Tres posibles caminos y sus repercusiones

La decisión que tomará hoy la Reserva Federal es de la mayor relevancia para EEUU, México y el mundo; mover la tasa de interés en ese país determina hacia dónde va la economía, los flujos de grandes inversiones y además el estado real de ésta, sin olvidar que el tema más importante para la FED es tanto inflación como crecimiento económico, y su decisión se basará en ello. Hay tres posibles escenarios, mismos que brevemente explicaré: Qué significan y cómo podrían repercutirnos.

Lo que el mercado quiere. – Alguna vez comenté lo duro, exigente y hasta ruin que puede llegar a ser el Mercado Financiero, es como el más agresivo de los compradores o negociadores, “tirándose a matar” o regateando exageradamente para lograr un punto medio.

El Mercado quiere todo y mucho, así mismo demanda de más, en esta ocasión le “exige” a la FED 50 puntos base de baja, lo que me parece poco probable, pero ahí está la petición; de ocurrir podría venir una mayor apreciación del peso y las monedas frente al dólar, igualmente existiría la posibilidad de un alza en las Bolsas al haber más apetito por riesgo ante tasas bajas.

Pero hay otra eventualidad que no debemos descartar, bajar 50 puntos base sería una señal negativa y preocupante que podría advertir la llegada de una recesión o crisis, esto posiblemente desencadenaría bajas en el Mercado Accionario y una apreciación del dólar; por lo tanto esta idea de bajar 50 puntos, tiene un doble filo que estaría sujeto al comunicado de la FED después de tomar la decisión.

Lo que no se espera. – Que la FED no haga nada y no baje las tasas, que todavía el comunicado hable de una economía robusta y con riesgos de inflación, y que por lo tanto no es aún momento de bajar y relajar la política monetaria; este escenario es poco deseable porque ya está muy platicada, e incluso incorporada una baja de 25 puntos base, dicha decisión definitivamente pegaría a las Bolsas y fortalecería al dólar.

En el caso del peso mexicano, quizá lo llevaría a niveles de $19.30/$19.45, mismo que además enfurecería a Donald Trump y pondría a Jerome Powell en la categoría de enemigo; a Trump le interesa que las tasas bajen para estimular los créditos, la economía y tener un ambiente electoral más propicio para su reelección.


La que se espera ocurra. – La FED bajaría de 2.50% a 2.25%, es decir 25 puntos base que amén de ser lo esperado y lo descontado, sería el inicio de un ciclo de bajas que comenzaría después de 10 años; aquí la reacción de los Mercados sería de calma y se mantendrían más o menos en la línea que se han comportado los últimos meses. Lo que se vuelve muy relevante es el comunicado de la FED en donde nos dejen ver hacia dónde van y a qué velocidad irán; de nuevo, lo que el Mercado quiere y espera es que las tasas se ajusten un punto porcentual hacia abajo los siguientes doce meses.

Qué tan claro o ambiguo se plasme esto en el comunicado, tendrá mucho que ver con la reacción a posteriori de la baja; de los tres escenarios me parece este el más deseable porque entre líneas lo que contiene es que la economía está bien –pero desacelerando–, y que el momento de apoyarla vía tasa ya comenzó, y no que se avecina una recesión o crisis.


México no está listo para disminuir su tasa aunque la inflación está abajo del 4%, sería lo más deseable para bajar el costo de la deuda, la razón es que se sigue deteriorando la expectativa de crecimiento del país y con ello se vulneran muchas otras cosas: El tipo de cambio, la calificación crediticia de la deuda de Pemex, calificación soberana, la recaudación y el equilibrio fiscal, así como la capacidad de mantener el nivel de endeudamiento que hoy tenemos y que no queremos crecer.

Es imperativo que el gobierno federal mejore las condiciones de certidumbre e inversión, porque sin crecimiento económico, no hay desarrollo, ni bienestar, ni estabilidad.

 

@juansmusi

Julio 31, 2019

La agenda que resta – 2018

1.- Subida de Tasas en EEUU.- Sabemos que hay juntas de la FED casi todos los meses, pero es concretamente en Septiembre (la próxima semana) y en diciembre, cuando podríamos ver dos incremento más y llevar la tasa de 2% a 2.5%; esto es muy relevante para el mundo, porque cuando ellos suben tasas, la presión es inminente para el resto de los países. Subir las tasas es encarecer el costo de la deuda de los países, nosotros ya vamos en el 7.75%; también es poner atractivos los retornos a los inversionistas. El efecto de EEUU subiendo tasas, aprecia al dólar norteamericano porque provoca que gente regrese dinero a ese destino y por otro lado desinhibe o inyecta cautela a los inversionistas en bolsas. El pensamiento es: Si me pagan más rendimiento con menos riesgo, pues para que arriesgo…

2.- Elecciones Intermedias en EEUU, en Noviembre. – Este tema puede darle más fuerza al impresentable presidente norteamericano, o restarle poder. Las elecciones son en ambas cámaras, alta y baja; actualmente las encuestas anticipan que Trump pierde representación y que la mayoría pudiera ser demócrata. Aunque este es un evento político tiene mucha relevancia económica y financiera, especialmente con la bipolaridad del primer mandatario, en donde literalmente de la noche a la mañana pide la paz y repentinamente declara la guerra.

3.- Presupuesto.- En la agenda local las discusiones de presupuesto, que ya iniciaron, tienen un significado muy importante; es justo en la elaboración y aprobación de este ejercicio donde veremos cómo se distribuirá la bajísima recaudación fiscal, a qué nivel presupuestan ingresos petroleros, cuánto se irá a gasto de inversión e infraestructura, salud, educación, seguridad y por supuesto las partidas sociales y dádivas. Una vez terminado y aprobado, podremos ver qué tan responsablemente se hizo, qué tanta carga social y populista tiene, y qué efecto tendría tanto en las finanzas públicas como en la calificación.

4.- Banco de México.- Califico como muy buena y destacada la labor de nuestro Banco Central, muchos amigos y colegas del medio ya no quieren ver alzas y sienten que sería equivocado que Banxico siguiera a la FED. Espero que podamos afrontar el resto del 2018 a tasas del 7.75%, pero reconozco que para eso, tenemos que ver bajar la inflación de aquí a octubre (que es cuando hay junta de Banxico) así como una relativa estabilidad cambiaria y en la inversión financiera; en pocas palabras, que la tasa sea suficientemente atractiva para que los inversionistas no elijan otro destino.

5.- Toma de Posesión del Próximo Gobierno.- Aquí lo único que queremos ver los mercados y la comunidad empresarial, es responsabilidad y acciones determinadas en temas prioritarios: seguridad, salud, educación y atracción a la inversión. Ya entrando en funciones, no tiene sentido alguno seguir cuestionando el aeropuerto y la reforma energética, así como la educativa; ya no están en campaña, ahora se trata de dirigir atinada y responsablemente al país teniendo una gran ventaja, no hay pretextos, porque cuentan con mayoría.

@juansmusi

Septiembre 19, 2018

¿Superará la Iglesia esta crisis actual?

En las últimas semanas, los medios se han enfocado en las acusaciones de un cardenal hacia el Papa. Se supondría que esta dura crisis debería debilitar profundamente a la Iglesia; pero, por el contrario, la gran mayoría de obispos y de fieles han manifestado su adhesión al Pontífice. ¿Qué elementos de juicio no se están tomando en cuenta?

1. Panorama. El informe de Pennsylvania sobre abusos sexuales cometidos por clérigos desató la crisis actual. El Papa Francisco manifestó la vergüenza que esto produce en la Iglesia. Y en vísperas del viaje apostólico a Irlanda, el país que más ha resentido esta situación, el card. Viganó inculpó falsamente al Santo Padre de haber encubierto a un cardenal estadounidense acusado de abusos sexuales.

¿Por qué la Iglesia sigue en pie? Cualquier institución, empresa o grupo social se vendría abajo después de una situación así, pues la confianza de sus miembros se perdería. Decir que es por fanatismo, no es respuesta. En cambio, todo apunta a que los factores sobrenaturales, que creemos por fe, hoy parecen tener mucho sentido.

2. Primer factor. Los fieles católicos creemos que Jesús mismo, con su poder divino, escogió a Simón Pedro y lo nombró Roca donde se fundaría la Iglesia (Mateo 16,18). Y Jesús ahí mismo le prometió que “el poder del infierno no derrotará” a la Iglesia.

Durante una dura crisis de la Iglesia en el siglo V, afectada tanto por la herejía pelagiana como por las invasiones bárbaras, San Agustín comentaba: “La Iglesia vacilará si su fundamento vacila, pero ¿podrá vacilar Cristo? Mientras Cristo no vacile, la Iglesia no flaqueará jamás hasta el fin de los tiempos” (Comentario al Salmo 103).

3. Segundo factor. Los medios de información suelen dividir a priori a la Iglesia según categorías sociológica, sólo válidas para la política: conservadores y progresistas. De acuerdo a esta visión, la supuesta ala conservadora atacaría al Papa Francisco porque el Pontífice se estaría separando de la doctrina tradicional.

Y aquí entra el otro factor sobrenatural, que explica el crecimiento de la Iglesia en la comprensión de la doctrina, que permite exponer el Misterio de Cristo a los hombres de hoy, en continuidad con la tradición bimilenaria. Se trata de la asistencia del Espíritu Santo al Magisterio.

El Catecismo de la Iglesia Católica explica que hay un crecimiento en la comprensión de la fe (cfr. n. 94). La encíclica “Lumen fidei”, preparada por Benedicto XVI y publicada por Francisco (29 jun. 2013), enseña que la luz de la fe “crece para iluminar todo el cosmos y toda la historia” (n. 48).

Por eso, el Papa Francisco ha buscado iluminar desde la fe aspectos que hoy son urgentes, como la atención a los migrantes y desplazados, la misericordia hacia los divorciados, la comprensión hacia las personas homosexuales o el cuidado de la creación. Y esto no es abandonar lo tradicional, sino iluminar lo actual desde la tradición viva de la Iglesia.

Epílogo. En general, es complicado explicar el carácter sobrenatural de la Iglesia a la opinión pública, compuesta de personas de muy diversas creencias. Sin embargo, la crisis misma por la que hoy atraviesa la Iglesia muestra que ésta está compuesta por “algo más” que la mera organización humana.

La permanencia de la Iglesia, inexplicable para quienes no comparten la fe, para los creyentes resulta ser una manifestación de la voluntad de Cristo y de la ayuda continua del Espíritu Santo. Al final, la presencia ininterrumpida de la Iglesia es un reto a la razón y una invitación a creer.

@FeyRazon lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com