Se nubla el panorama

Italia sigue dando de qué hablar con este nuevo gobierno populista, conformado por la extrema izquierda y la extrema derecha; la preocupación de sus propuestas y desapego a los lineamientos que traza la Unión Europea son una intranquilidad global; este nuevo gobierno desafía lo establecido, y como le he venido diciendo,  el “deber ser” está peleado con lo popular. Por otra parte, nuevamente se asoma el temor de que los mercados bursátiles caigan abruptamente luego de conocer  algunos reportes de empresas que lo han hecho por debajo de lo esperado, aunado a lo anterior, suma la incertidumbre de lo que pueda ocurrir o no con el BREXIT, en donde literalmente nadie sabe qué va a suceder.  Además los mercados le atribuyen un clima hostil a la inversión por la tensión diplomática entre Arabia Saudita y EEUU, producto del asesinato de un periodista norteamericano en ese país.

El entorno local no es más favorable que el global.-  Recientemente las calificadoras internacionales han hecho una observación negativa a PEMEX, en las que destacan como principales razones: los planes cuestionables a futuro, así como la disminución en la extracción de crudo y la alta carga fiscal que le siguen imponiendo a la paraestatal.

Hoy mismo habremos de conocer la cifra de inflación de la primer quincena de octubre, en donde si el número es malo, las posibilidades de que Banco de México suba su tasa de interés se incrementan. También esta misma semana debemos conocer los resultados a la consulta  del nuevo aeropuerto, esto último desde mi punto de vista, será fundamental para marcar el comienzo de una nueva administración así como el rumbo que tomaría el próximo sexenio; los países desarrollados han logrado ese estatus de mantener por periodos prolongados condiciones adecuadas para la inversión y crecimiento económico, empezando por la certidumbre y confianza que generan al interior y exterior.

No podemos ignorar lo que las calificadoras nos digan o sugieran, los inversionistas las escuchan más a ellas que a los propios gobiernos; es por ello que todo lo que tengan que decir o comentar hacia adelante, puede influir para bien o para mal en el tipo de cambio, las tasas de interés, inflación y mercados bursátiles.

Sigo pensando que la inversión tiene que ser diversificada, que la protección patrimonial ante los choques internos y externos  es una obligación, aunque en el corto plazo las Bolsas se están ajustando fuertemente, no me cabe la menor duda que a largo plazo son la mejor inversión.

@juansmusi

Octubre  24, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *