Estos son los días en que…

Hace semanas se hizo famoso Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, candidato en la elección presidencial 2018 en México por plantear que hay que “mocharle” la mano a los corruptos y después por decir que hay que dar azotes como pena a los secuestradores. En el programa Tercer Grado fue bombardeado por los comunicadores con calificativos de “populista, fascistoide, candidato del gobierno”. Joaquín López-Dóriga le dijo: “como ser humano no lo veo capaz de cortarle la mano a alguien”

Por otro lado, este 25 de mayo se llevara a cabo en Irlanda un referéndum sobre si se mantiene o se revoca la Octava Enmienda a la Constitución, la cual establece que la vida del no nacido y de la madre han de ser protegidas. De ser eliminada, el gobierno presentaría un proyecto de ley que plantea el aborto libre durante las primeras doce semanas y luego tres supuestos: anormalidad fetal, violación e incesto.

Un tema que ni siquiera debería estar en la mesa de debate, será votado por la sociedad irlandesa. Sí ya es grave que en la Ciudad de México la Asamblea Legislativa haya votado a favor de la legalización del aborto hasta la 12ª semana de gestación, ¿Qué tan grave será que los ciudadanos voten directamente para revocar o no una enmienda que protege la vida del no nato?

Los abortistas no están solos, famosos actores como Liam Nesson, Saoirse Ronan, Liam Cunningham han dado su apoyo total para que se vote a favor de derogar dicha enmienda, participando en vídeos promocionales. Hace unos días, incluso, el cantante británico Ed Sheeran denunció el uso de su canción Small Bump en la campaña próvida en aquel país.

Debería ponernos a pensar cómo es que el asesinato en el vientre materno tiene a mucha gente dispuesta a promoverlo, cómo un cantante se apresura, despavorido a desmarcarse del uso de una canción suya, en una campaña a favor de la vida, cómo es que tantos actores que dicen amar a la mujer y casi lloran ante el falaz discurso de Oprah Winfrey no tienen empacho en apoyar el aborto.

Estos son los días en que nos horroriza escuchar que un candidato hable de cortarle la mano a los políticos corruptos y nos enternece que todos hablen del “derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo”.

Estos son los días en que nos avergüenza que se nos relacione con la defensa de la vida que nos apresuramos a desmarcarnos cual cobardes, cuando diariamente mueren millones de bebes en el vientre materno.

Estos son los días en que dejamos que despedacen a un actor por tener una conversión a Dios y alabamos a otros que manteniéndose en onda, vapulean cuanto pueden los valores morales.

Estos son los días en que gustosos nos decimos “próvidas” pero también respetuosos de la ley que permite abortar y mejor aún, el ser “próvidas” a favor del aborto bajo ciertas circunstancias, ¡vamos!, no hay que ser “retrógradas radicales”.

Se ha preguntado usted mismo ¿dónde estaba cuando el aborto era legalizado en la Ciudad de México? Dejamos que sucediera, dejamos solos a los próvida de aquel entonces, dejamos de elegir con criterio a políticos que deberían haber apoyado la vida, pues bien, ahora dejemos de estar apoltronados. La dura batalla que libran los próvida en Irlanda es una de las más encarnizadas, forme e informe a los suyos y a usted mismo, hable sobre la defensa de la vida, asista a las campañas próvida en su ciudad. Nunca es demasiado tarde…

Luchemos de tal modo que jamás seamos descritos así:

“No veo al héroe que sea capaz de dar el golpe de timón, no veo los grupos unidos capaces de secundar al héroe; no veo ni siquiera la masa consciente por lo menos del mal… veo una comunidad satisfecha de su degeneración cuyo ideal sería una esclavitud confortable.”(P. Leonardo Castellani)

 

Alexa Tovar alexatovar2017@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *