Entre discursos y verdades…

En días pasados se dio la 75 entrega de los Globos de Oro, evento que inicia la entrega de premios de la temporada.

Como es sabido, el centro de atención fue Oprah Winfrey, presentadora de televisión norteamericana, con su discurso que ha sido alabado en casi todos lados.

Si Oprah Winfrey es candidato a la presidencia por su discurso en los Globos de Oro, entonces hace años que Paquita la del Barrio debió ser nuestra presidente y haberse reelegido varias veces, porque de “verdades” a “verdades” nadie como la segunda para decirlas.

Así de absurdos son los medios de comunicación de los EEUU y gran parte de su sociedad. Dicen que Oprah es una gran persona, pero para la sociedad occidental y particularmente para la farándula de Hollywood lo serás siempre que apoyes el aborto, la ideología de género, la fecundación in vitro, los métodos anticonceptivos, la homosexualidad, entre muchas otras cosas. Oprah habla de los derechos de las mujeres y luchar contra el acoso sexual, pero ¿cuantas actrices saben de ello y se callan? Y luego se muestran sorprendidas. ¿Cuantas se ponen el pie en su carrera por la fama? ¿Cuántas se inmiscuyen en un matrimonio? ¿Cuántas actrices acosan a otras?

Es destacable que haya dicho “Decir la verdad es la herramienta más poderosa que todos tenemos” porque Oprah como tantos, omite hablar de la violencia que entre mujeres se ejerce en la farándula que terminan siendo su peor enemiga, no se abstuvo de apoyar a candidatos abiertamente pro aborto como Barak Obama o Hillary Clinton en su momento, no habla sobre el daño que implica la pornografía.

Y qué decir de los demás asistentes, escuchando con atención y poniéndose de pie para aplaudirle, embobados y vistiendo de negro como un gesto de “solidaridad” con las víctimas de acoso sexual, irónico ¿no lo cree?, cuando muchos han producido o actuado en películas que denigran a la mujer al ponerla como una cualquiera, al incluir escenas sexuales, desnudos, cosificando precisamente a las que dicen “amar y respetar”, porque el cine es “el séptimo arte”.

¿Puede ver la contradicción?

De ahí que ver las alabanzas a un discurso políticamente correcto y lleno de ese sentimentalismo absurdo que tanto gusta al público y a la prensa internacional no sea más que algo de lo cual reír y combatir.

Evidentemente el acoso sexual esta mal, venga de quien venga. La mujer debe ser tratada con respeto, particularmente respetarse a sí misma y respetar al varón. Hablemos más de las mujeres que saben defender su dignidad sin sacrificar sus valores morales, que saben que hombre y mujer no son enemigos sino un maravilloso complemento.

Poner las cosas en su justa dimensión sin dejarnos deslumbrar por quienes lejos de promover la dignidad de la mujer, contribuyen a que siga siendo pisoteada. Aquellos que realmente luchan por la dignidad del ser humano jamás serán aplaudidos por el mundo, ni promovidos presidentes de nada en ningún lugar, por ello…

«Cada día resulta más fácil saber lo que debemos despreciar, lo que el moderno admira y el periodismo elogia» (Nicolás Gómez Dávila)

 

Alexa Tovar alexatovar2017@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *