovulación en el periodo fértil de la mujer.[22]

Los métodos naturales respetan la vida en todo momento, y asumen la abstinencia en ciertos días donde podría existir fecundación.

Con los métodos naturales, el acto sexual es normal y no existe interferencia de ningún tipo con los mecanismos biológicos normales. Es natural que se pueda expresar el amor conyugal mediante las relaciones sexuales sin posibilidad embarazo.[23]

Con los métodos naturales se incorpora a la vida conyugal el respeto, la responsabilidad común y el autodominio, al adaptar el ejercicio de la sexualidad masculina a los biorritmos de la mujer. La utilización de estos métodos dignifica a la mujer.

Bases científicas y características de los MRNF.[24],[25],[26]

La posible concepción, es únicamente durante 6 días del mes.[27] El óvulo vive menos de 24 horas tras salir del ovario.[28]

La capacidad fecundante de los espermas no es mayor a 5 días.

La mujer suele ovular una sola vez por ciclo, si hay 2, se dan con intervalo de 24-48 horas.

Podemos diagnosticar la ovulación con la temperatura basal y observación del moco cervical.[29]

Se puede prever con relativa precisión la próxima ovulación.

La fase postovulatoria dura entre 10 y 16 días, manteniéndose fija para cada mujer.

En su mayoría son baratos, o tiene menor costo que los anticonceptivos.

Precisan de un período de aprendizaje mínimo.

Aumentan el conocimiento del propio cuerpo y fomentan la capacidad de autocontrol.

Favorecen la responsabilidad tanto para el hombre como la mujer.

Permiten detectar la aparición de ciertas patologías ginecológicas.

Favorecen la elección y preparación de las uniones sexuales.

No tienen objeciones morales o religiosas.

Los únicos que sirven para facilitar el embarazo o evitarlo.

No tienen ningún efecto sobre la salud de la mujer ni del hombre.

Con uso correcto, estos tienen una efectividad entre el 99.7% hasta 95% para evitar embarazos.[30]

Clasificación de los MNRF.

Existen varias clasificaciones, una de ellas es: métodos naturales clásicos y métodos naturales modernos.

I.- Métodos clásicos:

1) Método del calendario, del ritmo o de Oggino-Knaus:

Fue el primer método natural, y se basa en el cálculo probabilístico de lo que va a suceder.

La fecha de la ovulación se calcula mediante el promedio de la duración del mayor número de ciclos posibles, utilizando al menos 6 a 12 ciclos.

El periodo potencialmente fértil resulta de restar 29 días a la duración del ciclo más corto y 11 al más largo.

Se sigue utilizando en combinación con otros métodos naturales para aumentar su efectividad.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

2) El método termal:

Se basa en que la temperatura basal, incrementa después de la ovulación de 0.3 a 0.5 grados centígrados a lo largo de tres días, manteniéndose alta durante toda la segunda mitad del ciclo menstrual, siendo el óvulo inviable.

El momento de la ovulación es el último día de la temperatura baja y se considera que la ovulación se ha producido cuando las tres lecturas siguientes son superiores a las seis precedentes en dos o más décimas.

La temperatura, debe tomarse diariamente, a la misma hora, por la misma vía, en condiciones basales semejantes (antes de levantarse y después de 6 a 8 horas de descanso) y con termómetros sensibles.

Se sigue utilizando en combinación con otros métodos naturales para aumentar su efectividad.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

3) El método Billings o del moco cervical:

Este se basa en reconocer las características del moco cervical (cantidad, elasticidad y transparencia).

El moco es escaso, pegajoso y poco elástico, en el inicio de la fase folicular y después de la ovulación hasta la nueva menstruación.

Al aumentar los estrógenos, la mujer se siente cada vez más húmeda y el moco se vuelve cada vez más abundante, fluido y transparente. El periodo fértil es de 5 días antes de la ovulación y hasta 4 días después de ésta, que es cuando deben evitarse las relaciones sexuales.

En la fase posovulatoria, el moco es escaso, amarillento, turbio y pegajoso y poco elástico, existiendo una sensación de sequedad en los genitales, y no hay posibilidad de un embarazo.[31],[32],[33]

Este tiene una efectividad del 95%.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

II.- Métodos modernos:

Los métodos naturales modernos, se basan en la observación del moco cervical con o sin medida de la temperatura basal, buscando identificar los intervalos fértiles del ciclo menstrual, teniendo periodos de abstinencia sexual durante los días fértiles cuando se quiere evitar un embarazo.[34] Así mismo en su mayoría utilizan monitores para lograr dicho objetivo.

Cuando estos se usan de manera correcta y consistentemente, son muy efectivos para evitar embarazos.[35],[36]

Datos en Estados Unidos[37],[38] y Alemania, indican que del 20 al 47% de las mujeres tienen interés en usar un método natural moderno.[39]

1) El método sintotérmico:

Este combina el método Billings, la temperatura basal, y el ritmo, así como la palpación del cuello uterino y signos propios de cada mujer (dolor abdominal, tensión mamaria, etc.)

Es muy efectivo, por la utilización de varios parámetros para identificar el período fértil. Su efectividad es hasta del 99%.

No tiene costo, y su aprendizaje es muy sencillo.

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

2) Collar del ciclo:[40],[41]

Es un collar con diferentes colores, que representa el ciclo menstrual de la mujer.

Este se basa en el Método de días fijos, que funciona para mujeres que tienen ciclos menstruales de entre 26 y 32 días, al evitar tener relaciones sexuales entre el día 8 y 19 del ciclo[42] y es 95% efectivo para evitar embarazos.[43]

  Entre los días 8 y 19 del ciclo deben evitarse las relaciones sexuales si se quiere posponer un embarazo.

La probabilidad de embarazo aumenta un 4% si se tienen relaciones sexuales 5 días antes de la ovulación, y aumenta un 30% después de ésta, disminuyendo un 8% por día posterior a la fecha de ovulación. La probabilidad de embarazo es de cero en las demás partes del ciclo.

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

  Su costo es de 300 pesos y puede durar toda la vida. El aprendizaje es mínimo.

3) Lady comp:[44]

  Es un monitor que detecta cambios en latemperatura corporal basal, que sube de 0.25 a 0.45°C cuando ocurre la ovulación; así mismo utiliza también el método del calendario.

  Su eficacia es muy alta,[45] es del 98%.[46],[47]

  Su costo es de 8,000 pesosaproximadamente y puede durar hasta 25 años. Su aprendizaje es mínimo.

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

4) Persona: [48]

  Es un monitor que detecta cambios en los niveles hormonales de estradiol (metabolito E3G) para definir inicio de la etapa fértil y de hormona luteinizante para definir la ovulación, por medio de la orina.

  Tiene una eficacia del 94%[49]

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

5) Clearblue: [50],[51]

  Es un monitor de fertilidad, el cual proporciona información diaria y personalizada sobre el nivel de fertilidad para planear un embarazo, por medio de la orina.

  Está basado en la efectividad del«Marquette Method» para planear la familia de manera natural.

  Ayuda a identificar los 6 días de mayor fertilidad que finalizan el día de la ovulación; incrementando la posibilidades de concebir o evitar un embarazo.

  Es recomendable para mujeres con ciclos regulares e irregulares (entre 21 y 42 días)

  Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

  Tiene una efectividad con uso correcto en un año del 99.4% y con uso típico casi del 90%[52],[53],[54]

6) Duofertility:[55],[56],[57]

Es un monitor compuesto por un termómetro que mide la temperatura debajo del brazo de la mujer para calcular la fertilidad. Éste recolecta más de 20,000 mediciones de temperatura durante la noche para predecir la fecha de ovulación.

Fue desarrollado por la Universidad de Cambridge.

Es 100% natural no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

Tiene una efectividad con uso correcto en un año del 99.4% y con uso típico casi del 90%.

7) Ovacue:[58],[59],[60],[61],[62],[63],[64],[65],[66],[67]

Monitor que predice la ovulación días antes de que ésta ocurra y puede verificarlo posteriormente, por medio de cambios en la concentración de distintos electrolitos en la saliva (sodio, calcio y potasio).

Es 98% eficaz en predecir y confirmar la ovulación.[68]

Es 100% natural y no tiene efectos negativos para la salud tanto del hombre como de la mujer.

Referencias:

[21] World Health Organization. Natural family planning: a guide to provision of services. Geneva: WHO, 1988.

[22] Tommaselli GA, Guida M, Palomba S, Pellicano M, Nappi C. The importance of user compliance on the effectiveness of natural family planning programs.Gynecol Endocrinol 2000; 14(2):81-9.

[23] Rutllant M; Trullols LF. Sexualidad humana y práctica de los métodos naturales. Cuadernos de Bioética 2001; 45(2):131-39.

[24] Temporal relationships between ovulation and defined changes in the concentration of plasma estradiol-17 beta, luteinizing hormone, follicle-stimulating hormone, and progesterone. I. Probit analysis. World Health Organization, Task Force on Methods for the Determination of the Fertile Period, Special Programme of Research, Development and Research Training in Human Reproduction. Am J Obstet Gynecol 1980; 138(4):383-90.

[25] Perloff W.H, Steinberger E. In vivo survival of spermatozoa in cervical mucus. Am J Obstet Ginecol 1964; 88: 439-42.

