Por cuarta ocasión en la historia

Es altamente probable que ocurra un proceso de destitución y juicio al Presidente Trump, sería la cuarta vez en la historia que sucede, la primera fue en 1868 con el Presidente Andrew Johnson, la segunda con el Presidente Richard Nixon quien renunció antes de que avanzara la investigación en 1974, y la tercera al Presidente Bill Clinton en 1998.

Cabe mencionar que de los tres mencionados el único que dejó de ser Presidente fue Nixon, y eso porque no quiso afrontar el juicio y dejó su cargo; los otros dos siguieron su mandato porque en ambos casos ganaron el juicio. Lo que enfrenta el Presidente Donald Trump es un proceso en el que –a estas alturas– es muy probable que se de el juicio, y al parecer él decidirá sí afrontar con su equipo legal esa situación, buscando así su defensa.

En primer lugar no creo que renuncie, y en segundo lugar creo que tampoco perderá el juicio porque debería de contar con dos terceras partes de la cámara alta votando por su salida, esto requiere que más de 17 senadores republicanos además de la totalidad de los demócratas así lo quisieran; en resumen, habrá ruido y un proceso, pero creo que no saldrá.

Actualmente las encuestas de cara a la carrera Presidencial, favorecen a cualquier candidato demócrata por encima de Trump, ¡incluso la de Fox News! Si el candidato es Joe Biden, Bernie Sanders o Elizabeth Warren, todos le ganan, y quien más lo aventaja es la señora Warren que claramente es una líder de izquierda con una visión populista (menos que la de aquí), pero con ideas de ser fiscalmente mucho más agresiva con los multimillonarios que son personas que tienen o perciben más de 50 millones de dólares y también con una agenda de prácticas anti monopólicas importante; en la mira: Facebook, Amazon, Google, etc.

Además de quién elijan los demócratas como candidato, es crucial la unidad en el partido; el elemento más importante de cara a la reelección será el momento económico en el que se llegue a noviembre de 2020, si llegan bien y creciendo se reelegirá Trump, si no, es altamente probable que pierda.

Hoy Donald Trump tiene muchos frentes abiertos, el principal la guerra comercial que ya está dañando su economía y que le está costando políticamente; el proteccionismo no sirve, está demostrado, las sanciones arancelarias a Europa, Rusia, China, Turquía, Canadá, México, etc. no le han traído un sólo beneficio, lo que sí han hecho es profundizar la desaceleración.

La mejora temporal en el sentimiento del mercado, de cara al conflicto comercial así como un entendimiento mejor entre Boris Johnson e Irlanda y la FED bajando tasas la próxima semana, han contribuido a la apreciación del peso estando el nivel actual en torno a los $19.20/$19.30, lo que me hace pensar que es buen momento para conformar portafolios de inversión entre un 30% y 40% en esa moneda.

Con el rumbo que está tomando el país y sin crecimiento económico, ¿qué tanto más se puede apreciar nuestro peso?, si los chinos vuelven a apreciar el Yuan para tratar de ser empáticos con Trump en la guerra de divisas, es probable que el peso vaya hacia los $19.00.

México está en un momento complicado porque no se ve una reversión clara en la tendencia, y tampoco un plan conjunto Iniciativa Privada-Gobierno; mucha junta y evento pero pocos hechos concretos, no hay seguridad ni Estado de Derecho y tampoco hay confianza; dado lo anterior, es lógico que no se esté reactivando la inversión.

Es imperativo cambiar el rumbo detonando programas que abonen al crecimiento y desarrollo del país; de no ser así, esta condición de estabilidad sin crecimiento no se puede mantener por mucho tiempo. Otro as bajo la manga pero altamente impopular, es una Reforma Fiscal que grave el consumo, no hay más.

@juansmusi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *