La geopolítica en los mercados financieros

Saber, si hizo bien o no Trump en matar a Soleimani, es algo que se podrá juzgar a la distancia y al paso del tiempo. Independientemente de la respuesta y las amenazas que puedan venir, el jefe de las fuerzas armadas élite de Irán (algo así como los marines de EEUU) era un hombre que representaba una constante amenaza a la seguridad nacional de EEUU y de la zona.

Es cierto que el mundo no quiere líderes mal encauzados y mucho menos gente que atente contra inocentes, si eso era Soleimani y Trump tiene elementos sólidos y pruebas para haber actuado así, pues entonces lo habrá hecho por el bien común; pero en política y en búsqueda de una reelección, tristemente todo es posible. He visto muchos vídeos en donde Trump criticaba la estupidez de Obama por ir a buscar una guerra con Irán, diciendo que era un hombre desesperado por popularidad, pero que todo aquello era un sinsentido; más pronto cae un hablador que está en campaña y también interesado por obtener mayor popularidad. Para muchos estos son los objetivos del asesinato, temas políticos y de popularidad.

Típicamente las repercusiones en un conflicto geopolítico que empieza y puede escalar, es la de minimizar el riesgo.

La inversión sale de Bolsa para ir a bonos, las monedas se deprecian contra el dólar, los metales preciosos (oro) suben –actualmente la cotización del metal precioso está por arriba de los $1,560 dólares– y el petróleo también sube ubicándose el West Texas arriba de $63 dólares. Mucho de esto ha pasado últimamente, con excepción de la caída de las monedas frente al dólar, y esto puede ser porque hasta el momento el conflicto no preocupa demasiado. El peso ha seguido cotizando, hasta ahora, por debajo de los $19 pesos por dólar.

Irán es un país importante en la región, con un territorio y una situación geográfica estratégica, con 80 millones de habitantes y con una economía que se apoya mucho en energéticos, esta nación es la 4ª potencia mundial en crudo y derivados y el primero en gas, por supuesto es miembro de la OPEP; esto es lo suficientemente importante y atractivo para los EEUU –no es una potencia militar– ellos asignan cerca de $16 mil millones de dólares anuales a este propósito, y donde sí son una amenaza es en materia nuclear al haber abandonado inmediatamente el pacto que tenía con los Estados Unidos.

Sería también muy complicado justificar o purificar a Soleimani, un líder que armó a muchas organizaciones terroristas con ideas extremistas como el Hezbolá en Líbano e Irak; apoyo de milicia a Bashar al Asad en Siria y a Hutis en Yemen. Todo lo anterior siendo miembro del estado iraní.

Con este ataque Trump no sólo hizo enojar a Irán sino también a Irak, porque el ataque fue en su territorio e igualmente mató a Muhandis, representante de los líderes de comités populares y del Hezbolá iraquí.

¿Cómo esto puede afectar a los mercados?, pues mucho dependerá de qué tanto se agrave el problema; al final no parece que esto sea catastrófico o el principio de la tercera guerra mundial, pero es impredecible a ciencia cierta.

Mientras tanto yo recomiendo aprovechar el tipo de cambio, y a nivel de portafolios invertir en esa moneda, me sigue gustando la renta variable de ese país por los fuertes fundamentales económicos. A nivel de empresa, recomiendo hacer coberturas cambiarias a quienes tienen exposición a esa moneda, al nivel actual es atractivo “amarrar” precios futuros. La cotización actual del petróleo es una bocanada de oxígeno para Pemex y para el país que presupuestó en $49 USD el barril, para el 2020.

Enero 8, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *