ORGANIZACIONES CIVILES IMPULSAN MORTALIDAD MATERNA CERO

  • Iniciativa integral en apoyo a la mujer embarazada con el aval de más de 20 instituciones

México, D.F. Noviembre 2010.- En el marco del Día Internacional para la Eliminación de la violencia contra la mujer y con la intención de proteger a la mujer embarazada, organizaciones civiles continúan impulsando la iniciativa Mortalidad Materna Cero, propuesta de la sociedad civil que busca mejorar la salud de toda mujer embarazada, maximizar las posibilidades de su fortalecimiento y disminuir la mortalidad materna en nuestro país.

Más de 20 organizaciones civiles dieron a conocer la propuesta durante la 54ª Sesión de la Comisión de Naciones Unidas sobre el Estatus de la Mujer, que en este 2010 se denominó Beijing +15. Algunas de las instituciones son CEFIM, Asociación Gilberto A.C., Construye, Mujeres Unimoss, Centro de educación perinatal de Irapuato, APABE, Psicoprofiláctico de Chetumal, MIA, Amor seguro, Psicoprofilaxis Center, ANIPP, Mujer nueva, entre otras.

En palabras de Lucía Cervantes, presidenta del Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer (CEFIM), “la maternidad no puede quedar al margen de las políticas públicas en apoyo a la mujer y por ello, se busca que toda mujer embarazada goce de las máximas garantías jurídicas para asegurar tanto su protección como su acceso a las prestaciones y servicios públicos”. Y es que de acuerdo al desarrollo económico y social, se estima que en nuestro país se deberían presentar alrededor de 417 defunciones maternas cada año, como lo establece la meta que se ha planteado para el 2015 como parte de los Objetivos del Milenio.

Sin embargo, en la actualidad fallecen anualmente cerca de 1,100 mujeres en etapa materna lo que provoca una secuela social de 3,000 huérfanos cada año, señala Lucía Cervantes. “Lo más preocupante es que aproximadamente el ochenta por ciento de esas muertes son prevenibles”, enfatizó. Los ejes de acción que contempla Mortalidad Materna Cero son: Toda mujer embarazada debe gozar de las máximas garantías jurídicas para asegurar su protección.

Consideración privilegiada y preferente de la mujer gestante en el acceso a las prestaciones y servicios públicos (servicios sociales, educación, salud). Definición de programas adicionales de protección a mujeres embarazadas en crisis, desamparo o vulnerabilidad. Establecimientos de estrategias transversales que fomenten el fortalecimiento del vínculo padre – madre – hijo. Conformación de un Diagnóstico sobre la mujer embarazada en México.

La finalidad es la de acompañar a la mujer embarazada para fortalecerla por siempre, destaca la especialista, de ahí la importancia de la participación social en el impulso de este tipo de iniciativas.

***Fuente TAD www.1tad.net***

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *