#Percepciones/El clérigo del Rating

Foto: AlGranoMx

A la Iglesia Católica le uuuurge que la comunicación de la Primera Visita Pastoral del Papa Francisco a México quede ya en manos de la Santa Sede, o al menos de gente que si sabe el papel que juegan los medios de comunicación en una cobertura papal, luego de los tropiezos en esta materia de Monseñor Eugenio Lira, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Y es que el religioso tuvo la puntada de sugerirle a los medios que reporteen la visita del Papa Francisco desde su casa porque el par de emporios televisivo Televisa y TV Azteca ya se pusieron de acuerdo «para mandar su señal limpia» a quien lo necesite.

Su preocupación radica en que fueron más de 4 mil los medios de comunicación mexicanos y extranjeros que solicitaron su acreditación para la cobertura de la visita papal y que «definitivamente no podemos tener un evento con los cuatro mil medios, no podemos sacar a la gente para que ustedes lo cubran, ¿verdad?», habría dicho el representante de los obispos mexicanos.

Menuda bronca tiene en manos, sin embargo su protagonismo pareciera no ceder ante los expertos que si saben de la importancia de la relación y facilidades para los medios de comunicación.

Dentro de las cosas que seguramente los expertos en comunicación, que en México hay muchos y muy buenos, le dirían es que para los medios de todos los tipos, formas, plataformas y audiencias no les es suficiente replicar los boletines de prensa que emitan, ni repetir lo que la gente está viendo en cualquier televisión, sino simple y sencillamente dejar que los comunicadores hagan su trabajo, que es generar noticias y contenidos con todas las facilidades que requieren.

Sin embargo, pareciera que alguien le vendió la idea de que con los dos emporios televisivos unidos por una misma señal ya la libró y de paso queda bien con ellos.

Esperemos que su pésima idea cambie antes de que llegue el Papa Francisco, tiempo suficiente para que alguien le informe que por cierto hoy la televisión abierta, a la que es afecto cada vez más pierde una valiosa audiencia que asumimos le interesa a la Iglesia, los jóvenes.

Esta población, que a ratos parece no ser tan afecta a la religión católica y a sus representantes eclesiásticos, prefiere informarse a través de plataformas digitales, sitios de noticias, blogs, videos, Youtube, twitter, Facebook y todo aquello que al menos el equipo de comunicación del Papa Francisco si lo tiene más claro.

Veremos en qué termina esta ocurrencia que el representante de la CEM le ha comprado a alguien para implementar la estrategia de contención de los más de 4 mil medios que solicitaron su acreditación, o tendremos que esperar a que el propio Federico Lobardi venga a corregirles la plana.

Una visita tan esperada como la del Papa Francisco lo amerita, la grey católica y la no católica lo exige y sobretodo la gran mayoría de los medios que no tienen al frente a directivos de apellido Salinas Pliego o Azcárraga y que generan contenidos e información para el público que los sigue.

El clérigo del Rating tendrá que entenderlo, esperemos sea a tiempo, y como él mismo lo dijo, todavía tenemos un mes para que el Papa Francisco pise suelo mexicano.

Un comentario

  • Erich Lindner López

    El uso del pareciera, debiera, pudiera, etc., usado mal se ha generalizado en medios de comunicación en forma alarmante a la par con múltiples expresiones que rompen con las reglas del buen uso de nuestro maravillosa lengua española en: «….protagonismo pareciera no ceder….» se debería (que no «debiera») escribir de alguna de las siguientes formas:
    1) protagonismo parece no ceder
    2) protagonismo parecería
    3) protagonismo parece como si no (ahora sí) cediera…

    «Aplíquense» por favor

Deja una respuesta