Coherencia

Por *Juan Alberto Echeverry
Rom 2:17  Tú te llamas judío, confías en la ley de Moisés, y estás orgulloso de tu Dios.
18 Conoces su voluntad, y la ley te enseña a escoger lo mejor.
19 Estás convencido de que puedes guiar a los ciegos y alumbrar a los que andan en la oscuridad;
20 de que puedes instruir a los ignorantes y orientar a los sencillos, ya que en la ley tienes la regla del conocimiento y de la verdad.
21 Pues bien, si enseñas a otros, ¿por qué no te enseñas a ti mismo? Si predicas que no se debe robar, ¿por qué robas?…

Qué difícil es ser coherente en la vida, y cuánta necesidad tiene el mundo de personas auténticas y congruentes en su fe, en la moral y en su rol de vida. Es difícil especialmente para los jóvenes creer en la verdad, cuando el mundo está lleno de tantos adultos viviendo de manera incongruente con lo que predicamos. Tuya y mía es la responsabilidad de recuperar la verdad para nuestra sociedad, para nuestras familias.

Aunque nos cueste trabajo, debemos hacer nuestro mayor esfuerzo para ser verdaderamente coherentes en todo lo que hacemos, pensamos y decimos:
Mat 23:2 “Los maestros de la ley y los fariseos enseñan con la autoridad que viene de Moisés.
3 Por lo tanto, obedézcanlos ustedes y hagan todo lo que les digan; pero no sigan su ejemplo, porque ellos dicen una cosa y hacen otra.

A cada uno pues, nos corresponderá pararnos en la puerta de entrada de nuestra casa, y mirarnos a nosotros mismos, a ver en qué estamos siendo incoherentes en nuestra vida, y cuánto estamos verdaderamente contribuyendo a cambiar al mundo a partir de la verdad, pues el tiempo actual es nuestra responsabilidad.

Dios Padre de amor: To conoces nuestro corazón y todos nuestros actos, porque a ti no te podemos ocultar nada. Te pedimos en el nombre de Jesús que nos regales la luz del Espíritu Santo para ser verdaderamente coherentes en nuestra vida, y para que nadie se pierda por nuestra culpa.
Amén.

*Facilitador católico Director de la FUNDACIÓN CATÓLICA IMMAH
Laico Católico Colombiano, escritor y predicador

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *