Elecciones y Finanzas

Las preguntas más recurrentes últimamente con respecto a lo que se nos viene el próximo fin de semana. ¿Se va a devaluar el peso? ¿Se caerán los mercados? ¿Será de nuevo un parteaguas la elección intermedia? ¿Cambio todo mi dinero a dólares? Etc.
Como en todas las proyecciones y análisis que hacemos hay tres escenarios posibles desde el punto de vista de mercados. Un escenario realista, un optimista y un pesimista.
1.- El escenario realista. – El partido dominante mantiene la mayoría y gana menos gubernaturas de las que se habían previsto. Es realista pensar que después de 3 años de gestión la popularidad ha bajado y la participación el 6 del presente equilibra más los poderes. Siguen siendo y teniendo mayoría, pero no calificada. En resumen, Morena sigue siendo la mayor fuerza, pero se equilibran congresos locales y federal y se reparten las gubernaturas. Este escenario no debería de tener mayor impacto en bolsas y tipo de cambio. Digamos que no sería factor de apreciación del peso o de un movimiento alcista importante de la bolsa mexicana.
2.- El escenario optimista. – Morena pierde mayoría y también la mayoría de los congresos estatales y gubernaturas. Este resultado podría favorecer a los mercados y al peso porque supone un mayor equilibrio de poder. Los contrapesos son mayores y las cuestiones de fondo y estructurales no son aprobadas a mano alzada o por decreto presidencial. Esta es una señal de certeza y de confianza. En ningún país del mundo está bien vista la concentración de poder y mucho menos las dictaduras.
3.- El escenario pesimista. – El gobierno mantiene la mayoría en el congreso, en los estatales y además arrasan en las gubernaturas. Este escenario no es deseable porque supone preservar la mayoría calificada y además aumentar la presencia estatal y gubernamental. Como comenté en el punto anterior, dar más poder al actual gobierno y menos contrapesos supone una concentración tal que el sistema se vuelve más Presidencialista y dependiente de una sola persona. Aquí el impacto al peso y al mercado accionario sería negativo, no me atrevo a decir que muy fuerte, pero negativo.
Es mucho más fuerte lo que le pueden a hacer a nuestro peso y la bolsa los inversionistas estadounidenses que cualquiera de estos escenarios. Somos mucho más sensibles y dependientes de los norteamericanos que de estas noticias locales.
Algo que no puedo pronosticar y si podría tener un efecto negativo considerable es si hubiera alborotos sociales, desmanes, protestas o no reconocimiento de las instituciones y de las autoridades competentes. Un supuesto fraude electoral y que esto incluso escalara en violencia es algo que no podemos calcular, pero que si puede impactar. Esperemos esto no suceda.
En resumen, creo que no va a haber un mayor impacto y que las preocupaciones a muchas de estas preguntas son exageradas. Sin embargo, antes de las elecciones si el tipo de cambio sigue debajo de $19.90, yo si me cubría invirtiendo en esa moneda. No comprando dólares en efectivo, pero si invirtiendo en bonos y acciones.
En la agenda global el dato más relevante de la semana será el viernes. Se publica la creación de empleo en Estados Unidos. Venimos de un mal dato en abril y si mayo viene como se espera, el dato será positivo y puede superar los 600,000 empleos.
Por lo pronto si quieres que México mejore, ve y vota el domingo, no hay nada más importante esta semana, este año y probablemente en los siguientes tres.
@juansmusi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *