El aborto por violación, la mujer y el hombre…

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha aprobado la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046-SSA2-2005 que ordena a todos los hospitales públicos practicar abortos cuando el embarazo sea resultado de violación, sin necesidad de que la víctima haya denunciado el delito ante las autoridades. Tan solo bastará que la víctima presente una solicitud bajo protesta de decir verdad de haber sufrido violación. En cuanto al personal médico, no está obligado a corroborar si lo que dice la mujer es verdad. En el caso de menores de 12 años, la solicitud será presentada por los padres o el tutor.

Como era de esperarse la norma ha sido el beneplácito de muchos. Si bien la violación de una mujer es un acto terrible, se le impone otro más: matar al hijo en las entrañas. Aunque parece justificable dado que el padre es un violador, en definitiva no es la solución: se somete a la mujer a un trauma mayor diciéndole que puede abortar a su hijo; una adolescente o mujer adulta puede mentir sobre la causa del embarazo y tener acceso al aborto solo porque su palabra basta, que la víctima no denuncie jamás la violación y el violador esté libre. El aborto es el sueño dorado de los violadores y tratantes de blancas al no quedar evidencia de su abuso. El aborto es también la solución del hombre que es incapaz de hacerse responsable por el hijo que engendró en una relación.

Las consecuencias de haber aprobado la modificación de la norma son por tan graves que esto nos pone a escasos pasos del aborto libre. Hay quienes piensan que actúan acertadamente al defender la vida con excepciones, refiriéndose al aborto por violación, pero apoyarlo bajo esta causa es afirmar que una vida vale menos que la de otros. La ley que debería usarse para castigar al culpable es ahora usada para castigar al bebé en el vientre materno, ni siquiera nos detenemos en buscar soluciones de vida. Por supuesto, no olvide que el aborto es un negocio muy lucrativo.

La defensa del aborto ha permeado a un nivel tan alarmante que sin más encontramos mujeres apoyándolo (desde las pláticas más casuales hasta un activismo deleznable) recomendando, exigiendo o  financiándolo, particularmente si es por violación. Esto último es lo que cautiva a muchos estultos: la “protección” de una víctima. El caso de los varones no es para menos, puede verse infinidad de jóvenes que creyendo ser provida, apoyan el aborto solo en casos de violación; peor aún, afirman no ser abortistas, dando como argumento la consabida cantaleta del feminismo radical. Pero nada tan grande sucede de pronto.

¿Cómo es que el cáncer que implica la defensa del aborto por violación avanzo tanto en tan poco tiempo? Observe detenidamente. Infinidad de mujeres se quejan de la clase de hombres que hay en la actualidad, pero ¿acaso no saben que el aborto quita toda responsabilidad al hombre? ¿qué esperaban de los varones que fueron acostumbrados por las mismas mujeres a una mentalidad anticonceptiva? Una vez que vieron que podían usarlas y salir bien librados, prepararon el camino para que otras fueran tratadas de la misma manera. Se quejan de que ellos sólo ven su cuerpo, pero muchas mujeres sólo presentaron eso. Se dicen a sí mismas que buscan el placer al que tienen «derecho», cuando lo único que propician es que sean usadas. Se han reído en su cara los hombres patanes, sus “amigos” que les aconsejan vivir su sexualidad como les plazca, las farmacéuticas que venden los anticonceptivos, sus padres incapaces de guiarlas y corregir sus ideas abortistas (o peor aún, fomentándolas) y hoy también los violadores, los tratantes de blancas, y la flamante Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Y ninguno de ellos protegió los derechos de la mujer jamás, menos aún su dignidad.

Deleznable ¿no le parece?

El verdadero propósito

Según se ha dicho hasta el cansancio, el proyecto de ley que busca despenalizar el aborto en Chile es solo el primer paso para lograr el aborto libre, al ser considerado una prerrogativa fundamental de los llamados “derechos sexuales y reproductivos”. Por eso se engañan quienes creen que estableciendo determinadas causales (peligro para la vida de la madre, inviabilidad del no nacido y violación) se logrará contener a sus promotores.

Sin embargo, lo que muchos no han percibido es que incluso dentro de estas tres causales supuestamente “restringidas” se esconde la semilla del aborto libre.

Esto ocurre en la tercera causal. Ello, porque prácticamente basta con el testimonio de la mujer que señale haber sido víctima de una violación. Si bien su caso debe ser analizado por una junta ad hoc de médicos del establecimiento al cual acuda solicitando el aborto, es de sobra conocido que una violación es difícil de probar: no cualquier señal o marca física que quede en la mujer es indiciaria de haber sido abusada (de hecho, podría haberse producido también por una relación consentida), muchas se sanan relativamente rápido y a veces ellas pueden no existir. Por tanto, ante esta nebulosa, resulta clave el testimonio de la mujer.

Tal vez el caso más complejo sea aquel en el que la mujer que dice haber sido violada se encontraba bajo los efectos del alcohol o de alguna droga, lo cual podría ocasionar, aunque no necesariamente, que al momento de la relación sexual haya estado privada de sentido (caso en el que, efectivamente, existiría violación). Sin embargo, muchas veces sus recuerdos pueden ser sumamente borrosos y poco claros, todo lo cual hace todavía más endeble su testimonio, sin perjuicio, como se ha dicho, de tratarse de una situación que no siempre deja rastros.

Más aún: tal como está redactado el proyecto, no sería imposible que una mujer se sometiera voluntariamente a los efectos del alcohol o de alguna droga, tuviera una relación sexual plenamente consentida y alegara posteriormente (al notar el atraso en su regla) que ha sido víctima de violación. De esta manera, podría estar aprovechándose de su propio dolo, o desde otra perspectiva, haberse expuesto imprudentemente al daño.

Todo lo dicho, sin perjuicio de la posibilidad que una mujer haya tenido una relación sexual plenamente consentida y en completo uso de sus facultades mentales, y alegue posteriormente que se trató de una violación. Y finalmente, que fruto de todo lo anterior, pueda condenarse por violación a un hombre inocente.

En resumen, tal como está planteada, la causal de violación es la puerta hacia el aborto libre.

Max Silva Abbott
Doctor en Derecho
Profesor de Filosofía del Derecho
Universidad San Sebastián

NOM-046: riesgos jurídicos y costos sociales. #Aborto

Fuente: Early Institute

En abril de 2009, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención”.

En esta NOM se establecen las reglas que deben seguir los centros de salud al brindar atención médica a una mujer que ha sido víctima de violencia familiar y sexual, así como las conductas que deben adoptar los médicos para prevenir casos futuros.

La NOM-046 ordena al personal médico practicar abortos a solicitud de mujeres víctimas de una violación de la que resulten embarazadas. Para que ello, la NOM se sujeta a la legislación de los estados: en algunos se requiere la existencia previa de una denuncia y en otros, simplemente la autorización de un juez. En caso de que la mujer sea menor de edad se requiere, además, el consentimiento de sus padres o tutores.

En este contexto, el pasado 17 de febrero, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, adoptó un acuerdo para modificar esta NOM, a efectos de ordenar que el aborto se realice en menores a partir de los 12 años de edad, sin los requisitos mencionados y sin comprobar que, efectivamente, el embarazo sea resultado de una violación.

Las víctimas de violación merecen todo nuestro respeto, particularmente aquellas que sufren de este abuso siendo menores de edad; por ello, las modificaciones que pretende realizar la Secretría de Salud a la NOM 046 nos preocupen porque:

1.-Desestiman la denuncia penal;
2.-Si no hay denuncia, el Ministerio Público no puede investigar el abuso; lo que permite el encubrimiento del agresor y propicia que el abuso no se castigue;
3.-El personal de salud no estaría obligado a verificar la violación de la mujer que solicita el aborto;
4.-En los casos de niñas de entre 12 y 18 años de edad, se dejaría fuera a sus padres, cuando resulta indispensable el acompañamiento de un adulto en este tipo de casos;
5.-Se violentaría la legislación de los estados en materia de capacidad jurídica y patria potestad que establece, de manera unánime, que los menores no pueden disponer libremente de su persona y de sus bienes si no cuentan con la autorización de sus padres o tutores;
6.-Se desconoce lo previsto en la legislación penal de los 32 estados del país, al convertir el aborto en un derecho a nivel nacional, olvidando los procedimientos contemplados en las leyes vigentes de nuestro país para su práctica en caso de violación.

Es importante reflexionar sobre los riesgos jurídicos y los costos sociales que pueden generar las modificaciones a esta NOM. De ahí que exhortemos respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que revise a detalle la propuesta de modificación antes de publicarla y, en su caso, se ajuste a lo previsto en el marco normativo vigente y aplicable.

Tu hija de 12 años podrá abortar en #Mexico sin que te enteres.

Fuente: CitizenGo

La nueva redacción de la NOM 046 de Salud permite que las menores puedan abortar sin el consentimiento –ni conocimiento- de sus padres.

ELIMINA LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA, VIOLA LA PATRIA POTESTAD Y DESPROTEGE LA VIDA DEL NO NACIDO

Todavía podemos pararla. Hasta que no se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF) no está en vigor.

¡Pídele al presidente Peña Nieto que no lo publique!
http://citizengo.org/es/33247-que-no-publique-nueva-nom046-dof-que-permite-aborto-libre

Quieren que tu hija aborte sólo con DECIR que fue violada aunque sea FALSO; actualmente la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005 dice:

«4.2.7. En caso de embarazo por violación, y previa autorización de la autoridad competente, en los términos de la legislación aplicable, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de aborto médico a solicitud de la víctima interesada, en caso de ser menor de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables.

En todos los casos se deberá brindar a la víctima, en forma previa a la intervención médica, información completa sobre los posibles riesgos y consecuencias del aborto, a efecto de garantizar que la decisión de la víctima sea una decisión informada conforme a las disposiciones aplicables.

Se deberá respetar la objeción de conciencia del personal médico y de enfermería encargados del procedimiento.»

Pero el miércoles 17 de febrero mientras el pueblo mexicano escuchaba el mensaje del Papa Francisco, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y control de Enfermedades -integrado por varios grupos abortistas, otras asociaciones civiles y varias dependencias del Gobierno- aprobaron la modificación del artículo 6.4.2.7 de la NOM-046 para que las autoridades sanitarias NO COMPRUEBEN si existió violación para HACER A TU HIJA abortar.

La nueva redacción evita además que sea necesario el consentimiento de los padres o tutores para que la menor pueda abortar. ¡O sea, que tu hija de 12 años podría abortar sin que te enteres!

Cada 5 años el Comité tiene que revisar las Normas Oficiales Mexicanas (NOM). No permitamos que aprovechen la ocasión para legalizar el asesinato de los menores que aún están en gestación, en una de las etapas más vulnerables del ser humano; ¡y pasando por encima a las Legislaciones Estatales y al Derecho internacional!

Además PROHIBEN la objeción de conciencia de los médicos y enfermeras que quieren cumplir con su deber de salvaguardar la salud y la vida de todo ser humano.

La violación sexual es un delito que daña profundamente a sus víctimas. Pero el aborto no soluciona un problema. Sólo añade dos problemas más: la vida inocente segada y el trauma de la maternidad frustrada.

La reforma aún debe ser publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para entrar en vigor.

¡¡PIDÁMOSLE al Presidente que no la publique!!

¿ABORTO POR VIOLACIÓN?

Por Germán Ambrosio M.

El aborto justificado en casos de violación es de las falacias más frecuentemente usadas como herramienta de adoctrinamiento para defender y perpetuar como “lícito” el negocio multimillonario de la matanza de bebés no nacidos, que es lo que se realiza en el aborto. Dentro de una campaña bien orquestada, se escucha en distintos medios de comunicación entrevistas o cápsulas donde se dan a conocer cifras manipuladas que buscan crear en la audiencia la aprobación del aborto; de entrada siempre usan el eufemismo “ILE” (Interrupción Legal del Embarazo) que es simplemente asesinar al niño por nacer, y mencionan cifras donde por ejemplo se dice que de cada 10 mujeres que abortan 4 de ellas, lo hacen porque han sufrido una violación.

Ciertamente una violación es un hecho trágico que nadie le desea vivir a ninguna mujer, más ello no implica ni es justificación para que se persiga al inocente en el vientre materno dictándole sentencia de muerte automática. Recordemos que nuestra dignidad como seres humanos, que lo somos ya desde el momento de nuestra concepción, seres humanos en desarrollo, así como el derecho a la vida en ningún momento se ven disminuidos debido a las circunstancias y el contexto en que fuimos concebidos, es decir, no tenemos menos derecho a vivir o ninguno, porque hayamos sido concebidos producto de una relación de adulterio, de un caso de acoso sexual, o de trata de blancas y prostitución, o simplemente porque hayamos sido no deseados.

Al querer argumentar que porque la mujer ha sido embarazada en un caso de violación, y apelar a la compasión que se debe tener a toda mujer que es agredida en estas circunstancias, es suficiente para decir que darle muerte a su hijo por nacer es algo lícito, es un error y en todo caso esta compasión natural por quien sufre un hecho violento, al manipularla para justificar lo injustificable, se vuelve en una falsa compasión y esta es la razón por la que se convierte en una falacia, sabiendo que una falacia es una mentira que parece verdad. ¿Se dan cuenta del engaño?

Al lanzar spots publicitarios que contengan argumentos manipulados como el que estamos comentando buscan masificar a la población en una mentalidad abortista y antinatalista. De hecho, nunca escucharemos a los pro aborto mencionar qué es lo que se debe hacer con el violador, para que no vuelvan a ocurrir casos violentos y no exista la posibilidad de que mujeres sigan siendo violentadas dos veces: la primera por su agresor sexual y la segunda en el proceso del aborto, y los daños que implica el síndrome post aborto. Ciertamente se debe pensar también en el inocente no nacido, que por cierto nadie se pregunta qué sexo tiene el bebé por nacer, porque si es femenino, ¿por qué las mujeres pro aborto que dicen defender a la mujer, no defienden a la mujer más indefensa que es la que está en el vientre materno? ¿Curioso no?

Aborto y anticoncepción siempre van unidos, son dos ejes fundamentales de la industria abortista, y de la agenda anti natalista internacional, por eso existen tales campañas en nuestros países, buscando que desde temprana edad se instruya a nuestros hijos al uso del condón y de anticonceptivos, que brindan una falsa seguridad, y los mete en una espiral de fallos, y errores que llegan muchas veces a lamentar el resto de sus vida. Por eso si falla el condón o los anticonceptivos (y saben de antemano que fallarán) te ponen enseguida a tu alcance el aborto legal: ¡Negocio redondo!

Negocio que recién hemos llegado a saber, ve incrementadas sus ganancias por la venta de órganos de bebés abortados tal como lo hace la trasnacional, abortista y multimillonaria Planned Parenthood

Considerando los intereses mezquinos que mueven a los gobiernos con sus “políticas poblacionales” e instituciones de salud, así como industrias farmacéuticas y abortistas que implementan estas campañas que mal informan a la sociedad, y que por lo visto continuarán. Lo que podemos hacer y debemos hacer para contrarrestar esto, es desde el hogar informar y educar de forma adecuada a nuestros hijos en una sexualidad sana, que es la que tiene como base el respeto a uno mismo, a su cuerpo y dignidad y que a su vez lleva a respetar al prójimo, no viéndolo como objeto; debemos educar en la castidad y en la abstinencia. Hacer ver a nuestros jóvenes que adelantarse a vivir algo que es exclusivo y adecuado solamente dentro del contexto del matrimonio, sólo trae dolores de cabeza, sino lo hacemos así seguiremos viendo como el gobierno y los promotores del libertinaje sexual y el aborto ensucian la mente de nuestros hijos.

Debemos estar bien alertas a lo que escuchamos y vemos en medios de comunicación que difunden sin el menor escrúpulo ideas manipuladas, saber qué conceptos como “salud reproductiva” “ILE” “Derecho a decidir” “Libertad de género” “derechos reproductivos”, solo son lobos con piel de oveja, que buscan destruir la vida, la dignidad del ser humano y la familia .

Información y formación es lo que nos ayudará a hacer la diferencia y hacernos inmunes a tales ataques ideológicos malintencionados.