Factura Covid-19

Sin duda la preocupación global más importante sigue siendo el CORONAVIRUS, ahora ya nombrado COVID 19. Los mercados financieros pasan de preocuparse a menospreciarlo y pensar que ya se ha controlado y justo cuando ese sentimiento prevalece, regresa la incertidumbre y preocupación. Muchas dudas acerca de la veracidad de la información y del manejo que le da la autoridad China. Es cierto que ya los casos de contagio rebasan los 73,500 y las muertes rebasan los 1,900. La cifra diaria aumenta, pero no es exponencial y en cierta medida se asume un control o una contención del virus.

En la parte económica ya preocupa el daño a ese país y al mundo, les recuerdo que China es un tercio del crecimiento global. Se estima que el primer trimestre sólo podría costarle entre un 15% y un 20% del crecimiento anual total, y con ello a sus principales socios comerciales y al mundo. Es impresionante ver la capacidad de respuesta e implementación, además de los recursos para apoyar a la economía. Es de admirar como en muy corto plazo se implementan apoyos económicos, incentivos fiscales y bajas de tasa para contrarrestar los efectos de la crisis de salud.

Basta ver por ejemplo lo que ha bajado el petróleo, 25% en lo que va del año. Llegó a cotizar a niveles cercanos de $64 usd por barril y hoy apenas rebasa los $50 usd, el WTI (West Texas Intermediate).

También las últimas tres jornadas han sido negativas para las bolsas en EEUU y muchos índices del mundo por temores a que grandes empresas también se vean afectadas en sus resultados producto de esta epidemia. Simplemente Apple, que ya en un comunicado expresó su preocupación de tener un mal trimestre (si baja con más razón es compra) porque la crisis y coyuntura de esta situación le esta ocasionando problemas a proveedores de partes en los equipos iPhone principalmente.

Grandes empresas y socias comerciales padecen los efectos de la emergencia sanitaria y los bloqueos entre ciudades y por supuesto continentes. Empresas muy grandes como Qorvo, Broadcom,. MIcron, Intel, Nvidia y Xilinx correrían con la misma mala suerte que Apple, muchas de ellas no solo por ser proveedores, pero también porque disminuirán considerablemente el total de sus exportaciones.

En cuanto al entorno global, aislando este tema que no es menor, prevalece un tono y un ambiente positivo principalmente impulsado por la economía de EEUU, que sigue fuerte. La FED fue muy clara en su comunicado reciente y también muy cuidadosa a la hora de referirse a la política monetaria, dejando ver que no habrá movimientos en el corto plazo.

También hay un buen sentimiento en torno a las economías fuertes del mundo en Europa y Asia y esto se ha impuesto o ha estado por arriba de otras preocupaciones sanitarias y políticas. En Europa, aunque acotado, pero habrá crecimiento. El Banco Central Europeo también prepara estímulos.

Banco de México también muy bien y prudente. Por unanimidad los 5 miembros deciden bajar la tasa a 7% y mantener ahora un diferencial entre EEUU y México de 5.25%. (allá la tasa es 1.75%). Esto hace que el tipo de cambio se mantenga fuerte y gocemos de una estabilidad cambiaria muy frágil desde mi punto de vista. Una apreciación generalizada de monedas frente al dólar, la disciplina fiscal y las altas tasas de interés pueden mantener al peso fuerte, pero no por mucho tiempo.

El peso tiene que buscar fortaleza derivada de la entrada de recursos para invertir de largo plazo y no de inversión golondrina y remesas.

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​@juansmusi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *