Las mujeres son grandes líderes en todo el mundo

Actualmente se vive una desigualdad de género en todo el mundo, diversos autores han hablado sobre esta situación que sigue incomodando a cientos de personas, en el artículo realizado por Am J Health-Syst Pharm “Women in leadership and the bewildering glass ceiling” elaborado en el 2017, explica que hoy en día las mujeres a pesar del gran esfuerzo que realizan siguen siendo menospreciadas ya que, aunque se ha exigido igualdad de género las mujeres siguen viviendo discriminación en diferentes aspectos, uno de ellos es el ámbito laboral.

De acuerdo con el artículo, es muy extraño que las mujeres lleguen a tener puestos altos en las empresas, así como, también suelen pagarles menos que a los hombres, lo preocupante de todo esto, es que las cifras son bastante altas. Es importante que como sociedad se tenga la postura correcta para ver esta situación y poder generar el cambio que tanto se ha buscado.

De igual forma, en el artículo explican que existen diferentes barreras que impiden a las mujeres lograr alcanzar estos éxitos a lo largo de su carrera, una de las barreras que considero es de las más representativas de esta situación es el mandato de masculinidad propuesto por Rita Segato.

Es un mandato de crueldad, dominación y poder, los hombres son victimas de este mandato porque son los mismos hombres los que ejercen humillación y crueldad sobre sus compañeros de género, buscando demostrar su hombría. Esto comienza en la familia y genera una frustación sobre el hombre atacado que lo hace infeliz y por eso también busca demostrarle tanto a hombres como a mujeres lo mismo, sin embargo, debido a la frustación no se dan cuenta del daño que hacen.

Por otro lado, cuando Rita Segato explica que las mujeres responden al mandato de masculinidad, se refiere a que existen mujeres que al igual que a los hombres les gusta el poder, son violentas y están en búsqueda del reconocimiento.

A pesar de que los hombres son las primeras victimas, considero interesante utilizar esta tesis para explicar que la sociedad tiene una manera errónea de ver el feminismo y luchar por la igualdad que las mujeres merecen.

Evidentemente la sociedad está haciendo algo mal, ya que a pesar de las luchas que se han llevado acabo en todo el mundo esto sigue existiendo, no sólo la discriminación laboral hacia las mujeres, como lo menciona el artículo “Women in leadership and the bewildering glass ceiling”, sino en muchos aspectos más, como los feminicidios y en general la violencia de género.

Es importante resaltar que las mujeres también son grandes líderes, de acuerdo con lo que dice el artículo se ha demostrado que cuando las mujeres están liderando algún proyecto o equipo, éste ha mejorado significativamente en diversos ámbitos, así como el crecimiento de la empresa, el ámbito económico, entre otras cosas.

De acuerdo con Boatman en Am J Health-Syst Pharm (2017) “Tener un mejor equilibrio de mujeres en puestos de liderazgo puede significar un equipo más diverso de líderes con perspectivas diferentes y una mayor capacidad para aportar nuevas ideas” (traducción propia).

De acuerdo con lo anterior, se infiere que las mujeres también traen beneficios a las empresas en las que les dan oportunidad de liderar un equipo, como se menciona en el artículo, generan muchas más oportunidades ya que, debido a sus distintos puntos de vista logran mejorar el ambiente y las condiciones de trabajo.

Concluyo invitando a la reflexión del tema, ya que a pesar de las distintas luchas que se han hecho por la igualdad de género, sigue siendo un problema para las mujeres poder aspirar a llegar a ser líderes de proyectos y compañías, pues aún falta un largo camino que recorrer para erradicarlo.

El mandato sólo podrá frenarse si los hombres son conscientes que son las primeras victimas de éste, ya que debe luchar contra el mandato por si mismo. Es por eso, que es importante estar informados e investigar sobre el tema para hacer una reflexión a profundidad y tener una postura correcta sobre el mismo, y así alcanzar la igualdad y respeto que merecen las mujeres, de esta manera se podrá llegar a la liberación del mandato de masculinidad para lograr que existan muchas más mujeres liderando en el mundo.

Kiara V. Rubio Sánchez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *