DIMITRI SHOSTACOVICH

Compositor y pianista ruso que se atreve y mete en la tradicional música de ese país, corrientes muy diferentes que llegaron de occidente. Cosa que le causó serios problemas, pues mientras a un muy pequeño grupo le parecía interesante, a otro mucho más grande le parecía decadente y reaccionario.

En su etapa inicial es fuertemente influenciado por Prokofiev y Stravinsky, y después sus grandes influencias fueron Mahler y Mussorsky y esto le lleva a crear una música muy personal, difícil de aceptar al principio, pero como hemos visto a través de estos pequeños artículos, siempre aparece un genio que decide componer y mezclar sonidos de forma diferente y se convierte en uno de los grandes músicos del siglo XX.

Nace en San Petersburgo, este gran músico de familia judía y un abuelo polaco católico.

Este singular personaje empieza a tocar el piano cuando todavía es un niño. Cuando acaba de cumplir los trece años, entra al conservatorio de San Petrogrado dirigido por otro grande, Alexander Glazunov quien le ayudó en su desarrollo. Participa en varios conciertos y obtiene mención honorífica en un concurso internacional de piano Chopin en Varsovia.

Shostakovich continúa con éxitos y conciertos y directores de orquesta muy importantes, como Bruno Walter y Stokowsky dirigen varias de sus obras y entonces decide hacer un viaje a los Estados Unidos  donde, está poco tiempo, su vida sigue fuertemente ligada a su patria Rusia, en el terrible momento en que Stalin es el temido dictador ruso.  Shostacovich por supuesto está en contra del terrible personaje y del fuerte momento que está pasando su país. Escribe revoluciona y crea una forma de sentir e interpretar la  música, tan audaz personal y magistral que le convierten en uno de los grandes músicos del siglo XX.

A pesar del éxito y fama que tiene en occidente, Rusia el país donde nació y se hizo le atrae y finalmente ahí vive y permanece hasta el final de sus días.

Músico no querido por Stalin pero que se adhiere al partido comunista.

Es difícil aceptar que una persona creativa, arriesgada, que rompe con esquemas preciosos y aceptados, se una a un partido como ese, pero así es la vida y aunque nos cueste sentir muchas veces su obra, me pasa a mi es un personaje que rompe con lo que admirábamos y sin embargo se une a un partido, donde en esos momentos no tenía la libertad que debería.

Pero la vida es así a veces, algunos tienen que pasar por momentos muy fuertes y hacer algo sólo para ser tomados en cuenta o simplemente sobrevivir, tremendo  pero así es.

Quieren oír algo diferente y muy interesante, puede que les resulte difícil, pero tenemos que abrirnos y ver lo que algunos seres logran, cuando rompen barreras y se atreven a seguir un camino, el suyo.

Charles Dickens: pionero de la novela de denuncia social

Quizá pocos sepan que el escritor inglés, Charles Dickens, fue el pionero de la novela de denuncia social. Nació en 1812 y falleció en 1870. Pertenecía a la clase media, pero su padre gastaba mucho más de lo que ganaba. En un principio, le embargaron sus bienes, pero llegó el momento en que era tal el cúmulo de sus deudas, que se le condenó a la cárcel. Pero en Inglaterra se acostumbraba               que toda la familia debería también de acompañar al preso a la misma celda de la cárcel. Sólo el pequeño Charles fue dejado en libertad debido a que trabajaba en una fábrica de grasa para calzado.

Para Dickens fue una inolvidable experiencia el sentir en carne propia la explotación laboral de niños y mujeres que trabajaban de sol a sol, sin ningún tipo de seguro médico ni pensión laboral, con despidos injustificados. No había consideración alguna para las mujeres embrazadas. Recibían la mísera paga de unas cuantas monedas, un poco de pan y café. Trabajaban en lugares insalubres, oscuros y, además, hacinados en espacios demasiado reducidos. Nadie podía abandonar esos oficios porque se encontraban bajo un régimen de esclavitud. En la novela “Oliver Twist” leemos cómo el protagonista huye y es perseguido para que regrese a su trabajo. Así que no le queda más remedio que unirse a una pandilla de niños ladrones comandados por un viejo corrupto y un ladrón asesino. A Charles Dickens le tocó vivir buena parte de era de la Reina Victoria y de la Revolución Industrial en las que estas situaciones eran comunes. 

Gracias a la inesperada herencia de una tía, toda su familia logró salir de la cárcel. A continuación, se trasladaron de Landport (Portsmouth, Gran Bretaña) a Londres.

Pronto este joven decide ser periodista, toma clases de taquigrafía y es contratado para ser cronista en el Parlamento y sus textos fueron publicados en el “Mirror Parlament”.

Por esos años se prometió a sí mismo: “Jamás volveré a pasar hambre ni penurias”. Reconocía que la obra que más admiraba era “Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra. Poco tiempo después se casó con Catherine Thompson Hogarth con quien procreó diez hijos.

Debido a que realizó tan sobresalientes crónicas en el Parlamento, el director del “Mailing Magazine”, se fijó en él y valoró su gran espíritu de observación, así como su fina y aguda ironía. Le propuso que escribiera crónicas de la ciudad, de distintos barrios, de sus parques, de los mercados, de las tabernas; de cómo se vestían, hablaban y se comportaban las personas ricas y las pobres. En un principio escribió bajo el seudónimo de “Boz” para que no fuera confundido con sus crónicas del Parlamento. Sus breves relatos citadinos tuvieron un éxito arrollador, al punto que eran esperados semanalmente con enorme interés por los lectores. El director del periódico le ofreció realizar una compilación y publicarlos en forma de libro en 1836 y titulado “The Sketches by Boz”.  A partir de ese año se revelaba Dickens como novelista.

En 1836 publicó la obra humorística “Los Papeles Póstumos del Club de Pickwick”, que alcanzó gran celebridad por sus juegos de palabras, ironías, giros inesperados y con chispeante alegría. En 1837 publicó una novela sobre la vida de un niño huérfano, “Oliver Twist” con rasgos autobiográficos y que pronto alcanzó un tiraje de 20,000 ejemplares. En 1841 publicó “Tienda de Antiguedades” y, en 1843, dio a conocer su inmortal obra, “Cuento de Navidad”, con su inolvidable personaje Scrooge, avaro y egoísta que conmovió a toda Gran Bretaña. Y, en la actualidad, continúa impactando a los lectores del mundo entero. Es una obra clásica que se recuerda cada Navidad.

A lo largo y a lo ancho de toda su obra literaria, Dickens se declaró enemigo de la pena de muerte y denunció numerosos abusos e injusticias sociales que observaba en su entorno y los describía con un realismo impresionante. Pero siempre dejando mensajes positivos acerca de cómo resolver esas diferencias socioeconómicas.

En 1849 publica “David Copperfield”, también de rasgos autobiográficos y para numerosos críticos es considerada su mejor obra. En poco tiempo logró vender 100,000 ejemplares. Hay lectores que confiesan que esta obra la leen por lo menos una vez al año, junto con “El Quijote de la Mancha”.

En 1853 publica “Tiempos Difíciles”. También viaja a Paris donde conoce a Alejandro Dumas y, a la entonces joven promesa del mundo de las letras, Julio Verne.

En 1860 entabló una gran amistad con el escritor de misterio del siglo XIX inglés, Wilkie Collins                -autor de “La Dama de Blanco”, entre otras muchas obras- quienes mutuamente se ejercieron una positiva influencia en sus creaciones literarias. Fruto de esa gran amistad, Dickens publicó “Historia de Dos Ciudades” y “Grandes Esperanzas”.

En 1867 realizó su segundo viaje a los Estados Unidos y se llevó una gran alegría al comprobar que a raíz de la victoria del Presidente Abraham Lincoln durante la Guerra de Secesión, se fortaleció el gobierno federal, se modernizó la economía y, sobre todo, fue abolida la esclavitud de las personas afroamericanas con notables imperfecciones, aunque sus plenos derechos no los obtendrían sino hasta el siglo XX.

Sorpresivamente, en junio de 1870 falleció. Un mes antes, había sido recibido por la Reina Victoria y ella le confesó que era una profunda admiradora de sus obras literarias y no se resistió a preguntarle cómo fue que alcanzó tal notoriedad como novelista y periodista, sin haber pasado por las aulas universitarias. Dickens le respondió con sencillez que con ese talento se nace y se cultivan cuando se tienen grandes ideales en la vida.

León Tolstói y Fiódor Dostoyevski consideraban a Carles Dickens como a un autor cristiano, no tanto porque practicara mucho su religión, sino por las soluciones que aportaba a las tramas de sus novelas.

Una opinión unánime de los críticos literarios es que Dickens hizo más por los pobres, por los marginados debido a sus claras y valientes posturas en contra de la esclavitud laboral y racial; por sus denuncias ante las injusticias y tremendas diferencias socioeconómicas en la sociedad inglesa; por su permanente oposición a la pena de muerte, etc., de tal modo que su benéfica influencia ayudó a tomar conciencia nacional para que en el Parlamento , tanto en el siglo XIX como en el XX, se aprobaran leyes para resolver estas severas problemáticas.

Igor Stravinsky

El Pájaro de Fuego

Este gran compositor ruso, es uno de los más importantes del siglo XX. Ortodoxo de gran fe decía que la música era más importante que las iglesias.  Es uno de los músicos más interesantes y conocidos del siglo XX.

En su natal Rusia en esa época era el primero y más conocido compositor y de ahí tres de sus más famosas composiciones, El pájaro de fuego, Pretrushka y la Consagración de la Primavera. Estas tres obras son ballets conocidos y representados en el mundo entero.

Una vida llena de éxitos y también cómo hemos visto a través de la vida de estos artistas, llena de problemas.

Cuando estalla la primera guerra mundial Stravinsky se va a vivir a una zona neutral, Suiza. Luego vive en París donde se estrena su famoso ballet El Pájaro de Fuego y después se va los Estados Unidos y ahí permanece hasta su muerte a los 89 años.

Este singular personaje, además de músico era un apasionado de la literatura y eso le hizo gran conocedor de la literatura francesa e inglesa.

Durante su vida en Rusia uno de los músicos que indudablemente causaron fuerte impacto en él, fue Nikcolas Rimsky Korsakov.

Sin duda revoluciona la música del siglo XX y experimenta, escribe música impensable en esa época, esto quiere decir una vez más lo repito, que las ataduras son sólo nuestras, pues no nos atrevemos a crear, a romper esquemas, a disfrutar los pocos o muchos dones que tenemos y preferimos encerrarnos en nuestro pequeño mundo.

Siempre acabo con lo mismo, pero tenemos que salir, conocer y ampliar horizontes, así nuestras vidas serán más ricas e interesantes.

Atrévanse con Igor Stravinsky, experimenten una nueva y diferente forma de mezclar sonidos cómo  pasó con la pintura, algunos se atreven a romper los moldes y crear algo nuevo y puede que se considere desafiante, pero siempre interesante.

Solzhenitsyn: Un Premio Nobel de Literatura incomprendido en Occidente

Este año se cumple el 50 aniversario en que el escritor ruso, Alexandr Solzhnitsyn (1918-2008), fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. En un artículo anterior he relatado cómo fue perseguido y encarcelado en Siberia por las autoridades rusas, entonces, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.) por sus comentarios críticos hacia el dictador José Stalin.

Sus obras más célebres son: “Un día en la vida de Iván Denísovich”, “Pabellón de Cáncer”, “El Primer Círculo””, “Agosto de 1914”, “La Casa de Matriona”, y “Archipiélago Gulag”. En este último detalla -con datos precisos- la amplia red de campos de concentración que la U.R.S.S. tenía a lo largo y lo ancho de su territorio.

En toda su obra literaria no hizo sino describir la verdad sobre la situación de la sociedad rusa, en lo político, económico y social, bajo un gobierno marxista-leninista. Por esta razón, Rusia condenó al escritor disidente al exilio.

Pero pocas personas están suficientemente enteradas que también en los países occidentales fue bastante incomprendido. Estados Unidos, Inglaterra, Francia y otras naciones esperaban que fueran permanentes sus críticas hacia el gobierno ruso y “utilizarlo” como una especie de bandera anticomunista.

En efecto, en un principio narró los horrores y aberraciones que acontecían en su país natal. Posteriormente, comenzó a dar conferencias en diversos ámbitos analizando la crisis de los países desarrollados en Occidente, muchas veces ausente de valores y con una marcada orientación hacia el materialismo hedonista.

En su memorable discurso en la Universidad de Harvard (8-06-78) afirmó que los Estados Unidos había llegado a un Estado de Bienestar en el que los ciudadanos tenían tal cantidad de bienes materiales que se había generado un consumismo compulsivo y de irracional derroche.

Todos esos excesos de dinero, posesión de bienes materiales, el culto al tiempo libre, la ilimitada libertad en los placeres, estaban mostrando su máscara perniciosa, particularmente en los jóvenes.

Que se había perdido la distinción entre el bien y el mal; ya no se buscaba lo que es verdadero ni cuál es el fin de la existencia humana. Muchos parecían decir con sus conductas: “Lo que es legal, es lo correcto”. Es decir, se había caído en una estructura meramente legalista, o como se dice en nuestro tiempo, acepto “lo políticamente correcto”, lo que hoy y ahora me conviene, independientemente de que sea justo, honrado o no.

También comentó este escritor que observaba un abuso de la libertad que se había convertido en libertinaje y en decadencia en los valores, que se manifestaba en “violencia moral contra los jóvenes bajo la forma de películas repletas de pornografía, crimen y horror”.

Coincidió con el reconocido psiquiatra vienés, Dr. Víktor Frankl en que afirmaban que: “Occidente debe de defender no tanto los derechos humanos sino las obligaciones humanas”.

Es innegable la presencia del mal en los países occidentales. Comentaba que es asombroso el número de crímenes, asaltos, secuestros, robos, fraudes y demás actos ilícitos. Esta problemática está más acentuada en Occidente que en Rusia.

En este sentido reconoció: “Es cierto que hay multitud de prisioneros en nuestros campos de concentración (Gulags) acusados de ser criminales, pero la mayoría de ellos jamás cometió crimen alguno. Simplemente trataron de defenderse de un Estado ilegal que recurría al terror fuera del marco jurídico”.

También tuvo la valentía de afirmar que la vida de las naciones desarrolladas occidentales no eran un modelo para Rusia por sus existencias vacías, superficiales, sin sentido y en la que reinaba el capitalismo salvaje.

Que lo que proponía era formar ciudadanos con carácter firme y convicciones bien determinadas; con ideales trascendentes, más profundos.

En otra ocasión, durante una entrevista, comentó que la publicidad le parecía desagradable y sumamente banal. Decía que no comprendía que, en la radio y en la televisión, dedicaran tanto tiempo en anuncios sobre jabones, pastas de dientes, desodorantes, lociones, tintes para el cabello, etc. cuando en tantas partes del planeta necesitaban de una urgente ayuda social y asistencial; de personas que se estaban muriendo por falta de medicinas o alimentos, o bien, en promover programas que subieran el nivel cultural de la población..

Después de transmitir estos mensajes, tan claros y directos, en muchas naciones, foros universitarios, sindicatos de trabajadores; entre políticos y en los medios intelectuales,  Solzhenitsyn fue duramente boicoteado y no se le quiso invitar a más participaciones ni a entrevistas.

La razón era sencilla: estaba criticando la esencia del capitalismo y sus funestas consecuencias. Por otra parte, Estados Unidos, y su entonces Secretario de Estado, Henry Kissinger, deseaban tener un mayor acercamiento con China y Rusia y este escritor disidente estaba estropeando sus planes diplomáticos.

Así que el Premio Nobel se recluyó, con su esposa, en una casa campirana en el estado de Vermont. Años después regresó a Rusia y, posteriormente, el Presidente Vladimir Putin le rindió un homenaje nacional destacando su valentía en denunciar las atrocidades cometidas por el gobierno comunista de la U.R.S.S.

Ya en Francia, George Bizet

El amor es un pájaro rebelde

Vamos a dejar la Península Ibérica, pero nos vamos al país vecino, sólo separado por los pirineos y vemos que la música española ha calado fuertemente en la música francesa. Músicos como Debussy, Ravel, y Bizet, sólo por nombrar algunos se dejan seducir por la pasión, emoción y particularidad de la música y costumbres de la España de esa época.

Ya se no les gusta la ópera y no voy a volver a caer, bueno eso era lo que quería, pero cómo no mencionar a un músico que nunca había estado en España, ni asistido a ninguna corrida de toros, sin embargo, algo debía flotar en el ambiente que hizo que este compositor, se interesara y escribiera una ópera gitana, la famosísima: Carmen.

Pero esta obra está inspirada en Mérimée, escritor francés que escribe sobre las costumbres y pasiones gitanas, con final tremendo, muchos la consideran que no era la España verdadera, era una, puramente imaginativa.

George Bizet nace en París en 1838 y muere en 1885, una muerte joven y sin embargo productiva y exitosa. Ganó varios premios en el Conservatorio de París. Pasó algunos años en Italia, pero finalmente regresa a sus orígenes, su amado París.

Como todos los grandes genios, tuvo una vida llena de carencias que no le permitían dedicarse a su amor, la música. Escribe su muy famosa ópera Los Pescadores de Perlas, que no gustó, pasaron años antes de que estrenara su famosa suite L`Arlessienne, la cual obtuvo un enorme éxito.

Cuando escribe su muy famosa ópera Carmen, no se atreve a presentarla por lo fuerte y tremendo del argumento. Se estrenó tres meses antes de que el compositor falleciera; esta gran obra ha sido una de las óperas más representadas en el mundo entero.

Con estos pequeños artículos no pretendo hacer una biografía del autor, ya, qué con los medios actuales, lo pueden hacer ustedes en minutos, mi intención es despertar algo de curiosidad por personajes que han movido y conmovido el mundo musical.

Escuchen la famosa Habanera de Carmen y comenten lo que les pareció.

Pues el amor es un pájaro rebelde.

España era, según la opinión corriente, un país cantarín, de forma que ver cantar en el escenario personajes situados en tal contexto resultaba una cosa natural y por ello “realística”.  Asuri la Gran Música

Claude Debussy, un músico impresionista

Dedicarse al arte, ya sea en la música, pintura, escritura o cualquier otra manifestación, ha sido y creo seguirá siendo difícil, ya que la incomprensión e ignorancia de gran parte del mundo, hace que sus vidas sean difíciles y se sientan incomprendidos, pero a pesar de todo ellos no se dejan, siguen sus ideales y finalmente después de mucho años, el mundo los reconoce, como verdaderos genios, yo agregaría algo más, una auténtica vocación y fe que no les permite olvidarse de sus sueños, eso hoy lo tenemos perdido y se piensa mucho en lo que nos deja remuneración económica.

Debussy nace en un barrio de París en 1862, y su vida cómo casi todas las que hemos visto en estos años de pintores o músicos no ha sido nada fácil.

Se le considera el primer músico impresionista francés y uno de los más reconocidos en el siglo XIX y principios del XX.

Como casi todos los músicos de los que ya hemos hablado, su talento musical se manifiesta muy joven logrando extraordinaria reputación en el conservatorio, a pesar de que los maestros no estaban muy convencidos de su talento.

Debussy genial y rebelde, no soporta la rigidez académica, escandaliza y reta a profesores del conservatorio, proponiendo formas de composición que en aquel entonces resultaban verdaderamente absurdas.

Cuando apenas tenía 34 años escribe su famosa ópera Pelleas et Melisande, que fue reconocida y aclamada en el mundo entero.

Cómo ya hemos visto el desarrollar un lenguaje único es tarea difícil que requiere de mucho trabajo y entrega.

Músico innovador, diferente que se atreve a mezclar sonidos de una forma única en ese momento. Oigan su Preludio a la siesta de un Fauno, El martirio de San Sebastián, sus nocturnos, su famosa suite Iberia, Noches en granada, la Rapsodia española, la Alborada del Gracioso, algo de la música que lo caracterizo y lo hizo famoso.

La vida de la mayoría de estos genios es intensa y corta, pues muere a los 55 años.

Estos pequeños artículos tratan de abrir un poco la curiosidad de los jóvenes, pues con los medios que tenemos hoy, se nos abre una etapa extraordinaria en el mundo de la música.

Oigan algunas de las obras que les he mencionado y díganme, que les ha parecido, mundos diferentes y lejanos, pero que pueden influir en nuestra percepción de la vida.

También Debussy aporta su tributo a España con Iberia, Noches en Granada y la Puerta del Vino. Asuri la Gran Música

Enrique Granados

ENTRE EL AMOR Y LA MUERTE

 SEGUIMOS EN ESPAÑA         

 Estamos en un momento muy especial, como ya dije en anteriores artículos, pues a finales del siglo XIX y principios del XX, la música que antes no se diferenciaba tanto, entre los diferentes países de Europa, va adquiriendo un carácter fuerte y distinto, como hemos visto en Rusia y países nórdicos, nacionalistas, de color y sabor fuerte, que impactan de manera importante al mundo entero.

Enrique Granados también catalán, nació en Lérida en 1867 y murió trágicamente, al ser torpedeado por un barco alemán en el canal de la Mancha; el Sussex, barco en el que volvía a España. Este barco lo partió a la mitad con innumerables muertes, Granados sobrevive, pero al ver a su mujer en el agua, salta a socorrerla y ahí mueren los dos.

Este gran músico era de padre hijo de español nacido en Cuba y madre de Santander. Sus padres al ver el amor del niño por la música le apoyaron siempre, ya que por motivos de salud no podía ir a la escuela. Esto le ayudó a concentrarse en su gran pasión la música.  Gana un primer lugar como concertista tocando una sonata de Schuman.

Cuando se inaugura el Orfeón Catalán estreno sus muy conocidas Goyescas, El Canto de las Estrellas y un poema sinfónico Dante.

En 1915 el Metropolitan Opera House de Nueva York, presentó sus ya muy famosas Goyescas, pero no tuvo el éxito esperado, no obstante, el nombre de Granados resonaba y era conocido en todo el mundo musical.

Este gran músico era también pintor y sentía profunda admiración por Goya del cual tenía varios cuadros y él se pintó varias veces cómo si fuese el gran Goya.

Con este tercer músico peninsular cierro el capítulo de España y de cómo su música inspiró e influenció a músicos de todo el mundo.

La influencia del arte popular en la música hace que las obras modernas lleven el sello de un país y de su cultura. Ello no impide, por otra parte, que grandes obras representativas del alma de un pueblo, hayan sido escritas por compositores extranjeros. Gigante de la Música.    José Repollés

Hombres: No solo les hace falta ver más box…

«El hombre culto tiene la obligación de ser intolerante.»

(Nicolás Gómez Dávila)

Hace tiempo, un hombre con alto grado de estudios me decía que el reggaetón es música y cultura y debíamos escucharlo como tal. En otra ocasión escuchaba yo una hermosa pieza de un compositor polaco de bandas sonoras, Abel Korzeniowski; la cual fue tachada por alguien más, como “música fea”; acto seguido, le invite a recomendarme algo mejor, así que supuse que saldría el nombre de Palestrina, Brahms, Mozart, Chopin, Haendel, Schubert, compositores evidentemente superiores; sin embargo, su ejemplo de buena música fue nada más y nada menos que Alex Lora; no, no es broma, ¡el hombre hablaba en serio! es decir, para él, aquella hermosa composición de Korzeniowski, era muy inferior al ruido ensordecedor de una batería y gritos de un cantante anciano. Por allá, otro hombre, padre de familia al que no le importa si su hija canta una canción de reggaetón en una fiesta infantil, “¿Qué tiene? ¡Los niños quieren cantar la canción del momento!”. Vaya, lo que hay que ver.

Mi asombro no solo es que consientan el escuchar con ahínco tal “música”, sino el hecho de que no sepan diferenciar la calidad y la dificultad intelectual que conlleva una composición. Es muy posible que usted y yo tengamos un concepto diferente de lo que es la buena música, es entendible hasta cierto punto; pero estoy casi segura de que el sentido común nos impele a reconocer una realidad: el reggaetón y la música de banda son el mejor ejemplo de lo podrida que puede estar la inteligencia humana, sumida en la más abyecta inmundicia.

¿Por qué importa lo que escuchamos o lo que leemos? Porque afecta la inteligencia y el discernimiento. Que el reggaetón ya no sea gusto exclusivo de hombres limitados en su educación, sino ahora también  de hombres con alto grado académico, es alarmante. Incluso hoy, en un diario alguien escribió que “no importa que oigas a Mozart, Maluma o Lady Gaga, escuchar música no vuelve más inteligente a nadie”; difiero: toda la música que escuchamos conlleva cierta dificultad intelectual, cuando nuestro estándar es muy bajo, nuestra inteligencia se ve afectada; podemos estar consumiendo basura y no darnos cuenta; baste con ver los modales de aquellos que escuchan este ruido: modales precarios, sin respeto alguno por sus vecinos, suponen que a todos nos gusta su nefasto ruido; partidarios del  escándalo en todas partes, sin tema serio por el cual conversar y cuando éste se da, son totalmente ajenos al desastre en que vivimos y en el cual se está arrastrando a la familia.

En cuanto a literatura, (si acaso leen), optan por lo comercial y lo que exige poco esfuerzo mental: creen conocer a la Iglesia Católica por leer a Dan Brown; de espiritualidad por leer a Paulo Coelho; de cultura por leer a Elena Poniatowska y a Carlos Monsiváis; de historia por leer a Eduardo Galeano; de libertad de expresión por leer a Eduardo del Río “Rius”, etc.

En resumidas cuentas: muchos hombres no se alimentan de nada sólido; créanlo, no sirve de mucho vestir impecablemente, tener un doctorado, verse varoniles o tener un buen auto, si no hay nada en el cerebro. Se pierde coeficiente intelectual con la mala música, las malas lecturas, las malas conversaciones y la mala compañía.

Hombres: No solo les hace falta ver más box, les hace falta elevar sus estándares en cuanto a música, literatura, cinematografía, arte, historia; en resumidas cuentas: aspiren a superarse cada día; ni siquiera el haber nacido en cuna humilde es pretexto para no autoformarse. Y cuando se decidan a hacerlo, evítense caer en el lodo del gnosticismo, el ateísmo, el liberalismo, el comunismo, la masonería, o la ideología de género, (porque ya veo corriendo a miles, tratando ahora de ser muy intelectuales u “open mind”), créanme, ya hay suficientes animales y estultos en el mundo como para que ustedes pasen a engrosar sus filas, respétense.

 “El fin de tener una mente abierta, como el de una boca abierta, es llenarla de algo valioso”  (Gilbert Keith Chesterton)

Modest Musorgski

El asesinato del zar Nicolás I hace que empiece nuevo ciclo.

Es tremendo pero cierto, la muerte de este personaje hace que se inicie una nueva época en la vida de intelectuales y artistas. En San Petersburgo se juntan cinco músicos, Cui, Balakiriev, Borodin, Rimski-Korsakov y Mussorgski, que se llamaron el Club de los Cinco, y trataban de rescatar y buscar un arte nacional ruso.

Modest Petrovich Mussorgski nació en 1839 y se tomó muy en serio el compromiso, pues fue su opción de vida; libre y fuertemente comprometido con sus ideas, logra una música nacionalista, atrevida y propia.

Cómo todos o casi todos los músicos que hemos visto, acepta humilde trabajo para subsistir, pero que al mismo tiempo le dejaba tiempo para dedicarle vida a su pasión, la música.

Este honesto y singular compositor basa su arte en fantasías y fábulas. Esto hace que se distancie de Rimski-Korsakov.

Mussorsgki se dedica a la reconstrucción y búsqueda de las canciones populares rusas y se enamora de un drama

de Pushkin, Boris Godunov, que es una de las grandes obras maestras de la ópera. Una auténtica obra de arte en la historia de la ópera rusa, nos recuerda un poco los dramas de Richard Wagner.

Creo que todos o muchos de nosotros conocemos las obras de este genial compositor, Una noche en la árida montaña, Cuadros de una Exposición, Kovanchina.

En 1880 Mussorgski se encuentra enfermo y desalentado y es llevado a un hospital militar, con el traje que le presta un amigo. Después de una crisis muy fuerte, muere este gran músico. Su cuerpo está sepultado en el cementerio de Neviski, donde se le levantó un monumento.

De la triste historia de Mussorgski en el hospital nos queda el sorprendente retrato, debido a Repin, que nos muestra al famoso compositor, pocos días antes de su muerte, deshecho por el alcohol, los cabellos en desorden, pero con una mirada extrañamente lúcida y misteriosa.Gigantes de la Música, José Repollés
Bruguera Mexicana de Ediciones, S.A.

Franz Liszt

El cielo de la Música

Este extraordinario pianista nace un 22 de octubre de 1811, en el imperio astro-húngaro. Hijo de un virtuoso del piano, heredó sin duda la facilidad para este instrumento, pero también una muy mala salud, tan mala que según se cuenta ya se tenían las medidas para su ataúd, pero de repente el niño recobró fuerza e inspiración y pidió a su padre que le enseñara música, ya que quería ser compositor.

Como se imaginarán aprendía todo con mucha facilidad, así que se dedicó a ella en cuerpo y alma. Fue tal su entrega y trabajo que se volvió a enfermar y entonces tuvo que dejar el piano y se dedicó a leer. La mayor parte eran libros religiosos, esto hace que nazca en él una especie de misticismo que a pesar de una vida muy complicada, le acompañó siempre.

Este singular personaje, dio su primer concierto cuando apenas tenía nueve años y el éxito fue tan grande, que tuvo que dar otro a un príncipe, el amo de su padre. Este se queda tan asombrado con las dotes del pequeño que reúne y da una cantidad de dinero para que el muchacho se vaya a estudiar a Viena seis años.

Después de terminar sus estudios en esa ciudad, su vida transcurre en tres diferentes ciudades: estas son París, Weimar y Roma. Pero es en París donde conoce el romanticismo francés. Víctor Hugo, Lamartine, Héctor Berlioz, que es en ese momento el centro musical con más actividad de Europa.

Listz, vive intensamente estos momentos del romanticismo; aunado esto a una maestría sin igual como intérprete, hace que también destaque como compositor al escribir sus famosos poemas sinfónicos, que es el puente entre el período romántico y el comienzo de la música moderna.

Después de una vida llena de éxitos,pasiones y grandes tristezas, pues se le mueren dos hijos, Listz decide lanzarse a los pies de Dios y se va con los Franciscanos, tiempo después recibe la tonsura y es abate. Se le veía viejo y cansado, pero dando lecciones de música, por amor al arte.

No sé si es interesante conocer la vida de estos grandes músicos, lo que es necesario y podemos hacer gracias a los medios que actualmente todos tenemos, es investigar, profundizar un poco y escuchar algo que no conocemos y que puede de manera sustancial, cambiar nuestra percepción de la vida y el arte.

Les recomiendo su famoso Sueño de amor, Años de Peregrinaje, sólo por nombrar algunas de las extraordinarias obras de este gran músico.

Listz (y también Chopin) afrontó la composición con gran libertad de expresión y tuvo un talante abierto a nuevas soluciones. Asuri. LA GRAN MÚSICA.

1 2 3