Súper peso e inmune

Faltan 74 días para la elección presidencial, y el día de ayer el peso llegó a cotizar en niveles de 17.94; ningún analista financiero veía esta posibilidad en el 2018 y mucho menos faltando tan poco tiempo para dicho evento: El peso está muy fuerte, y hay razones conocidas que explican parte de esta fortaleza, la principal es el hecho de que se pueda firmar el TLCAN muy pronto, así como la mejora en las finanzas públicas, el progreso de la inflación y el acontecimiento de que las tasas puedan subir solamente dos veces más en EEUU. Lo que el peso sigue ignorando –de momento– es la posibilidad de que AMLO gane la presidencia; tengo muy claro que por ahora, el mercado está excluyendo esto, también puede ser que el mercado crea que no va a ganar. En el escenario más probable, de acuerdo a las encuestas, es que podría ganar; no tengo la menor duda de que el peso no puede ignorar el fuerte deterioro de las finanzas públicas y la perspectiva de crecimiento del país que se originarían con las propuestas de López Obrador, el populismo es enemigo de las finanzas públicas sanas. Las economías más desarrolladas y sólidas poseen estructuras fiscales mucho más competitivas que la nuestra y recaudaciones que nos triplican o cuadruplican; claro, los índices de corrupción e impunidad también son infinitamente mejores al nuestro.

Pero a qué voy con todo esto, que a pesar del escenario más probable el peso está inusualmente fuerte, y con la confirmación de la firma del TLCAN todavía podría fortalecerse un poco más; lo que es un hecho y que se ha repetido en las últimas transiciones presidenciales, es que siempre se presiona el tipo de cambio cuando el evento se acerca. Concretamente, lo que más me preocupa en ésta es que la depreciación puede ser muy fuerte faltando días para el 1° de julio; pienso que es muy oportuno, tanto desde el punto de vista patrimonial como empresarial, hacer coberturas cambiarias y buscar la protección patrimonial a través de instrumentos de inversión en México que permiten estar en dólares o euros, y además generar rendimientos en esas monedas.

Claro que me puedo equivocar –y me quiero equivocar–, porque si AMLO no gana las elecciones, el peso se podría fortalecer aún más incluso para irse por debajo de 17.50; pero creo que vale la pena ver estas coberturas como un seguro, con el fin de afrontar tiempos que se antoja se van a complicar.

Es súper necesario continuar con nuestra labor de gente informada, hacia los sectores más “afectados” y con menos información, porque quienes ya sabemos por qué NO nos conviene AMLO, sólo nos estamos bombardeando entre nosotros que ya estamos convencidos; lo importante es que nosotros convenzamos con fundamentos a aquellos que no lo están, debido a que no están informados veraz y adecuadamente.

 

@juansmusi

Abril 18, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *