La absurda guerra comercial

La guerra comercial no tiene ningún sentido ni viabilidad económica, al contrario, es un hecho que poner impuestos y/o aranceles a materias primas y productos, repercute en precios más caros para el consumidor final.

El único fin que tiene la estrategia proteccionista del Presidente Trump es político, es hacerle creer a una base de ignorantes que votaron por él, que a través de estas tarifas la gente tendería a consumir lo hecho en EEUU y bajaría el consumo de las importaciones; sin embargo mucho de lo hecho en este país tiene materias primas importadas, y por ende también lo hecho en Estados Unidos será más caro.

La base de votantes de Trump se siente honrada y no defraudada por un Presidente que prometió regresar la industria y el empleo a EEUU, por lo que encuentran congruente este desastre comercial que ya ha escalado a 250 billones de dólares de importaciones chinas, y que en la misma proporción China ha contestado a las importaciones norteamericanas.

Es cierto que pierde más China porque exportan mucho más productos chinos que lo que importan de artículos norteamericanos; de seguir escalando este monto, podría llegar un momento en el que China tenga que imponer otro tipo de sanciones, que incluso podrían llegar al ámbito diplomático, migratorio y social. De momento lo resiente más China, y lo que Trump pretende –como siempre–, es aplazar y poner contra las cuerdas a sus adversarios para sacar provecho en una negociación en la que sus contrapartes, ante la desesperación, acaben cediendo; qué caro está pagando EEUU la elección de un líder que ha renunciado a un sinfín de liderazgos que históricamente tenía. Hoy esta nación apesta tanto en la ONU como en la OTAN, ya no forma parte del pacto de cambio climático de París y ahora hasta el G7 lo han apodado G6 + 1.

Como era de esperarse la reacción en los mercados bursátiles fue a la baja, porque insisto, no hay viabilidad ni justificación económica a la imposición de tarifas, es 100% un tema político que con fines electorales buscaría fortalecerse en las elecciones intermedias (Congreso en EEUU), y eventualmente en su reelección.

El populismo en el que ha caído EEUU y puede caer México, consiste básicamente en: “ hacer propuestas carismáticas para llegar al poder por la vía democrática, para luego acabar con ella” –palabras de Enrique Krauze–; es así como en medio de este ambiente hostil,aunque se siga trabajando y negociando el TLCAN se antoja muy complicado, y si a esto le añadimos el tenso ambiente electoral, es muy probable que la volatilidad en México continúe. Es posible ver al tipo de cambio un poco más arriba, por lo que creo que la oportunidad de vender a quienes ya traen una utilidad razonable, se está acercando.

Mañana hay junta en Banco de México, muy probablemente van a subir tasas de interés, al 7.75%.

@juansmusi

Junio 20, 2018

Dilema: ¿negocios o filantropía?

El Foro Económico Mundial tuvo su Cumbre en Davos para abordar temas candentes como la ciberguerra, los bitcoins y la energía renovable. Pero el gran reto mundial es otro: ¿cómo desarrollar una economía global que realmente beneficie a millones de personas pobres?

1. El Foro y sus participantes. En 1971, el profesor de política empresarial, Klaus M. Schwab creó el Foro Económico Mundial, para analizar junto a empresarios de Europa las técnicas de administración de las empresas de Estados Unidos. Más adelante, este Foro se interesó también en aspectos sociales, económicos y políticos e incluyó al resto de los continentes.

Recientemente, del 23 al 26 de enero, el Foro tuvo su Cumbre anual en Davos, Suiza. Acudieron más de 3 mil personas de 70 países, 900 directores de empresas y 340 líderes políticos. El tema de la reunión de este año fue cómo crear un futuro común en un mundo fracturado.

2. ¿Filantropía o negocios? La invitación oficial de la Cumbre indicaba que “el programa, las iniciativas y los proyectos de la reunión se centran en actuar juntos en un mundo dividido” y partía del hecho que en el mundo han resurgido fisuras porque “la prosperidad económica y la cohesión social no van a la par”.

El documento base explicitaba que “el contrato social entre los Estados y sus ciudadanos sigue erosionándose” con políticas “divisivas” y un crecimiento económico “no inclusivo”. En ese marco, el encuentro pretendía “reunir a líderes globales y desarrollar una narrativa compartida para mejorar el estado del mundo”.

Sin embargo, algunos críticos aseguran que la Cumbre no cumple con su potencial, a pesar de reunir a algunas de las personalidades más poderosas del mundo, porque los participantes no trabajan para resolver los principales problemas mundiales, sino que acuden al evento para realizar negocios.

3. La economía y el respeto a la persona. Como se trata de un Foro muy abierto, también están invitados algunos líderes religiosos. Este año, el Papa Francisco envió un mensaje en el que comentó el tema de la Cumbre y subrayó que la economía debe estar en función de las personas.

Francisco, recordando un mensaje suyo de 2014, escribió que “para nuestra sorpresa, vemos que las cuestiones técnicas y económicas dominan el debate político, en detrimento de una preocupación genuina por los seres humanos”.

El Pontífice externó que “los hombres y las mujeres corren el riesgo de verse reducidos a meros engranajes en una maquinaria que los considera meros artículos de consumo para ser explotados”, lo cual conlleva que “cada vez que una vida humana ya no es útil para esa maquinaria, se descarta con pocos reparos”.

Por eso, el Papa pidió no permanecer en silencio “frente al sufrimiento de millones de personas”, y advirtió que no se puede seguir avanzando en el progreso “como si la propagación de la pobreza y la injusticia no tuvieran ninguna causa”.

Además, el máximo Jerarca de la Iglesia católica explicó que “crear las condiciones adecuadas para permitir que todas las personas viva de manera digna” es una “responsabilidad moral que involucra a todos”.

Epílogo. Sin duda, las teorías económicas y los negocios internacionales que mueven el desarrollo actual de la naciones han logrado grandes resultados. Sin embargo, el modelo económico actual ha fracasado, porque ha generado grandes desigualdades sociales y económicas a nivel gobal. Hace falta un nuevo paradigma económico, que realmente esté enfocado en el bien de las personas en su conjunto y no sólo en el beneficio de unos pocos grupos.

Pero para superar el esquema económico basado en las utilidades, hace falta primero establecer un modelo ético, pues si los seres humanos no nos enfrentamos a nuestra avaricia y nuestro egoísmo, difícilmente podremos pensar en una nueva economía enfocada en dar empleo y ayudar a los pobres.

@FeyRazon lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com

La importancia del estudio de Santo Tomás de Aquino hoy

Manuel Ocampo Ponce
Universidad Panamericana, Guadalajara.

El 28 de enero se celebra la fiesta de Santo Tomás de Aquino. Y por eso conviene recordar que Santo Tomás es un santo muy importante porque además de santo es doctor de la Iglesia. Su obra es tan importante que ha servido para aclarar prácticamente todas las cuestiones doctrinales acerca de la fe con una precisión sobrenatural, resolviendo problemas de todas las épocas de la Iglesia. Por eso además de Doctor Eucarístico ha sido llamado “el sol del mundo”.

Para inicios del siglo XIX, ante los movimientos anti-teológicos racionalistas, liberales, socialistas y críticos de la religión, la autoridad de la Iglesia resaltó el invaluable valor de Santo Tomás de Aquino para la formación católica. Como prueba de esto tenemos que, para la segunda mitad del siglo XIX, bajo el impulso de los Papas, se lograron varias ediciones de las obras de Santo Tomás entre las que se encuentra la edición leonina dispuesta por el Papa Leon XIII.

Para darnos un poco de idea de la importancia de Santo Tomás, es necesario saber que el Papa Leon XIII publicó la Encíclica Aeternis Patris el 4 de agosto de 1879, presentando a Santo Tomás como maestro de la Iglesia, instando a todos los teólogos a seguir su método (DS 3135-3140). Pero además de esto, el Código de Derecho Canónico de 1917 incluye la amonestación del mismo Papa Leon XIII de seguir el método de Santo Tomás como una ley obligatoria en la Iglesia (Canon 1366 parágrafo 2). Es preciso aclarar que tanto la Aeternis Patris como la prescripción canónica se refieren a la Filosofía y a la Teología de Santo Tomás.

La grandeza de la obra de Santo Tomás radica en su profundidad, en su precisión y en su perenne vigencia, por lo que, en esta segunda mitad del siglo XIX, florecieron numerosos pensadores católicos estudiosos de su pensamiento con gran profundidad y envergadura que dejaron un importante legado de artículos, libros científicos y manuales de Dogmática en distintos lugares y universidades de todo el mundo.

Entre estos frutos tenemos las 24 tesis tomistas que publicó la Congregación Romana de Estudios el 27 de julio de 1914 a raíz del Motu Proprio Doctoris Angelicus del Papa Pío X del 29 de junio del mismo año. Es así como a partir de los años de las guerras mundiales del siglo XX, la Filosofía de Santo Tomás ha sido un elemento seguro contra las desviaciones del pensamiento filosófico y teológico contemporáneo que se ha caracterizado por ser eminentemente relativista y nihilista. Esto se debe a que la Teología de Santo Tomás tiene una sólida fundamentación metafísica enfocada hacia la realidad y fundada en la capacidad cognoscitiva del hombre. De modo que la Teología de Santo Tomás no es una propuesta más en la historia de la Iglesia, y Santo Tomás no es un filósofo y teólogo más entre muchos. Otra prueba de ello radica en que, durante el Concilio de Trento, la Suma Teológica de Santo Tomás se colocó junto a la Biblia manifestando así, la importancia que tuvo durante el concilio. Además de esto terminando el Concilio en 1567, el Papa Pío V declaró a Santo Tomás Doctor de la Iglesia poniendo de relieve la importancia de la doctrina tomista para defender la verdad católica.

Como vemos, la obra de Santo Tomás no es cualquier obra, ni Santo Tomás es un pensador cristiano más en la historia. Porque hasta el día de hoy, su obra está muy por encima de cualquier otra obra cristiana que se haya ofrecido en la historia. Por eso el Papa Leon XIII con la Aeternis Patris y muchos Papas más lo han colocado como heredero genuino de la inteligencia cristiana, como guía por excelencia de la Teología y de la Filosofía y como patrono de las Universidades, Academias y Colegios.

Lo anterior no implica que el pensador tomista piense que la doctrina católica se reduce a la obra de Santo Tomás. Tampoco implica que no haya consciencia de que con Santo Tomás no ha terminado la explicitación de los contenidos de la revelación. Porque por naturaleza la Teología apunta al desarrollo de una Verdad que apunta a lo Infinito. Pero lo que sí tiene la doctrina de Santo Tomás es su aplicabilidad a la solución de toda clase de contextos y cuestionamientos y su total apertura en las conclusiones para el desarrollo de la ciencia. El verdadero tomista sabe que Santo Tomás nos ofrece un sistema totalmente cerrado en sus principios perennemente vigentes, en cuanto son los principios que rigen la realidad creada por Dios, pero abierto al infinito en sus conclusiones, en sus aplicaciones y en sus respuestas a toda clase de contextos y situaciones. Por eso, el verdadero discípulo de Santo Tomás jamás deja de investigar y de aportar.

Me atrevo a decir que los innumerables fracasos en la teología moderna y contemporánea, se deben al desprecio que los pensadores modernos han tenido de los grandes teólogos y pensadores de los tiempos pasados entre los que destaca Santo Tomás. Pero los que hoy se dicen formadores, no son conscientes del que el mismo Concilio Vaticano II amonestó a los estudiantes “a aprender e ilustrar los misterios de salvación y a penetrarlos profundamente mediante la especulación, conducidos por el magisterio de Santo Tomás.” Tampoco son conscientes o no quieren aceptar que, como lo mencionamos antes, el Código de Derecho Canónico reitera contundentemente que los estudiantes de Teología deben adentrarse en el estudio de la verdad revelada, teniendo especialmente como maestro a Santo Tomás. Pero además hoy se desconoce o no se acepta la declaración Gravissimum educationis de 1965 que trata sobre la educación cristiana en general y que destaca la importancia de Santo Tomás.

Lastimosamente, Santo Tomás es cada vez más desconocido, despreciado y hasta atacado en muchos ámbitos académicos y católicos. Y en los estudios de ciencias sagradas hay cada vez menos profesores que sepan enseñar a leer y a estudiar a Santo Tomás, al punto que su obra es para muchos prácticamente inalcanzable y desconocida. Las consecuencias de esto están a la vista: un modo irracional de proceder, que manifiesta un mundo volcado sobre sí mismo, que desprecia a Dios porque lo desconoce, o que se crea un Dios a la medida de cada conciencia y de cada pastor. Todo esto constituye un fracaso en la pastoral y más aún en la Evangelización de la Cultura.

Cfr. Y. Congar. Le moment “économique” et le moment “ontologique” dans la sacra doctrina (Revelation, Theólogie, Somme Théologique): M.D. Chenu (Paris 1967) 145-149 y 177.

Decreto Optatam totius 16.

3 CDE c.252, parágrafo 3.

Johannes Brahams

El romanticismo sigue en Europa y otro de sus más grandes representantes es sin duda Johannes Brahams.

Este dotado músico romántico, nace en Hamburgo, Alemania un 7 de mayo de 1833. Su padre era músico, tocaba el contrabajo y fue el que inició a su hijo en la música. Su madre una apasionada lectora de poesía y de ella heredó su sensibilidad y la atracción, que siempre sintió por la naturaleza.

En 1853, se presentó ante uno de sus más admirados compositores, Robert Schumann, llevándole algunas de sus recientes composiciones. El gran músico queda impresionado con la obra y escribe sobre él, que será uno de los más grandes músicos del futuro.

Schuman que cómo seguramente recordarán, escribía en una revista musical, al mencionar al joven músico, hizo que público y críticos se interesaran por este desconocido personaje.

Después de este encuentro con Schuman, el joven Brahams conoce a otro gran músico y virtuoso del piano Franz Listz, con el cual después de chocar seriamente, se convierte en uno de sus grandes amigos.

En 1886 escribe su famosísimo, Réquiem Alemán, una obra verdaderamente asombrosa y diferente, que constituyó toda una revelación en su época, ya que su forma fuerte y atrevida, representaba un verdadero reto, cuando fue escrita.

Fue nombrado profesor de la Academia de Viena en 1862, pero renuncia ya que en esos momentos y gracias a su reputación de excelente pianista, se dedica a viajar y a dar conciertos, pero esto también le cansa y decide abandonar su carrera de intérprete y ponerse a estudiar composición y músicos clásicos.

Escribir sobre un personaje como Brahms siempre será difícil, ya que abarca toda clase de géneros y aunque económicamente hablando, tiene una vida tranquila, no consiguió uno de sus grandes anhelos casarse. El aceptó su destino, pero vivió como ermitaño. Una de sus amigas era Clara Schumann, la viuda de Robert Schumann, a la cual admiraba y por la que sentía profundo respeto y admiración. Ella fue la primera en interpretar públicamente gran número de sus obras, Brahms agradeció este gesto ayudándola económicamente, cuando lo necesitó y sirviéndole de consuelo en sus horas de soledad y viudez.

Bajo mis mejores melodías debiera escribirse: Clara Schumann.

Y es que, aquella mujer, con exquisitas dotes, fue el gran amor de Brahms, pero nunca fue correspondido, ya que el único y gran amor de Clara fue siempre su marido, al que dedicó después de muerto su vida, interpretando su música e inmortalizando su nombre, con su maravilloso virtuosismo en el piano.

Clara muere 40 años después de su marido y Brahms, no tardó en seguirla.

Una tranquila mañana de un 3 de abril de 1879, ese hombre sencillo, noble y generoso muere tranquilamente.

Brahms es uno de los músicos más importantes del romanticismo, su riqueza armónica y la belleza y originalidad de sus obras, hacen que haya pasado a la historia como uno de los más grandes representantes de esta maravillosa etapa de la música.

Como siempre, acabo estos mini artículos sobre música. Diciéndoles; acérquense, amplíen, sus conocimientos musicales, oigan sus sinfonías, sus preciosos conciertos para piano, etc., pues sin duda, esto, además de enriquecerles, les proporcionarán momentos de intensidad, y belleza. Verán que pueden llegar a experimentar una inspiración y emoción que sólo la música puede lograr.

En estas obras dio el músico lo mejor de sí mismo; es una melodía esencialmente íntima y lírica, espejo fiel de un alma delicada, rebosante de suavidad y ternura. Gigantes de la Música. José Repollés. Bruguera Mexicana de Ediciones, S.A. 3ª. Edición, marzo 1973

Es necesario someter a plebiscito la Constitución CDMX

Fuente: unpf.mx

Una constitución es un asunto muy importante, de ahí se desprenden leyes que regirán a los ciudadanos de ese entorno por lo que debe ser consultada, transparente, neutral y en beneficio de todos.

Desafortunadamente la Nueva Constitución de la Ciudad de México ha carecido de los elementos antes mencionados y se ha impuesto una carga ideológica de los partidos que tiene mayoría en la Asamblea Constituyente.

Además, nuevamente se dejó fuera a la ciudadanía pues aunque se crearon algunas formas de consulta, éstas nunca fueron tomadas en cuenta, prefiriendo la arbitrariedad y la imposición de ideas, en lugar de la participación democrática de la ciudadanía en tan importante encomienda.

Muchos temas que afectan a la ciudadanía como el uso de mariguana, el aborto, la eutanasia, la prostitución, incluso el que el gobierno sea quien se beneficie de la plusvalía de nuestras propiedades, muestran la poca sensibilidad de muchos de los Constituyentes; y la mayoría de estos artículos quedarán reflejados en la Constitución de la Ciudad de México.

Es momento de que la ciudadanía despierte y haga valer su voz en las decisiones de la capital del país, es momento de una participación activa, pacífica y ordenada, por lo que te invitamos a que firmes para que la Constitución sea sometida a un plebiscito para garantizar que la Constitución sea para todos.

Firma aquí por el bien de nuestras familias:
http://www.unpf.mx/constitucion-a-plebiscito

Derechos humanos, sí. Y las obligaciones humanas ¿Qué?

Los padres tienen el deber de enseñar a sus hijos, cuáles son sus derechos en la sociedad y las obligaciones y responsabilidades que esos derechos conllevan. Pero deben evitar que lo “políticamente correcto”, en el concepto de derechos y obligaciones, suplante a la ética, al sentido común y a la objetividad.

A todo derecho corresponde una obligación. Cuando en la práctica no existen algunos de los derechos humanos, o los han conculcado, hay que intentar ganarlos a pulso, sin esperar a que el papá Estado los conceda. En este caso, primero cumplir con las obligaciones inseparables a esos derechos, para después poderlos reclamar.

Los derechos humanos que son tomados de la Ley Natural, se definen como inherentes a todos los seres humanos, sin distinción de sexo, nacionalidad, lugar de residencia, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social, cultural o económica, para que todos puedan ejercer las cualidades de la inteligencia, el talento y la espiritualidad.

Los derecho humanos nos corresponden a todos, desde la concepción hasta la muerte natural, estén o no escritos en las leyes de las naciones.

Las obligaciones humanas también deben estar escritas en las leyes civiles y religiosas, para su total cumplimiento.

Los derechos humanos no son negociables a la baja, por ningún motivo. Solamente la dejación de los ciudadanos, origina que se vaya perdiendo el derecho a disfrutarlos.

Hay muchos derechos humanos y su enumeración total es muy difícil. Cada uno los puede denominar como quiera y ponerlos en el orden de preferencia que considere conveniente, de acuerdo con sus creencias y preferencias. Aunque haya otras opiniones, relaciono los me parece que son más importantes.

El derecho a la vida y a la libertad religiosa no son unos derechos más, sino unos derechos primarios que tienen que gozar de protección especial, para poder nacer, vivir y expresar libremente la Fe de cada uno. Son unos derechos humanos que deben estar en todas las constituciones democráticas, y nunca sujeto a la dictadura de lo políticamente correcto.

1. Derecho a y para la vida, desde la concepción, hasta la muerte natural. Contrapuesto este derecho al crimen del aborto, al de la eutanasia, al de la muerte asistida y a la utilización de los embriones humanos. Este es el derecho humano, sobre el que se asientan todos los demás derechos. Si este derecho no se cumple por los gobiernos y la sociedad, difícilmente se pueden cumplir los demás.
2. Derecho a que los matrimonios tengan el número de hijos que quieran, teniendo en cuenta la paternidad responsable.
3. El derecho a buscar y a obtener asilo en cualquier país, cuando en el suyo propio, se esté sometido a persecución política o religiosa.
4. El derecho a emigrar por las malas condiciones del país de origen, relacionadas con los graves motivos de persecuciones religiosas, étnicas, racismo, xenofóbicos, homofóbicos, económicos, políticos, conflagraciones, estragos climatológicos, epidémicas, de salud, etc.
5. El derecho a exigir que no se aborten voluntariamente, los embarazos de criaturas que parezcan diferentes. (Síndrome Down y similares).
6. El derecho a fundar y pertenecer a asociaciones empresariales, que velen por la defensa de los intereses de los propietarios y accionistas de las empresas.
7. El derecho a fundar y pertenecer a sindicatos laborales, no amarillos, que velen por la defensa de los intereses de sus afiliados.
8. El derecho a la democracia política, con elecciones independientes y periódicas, voto libre y secreto, sufragio universal y participación en los diferentes niveles públicos del gobierno.
9. El derecho a la fidelidad matrimonial.
10. El derecho a la intimidad de la vida privada, la honra y la reputación.
11. El derecho a la libertad de asociación y a la reunión de forma pacífica.
12. El derecho a la libertad de expresión, opinión, difusión, investigación y recepción de la información.
13. El derecho a la libertad de movimiento, para circular libremente por el país, cambiar de domicilio y entrar o salir del país.
14. El derecho a la libertad de nacer todos libres e iguales, en dignidad, derechos y obligaciones, para que con razón y conciencia, comportarse fraternalmente en la familia y en la sociedad.
15. El derecho a la libertad de profesar y practicar la religión que cada uno quiera, de forma privada y pública.
16. El derecho a la Memoria Histórica y el Derecho al Olvido, aunque se contradigan con las leyes de algunas naciones, son dos derechos indiscutibles.
17. El derecho a la presunción de inocencia, hasta que no se pruebe su culpabilidad.
18. El derecho a la privacidad de la vida privada y al honor personal, familiar, social y empresarial.
19. El derecho a la propiedad intelectual e industrial. (Patentes, libros, música, arte, etc.)
20. El derecho a la propiedad, individual y colectiva de forma que nadie pueda ser privada de ella injustamente.
21. El derecho a morir dignamente, sin que existan, ni leyes ni organizaciones que pueda decidir, quién y cómo vive y quién muere. (Eutanasia)
22. El derecho a no ser detenido arbitrariamente, ni desterrado.
23. El derecho a no ser excluidos por las nuevas políticas de la identidad racial, sexual, de género, de religión, de los derechos reproductivos, etc. que están tratando de imponer a la sociedad, a través de las leyes relacionadas con las LGTB.
24. El derecho a no ser obligado a pertenecer a ninguna asociación política, religiosa o laboral.
25. El derecho a no ser sometido a esclavitud o trabajos forzosos, encubiertos o legales.
26. El derecho a no ser sometido a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes.
27. El derecho a no tener que emigrar por la fuerza y dejar la familia, los amigos, los ancestros, la tierra, la religión, el trabajo, los negocios, la estabilidad, las costumbres, los sabores, los colores, los olores, etc., debido a tener que buscar en otro sitio, las oportunidades que el país no ofrece, para poder subsistir dignamente la familia.
28. El derecho a no tener que realizar obligatoriamente, las cosas incompatibles con la moral.
29. El derecho a pensar y opinar en conciencia.
30. El derecho a poder defenderse ante los tribunales, aunque no tenga medios económicos para hacerlo.
31. El derecho a poder ejercer la insumisión y la objeción de conciencia, ante las exigencias militares.
32. El derecho a poder elegir a los representantes políticos y sociales y a poder ser elegible.
33. El derecho a practicar la objeción de conciencia.
34. El derecho a que exista el apoyo a la familia, por parte del Gobierno, al ser esa una institución básica del orden social y económico.
35. El derecho a que exista una educación pública, gratuita (las ventajas e inconvenientes las desarrollaré en otro artículo) y de calidad competitiva, con la educación privada e internacional, para que los alumnos puedan formarse bien y competir el día de mañana, en igualdad de condiciones.
36. El derecho a que la sociedad y el Estado protejan a la familia con las leyes justas.
37. El derecho a que ni el estado, ni los médicos, apliquen el homicidio de la eutanasia bajo ninguna circunstancia.
38. El derecho a que ninguno de estos derechos, sea suprimido en ninguna circunstancia.
39. El derecho a que no exista la corrupción entre los políticos y servidores públicos, en función de sus privilegios y su inmunidad e impunidad.
40. El derecho a que no haya clonaciones humanas, pues son contrarias a las leyes morales y opuestas a la dignidad de la procreación. Cada clon humano o humanoide es un ser humano.
41. El derecho a que no se haga apología del odio, contra ningún grupo social, religioso, político, étnico, ni económico.
42. El derecho a que no se investigue, manipule o explore con los embriones humanos o células madres embrionarias, ya que al ser vidas humanas, hay que tenerles respeto y dignidad. Lo moralmente aceptables, es hacer las investigaciones con células madre adultas.
43. El derecho a que no se modifiquen las leyes para perjudicar los aspectos relacionados con el género humano, la familia y los derechos de sus integrantes, el derecho a la vida del no nacido, la autonomía educativa de los padres en la educación de sus hijos, los derechos de las minorías o de los grupos históricamente discriminados, la libertad religiosa, la libertad de cultos y la libertad de conciencia.
44. El derecho a que no se pueda practicar el suicidio asistido, aunque el enfermo quiera que se lo realicen.
45. El derecho a que se persiga el terrorismo.
46. El derecho a que se persigan las prácticas de usura legal.
47. El derecho a que se reconozca, que el único y verdadero matrimonio, es la unión de un hombre y una mujer.
48. El derecho a que solamente exista la guerra, si es justa.
49. El derecho a ser libres de poder actuar legalmente.
50. El derecho a ser respetados por la sociedad.
51. El derecho a ser siempre y todos, iguales ante las leyes y recibir su protección.
52. El derecho a tener asegurada la calidad de vida normal en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, vejez, viudez u otras situaciones de pérdida de medios de subsistencia, por circunstancias independientes a la voluntad.
53. El derecho a tener asegurado, mediante el trabajo, a nosotros y nuestra familia, la salud, el bienestar, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales.
54. El derecho a tener leyes laborales justas, que regulen las relaciones entre empresarios y trabajadores.
55. El derecho a tener un horario de trabajo razonable, para dedicar tiempo de calidad a la familia, al descanso o al ocio.
56. El derecho a tener un juicio justo y público, realizado por un tribunal independiente e imparcial.
57. El derecho a tener un trabajo de libre elección, sin discriminación, con una remuneración equitativa y satisfactoria.
58. El derecho a tener un trato justo, sin torturas, penas crueles, ni vejaciones, aunque se esté inculpado, en procesos penales o militares.
59. El derecho a tener una calidad de vida, acorde con las circunstancias de la persona y del entorno social.
60. El derecho a tener una nacionalidad y a que esta no sea privada, de una forma arbitraria, junto a la libertad de poder cambiarla si se quiere.
61. El derecho a tener una personalidad jurídica, respaldada por documentos legales.
62. El derecho a tener una seguridad social y universal, que cubra los aspectos de salud, económicos, laborales y sociales, indispensables para el libre desarrollo de nuestra personalidad y dignidad.
63. El derecho a tener una vivienda digna y asequible.
64. El derecho a una educación sin atenuantes, ni condicionantes, ni presiones, en igualdad de condiciones para todos.
65. El derecho a voluntariamente contraer matrimonio y formar una familia, a partir de la edad núbil y sin restricciones por motivos de raza, nacionalidad, religión, casta o condición social.
66. El derecho al orden social, incluyendo el derecho a la huelga.
67. El derecho de los padres a poder escoger libremente, el tipo de educación que deseen para sus hijos, sin tener que aceptar obligatoriamente y con desventaja económica, la educación pública que el Estado ofrece como monopolio.
68. El derecho de los padres a que sus hijos no sean adoctrinados en las escuelas públicas obligatorias, con ideas y hechos contrarios a la moral y a las buenas costumbres. (Ideología de Género)
69. El derecho inalienable e innegociable a la vida, a la libertad y a la seguridad de cada persona.

La Declaración de Derechos Humanos del 10 de Diciembre de 1948 hecha por la ONU, consta de un preámbulo y 30 artículos, que recogen los derechos de carácter político, social, económico y cultural. Posteriormente se han ido matizando y ampliando.

· Los artículos 1 y 2 recogen principios básicos en los que se sustentan los derechos: Libertad, igualdad, fraternidad y no discriminación.
· Los del 3 al 11, los de carácter personal.
· Los del 12 al 17, los del individuo en relación con la comunidad.
· Los del 18 al 21, los de pensamiento, conciencia, religión y libertades políticas.
· Los del 22 al 27, los económicos, sociales y culturales.
· Del 18 al 30 repasan las condiciones y límites con que deben ejercerse dichos derechos.

Las obligaciones humanas:

A todo derecho humano le corresponde una obligación equivalente, de acuerdo con los valores de las personas y su ética. Las obligaciones son compromisos libres que surgen de la libertad individual o de la colectividad. Las obligaciones humanas cuando están bien cumplidas, son parte de la solución a los problemas de los derechos humanos, no cumplidos. Aunque cada vez es más difícil cumplir con una obligación, aunque sea fácil. Lo cómodo es exigir derechos y olvidarse de cumplir las obligaciones.

Los padres deben enseñar a sus hijos, que las Obligaciones Humanas tienen varios niveles: Nivel individual, nivel familiar, nivel colectivo o social, nivel nacional y nivel internacional.

Los padres tienen que asumir muchas de las obligaciones relaciones con sus hijos, mientras estos son menores de edad, aunque estos tienen que ser conscientes de cumplir, con sus verdaderas obligaciones.

Los padres tienen que explicar muy claramente a los hijos las obligaciones humanas, porque algunos se han acostumbrado a pensar, que todos tenemos derecho a todo, puesto que no les ha hablado de las obligaciones inherentes a los derechos.

Algunos se han habituado a que sea el Estado, el que provea de todos los derechos humanos, que conlleven una acción positiva y recursos económicos. Pero no suele ser lo normal y cada ciudadano tiene que intentar conseguir por su cuenta, el cumplimiento de los derechos humanos como por ejemplo: Educación, salud y vivienda.

Las naciones no pueden ser “paraíso de los derechos e infierno de las obligaciones”. Nunca ha existido esa posibilidad de conseguir derechos y no tener obligaciones, ni en las sociedades más ricas del mundo. En el primer mundo, las obligaciones suelen ser más benignas que violentas y los derechos humanos más, y más respetados.

Cada persona, según el puesto que ocupe en la sociedad, debe tener muy en cuenta estos diferentes niveles, pues no es correcto inhibirse de las Obligaciones Humanas, cumpliendo nada más las obligaciones cercanas o que crea que más le atañen. Las obligaciones no desaparecen, aunque no se practiquen. Algunos no hacen nada para cumplir con sus obligaciones, porque están muy ocupados en no hacer nada.

Los que no cumplen con las obligaciones, derivadas de los derechos humanos, producen un elevado costo social de la aplicación de los derechos humanos. Este costo tiene que ser pagado, por el resto de los ciudadanos.

La obtención de los derechos humanos, históricamente se han conseguido siempre, a través del esfuerzo colectivo de los ciudadanos, guiados por sus líderes. Nunca han sido regalados. No se pueden pedir nuevos derechos o mejorar los existentes, si previamente no se han cumplido las obligaciones ciudadanas. Por eso es necesario, ahora más que nunca, cumplir con las obligaciones que conllevan los derechos.

Existen muy pocas enseñanzas sobre el cumplimiento de las obligaciones humanas, inherentes a los derechos humanos, aunque haya muchos estudios, cursos y conferencias sobre estos derechos.

Hay leyes nacionales e internacionales, sobre las obligaciones que tienen los gobiernos, las empresas y la sociedad en su conjunto, para que establezcan y cumplan los derechos humanos, pero no hay leyes que a la sociedad le exijan cumplir, determinadas obligaciones que esos derechos conllevan.

1. La obligación de asistir a la escuela y educarse con esfuerzo, como los padres, maestros y la sociedad exige, justificando así los gastos producido por la familia o la sociedad.
2. La obligación de ayudar los que de verdad tengan necesidades, incluyendo a los que son diferentes o extranjeros, evitando el racismo y la xenofobia.
3. La obligación de conocer y practicar las virtudes y valores humanos, ya que son un beneficio personal, familiar y social.
4. La obligación de contribuir a la producción y al intercambio de bienes y servicios, de acuerdo con las capacidades de cada uno.
5. La obligación de cumplir las leyes justas y limitaciones que marque la sociedad, relacionadas con la moral, el orden público y el bienestar social.
6. La obligación de cumplir las leyes y respetar las costumbres, del país donde se encuentre el emigrante.
7. La obligación de cumplir los 10 Mandamientos de la Ley de Dios.
8. La obligación de cumplir y respetar todos los derechos humanos y enseñar con el ejemplo, a que otros los cumplan.
9. La obligación de dar a la familia la mejor protección y dignidad, sin desviacionismos personales.
10. La obligación de defender la reputación y honor de nuestra familia.
11. La obligación de denunciar actos de esclavitud, servidumbre, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes o cualquier otro, que vaya en contra de los derechos humanos.
12. La obligación de difundir la información recibida, para que otros puedan gozar también del derecho a recibirla.
13. La obligación de educarse lo mejor posible, académica, laboral y socialmente, aunque suponga sacrificarse de otras cosas.
14. La obligación de educarse y trabajar de acuerdo a sus posibilidades.
15. La obligación de enseñar a los hijos a que cumplan todas las obligaciones relacionadas con los derechos humanos, para evitar que si las incumplen, se den casos de sobreprotección consentida. (Influenza)
16. La obligación de los padres de respetar las decisiones de sus hijos, a partir de la edad núbil, para contraer matrimonio.
17. La obligación de luchar legalmente, por un trabajo, que tenga unos ingresos que permitan el desarrollo familiar y social, incluso para conseguir mejorar lo que se tiene. Hay muchas formas de luchar para conseguir mejoras: Las votaciones políticas, la formación profesional, el trabajo bien hecho, la responsabilidad familiar y social, etc.
18. La obligación de mantener vivo el medio ambiente, a través de la ecología en el planeta. Ver la encíclica Laudato Si.
19. La obligación de proporcionar a todos, seguridad física y de salud, en la medida que sea posible.
20. La obligación de realizar los trabajos en las condiciones a las que se ha comprometido.
21. La obligación de reconocer la personalidad jurídica de los demás.
22. La obligación de rechazar públicamente, las leyes que sean intrínsecamente malas y que vayan en contra de la ley moral.
23. La obligación de respetar el derecho a formar asociaciones pacíficas, políticas, laborales, profesionales o religiosas.
24. La obligación de respetar el derecho a la propiedad, el pensamiento, la conciencia y la religión de los demás.
25. La obligación de respetar la vida privada de los demás.
26. La obligación de respetar la vida, los bienes y la libertad de los demás.
27. La obligación de respetar las leyes justas del país de llegada o acogida del inmigrante, comportándose como el mejor de los ciudadanos, de forma que el ejemplo de cada uno, sirva para mejorar la imagen del grupo.

francisco@micumbre.com

Formas de ver e interpretar el arte.

A través de estos años hemos tratado de hacer un recorrido por el mundo de la pintura y sus más célebres representantes. Empezamos por las cuevas del paleolítico y continuamos hasta casi nuestros días, tratando de dar una idea sencilla y más o menos clara, de cómo estas manifestaciones han marcado consciente o inconscientemente la forma de vivir y entender diferentes épocas, a través de genios, que nos han enseñado, a veces con vidas llenas de carencias y conflictos, cómo el arte nutre y llena aspectos muy importantes de nuestra existencia.

Desde luego el recorrido ha sido breve y muy escogido, dejando rezagados a miles de artistas de indudable categoría, pues sé, no es la vocación de la mayoría, y les puede resultar, pesado y sin sentido, además de que no me alcanzaría la vida para hacerlo. Pero a los que les interese el tema, gracias a los avances tecnológicos, pueden tener acceso, a un maravilloso mundo, desconocido y lejano, para muchos.

Para mí tiene un muy diferente significado, pues cómo mencioné en artículos anteriores, por este medio nos atrevemos a mostrar, a veces sin darnos cuenta, nuestros sueños, fracasos y facetas ocultas de nuestra personalidad. Lo que no podemos o no sabemos decir con palabras, lo podemos mostrar, con colores, sonidos, etc.

El conocimiento que tenemos de la historia siempre ha sido y será incompleto. Existen infinidad de hechos por descubrir y al tratar de asociarlos con tal o cual evento, nuestra comprensión y percepción cambia y seguirá cambiando, ya que abarcar este o cualquier otro período, requiere de un conocimiento y estudio profundo.

Para mí ha sido un privilegio el meterme, aunque superficialmente, por estas maravillosas aguas, llenas de colores, misterios, profundidades, y experiencias, aunque no siempre agradables, de lo que ha sido la vida de estos grandes creadores.

Espero este breve recorrido haya servido para mostrar, la riqueza cultural y espiritual, que contiene toda manifestación artística. Gracias por el apoyo recibido y si les apetece, podemos comenzar con otro tema, por ejemplo; la música.

Incluso un simple libro como éste puede ser descrito como un relato basado en el trabajo de un enorme equipo de historiadores, vivos y muertos, que han ayudado a clarificar los límites de períodos, estilos y personalidades. E.H. Gombrich. Historia del Arte

El comunicador Muggeridge cautivado por el amor a Dios de la Madre Teresa de Calcuta

El próximo domingo 4 de septiembre, el Papa Francisco declarará santa a la Madre Teresa de Calcuta. Me ha parecido oportuno recordar que un célebre comunicador inglés, Malcom Muggeridge, al conocer y tratar a la Madre Teresa en la India encontró a Jesucristo, después de muchos años de búsqueda.

Hace varias décadas conocí a este reconocido periodista a través de sus artículos, ensayos y libros. Admiraba su claridad y valentía para exponer sus propias convicciones. Era un apasionado defensor de la dignidad de la persona humana. Recuerdo sus entrevistas en televisión sobre el tema del aborto. Sus argumentos en defensa de la vida del concebido todavía me siguen pareciendo contundentes.

Fue uno de los grandes defensores de la Encíclica Humanae Vitae del Papa Paulo VI, quien expuso de modo orgánico y sistemático las ideas centrales sobre la vida humana y el amor conyugal. Cuando, en 1968, el Romano Pontífice condenó el aborto y la píldora anticonceptiva, se armó un verdadero revuelo en muchos ambientes, inclusive en algunos círculos católicos. Mugggeridge dio la batalla en los medios de comunicación apoyando las ideas medulares de esta trascendental Encíclica.

Tenía una personalidad apasionada, decidida y con mucha energía, no obstante que ya era una persona de edad avanzada. En varias ocasiones, se unió a la Madre Teresa para hacer verdaderas campañas por la cultura de la vida y denunciando el relativismo de nuestra sociedad que tiende a despreciar la existencia humana, aprobando leyes que permiten el aborto, la eutanasia, el infanticidio, la experimentación con embriones humanos, etc. No dudó este comunicador inglés en llamarle “la cultura de la muerte” a esta nueva oleada de barbarie.

Pero personalmente desconocía sus antecedentes biográficos. En su juventud, Muggeridge fue agnóstico, socialista y ferviente partidario del “amor libre”. Vivió, durante ese período, una vida de desórdenes morales. Hasta que un día decidió poner punto final a su modo de proceder en materia sexual: “La felicidad –escribió- es un hermoso y ligero cervatillo. Cuando logras cazarlo, se convierte en una pobre presa desesperada y, después de morir, en un hediondo pedazo de carne”.

El 5 de enero de 1954 comenta que -mientras se rasuraba- le asaltó la idea de que, entre todas las cosas, lo que más debería de anhelar era tomarse en serio la vida cristiana. Pero sus progresos hacia esa fe de la que carecía, por bastantes años fueron tímidos y lentos. En 1967 grabó para la BBC de Londres La Vida de Cristo, filmada en Tierra Santa. La semilla de su inquietud por hacerse cristiano comenzó a desarrollarse.

En 1968, este periodista había dimitido a su cargo de Rector de la Universidad de Edimburgo por negarse a aceptar y justificar las protestas estudiantiles para la legalización de la droga LSD y diversos desórdenes sexuales entre los universitarios. Le pareció que eso atentaba contra los valores de la civilización occidental. “De continuar así –pensaba-, la sociedad moderna y liberal está socavando sus principios morales” y profetizó el inicio de su decadencia y degradación en los valores.

Pero un hecho definitivo para su vida fue su encuentro con la Madre Teresa de Calcuta en 1969. Muggeridge había obtenido permiso para rodar una película sobre “Las Misioneras de la Caridad”, la vida de su Fundadora y el trabajo ejemplar que realizan en favor de los más pobres en la India. Durante los cinco días que duró la filmación asistió a Misa, acompañando a la Madre Teresa y a las demás misioneras.

“La Madre Teresa –escribió en sus memorias- es en sí misma una conversión viviente; es imposible estar con ella, escucharla, observar lo que hace y cómo lo hace, sin sentirse en cierto modo convertido”. Finalmente, el 27 de noviembre de 1982, Malcolm Muggeridge y su esposa Kitty fueron recibidos en la Iglesia Católica. Él tenía cerca de ochenta años. El camino hacia la fe le llevó toda una larga vida de búsqueda. Se pasó su entera existencia “luchando contra Algo que sabía que acabaría apoderándose de él y lo cautivaría para siempre”.

Siempre manifestó una inmensa gratitud hacia la Madre Teresa de Calcuta, quien le había animado mucho a unirse a la Iglesia: “No se puede expresar con palabras la deuda que tengo con la Madre Teresa. Ella me ha enseñado una visión totalmente nueva de lo que significa ser cristiano, de la asombrosa fuerza del amor, y de cómo éste es capaz de brotar en un alma entregada hasta abarcar al mundo entero”. (1)

(1) Cfr. Joseph Pearce, Escritores Conversos, La inspiración espiritual en una época de incredulidad, Ediciones Palabra, Madrid, 2006. Págs. 475-498.

¿En qué consiste la verdadera amistad?

La amistad es el mayor bien humano. Vale más que el poder, las riquezas, la ciencia o los honores. La amistad es el aprecio que se le tiene a otra persona, en razón de ella misma; implica un auténtico interés y afecto, sin esperar recibir a cambio ningún beneficio material. Consiste en la firme voluntad de querer y procurar el bien del amigo o de la amiga. Para ello, es necesario prioritariamente ser realmente amigo, interesarse verdaderamente por él.

Dice el libro del Eclesiástico: “Un amigo fiel es poderoso protector; el que lo encuentra halla un tesoro. El amigo fiel no tiene precio” (6, 14-15).

Pero, a veces, se confunde la amistad con la simple y superficial camaradería con los compañeros de estudios o del trabajo. Pero la auténtica amistad es algo muy distinto y profundo. Es compartir intereses comunes; es coincidir en aficiones y gustos y, entonces, se buscan ocasiones para conversar, cambiar puntos de vista, intercambiar libros, artículos, ensayos; es asistir juntos -acompañados de sus familias- a un concierto musical, al cine, a una exposición pictórica, a una excursión al campo o a la playa, a practicar algún deporte, etc.

Otras veces tiene sentido de complementariedad. Es decir, un apasionado por la ecología, la astronomía o por la historia, puede transmitir de tal modo su afición, que mueve también a interesarnos y termina por agradarnos aquel hobbie suyo.

Recuerdo que a un amigo mío, Ricardo, le gustaba una antigua canción del cantautor Roberto Carlos, cuya letra decía: “Quisiera tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar”. En efecto, la amistad enaltece a la personalidad y, entre más verdaderos amigos se tengan, más oportunidades se tiene de crecer como personas.

Además, teniendo muchos potenciales amigos, permite seleccionar a los mejores, a los que más nos puedan enriquecer humana y espiritualmente. Los factores que influyen en la consolidación de las amistades son: la afinidad de caracteresr, el ejercer la misma profesión u oficio, el asistir a la misma institución educativa, salón de clases o equipo deportivo… Con frecuencia, de allí surgen amigos para toda la vida.

Las verdaderas amistades permanecen a pesar de las dificultades y se consolidan con el tiempo. Pero para lograr esto hay que saber comprender al amigo; compenetrarnos de sus alegrías y tristezas, de sus éxitos y fracasos, de sus preocupaciones e ideales; saber perdonarlo de todo corazón, si se han producido los lógicos roces de toda convivencia.

Para ello es importante ponerse siempre en el lugar del otro, “sentir” con el otro; alegrarnos si se alegra; consolarlo si sufre; estar solícitos si necesita de nuestra ayuda material o espiritual.
El auténtico aprecio es el fundamento de la compresión y se fortalece con la capacidad de escuchar y atender a nuestro amigo. Luego entonces, la amistad implica identificarse plenamente con el amigo y manifestar un sincero interés por él. ¿Por qué razón? Porque lo que le acontece al amigo nos concierne también a nosotros.

El genio de la Filosofía en la antigüedad, Aristóteles, en su Ética a Nicómaco, sostiene que “la amistad es una de las necesidades más apremiantes de la vida; nadie aceptaría la existencia sin amigos, aún cuando poseyera todos los demás bienes. (…) Todo el mundo está de acuerdo en que los amigos son el único asilo donde podemos refugiarnos en la miseria y en los reveses de todo género”.

Concluyo citando unas palabras del célebre escritor Sem Tob, en sus célebres Proverbios Morales, quien afirma que “No hay mejor riqueza que la buena amistad, ni peor pobreza que la soledad”.

El Club Bilderberg y el desgobierno mundial

El primer nivel, para los invitados. El segundo, una comisión directiva. El tercero… más allá de Rockefeller y Kissinger no se sabe muy bien quién está.

Hasta hace escasos años, mentar el Club Bilderberg equivalía a sentar plaza de conspiranoico en su más recalcitrante versión. De pronto, ha dejado de ser así. Y Bilderberg ha saltado de los libros de culto y de los círculos de iniciados a los titulares de la prensa generalista. Esta misma semana incluso se ha anunciado de forma pública la presencia de Pedro Sánchez en las reuniones del 2015.

En las últimas semanas, la prensa ha venido publicando artículos e informaciones sobre el club Bilderberg con una naturalidad pasmosa. Se anuncia que ministros, financieros y multimillonarios atraviesan medio mundo para reunirse con los miembros del club. Se habla con naturalidad de él, como si hubiera estado aquí toda la vida, como si hace apenas un escaso lustro mencionar su existencia en un medio público no hubiera levantado murmullos de incredulidad y generado comentarios sarcásticos. ¿A qué se debe este cambio? No falta quien opina que quizá el mejor truco del diablo no sea el de hacernos creer que no existe, sino el de mostrarse a las claras…

Imposible con publicidad

En todo caso, ya no parece ser tan necesario como antes mantener el secretismo en torno al club. En 1991, David Rockefeller, expresó su agradecimiento “al Washington Post, al New York Times, a la revista Time, y a otras grandes publicaciones cuyos directores han acudido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discreción durante casi cuarenta años. Hubiera sido imposible para nosotros haber desarrollado nuestro trabajo si hubiéramos sido objeto de publicidad durante todos estos años”.

Sea como fuere, el club Bilderberg existe ahora que los medios hablan de él y también existía antes de que lo hicieran.

Nace el club

El Bilderberg recibe su denominación del hotel sito en la localidad holandesa de Oosterbeek, en el que se celebró el primer encuentro de los más altos mandatarios mundiales, que tuvo lugar durante los últimos días del mes de mayo de 1954. De anfitrión ofició el príncipe Bernardo de Holanda, a través de quien se convocó a numerosas personalidades interesadas en frenar la expansión del comunismo. De hecho, el propio club proclamó que el objetivo de la reunión era el de “colaborar a una línea política común entre los Estados Unidos y Europa”, así como oponerse al “comunismo y la Unión Soviética”.

Que Bernardo fuese el convocante no es ninguna casualidad. Hombre poliédrico, capaz de suscitar una valoración extremadamente negativa de un Hitler (“es un completo imbécil”) o todo lo contrario en un Churchill (“el príncipe Bernardo es la única persona que se lo pasó bien durante la IIGM”), Bernardo mantenía contacto a los más altos niveles con los norteamericanos, los británicos y los europeos occidentales (como antes los había mantenido con la Alemania del Tercer Reich).

Por las mismas fechas, Bernardo impulsaba decididamente la constitución del Mercado Común que se estaba cociendo, para lo que utilizó los oficios de los poderosos bilderbergers. Estos veían el Mercado Común como algo más que como un espacio económico de libre mercado. “No es completamente desacertado decir que estamos a favor de la creación de un gobierno mundial; una cosa así, sería algo positivo”, reconoció paladinamente uno de los miembros fundadores de Bilderberg. Que Europa ha venido siendo un conejillo de Indias para la construcción del Nuevo Orden Mundial, es cosa cada día más abiertamente admitida. Así, otro distinguido bilderberger, Javier Solana, ha aseverado que “el papel de Europa es fundamental. Europa puede y debe ser, si me permiten la expresión, un laboratorio de lo que pudiera ser un sistema de Gobierno Mundial”.

Para construir creíblemente dicho poder mundial era necesario preservar una apariencia de pluralidad, por lo que se preveía la pertenencia al club tanto de miembros de sectores progresistas como liberales y conservadores, tratando de que no prevaleciesen los unos sobre los otros.

Pero ¿quiénes componen el club Bilderberg?

Un grupo de unos ciento treinta billonarios de los cinco continentes, junto a dirigentes políticos y propietarios de grandes medios de comunicación de todo el planeta, mas las principales monarquías europeas y los grandes financieros, que se reúnen una vez al año en alguna localidad de pequeño o mediano tamaño en un complejo hotelero de lujo que les procure la mayor discreción posible.

Pasando a los nombres y apellidos, entre los dirigentes con más peso se encuentran figuras políticas como Donald Rumsfeld o Henry Kissinger, verdaderos garantes del Nuevo Orden Mundial que defiende Bilderberg. En la actual formulación de sus políticas internacionales tiene especial significación Zbigniew Brzenzinski(admirador de Henry Kissinger y hombre elegido por David Rockefeller para la creación de la Trilateral).

Pero el personaje clave, el verdadero factótum del club es, sin duda,David Rockefeller. Personaje esencial en las finanzas internacionales es -junto con el magnate de la comunicación Ted Turner (CNN), también miembro del club- el principal impulsor de las políticas de control poblacional y de las políticas antinatalistas que prevén la disminución de la población mundial en un 80% para las próximas generaciones. La adopción de estrategias contraceptivas y abortistas, así como la promoción de lo que se ha denominado la “cultura de la muerte” y de las prácticas sociales conducentes a la esterilidad, ha tenido en estos financieros a unos auténticos entusiastas, sin cuyo impulso no es posible entender la sociedad contemporánea.

No es un secreto para nadie que organizaciones ecologistas como WWF –presidida en su día por el príncipe Bernardo- y Greenpeace sirven los fines de Bilderberg, y que los defensores más radicales del cambio climático y el calentamiento global, encuentran sus inspiraciones en círculos muy cercanos a los del club: el ecologismo ideológico justifica la necesidad de controlar el crecimiento humano e incluso de disminuir la población en miles de millones de personas – la humanidad es definida como “una plaga”- con el argumento de que dañan la Tierra (recientemente, China ha esgrimido que su política de aborto obligatorio disminuye la emisión de gases tóxicos a la atmósfera).

Mención particular merece Hillary Clinton, también bilderberger y casada con un notorio miembro de la institución, la mejor embajadora del aborto y del control poblacional en todo el mundo. Las políticas de ayuda al desarrollo promovidas por ella al amparo de la ONU o del gobierno de los Estados Unidos, condicionan dicha ayuda a la adopción de políticas de “Salud Reproductiva” por parte de los estados receptores de las riadas de dólares que se prometen sólo si incluyen el aborto como un derecho en sus legislaciones.

Aunque las recientes palabras de Hillary Clinton –abril de 2015- acerca de la religión han resultado brutalmente imprudentes(“los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales”), los medios bilderberger, cuya estrategia es notablemente más prudente, las han silenciado, restado valor o relegado a un discreto segundo plano. Es, sin embargo, poco probable que dicha imprudencia modifique la decisión del club de situar a la señora Clinton en la presidencia estadounidense en 2016.

Pues, por supuesto, Bilderberg cuenta con muchas de las principales cabeceras de la comunicación internacional. Uno de sus principales propagandistas es el New York Times, y otro la agencia de noticias Reuters, representada habitualmente por Peter Job, su director ejecutivo. Aunque Reuters pasa por ser una agencia informativa general, lo cierto es que una gran parte de su actividad está relacionada con los mercados financieros. Cuando con motivo de la crisis económica mundial tanto en Italia como en Grecia fueron situados hombres de Bilderberg al frente de sus economías, la agencia británica dirigió una verdadera campaña defendiendo la idoneidad de sus nombramientos. No es ningún secreto que Monti es miembro de la Comisión Trilateral, institución que mantiene fuertes vínculos con Bilderberg. Y lo mismo puede decirse de Lukas Papadimos.

En un breve listado, se ha relacionado con Bilderberg a la CBS, The Economist, The Washington Post, US News and World report, y The Observer. También al magnate canadiense Conrad Black, y al norteamericano Rupert Murdoch, a ABC, a la BBC, al Wall Street Journal, al Financial Times, Die Zeit, al London Times y a Le Figaro, entre los más señalados.

La estructura de Bilderberg

En cuanto su estructura, el club se articula en tres niveles: uno primero, constituido por los invitados, que son convocados cada año, y que no tienen más peso que el que los convocantes les quieran dar. Generalmente acuden para rendir cuentas, aunque dicha comparecencia guarde las formas. En segundo lugar, hay una especie de comisión directiva permanente que es la forma en que el club funciona de ordinario, compuesta por 33 miembros. Sobre ellos, el tercer nivel, en el que más allá de Rockfeller y de Kissinger no se sabe muy bien quién está.

Por lo que hace a nuestro país, es asiduo a estos encuentro Juan Luis Cebrián, del grupo PRISA, que sería un personaje de cierta envergadura, el único que pertenecería al segundo nivel; y también hay que reseñar la habitual presencia de la reina Sofía, si bien en los últimos años se ha ausentando en varias ocasiones.

Junto a ellos, muchos políticos que fueron de primera fila comoRuiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, José María Aznar, Manuel Fraga, Pedro Solbes, Rodrigo Rato, Joaquín Almunia, Javier Solana, Jordi Pujol, o Bernardino León, todos ellos hoy en un segundo plano. Entre los activos María Dolores de Cospedal o Soraya Sáenz de Santamaría, que fue objeto de alguna que otra reprimenda por su labor económica y política hace tres años. También ha acudido el popular Luis de Guindos y parece que es asidua Ana Patricia Botín, así como Entrecanales y Juan María Nin

En términos generales, el objetivo es disuadir a la población de la bondad de las medidas políticas que se adoptan en el viejo continente. Medidas que se adoptan sin el acuerdo de los pueblos a los que van a ser aplicadas (y, en ocasiones, incluso sin su conocimiento). El objetivo actual es el TTIP, al respecto del cual tratan de evitar la apertura de debate alguno, caracterizando un tratado de tan gran calado de medida puramente técnica y no político-económica. Los bilderberger confían en que pueda evitarse la entrada de este tema en la arena política.

Su confianza se asienta en buenas razones. Como el propio Solana ha proclamado, no sin asombro ante la docilidad de los ciudadanos europeos: ”…en Europa los países han hecho transferencias de soberanía voluntarias, ¡voluntarias! Nadie los ha forzado, es la primera vez en la historia que se hacen transferencias de soberanía voluntarias. Hasta el nivel de transferir la moneda libremente…”. La construcción del Nuevo Orden Mundial de modo que los pueblos lo acepten en el convencimiento de que se trata de su propia decisión. Eso, exactamente eso, es Bilderberg.

Por: Fernando Paz

Fuente: gaceta.es

1 2 3 4 5 8