[26] Parenteau-Carreau S, Infante-Rivard C. Self-palpation to assess cervical changes in relation to mucus and temperature. Int J Fertil 1998; 33 Suppl:10-6.

[27] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation. Effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. N Eng J Med 1995; 333(23):1517-21.

[28] Pyper CM. Fertility awareness and natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 1997; 2(2):131-46.

[29] Colombo B, Masarotto G. Daily fecundability: first results from a new data base. Demogr Res 2000; 6(3):39.

[30] Freundl G, Sivin I, Batár I. State-of-the-art of non-hormonal methods of contraception: IV. Natural family planning. Eur J Contracept Reprod Health Care 2010; 15(2):113-23.

[31] Billings EL, Brown JB, Billings JJ, Burger HG. Symptoms and hormonal changes accompanying ovulation. Lancet 1972; 1(7745):282-4.

[32] Flynn AM, Lynch SS.Cervical mucus and identification of the fertile phase of the menstrual cycle. Br J Obstet Gynaecol 1976; 83(8):656-9.

[33] Marcó B. F. Métodos naturales de regulación de la fertilidad. Medicina y Ética 1993; IV(4):75-97.

[34] Geerling JH. Natural family planning. Am Fam Physician 1995; 52(6):1749–56.

[35] Howard MP, Stanford JB. Pregnancy probabilities during use of the Creighton Model Fertility Care System. Arch Fam Med 1999; 8:391–402.

[36] European Natural Family Planning Study Groups. European multicenter study of natural family planning (1989–1995): efficacy and drop-out. Adv Contracept 1999; 15:69–83.

[37] Stanford JB, Lemaire JC, Thurman PB. Women’s interest in natural family planning. J Fam Pract 1998; 46(1):65-71.

[38] Stanford JB, Lemaire JC, Fox A. Interest in natural family planning among female family practice patients. Fam Pract Res J 1994; 14(3):237-49.

[39] Mikolajczyk RT, Stanford JB, Rauchfuss M. Factors influencing the choice to use modern natural family planning. Contraception 2003; 67:253–58.

[40] http://www.cyclebeads.com/

[41] Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13(2):394-97.

[42] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. A fixed formula to define the fertile window of menstrual cycle as the basis of a simple method of natural family planning. Contraception 2000; 60:357-60.

[43] Arevalo M, Jennings V, Sinai I. Efficacy of a new method of family planning : the Standard Days Method. Contraception 2002; 65;333-38.

[44] https://shop.valley-electronics.ch/de/?cat=1

[45] Freundl G, Godehardt E, Kern PA, Frank-Herrmann P, Koubenec HJ, Gnoth C. Estimated maximum failure rates of cycle monitors using daily conception probabilities in the menstrual cycle. Human Reproduction 2003; 18(12): 2628-33.

[46] Frank-Herrmann P, Heil J, Gnoth C, Toledo E, Baur S, Pyper C, et al. The effectiveness of a fertility awareness based method to avoid pregnancy in relation to a couple’s sexual behavior during the fertile time: a prospective longitudinal study. Human Reprod 2007; 22(5):1310-19.

[47] De Leizaola MA. Etude prospective d´efficacité d´une méthode sympto-thermique récente de planning familial natural. J Gynecol Obstet Biol Reprod 1998; 27:174-80.

[48] Janssen CJ, van Lunsen RH. Profile and opinions of the female Persona user in The Netherlands. Eur J Contracept Reprod Health Care 2000; 5(2):141-6.

[49] Guida M, Bramante S, Acunzo G, Pellicano M, Cirillo D, Nappi C. Diagnosis of fertility with a personal hormonal evaluation test. Minerva Ginecol 2003; 55(2): 167-73.

[50] http://www.persona.com.mx/clearblue/nosotros.htm

[51] http://www.swissprecisiondiagnostics.com/home.php

[52] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

[53] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M. Efficacy of the Marquette Method of natural family planning. Am J Matern Child Nurs 2008; 33(6):348-54.

[54] http://nfp.marquette.edu/efficacy.php

[55] Stanford JB, White GL, Hatasaka H. Timing intercourse to achieve pregnancy: current evidence. Obstet Gynecol 2002; 100(6):1333-41.

[56] Edwards B, Waterhouse J, Reilly T, Atkinson G. A comparison of the suitabilities of rectal, gut, and insulated axilla temperatures for measurement of the circadian rhythm of core temperature in field studies. Chronobiol Int 2002; 19(3):579-97.

[57] http://www.duofertility.com/

[58] Moreno JE, Khan-Dawood FS, Goldzieher JW. Natural family planning: suitability of the Cue Method for defining the time of ovulation. Contraception 1997; 55:233-37.

[59] Fehring RJ, Schneider M , Raviele K , Lee Barron M. Efficacy of cervical mucus observations

plus electronic hormonal fertility monitoring as a method of natural family planning. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 2007.

[60] Fehring RJ. A comparison of the Ovulation Method with the Cue Ovulation Predictor in determining the fertile period. J Am Acad Nurse Pract 1996; 8(10):461-66.

[61] Fehring RJ. Methods used to self-predict ovulation. A comparative study. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs 1990; 19(3):233-7.

[62] Fernando RS, Regas J, Betz G. Physiological mechanisms associated with ovulation prediction using the CUE Ovulation Predictor. Hum Reproc 1988; 3(4): 413-7.

[63] Moreno JE, Weitzman GA, Doddy MC, Gibbons WE, Besch P, Goldzieher JW. Temporal relation of ovulation to salivary and vaginal electrical resistance patterns: implications for natural family planning. Contraception 1988; 38(4):407-18.

[64] Fernando RS, Regas J, Betz G. Prediction of ovulation with the use of oral and vaginal electrical measurements during treatment with clomiphene citrate. Fertil Steril 1987; 47(3):409-15.

[65] Blacker CM, Moghissi KS, Zador IE, Wachsmann KK. Comparison of two methods of ovulation prediction: Cue and urinary LH detection. Presented at the Thirty-Fifth Annual Meeting of the American College of Obstetricians and Gynecologists, 1986.

[66] Albrecht BH, Fernando RS, Regas J, Betz G. A new method for predicting and confirming ovulation. Fertil Steril 1985; 44(2):200-5.

[67] Barrett K. An interim report on the Cue Ovulation Predictor: a natural familiy planning perspective. Fourth National and International Symposium on Natural Family Planning, November 1985.

[68] Fehring RJ, Schneider M, Lee Barron M, Raviele K. Cohort comparison of two fertility awareness methods of family planning. J Reprod Med 2009; 54:165-70.

NaProTechnology y Fertilidad, se abre la primera clínica en México

  • Nueva tecnología ofrece alternativas a problemas de infertilidad
  • La clínica combina la atención y el control de la reproducción con el cuidado ginecológico de la mujer

Moralmente aceptable y técnicamente posible

México D.F., Julio 2013.- Hoy en día, el fenómeno de la infertilidad es un asunto importante para hombres y mujeres en edad reproductiva. Las causas que la generan son multifactoriales y van desde conductas, hábitos y patologías específicas, hasta la cada vez más frecuente postergación de la maternidad de la mujer en aras de su desarrollo profesional.

En este contexto, se abre en México la primera clínica de NaProTechnology (Tecnología de la Procreación Natural) dedicada al control, mantenimiento de la reproducción y atención ginecológica de la mujer. “Hoy en día muchas mujeres desconocemos el estado de nuestra salud ginecológica, asumiendo que si nuestros ciclos menstruales son ´normales´ nuestra fertilidad está sana –comenta la Dra. Karen Jiménez, socia fundadora de la clínica y colaboradora de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT). Lo que hacemos es enseñar a las mujeres, y en su caso a las parejas, a conocer su cuerpo mediante la observación del ciclo menstrual, lo que nos permite conocer el estado de salud e identificar cualquier alteración ginecológica que pueda estar generando patologías que inhiben la fertilidad”.

Con el uso de esta tecnología se ofrecen soluciones reales  a problemáticas como el Síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis, la depresión postparto, alteraciones en el ciclo menstrual e infertilidad; situaciones médicas lamentablemente muy comunes en las mujeres. Los métodos utilizados en esta nueva clínica – pionera en Latinoamérica- son naturales, seguros, precisos y personalizados, ya que se adaptan a las necesidades específicas de cada mujer; “además no son sólo efectivos para espaciar un embarazo, también resultan una herramienta importante para que el médico identifique oportunamente cualquier problema ginecológico y reproductivo”, comenta la especialista en fertilidad y salud sexual.

Esta novedosa tecnología ofrece a las parejas que tienen problemas de infertilidad, una alternativa real para lograr un embarazo sin la necesidad de recurrir a técnicas artificiales invasivas y mucho más costosas. “En la clínica le ofrecemos a la mujer la oportunidad de conocer y comprender las causas de los síntomas que sufren. Por eso recomendamos a las parejas que viven con problemas de infertilidad que,  antes de tomar la decisión de someterse a algún tipo de tratamiento para lograr embarazo, se realice los estudios pertinentes para obtener un diagnóstico preciso de las causas que generan en su cuerpo la imposibilidad de procrear: embarazarse puede ser más sencillo de lo que parece”, puntualiza la doctora  Natural Family Planing  Medical Consultant y Fertilitycare Practitioner (contacto@napro.mx).

Fuente: www.1tad.net