Reportes, pandemia, empleo, encuestas y remesas

Esta semana van a seguir siendo protagonistas del rumbo del mercado los reportes de las empresas que cotizan en bolsa en EEUU, el seguimiento de la pandemia y su manejo, el viernes la publicación de la generación de empleos en EEUU, inflación en México y decisiones del Banco Central de Inglaterra y Brasil.

Los reportes trimestrales en general han sorprendido para bien, hay tres cosas que han pasado; los que han salido menos peor a lo esperado, los que han sorprendido positivamente y que tienen un gran peso en los índices (Apple, Amazon, Netflix, Google, Facebook, Microsoft) y las que se esperaba que salieran pésimo y simplemente se ha confirmado. Pues es tal el peso de las tecnológicas que se puede decir que han “arrastrado” a los mercados a una corriente positiva.

Esto no quiere decir que haya acciones muy rezagadas, castigadas y sumamente baratas. El caso de México es distinto, el índice esta bajísimo y se podría decir que está barato, no coincido. Algo es barato cuando no está en precio y es percibido como una oportunidad, pero al final es algo que tiene una buena perspectiva hacia adelante y parece ser una buena oportunidad.

En México, hay muchas acciones baratas, el problema es que la perspectiva de país es negativa y con ello el momento u oportunidad aún están en duda. Es por eso que la Bolsa Mexicana no me gusta. En cambio, hay quienes dicen o perciben a los de EEUU como caros, pero si siguen creciendo y mejorando las utilidades, todavía pueden dar más.
Esta semana se conocerá la creación de empleos en EEUU, un dato que pesa mucho en el ánimo del mercado y de la economía global.

Después de haberse destruido más de 30 millones de empleos se espera por tercer mes consecutivo un dato arriba del millón de empleos, pero aún así la deuda en el mercado laboral es enorme, mas de 24 millones por crear para regresar a niveles pre pandemia. Lo normal de ahora en adelante es que la creación de fuentes de trabajo sea grande y el reto es ver en cuánto tiempo se reponen.

Esta semana hay reuniones de Bancos Centrales en Inglaterra y en Brasil, en donde no se esperan grandes cambios, en Brasil, hay margen todavía para bajar las tasas un poco.

En México no hay buenas noticias, la contracción de la economía es históricamente alta y las encuestas están pronosticando un -9.9% del PIB para todo el año, la inflación terminaría por arriba de la meta en 3.6%, la tasa de interés de referencia de nuestro banco central va a seguir bajando hacia el 4%, actualmente está en 5% y el tipo de cambio en un escenario moderado, podría cerrar también sobre $22.6 pesos por dólar.

Nos tratan de vender malas noticias como buenas; comento un par de ellas. El superávit de balanza comercial. No es buena noticia porque México históricamente ha presentado déficits cuando la economía marcha bien. Este superávit lo que significa es que exportamos más porque en el exterior, EE.UU., las cosas mejoran y las importaciones son muy pequeñas porque el mercado interno está muy débil.

La otra y que me llama tremendamente la atención, son las remesas (dinero que mandan mexicanos trabajando en EE.UU. a sus familiares en el país), que han aumentado con respecto al año pasado y que lo lógico, ante la difícil situación global, sería que bajaran y no es una buena noticia porque al final son paisanos que tuvieron que emigrar ante la falta de oportunidades en el país.

Es un ingreso hoy indispensable para el país y que no podríamos prescindir de él, pero no es un dato para presumir. Por lo pronto a seguir aguantando y sobreviviendo en el 2020, ese, es el reto.

@juansmusi​​​​​​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *