George Gershwing

Ya casi terminamos este ciclo sobre música con uno de los más extraordinarios músicos del siglo XX, George Gershwing.

Este genial compositor se dedica a escribir un tipo de música mucho más ligera y accesible, no se puede considerar que es un compositor cómo los que hemos visto, sin embargo, con su música logra llegar al mundo entero.

Hijo de una familia  de inmigrantes rusos de origen judío, nace en los Estados Unidos con un talento especial que le hicieron diferente de todo lo que le rodeaba y que gracias a un padre comprensivo e inteligente que le ayudó en todo lo que pudo, llega a alcanzar su sueño, escribir una música muy personal, americana fácil e interesante de escuchar que le abrió las puertas del mundo entero, ya que no tenía una formación formal, cómo los músicos que  hemos visto.

Hace un viaje a París y conoce a Maurice Ravel de quien quiere tomar clases, pero este dándose cuenta de su talento, le dice que lo que el posee es una joya, que se atreva y lo muestre, pues perdería esa maravillosa espontaneidad si tomara clases con él.

Uno de los grandes éxitos de su carrera es la ópera Porgy and Bess, que evoca la vida de la comunidad negra en el sur de los Estados Unidos y mezcla jazz, el espiritual y la sinfonía europea, logra un increíble éxito y reconocimiento ya que esta se exhibe en todo el mundo.

Qué maravilla cuando seres extraordinarios como él, se atreven a romper esquemas, a ser ellos y enriquecer el mundo de la música de manera extraordinaria.

El talento de Gershwing invade el planeta su muy famosa un americano en París, es llevada al cine con tremendo éxito. Se estrenó en l951 dirigida por el gran Vicente Minelli y se considera uno de los mejores musicales del cine americano por el American Film Institute.

Este singular personaje muere muy joven de un tumor cerebral, pero en el poco tiempo que estuvo enriqueció la vida de todos los que hemos tenido la suerte de escucharlo y disfrutar de su música.

Cómo siempre termino, ábranse, oigan algunas de sus piezas y descubran que no hay límites para la creatividad, nosotros nos los ponemos, al no atrevernos a buscar, a encontrar y maravillarnos de lo que algunos    seres logran, con trabajo y mucho talento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *