¿Está barato el dólar?

Mucho se habla en esto días del tipo de cambio y me llama la atención, que incluso, muchos especialistas se han sorprendido por el nivel. Les recuerdo que en marzo todavía estábamos a $18.60 y que solo días después se alcanzó el nivel de $25.70. ¿Ver romper la barrera de los $23 es para alegrarnos y hacer una fiesta? Desde luego que no, tan no lo es, que no la ha presumido el presidente en la mañanera. Desafortunadamente el nivel de $22 si es de considerarse como un nivel oportuno de compra y voy a tratar de explicar porqué. Hay varios factores que determinan el valor del dólar,el principal es la oferta y demanda del mismo, pero yo hoy veo 3 factores muy claros que inciden en la cotización de la divisa verde.

1.- El coronavirus, la pandemia. – El caos que ha traído este virus no es nuevo, no requiere de mucha explicación. El encierro ha significado el cierre de las economías y con ello se ha venido una turbulencia financiera, que, entre otras cosas, ha fortalecido al dólar y golpeado a la canasta de monedas del mundo. La pandemia, ante la incertidumbre, ha obligado al mundo a buscar un refugio seguro, y ese refugio es comprar dólares. El optimismo que ha traído ahora la reapertura económica en EEUU y Europa, ha ayudado a todas las monedas frente al dólar. Una apreciación que está sujeta a que la reapertura funcione y no que nos lleve de nuevo al confinamiento. Por lo que hemos empezado a ver, el mundo esta siendo sumamente irresponsable y me cuesta trabajo pensar que va a salir bien.

2.- Los precios del petróleo. – Recientemente vimos, también por la pandemia, como se desploma este insumo vital de la economía. El West Texas Intermediate llegó a cotizar por debajo de los $5 dólares el barril y hoy se ubica en un rango de $33 dólares. Esta mejora sensible ayuda a las monedas de países productores de crudo, y ahí entra México. Y la mejora en la cotización va ligada al punto 1, en donde la idea de reabrir demandaría más energético.

El punto número tres lo voy a mencionar, pero quiero aclarar que no se ha dado y que por lo que veo, oigo, leo y pienso, ni se dará.

3.- Cambio de rumbo en el manejo y decisiones de México. – Si se viera que esto ocurre, no me queda la menor duda que el peso también podría apreciarse. Creatividad en los planes fiscales, priorización en la asignación de recursos en tiempos de pandemia, reforma fiscal, inversión en obras estructurales, colaboración con el empresariado y la creación de valor, riqueza, empleo, etc.

Habiendo dicho lo anterior quisiera decir que, si vale la pena empezar a comprar dólares los que no tienen, un 20% o 30%. ¿se puede apreciar más? Si. Y aquí voy a elaborar escenarios: si la pandemia mejora, porque encuentran tratamiento y luego vacuna, el peso puede fortalecerse hacia los $21. Si mejora la situación de los precios del petróleo y el WTI se va hacia los $60 dólares podríamos bajar de $21. Si México cambia de rumbo abruptamente y se hacen cosas que abonen a la confianza y a detener la salida de capitales y las degradaciones en Pemex y gobierno, podríamos romper los $20, pero reitero, este punto, no va ocurrir.

Hace sentido comprar dólares y con ellos invertir en acciones de EEUU, no para guardarlos en el colchón o para comprar bonos del tesoro que apenas nos pagarían un 0.3% anual.

Como ven, si hay espacio para la apreciación, pero hay mucha fragilidad, y por ende, también puede volver a los niveles ya vistos, y si los puntos 1, 2 y 3 vuelven a empeorar $25.70 no es descartable.

@juansmusi ​​​​​​​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *