El condón es la ¿Solución?

Asumir que porque algo es común, no quiere decir que es normal, ni natural, ni que esté bien. En muchos aspectos en la actualidad pareciera que cuando algo es recurrente, quiere decir que así debe de ser. Y no es así, es como si se dijera que como la gran mayoría de las personas se enferman de influenza durante el invierno, es normal. Es una enfermedad y no se puede aceptar como algo que esté bien.

Lo mismo sucede con el tema de la sexualidad, ya que se le dice constantemente a los jóvenes que una enfermedad venérea es inevitable y que la única forma que se puede prevenir es utilizando el condón, hacerse exámenes y ser honestos con todas tus parejas sexuales.[1] Es decir, que es común padecer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) pero que aunque normal en esta era, es posible defenderse de ello. Asimismo, se supone que como todo el mundo inicia actividades sexuales desde muy temprana edad, entonces está bien, “mientras te cuides”.

Lo que es una realidad, es que las ETS solamente ocurrirán cuando una persona infectada tenga contacto sexual con otra persona. Dos personas sanas que son sexualmente activas solamente entre ellas nunca contraerán una ETS, y esto también es una realidad. Es una realidad que se llama fidelidad, responsabilidad y compromiso.

No obstante, quienes promueven que la única solución a algo tan común y “normal” como es tener relaciones sexuales casuales con el riesgo de contraer una enfermedad, nunca mencionan algo tan evidente. Por el contrario, se mofan de la abstinencia, satanizando y suponiendo que es la sola forma de estar libre de ETS, cuando no es verdad y también se burlan de la fidelidad como una opción real de permanecer sanos.

Los hacedores de políticas públicas venden la idea de que la única forma de evitar ETS es en realidad con el poderosísimo latex, el condón tan vendido y tan acogido por la sociedad pragmática del siglo veintiuno. Olvidando que la protección que brinda dicho producto varía entre un 80 y 85 por ciento para el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y cero porciento para el VPH (Virus del Papiloma Humano).[2] Depende del virus o la bacteria, de cómo se utilice, la frecuencia y la constancia. El VPH, herpes y sífilis, puede sobrevivir en la piel  rodeando el área genital- Áreas que el condón no cubre.

El mensaje en sí, cuando escuchamos comerciales como el que recientemente la Secretaría de Salud de México encabezada por Salomón Chertorivski quiere enviar, es que todas las ETS y la angustia que las acompaña son 99 por ciento evitables. Una vida libre de herpes, de clamidia y otras más que no son nada deseables. Lo que aquí envían irresponsablemente es una falsa seguridad y a su vez un ataque en contra de la maternidad puesto que deshonran la tan loable ocupación. Simplemente es imprescindible tener la valentía de decir que es preciso retrasar la actividad sexual, encontrar a alguien que también haya esperado iniciarse en su sexualidad y después ser fieles .

¿Por qué sí se atreven a decir que no se conduzca en estado de ebriedad? ¿Por qué obligan a que se maneje con el cinturón de seguridad? Porque cualquier accidente puede ser fatal, puede causar la muerte. Así como prohibir el tabaquismo o el consumo de drogas,  porque no es sano. Iniciarse sexualmente a una edad inmadura y a parte promoverlo como algo casual es una irresponsabilidad, es igual o peor de peligroso, sobre todo porque se divulga para “disfrutar de tu juventud”, es decir, sin comprometerse, en pocas palabras incita a la promiscuidad. Uno de cada dos jóvenes en Estados Unidos contraerá una ETS antes de haber cumplido los 25 años de edad, y eso no implica que se van a curar. Puede ser mortal como un accidente automovilístico en estado de ebriedad o una sobredosis de drogas.

No es honesto promover al condón como 99 porciento seguro por parte de autoridades gubernamentales, porque en primera instancia científicamente no lo es, y en segundo y tercer lugar promoverlo como que prevendrá todo tipo de ETS y embarazos es como decir que te dará cáncer por vivir en la Ciudad de México y te tienes que salir pues es la más contaminada del mundo. Es relativo, ya que depende de si fumas, de si vives cerca de una fábrica, de si tienes antecedentes familiares, de si haces deporte. Lo mismo es con el condón que no podemos generalizar, como si de todo nos va a salvar. Depende cómo lo uses, con qué frecuencia, con que pareja y si contrajiste una ETS y de qué tipo. Es ignorante y peligroso que constantemente se bombardee a la sociedad mexicana con este comercial y demás anuncios que hablan del condón como la solución.

Lo que personalmente veo con estos sopts gubernamentales, es que en lugar de evitar contagios masivos de clamidia, gonorrea y demás ETS, es que se busca inmiscuir una ideología de libertinaje que consuma anticonceptivos, condones, abortos y pornografía. Todo va junto con pegado, es un círculo vicioso que genera mucho dinero y que lamentablemente olvida a la persona humana.

Y para no quedarnos atrás y ver hacia delante

Es sorprendente escuchar a los niños hablar de las elecciones. Darse cuenta que están muy enterados, pero sobre todo ver que están molestos por toda la propaganda que hay en las calles. Mis hijas dicen: “Mamá ya me cansé de ver al mismo señor en todos los postes”.

Nos leemos la semana que entra para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

 



[1] Teenwire education “Teaching about
  Sexually Transmitted Infections”

[2] “You’re Teaching my Child What?” Dr. Miriam Grossman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *