Los jóvenes de hoy y la Iglesia. ¿Hay realmente un alejamiento?

*Dr. Carlos Leite Poletti.

Si observamos los encuentros que tuvo el Papa Francisco, por ejemplo, con la juventud, nos damos cuenta que la juventud no se aleja de la Iglesia, pero no podemos olvidar que gran porcentaje de jóvenes, sí se han apartado de la Iglesia. Sin embargo, esto no quiere decir que la Iglesia los haya perdido. El materialismo y la falta de compromiso para con todo y todos es el buque insignia de este dilema.

Tanto para los católicos como para los protestantes la franja de edad de la veintena es la menos comprometida cristianamente, pero es que los jóvenes dejan de participar institucionalmente en todo.

En las últimas décadas ha habido enormes cambios en, en la tecnología, en la sexualidad y en la economía. Esto ha llevado a un grado mucho mayor de complejidad, inmediatez, zapping de ideas, etc. Y la cultura de la falta de compromiso de hizo la meta de todas las metas.

El surgimiento del mundo digital ha revolucionado el modo en que los jóvenes se comunican entre ellos y obtienen informaciones. Esto ha llevado a cambios significativos en el modo en que la generación actual se relaciona, forma pareja, y razona. Esto si dudas tiene un lado positivo, en el sentido en que se han abierto grandes oportunidades para difundir el mensaje del Evangelio. Sin embargo no hay más acceso a otras visiones culturales y de valores, con una reducción de la capacidad crítica de valoración. Proporcional a todos estos avances, no es nada raro que, muchos adolescentes y adultos sufren un aislamiento en sus familias. El alto número de separaciones y de divorcios, así como de nacimientos fuera del matrimonio hacen que sean cada vez más las personas que crecen en ámbitos no tradicionales donde la estructura familiar es inexistente o híper precaria. Analizando las causas del alejamiento de la iglesia por parte de los jóvenes, hay una gran variedad de frustraciones que lleva a las personas a abandonar la misma.

Algunos consideran su iglesia como un obstáculo a la creatividad y la auto-expresión. Otros se aburren a causa de enseñanzas superficiales y lugares comunes.
Los más intelectuales perciben una incompatibilidad entre fe y ciencia, etc. Pero pese a todo lo anterior, seguimos algunos difundiendo el Evangelio, y lo expreso con toda humildad, yo no soy diferente ni más que nadie. Así, en ese afán, nos encontramos con fuertes y sólidos grupos parroquiales, misioneros y catequistas.

No se puede ir por la vida simplemente con un activismo puramente filosófico e ideológico. Hay que saber compaginar bien la acción con la oración. Esto depende de nosotros mismos. Y es así que allí donde parece que la Iglesia ha perdido a la juventud, quizás la clave para superar este problema está en intensificar la unión con Dios.

La Iglesia no ha perdido a los jóvenes. Sólo habría que recordar las casi infinitas historias de redención juvenil, la historia de tantos jóvenes que, cansados de una vida sin Dios buscan desesperadamente alguien que les habla de Él.

Creo que es inverso el dilema, es la juventud la que ha perdido a la Iglesia. Es cierto que en las ideologías materialistas y ateas han ido dando paso a una sociedad cada vez peor, y parecería que Dios ha quedado al margen. Pero podemos sentir y trabajar por una nueva primavera de la Iglesia, que viene de la mano de los jóvenes. Muchos ya se sienten cansados de un vacío existencial.

Quiero terminar con una cita, una de las mejores que tengo en mi vida:

“Prediquen el Evangelio, y si posible hasta con las palabras” (San Agustín)

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Montevideo

Cristianismo y derecho a la reproducción asistida

 

*Dr. Carlos Leite Poletti

Este tema ha sido recurrente en distintos foros jurídicos y hasta extra jurídicos. Se ha masificado la discusión, y se han mezclado temas que van desde la posición de la Iglesia, hasta la reproducción asistida para parejas de mujeres, pasando por supuestos derechos humanos, e incluso se habló del “derecho que yo tengo a tener un hijo”.

Para empezar, y tratando de ser escueto y sobretodo pragmático en el punto, en nuestros ordenes jurídicos nadie “tiene derecho a tener un hijo”, ¿por qué? Porque cuando existe un derecho a algo, existe alguien que tiene la correlativa obligación de dármelo, sea un bien, un servicio, etc., “alguien” el Estado, un particular, una entidad, etc. Por lo que, si yo “tengo derecho a tener un hijo”, ¿Quién tiene la OBLIGACIÓN de dármelo, facilitármelo, etc.?…sencillamente esa OBLIGACIÓN no existe, desde el punto de vista de considerar la obligación como una situación jurídica, como lo es realmente.

Se dice que la Iglesia católica se opone a cualquier tipo de tratamiento de reproducción asistida y los rechaza por antinaturales. Para la Iglesia toda fecundación fuera del acto sexual comporta un modo no humano, no natural e incompatible con la dignidad del nuevo ser, este concepto hoy si bien permanece toma otros ribetes y otras consideraciones, que darían para interminables debates.

Lo teológicamente cierto es que, la Iglesia considera que la sexualidad humana tiene dos finalidades naturales: procreativa y unitiva es decir, afianzar los lazos afectivos de los cónyuges, Ya no se habla desde hace décadas en nuestro derecho del “débito conyugal”, pero hoy, ya con otras circunstancias constitutivas de tiempo y efecto de los medios de comunicación, etc., se considera como paradigma, que el acto conyugal que impida la vida a voluntad o que carezca del amor y el respeto por la dignidad humana del cónyuge, desvirtúan la verdadera naturaleza de la sexualidad humana que Dios proveyó con un fin específico. Por medio del uso de la reproducción asistida, el acto sexual no existe, y dado que la procreación de la especie es una característica exclusiva de la sexualidad y el acto sexual, y por ende, la unión matrimonial se desvirtúa.

No obstante la Iglesia hoy, sobre todo en algunos países está cambiando o moderando su posición ya que se encuentra, en los hechos con una realidad difícil, por ejemplo, por el problema de la infertilidad, muchas parejas católicas, viven una situación angustiosa.

Además, se comienza a debatir a altos niveles ¿Se inicia la vida cuando se unen un óvulo y un espermatozoide? Sin duda que sí. ¿En qué momento a esa conjunción química se le puede llamar ser humano y en qué momento Dios le asigna un alma a ese futuro ser? ¿Le asigna alma al concebido artificialmente? Es un tema muy polémico, alimentado de mucho cientificismo, criterio religioso y presión de jóvenes parejas a las que el orden natural les ha obstaculizado concebir un hijo.

Por eso se plantea por parte de la Iglesia como objetivo intervenir con leyes humanas en el campo de la fecundación artificial, para contrarrestar la permisividad actual. La Iglesia rechaza las técnicas de fecundación por considerarlas contrarias a la moral. El papa Pío XII fue uno de los primeros en condenarlas cuando el tema era “nuevo” en el mundo. Desde 1949 el Papa Pío XII condenó la inseminación artificial y en 1956 la fecundación in vitro. También la donación de esperma.

Además, la posición es reforzada por el hecho que el feto obtenido mediante este método, en la mayoría de los casos es rechazado por el cuerpo de la mujer en el que es implantado, por lo que antes de llegar a una gestación satisfactoria, pueden usarse varios fetos, los cuales mueren de no ser aceptados por el organismo de la madre. Debido a que la doctrina Católica considera al humano como tal desde el primer momento de la gestación, se considera inmoral tomar riesgos o jugar con una vida humana, la cual en este caso corre alto riesgo de muerte. Como respuesta a los matrimonios impedidos de la gestación de un nuevo ser, la Iglesia promueve la adopción, como método necesario en la sociedad, forma natural de la construcción familiar.

Por supuesto que el debate, es casi interminable, el matrimonio no confiere a los cónyuges el derecho a tener un hijo, sino solamente el derecho a realizar los actos naturales que se ordenan a la procreación. Es contraria a la doctrina católica la fecundación de una mujer casada con el esperma de un donador que no es su marido. Constituye ofensa a la vocación común de los esposos a la paternidad y a la maternidad. Pero la inseminación artificial homóloga dentro del matrimonio tampoco es admitida. Para algunos el sentir de Dios al respecto se deja ver en Levítico 18:20: “No debes dar tu emisión como semen a la esposa de tu asociado, para hacerte inmundo por ello”.

Actualmente, algunas iglesias cristianas nacidas de la Reforma aceptan la donación de gametos siempre y cuando se realicen en parejas casadas heterosexuales. A modo de ejemplo, La Iglesia Anglicana de Inglaterra considera de suma importancia la verdad sobre el origen de los niños nacidos y su identidad genética y sugieren manejarse de la misma manera que se hace en la adopción de niños. También se oponen a cualquier tipo de pago o comercialización de los gametos. Estas posiciones evangélicas consideran que no existe impedimento moral alguno para utilizar la reproducción asistida. Aunque algunas iglesias consideran a la donación de esperma un tipo de adulterio, los evangélicos consideran que el hecho de que un esposo varón reconozca sus propia limitación física, y busque brindarle a su esposa la felicidad de la maternidad es un acto lleno de cristiano amor y lo comparan con un bebé adoptado.

Como se podrá concluir, el tema trasciende y atraviesa muchos temas, no solo el religioso, también el legislativo, y el de la ética personal de cada uno. En caso de legislarse, en cada país que así lo hizo, siempre o casi siempre la Iglesia católica asesoró más allá de su doctrina en las comisiones legislativas, para que fuese la ley en cuestión lo más benévola y contemplativa de la doctrina posible.

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Uruguay

Buscar el «wifi» de Dios.

Buscar el “wifi” de Dios.

*Dr. Carlos Leite Poletti

En esta época tan turbulenta vemos el alejamiento del Evangelio, que comienza a ganar en los jóvenes, y en el resto de la sociedad cada vez más, si bien la victoria final y definitiva es del cristianismo, así nos lo dice la biblia en el libro del Apocalipsis, aunque estamos sufriendo reveses, entre ellos el permanente bombardeo de mensajes anti-cristianos, y a lo que a nosotros nos afecta entre otras cosas y sustancialmente, es la falta de apoyo político para la legislar, o para parar esta incontinencia ideológica y jurídica, contra la base del cristianismo, y en definitiva contra la base de la sociedad. Debemos hallar la verdadera conexión, como sociedad, no me refiero a lo meramente individual, o por lo menos retomarla con el Espíritu Santo.

Esta conexión, esta más que “banda ancha” es fuerte en la naturaleza, y además, este flujo interior que muchas veces no vemos, pero que sí podemos sentir en cada uno de nosotros, es cierto, a veces más y a veces menos, nos dice inequívocamente que en lo espiritual hay comunicación, unión, comunión en el cuerpo de Cristo, de una fuerza inimaginable por nosotros, creemos que podemos imaginarla pero no podemos.

El flujo en esta conexión en esta red, no es un flujo de “datos” es algo bien diferente (gracias a Dios) en esa común- unión, el flujo es el Espíritu de Vida plena en el amor de Jesús

Ahora con wifi y las redes inalámbricas y virtuales, el flujo material también es invisible, pero se necesita una clave para la conexión. Sin la clave, sin la password tampoco hay un enlace con la conexión. Es decir, podemos y debemos estar conectados a la red espiritual por la que fluye el Espíritu de Vida plena en el amor, la luz y la fuerza del Espíritu Santo, pero se nos plantea una duda que a veces puede ser alarmante, y es: ¿Cómo resuelvo los bloqueos, o las dificultades de conexión que aparecen en la parte mía exclusivamente de conexión a la red?

Bueno, para poder estar conectado las 24 horas, no solo basta orar, la oración es un componente esencial de esta tecnología infalible, pura, libre de “spam”, que nunca se cae, etc., debemos orar a Dios por nuestros seres queridos, por nuestros padres, hijos, hermanos, etc., pero el verdadero password, que abre el acceso a todos los parámetros de la red y de la conexión, para entrar en unión y comunión en la «súper red», que tiene muchos “routers”, como ser, la comunidad parroquial, los amigos, los colegas, la Iglesia, etc, para esto, la clave, la password, para el católico se llama: LA PALABRA DE DIOS , el Evangelio de Jesús, estos nos posibilita la permanente continuidad y la eficacia de los Sacramentos; el flujo del poder sanador de Dios.

Esto en esta época tan digitalizada, es básico, fundamental, comprender que debemos usar esta tecnología tan asombrosa, como propagador del Evangelio, sin dudas hay si se busca, un empleo virtuoso de las nuevas tecnologías, obviamente no todo es nocivo. Para optimizarlos al 100% es necesaria la templanza, estudio, recogimiento, etc. , que permiten cumplir la meta que san Pedro señala a los cristianos de estar “siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza” (1 Pe 3,15)

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Montevideo

Balance financiero consolidado de la Santa Sede y balance de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano

Ciudad del Vaticano, 16 de julio de 2015 (Vis).- Durante la última reunión del Consejo de Economía el pasado 14 de julio, el cardenal George Pell y el personal de la Secretaría de Economía presentaron el balance financiero consolidado de la Santa Sede y el balance de la Gobernación. Ambos han sido preparadas por la Prefectura para los Asuntos Económicos, y examinados y verificados por la Secretaría, el Comité de Auditoría y el auditor externo.

Se observó que 2014 fue un año de transición hacia las nuevas políticas de Administración Financiera basadas en los Estándares Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS). Los balances del 2014 se prepararon sobre la base de las estándares de contabilidad precedentes y del perímetro de consolidación anterior (que incluye 64 entes de la Santa Sede). De todas formas, se solicitó a los responsables que incluyesen todos los activos y pasivos y que dieran garantías adecuadas de integridad y exactitud. En el contexto de la labor realizada por el auditor externo, se solicitó la confirmación de saldos a terceros, de acuerdo con la práctica habitual de revisión, de manera que todas las cantidades pudieran verificarse independientemente. Para incluir todos los activos y pasivos en los balances de fin de año y prepararse para las nuevas políticas, era necesario efectuar una serie de registros contables, que difícultan la comparación directa con los datos de 2013. Donde ha sido necesario, los datos principales de comparación han sido facilitados al Consejo.

El camino de la transición a las nuevas políticas prosigue satisfactoriamente y la Secretaría ha constatado que el interés y la cooperación de los diferentes entes son muy positivos. Los balances de 2014 son el resultado de una enorme cantidad de trabajo del personal de muchos organismos de la Santa Sede, en particular, de la Prefectura para los Asuntos Económicos y de la Secretaría de Economía, y los miembros del Consejo expresan su gratitud sea por la labor rigurosa y profesional, como por el esfuerzo en la implementación de las reformas financieras aprobadas por el Santo Padre.

El balance de la Santa Sede en 2014 indica un déficit de 25.621.000 euros muy cerca del déficit de 24.471.000 euros registrado en 2013. Si se aplica también a los resultados de 2013 el mismo tratamiento contable utilizado para 2014, el déficit en 2013 habría sido de 37.209.000 euros, por lo tanto con una mejora en 2014 en gran parte debido a las buenas inversiones de la Santa Sede. Las entradas principales de 2014, además de las inversiones, incluyen las contribuciones efectuadas según el canon 1271 del Código de Derecho Canónico (21 millones de euros ) y la contribución del Instituto para las Obras de Religión (50 millones de euros).

El patrimonio neto se incrementó en 939 millones de euros , como resultado de los ajustes realizados para incluir todos los activos y pasivos en el cierre financiero del 2014. Para las entidades comprendidas en el perímetro de consolidación, los activos administrados previamente fuera del balance ascendían a 1.114 millones de euros, mientras los pasivos eran 222 millones de euros. La situación financiera del Fondo de Pensiones no se refleja en el balance, pero en el mismo se afirma que se solicitará al nuevo Consejo del Fondo de Pensiones una actualización de la situación.

Como en años anteriores, el gasto más significativo incluido en el balance de la Santa Sede es el costo de personal (126,6 millones de euros), con 2.880 empleados en los 64 entes incluidos en el perímetro de consolidación.

El Balance 2014 de la Gobernación registró un superávit de 63. 519. 000 euros, una mejora significativa en comparación con 2013 (33.042.000 euros), debido principalmente a los importantes ingresos recurrentes derivados de las actividades culturales (especialmente los Museos) y a las buenas inversiones. El patrimonio neto se incrementó en 63,5 millones de euros y no fue necesario realizar ningún ajuste en los activos o pasivos en el balance de cierre de 2014. El Balance indica que la plantilla total de la Gobernación asciende a 1.930 unidades.

Tras la reunión del Consejo para la Economía, la Secretaría de Economía fue informada de que el auditor externo confirmó la publicación de un informe de auditoría favorable (clear audit certificate) para el balance de la Santa Sede y de la Gobernación.

Asimismo, se presentó al Consejo una actualización sobre los presupuestos para 2015. Los presupuestos se han preparado de acuerdo con las nuevas políticas de administración financiera, aprobadas el año pasado por el Santo Padre. A finales de mayo el Consejo recibió una propuesta detallada de presupuestos redactada por la Secretaría. La propuesta pone de relieve las actividades planificadas, así como la previsión de ingresos y gastos para 2015 e incluye recomendaciones específicas para cada uno de los 136 entes que figuran en la lista, tal como fue aprobado por el Santo Padre, que están sujetos al control y la supervisión del Consejo y de la Secretaría. Los presupuestos indican que es probable que los déficits registrados en los últimos años continúen también en 2015.

Los progresos en la implementación de las reformas exigidas por el Santo Padre proceden con rapidez, aunque la transición completa a las IPSAS probablemente tomará algunos años. Los presupuestos de 2015 y los balances del mismo año constituyen un primer paso importante. A partir de 2015, el balance financiero consolidado de la Santa Sede incluirá las nuevas prácticas y los nuevos entes, como requieren las nuevas políticas de administración financiera y los estándares IPSAS.

“No hay nada nuevo bajo el sol …”

Tendencias; El Chapo, el Tri, la Reforma de Salud y la hoz

Las tendencias del momento son tan fugaces que entras en la mañana y es Harrison Ford, regresas en la tardecita y es la Selección Mexicana, vuelves en la noche y es el Chapo. Tendencias que de pronto nos hacen darnos cuenta que todo es “una vana ilusión”, sin embargo, quienes solemos tener buena memoria y nos gusta conocer de la historia no nos dejamos engañar por lo que nos digan los medios de comunicación, sino que indagamos más allá.

En estos días se celebró el centenario de la muerte de Don Porfirio Díaz cuya historia la satanizaron tanto en las escuelas durante nuestra infancia que hicieron creer que Benito Juárez era el verdadero héroe, cuando por ahí dicen que nunca fue electo en verdad ya que fue interino y se sentó en la silla hasta que la muerte se lo llevó. En cambio Porfirio Díaz fue un hombre de su tiempo que hizo mucho por el progreso de México y que duró mucho años en el poder, lo que indican es la causa de la revolución Mexicana de 1910.

Por otro lado, la Copa de Oro inició y México tenía un grupo fácil de derrotar (dicen los expertos), nos emocionaron con Cuba y de pronto, cual niño con globo de helio, se nos fue y así de sencillo se nos agüitó la ilusión. La Selección Mexicana empata contra Guatemala y al tiempo de esta desilusión, nos dan la noticia que otra vez se escapa el ya famosísimo Chapo Guzmán. Este narcotraficante, secuestrador, millonario de revista Forbes quien es un experto en cavar túneles, logró volver a hacerle al Houdini.

¿Será que la Caja China de la Copa de Oro no estaba resultando? Lo digo porque me dicen las malas lenguas que las Reformas de Salud nos van a dar al traste, porque acercarse al sistema sanitario público, si ya era difícil, será ahora impensable. Una reforma que ya está en el diario oficial de la federación publicada pero que nadie habla de ella, en donde se supone que habrá:

1. Unificación de los sistemas de salud
2. Privatizara los sistemas de salud.
3. Desaparecen plazas para los doctores en IMSS SSA SEDENA PEMEX ISSTE etc …
4. Desaparición de Tratamientos gratuitos de enfermedades crónico degenerativas. Cáncer. Diabetes. Hipertensión.
5. Desaparición de vacunas. Rabia. Todas las de los bebés.
6. Contratación de clínicas privadas para dichos tratamientos. Con cobros.
7. Jubilación de todos los médicos del IMSS y más…

Esto es el run run o tendencia que no es noticia. No obstante, también la hoz y el crucifijo dieron la vuelta al mundo, con eso de que las redes sociales le quitan la primicia a cualquier medio convencional, nos enteramos de que el Papa Francisco anduvo en países del sur de América y cuando se reunió con Evo Morales, este mandatario boliviano lo sorprende con un regalo que a muchos “ofendió” y como borregos repitieron lo que se suponía dijo su Santidad “No está bien eso”, cuando en realidad dijo “No sabía eso”. Por eso mi mamá siempre dice que hay que ser prudentes y que calladitos a veces nos vemos más bonitos. Según la prensa en sus encabezados, apelando al morbo que vende, decían “El Papa deja regalos en Bolivia”, y de hecho los dejó como donación a la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia. Dos condecoraciones: el Cóndor de los Andes y la distinción Luis Espinal, que le entregó el presidente boliviano. Tenía una razón de peso para dejarlos.

Morales le entregó la máxima condecoración de Bolivia, el Cóndor de los Andes, y la distinción Luis Espinal, que fue creada para reconocer a quien profese una fe religiosa y se destaque por defender a los pobres, los marginados y los enfermos. Al respecto, el portavoz del Vaticano aclaró en una rueda de prensa que el Papa no recibe, ni acepta condecoraciones. El Papa es antes que Jefe de Estado, es evangelizador, no va a regañar a nadie ni menos a aventarle un regalo a otro Jefe de Estado (leía yo algunos comentarios sobre la noticia en redes sociales, que eso debía de haber hecho Su Santidad), si se la hubiera aventado entonces el Papa habría probado de su “propio chocolate” habría invocado a la “Cultura del Descarte”. En lugar de hacer un acto visceral, fue al encuentro, tal como ha demostrado se hace. (Aplausos de pie.)

Entonces dicho lo dicho y hecho lo hecho, las cosas han quedado aclaradas, y propongo no darle tantas vueltas a las cosas porque nos quitan mucho tiempo y el mundo necesita de nosotros para hacer la diferencia. ¡Ah! Olvidaba, la hoz con el crucifijo sí se la llevó Su Santidad y al llegar a Roma en lugar de irse a descansar se fue a dar gracias a la Virgen por todo lo que se logró en su viaje a países hermanos de Latinoamérica. El Papa, queridos hermanos católicos, es el Papa y considero que debemos de ser más prudentes al emitir comentarios ante su peregrinar. Somos una Iglesia, una familia que lo que menos necesita es que entre sus miembros se ataquen porque eso solamente la debilita. Objetividad, estoy de acuerdo, pero mucha prudencia y cuidado con el poder de las redes sociales.

Así las cosas en las tendencias, así la vida que pareciera que ya la vivimos, ya lo dice en Eclesiastés “Todos los ríos van hacia el mar, y el mar no se llena; al lugar donde los ríos fluyen, allí vuelven a fluir.” (Ec 1:17) “Lo que es, ya ha sido, y lo que será, ya fue, y Dios busca lo que ha pasado…” (Ec 3:15)

Nos leemos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

Entre símbolos, imprudencias e indignaciones

“No está bien eso” son las palabras pronunciadas por el Papa Francisco que se alcanzan a comprender de la conversación entre el Obispo de Roma y el Presidente de Bolivia, Evo Morales. Dicho acto se llevó a cabo en la visita diplomática del líder de la Iglesia Católica a este país sudamericano.

La frase del Papa se dio como consecuencia del regalo que Evo le entregó: un Cristo crucificado sobre el martillo y la hoz, claramente identificados y que han sido el símbolo por décadas, del socialismo.

Esta imagen le ha dado la vuelta al mundo y ha sido el centro de diversos comentarios. Pero ¿qué lectura habría que darle a este hecho?

Retomando mis clases de semiótica de la universidad (que tanto trabajo me costaron pero de las cuales aprendí mucho) me gustaría compartir la siguiente reflexión:

Creo que la hoz, el martillo y la cruz van más allá de ser “simples” íconos. Íconos son aquellas imágenes que representan o sustituyen algún concepto u objeto, como por ejemplo una pequeña ave con fondo azul (twitter) o un teléfono en fondo verde (whats ap).

Imágenes como la hoz, el martillo y la cruz son símbolos. Esto quiere decir que las imágenes tienen una connotación (significado implícito) mucho más allá de un concepto u objeto. El símbolo representa valores, sentimientos y conceptos mucho más abstractos.

Cuando vemos una cruz simétrica color rojo nuestra mente puede interpretar mucho más que sólo una organización internacional. Cuando vemos la swastika nazi, nuestra mente interpreta mucho más que un simple movimiento político de los años 30´s.

Es por eso que no puede pasar desapercibido la unión de dos símbolos que en su connotación representan dos cosas completamente distintas y que incluso, históricamente una se ha opuesto a la otra. Y el hecho se agrava cuando un jefe de estado le hace entrega de este símbolo a un líder religioso.

La razón no podremos saberla por más que discutamos o tratemos de interpretarla toda la tarde, lo que si podemos saber es que no fue una casualidad o un acto “inocente”. La acción fue una imprudencia e incluso una falta de respeto a un símbolo religioso por parte del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Y bien, el Papa Francisco tomó el obsequio con respeto y el acto concluyo. Así también concluye mi breve opinión del hecho ocurrido en Bolivia.

El valor de un símbolo no radica en la imagen sino en la profundidad, historia y trascendencia de su significado.

Juan Antonio Lopez Baljarg
@Juanlbaljarg

La Idea de Derechos Humanos, es un concepto cristiano en su origen.

*Dr. Carlos Leite Poletti

El concepto de derechos humanos, nació en un contexto cristiano, un ejemplo claro es el de Santo Tomás Moro que, al precio de su propia vida demostró cómo los cristianos no dudan en rechazar, en nombre de la libertad de conciencia cualquier atropello o estratagema de atropello futuro. El concepto cristiano de DDHH y de la libertad responsable es original y profundo, tiene raíces en las enseñanzas de Jesús y más tarde en San Pablo, quien fue, abierta y completamente uno de sus promotores más enérgicos. La libertad es propia en su raíz al cristianismo, ya que, como marca San Pablo, «Cristo nos ha liberado para que fuéramos libres».

Hoy, a 1.700 años del Edicto de Milán, que otorgó la libertad religiosa y de culto  a los cristianos que vivían en el Imperio Romano, vemos como este Edicto marcó  el comienzo de un nuevo camino, de un icono que signo para siempre la historia de Europa y que ha llevado a lo largo de los siglos a la definición y conceptualización de los derechos humanos.

En este tema es fundamental aclarar un malentendido en el que no es difícil caer, ya que la palabra ‘libertad’ se puede interpretar de muchas formas y darle diversos significados según conveniencias contemporáneas del intérprete. No puede reducirse al mero libre albedrío, ya que buen ejercicio de la libertad religiosa no puede separarse de la interacción mutua entre fe y razonamiento. Esto, ni más ni menos, es, y constituye, al mismo tiempo, la barrera contra el relativismo y contra formas de fundamentalismo religioso que consideran, igual que el relativismo, la libertad religiosa conceptualmente como una amenaza para su afirmación ideológica.

El  hecho es claro y contundente, además debemos sostener que bajo el Papado de Juan XXIII, el Concilio Vaticano II, afirmó totalmente que el principio de la libertad religiosa es insoslayable, y no propuso una nueva doctrina. Al contrario, reiteró una experiencia humana común, debido claramente a que todos como personas, dotadas de razón y de libre voluntad y por lo tanto capaces de asumir la responsabilidad personal, se ven por su propia naturaleza obligados a buscar la verdad (palabras de Juan XXIII). Y es en la verdad esta esencia, un objeto posible de conocimiento racional y relacional también, donde encontramos la posibilidad de un sano ejercicio de la libertad. En ese nexo de unión se halla  la verdadera dignidad de la persona humana.

*Dr. en Derecho Uruguayo y católico

Asesor en Bioética de la Universidad de Montevideo

El «problema» de ISIS. Incansable oración por nuestros hermanos.

*Dr. Carlos Leite Poletti

Es notorio que esta aparición súbita en Medio Oriente de ISIS es consecuencia de una fuerte disgregación estatal, tanto en Siria como en Irak.

No solo consecuencia de la invasión norteamericana de 2003, etc., sino también de la desarticulación de los regímenes políticos de estos países, que eran regímenes políticos con características bonapartistas, y que tenían aglutinados bajo la forma de un Estado policial a sectores sociales y étnicos diversos y a veces muy antagónicos (algo medianamente similar a la ex Yugoslavia)

Hubo también un agotamiento político, un viejo agotamiento político del nacionalismo árabe. Un nacionalismo que tenía al principio pretensiones laicas, que luego fue abandonando, y que surgió en los años 50 en Egipto con el gobierno de Nasser, Y que luego se extendió a Libia, Irak, etc. Gobiernos de tipo nacionalista que tomaron medidas nacionalistas; en Egipto por ejemplo, se nacionalizó el canal de Suez y también a compañías petroleras importantes. Todo esto comienza a quebrarse como consecuencia de sus contradicciones y comienza a aparecer un nacionalismo de tipo islámico.

Por lo tanto esto es consecuencia de una desintegración política en Medio Oriente, y esto se manifiesta ahora, en que el nacionalismo de este movimiento tiene características tremendamente malignas. No solo por el asesinato salvaje de miles de cristianos, sino porque convirtió a esa zona del mundo en un gigantesco polvorín. Tanto que EEUU y la OTAN, no pueden resolver este problema enviando tropas, para eso precisa el concurso y apoyo de las tropas de los países aliados en Medio Oriente, pero los países aliados en Medio Oriente, tienen contradicciones entre sí; y quienes sí estarían dispuestos a combatir contra este mal, tienen contradicciones con los aliados de EEUU. Por lo tanto Estados Unidos armó una coalición que es poco viable, y nada menos que para ir a la guerra, donde lo fundamental, es la claridad de los propósitos.

Pero dejando de lado los aspectos geopolíticos. Esto ha estallado terriblemente para los cristianos, que comenzaron a ser víctimas de atroces atropellos. Algo inimaginable hasta hace pocos años.

En este tiempo de persecución Dios demanda que más gente ore y aclame al Señor por las almas de nuestros hermanos asesinados con tanta malicia endemoniada.

Más que nunca la palabra de Dios se hace presente. ¿Por qué? Porque la Biblia nos habla de estas y otras persecuciones:
Mateo 5:10-12
“Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros”.

«Por el bien de Cristo, entonces, me complazco en las debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y angustias. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.» 2 Corintios 12:10

“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo. Sin embargo, debido a que no son del mundo, sino que yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece…. Si a mí me han perseguido, también os perseguirán a vosotros… porque no conocen al que me envió. “Juan 15:19-21

De más está, pedir cadenas de oración, por tantos inocentes asesinados, que hoy están junto a Cristo y a la Santísima Virgen en el Paraíso, y en una paz que no tuvieron terrenalmente, pero que supera con creces todo lo imaginable por nosotros.

Benditos sean nuestros hermanos mártires de ayer, de hoy y de siempre.

*Dr. En Derecho Uruguayo y católico
Asesor en Bioética de la Universidad de Montevideo

¿Qué es la eutanasia? ¿Cuál es la posición de la Iglesia frente a este tema?

Dr. Carlos Leite Poletti

La palabra Eutanasia viene del griego y significa: ‘muerte dulce’.

En el mundo occidental, muchos han alzado la voz, pidiendo que se conceda a los enfermos terminales el derecho de terminar su vida, antes que la enfermedad les provoque graves sufrimientos y dolores que no desean sufrir. También se habla de aquellos que provocan la muerte de un ser querido por piedad. La Eutanasia se practica interviniendo para provocar la muerte en forma directa, o simplemente omitiendo el tratamiento necesario para prolongarle la vida. En ambos casos existe la deliberada intención de causar la muerte del enfermo. El médico norteamericano Jack Kevorkian, apodado el ‘doctor muerte’, se hizo famoso y millonario al inventar y utilizar una máquina que mata sin dolor a los pacientes que así se lo soliciten; de esta forma según él, se logra una ‘muerte digna’.

Para los cristianos la vida humana es un don sagrado y maravilloso, recibido de Dios. Por eso, la Eutanasia es considerada como un asesinato. ‘El hombre está llamado a la vida y a una plenitud de vida, que va más allá de las dimensiones de su existencia terrena… Lo sublime de esa vocación sobrenatural, manifiesta la grandeza y el valor de la vida humana, incluso en su fase terminal.’ (Juan Pablo II, ‘Evangelium Vitae’ n.2)

Todo cristiano tiene el deber de respetar, valorar y defender la vida humana. No existen ‘vidas inútiles’ que sean cargas para los otros. El sufrimiento y el dolor no justifican ni dan derecho a disponer de la vida de un ser humano. La muerte no es el término final y último de la vida del hombre, ni un fin absurdo de la misma. La mentalidad que ve a la Eutanasia como un derecho absoluto, nace de una visión que prescinde de Dios y que cree erróneamente que el hombre es dueño absoluto de su vida, siendo responsable sólo ante sí mismo de sus acciones. Por más que se quiera ver a la Eutanasia como un bien, no deja de ser un acto absurdo e inhumano que ningún fin puede legitimar. Esto no significa que tenga que prolongarse artificialmente la vida de una persona. Todos tenemos derecho a vivir y a morir dignamente. Pero esto no significa que se nos prolongue artificialmente la vida por medio de técnicas, medicamentos o aparatos que produzcan lo que se ha dado en llamar el encarnizamiento terapéutico.

Es lícito en un enfermo terminal, recurrir a calmantes (aun con el riesgo de acortarle la vida) que permitan que el enfermo viva los últimos momentos de su vida sin sufrimiento innecesario. Es legítimo y digno desear una muerte sin desfiguración, dolor y aislamiento y no se opone al Evangelio. Un paciente terminal nos da muchas veces una lección enfrentando la muerte con gran dignidad, somos nosotros los que deberíamos acompañar al enfermo los que a menudo nos comportamos indignamente.

*Dr. En Derecho Uruguayo y católico

Asesor en Bioética de la Universidad de Montevideo

¿Tatuajes? ¡Dios nos agarre confesados!

Por Carlos Jardón*

*Católico por convicción y teólogo de profesión. Padre de familia y amante de la pizza.

¡Qué Dios me agarre confesado! Lo digo porque sé que al escribir lo que pienso de los tatuajes me voy a volver menos popular y se me va a acusar de mundano, pos-moderno, light, licuado (así nos dicen a los que, según ciertos entes, mezclamos la fe), perverso, etc. y puede ser que hasta alguno piense que soy un espía de alguna secta new age o satanista, tratando de infiltrarme en la iglesia católica… en fin, como me confesé hace poco, espero salir bien librado del apedreamiento colectivo de los «expertos en el tema» y de los «super católicos».

Cuando era pequeño los tatuajes eran cosa de estrellas de rock, de soldados, de pandilleros y de maleantes. Hoy en día los tatuajes son algo común: según un estudio reciente el 36% de los jóvenes estadounidenses entre 18 y 25 años y un 40% de los que tienen entre 26 y 40 años tienen alguna parte de su cuerpo marcada con tinta. Pienso que en mi país, o por lo menos en mi ciudad, los porcentajes no deben ser distintos (basta que te des una vuelta por el famoso Museo Universitario del Chopo en el Distrito Federal).

BIBLIA Y MAGISTERIO

Uno de los pasajes favoritos de los anti tatuajes es Levítico 19, 28: «No se harán incisiones por un difunto ni tampoco tatuajes. Yo soy el Señor.»

Dicen los que saben que «que un texto, sin contexto, es un simple pretexto». El contexto de este versículo famoso son las leyes ceremoniales y de pureza ritual que el Señor le da a Israel: Dios no quería que los israelitas se grabaran los nombres o símbolos de los dioses de los pueblos vecinos o de sus muertos, es decir, no quería que participaran en los rituales fúnebres de los paganos que no sólo incluían tatuajes sino auto mutilaciones (ve el comentario de la Biblia de Jerusalén).

En el Nuevo Testamento no hay ninguna prohibición de los tatuajes. Levítico 19, 28 no es vinculante ni obliga a los cristianos (Hebreos 11, 12). De hecho ningún pasaje de las leyes ceremoniales o de pureza ritual obliga a los cristianos, a menos que coincida con la ley moral o la ley natural, y este no es el caso. Si así lo fuera, estaríamos obligados a seguir las prescripciones de todo el capítulo y sólo podríamos comer ciertas frutas cada cuatro o cinco años, no podríamos comer morcillas (moronga le dicen en mi país) y los monjes medievales, que rapaban su cabellera en forma de círculo, estarían en pecado (Levítico 19, 23-27).

Otro de los pasajes que se usan para ir en contra del body art es 1 Corintios 3, 16-17: «¿No saben que son santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguien destruye el santuario de Dios, Dios lo destruirá a él, porque el santuario de Dios, que son ustedes, es sagrado». El principio que se nos enseña aquí es que nuestro cuerpo ya no nos pertenece sino que le pertenece al Señor, y que debemos glorificar al Señor con nuestro cuerpo. Sin embargo, este pasaje no se refiere a los tatuajes (Pablo no había visitado el «Museo del Chopo de Corinto» -chiste local-) sino a las relaciones sexuales fuera del matrimonio, como lo muestra el contexto en 1 Corintios 6, 18-19 donde repite la misma idea. En todo caso hay que aplicar este pasaje a todo aquello que hacemos con nuestro cuerpo y que nos hace más daño que los tatuajes: tomar Coca Cola, bebida azucaradas y alimentos procesados, fumar, dormir poco, etc.

La Biblia nos dice que debemos ir contracorriente y que no debemos amar al mundo (Romanos 12, 1; 1 Juan 2, 15). Entonces, si la Biblia prohíbe tatuarse debemos decirlo (aunque tatuarse sea una práctica cada vez más popular), pero si la Biblia no dice nada al respecto debemos decirlo con mucha claridad también (aunque los super católicos no estén de acuerdo) ¿Entonces qué dice la Biblia? La respuesta es simple: la Biblia NO prohíbe hacerse tatuajes. Y como la Biblia no lo prohíbe, la Iglesia Católica tampoco: no vas a encontrar un sólo documento del Magisterio de la Iglesia que prohíba tatuarse y en los escritos de los Padres de la Iglesia no hay grandes comentarios ni homilías importantes sobre Levítico 19, 28, este versículo ni siquiera viene citado en el Catecismo de la Iglesia Católica ¡Esperen chicos no se emocionen todavía y menos vayan a ir a retar a sus papás! Sigan leyendo por favor.

SANTOS TATUAJES

Pensándolo bien en la Biblia si se habla de algunas marcas visibles en la piel ¡En sentido positivo! Por ejemplo en Ezequiel 9, 1-6 aparece un personaje celestial, enviado por Dios, que marca (o tatúa) en la frente con la letra Tau a los que hacen penitencia por los pecados del pueblo. Este signo le encantaba a San Francisco: se sentía espiritualmente, junto con sus frailes, como aquellos hombres «tatuados» que hacen penitencia.

En Isaías 49, 16 dice la Biblia que Dios nos tiene «tatuados» en la palma de sus manos, ya sé que esto es un antropomorfismo, pero, si los tatuajes fueran algo horrible y satánico ¡Dios no hubiera comparado su amor o el amor humano, verdadero y apasionado, con un tatuaje! (Cantares 8, 6).

En el libro del Apocalipsis leemos que Juan tiene una visión de Jesús resucitado y poderoso y ¿adivina qué? ¡Jesús lleva un gran tatuaje en el muslo! (Apocalipsis 19, 16)

Básicamente hacer un tatuaje es pintarse de color la piel, de manera superficial o profunda. Hay tatuajes permanentes y temporales ¿Cuál es la diferencia entre el maquillaje de una mujer, los tatuajes para niños que a veces vienen en las cajas de cereal y los tatuajes caros y permanentes del body art? La única diferencia estaría en la intención de quien se tatúa, en ese caso, no creo que un cristiano que se tatúe una cruz o un pez esté pensando en darle culto a dioses paganos o en hacer rituales fúnebres. ¡Llegaría a ser moralmente reprobable que lo hiciera por simple rebeldía en contra de sus padres! Pero entonces el problema no es el tatuaje en sí, sino la intención.

Prohibir los tatuajes hoy en día porque tienen origen pagano, o porque los satanistas, los hinduistas o los monjes budistas se los hacen, es como prohibir usar el logo de Wolkswagen o juntar la VW porque esos autos y esa marca tuvieron su origen con los nazis ¡Quién utiliza un auto VW no tiene la intención de apoyar el Tercer Reich o de ser antisemita!

Hoy en día te puedes encontrar alguno que otro tatuado que vive una intensa vida espiritual ¡Los santos de hoy no tienen que lucir como los de hace 200 años! Y no sólo algunos músicos y pastores de Hillsong Church están tatuados, en la abadía benedictina de Mount Angel en Saint Benedict (Oregon, EE.UU.) es probable que te encuentres al Hermano André, un monje tatuado en pies y cuello, quien ingresó al monasterio con algunas rastas y sus tatuajes (llamándose Bobby Love). Cuando preguntó al Abad si debía quitarse los tatuajes para ser monje, el abad le dijo que era su decisión pero que él sugería que no lo hiciera y no por conservar un «recuerdo de su vida pasada» sino por que son parte de lo que es, según lo cuenta el mismo Hermano André.

En países donde hay persecución contra los cristianos o islamización forzada, es común que nuestros hermanos se tatúen como signo de identidad, de pertenencia a Cristo e incluso como signo de resistencia. Los cristianos coptos son famosos por tatuarse una pequeña cruz en la muñeca derecha ¡Incluso tatúan a los bebés como parte del sacramento del bautismo! Y no hay queja de parte de los jóvenes, al contrario, muchos de ellos muestran con orgullo su «tatuaje cristiano» a quienes los persiguen. Los 21 mártires coptos que fueron asesinados hace poco por ISIS, y que han sido proclamados santos por la Iglesia Ortodoxa, tenían su respectivo tatuaje. En Croacia son las mujeres cristianas, sobre todo las católicas, las que lucen con orgullo sus tatuajes en medio de las presiones para convertirse al islam ¡Y son las abuelas las que mejor los lucen y pasan de generación en generación las técnicas y los dibujos para los tattoos cristianos!

Concepción Cabrera de Armida, una gran mística y madre de familia mexicana, fundadora de las Obras de la Cruz, nos cuenta cómo se tatuó el pecho (a la mexicana):

«Por fin de ruegos conseguí el permiso de mi director para marcar el monograma en mi pecho el día del Dulce Nombre de Jesús, 14 de enero de 1894. Corté el pecho formando letras grandes con la navaja, J H S en esta forma; luego que lo hice sentí como si una fuerza sobrenatural me arrojara al suelo y con la frente en la tierra, en los ojos las lágrimas y el fuego en el corazón le pedía al Señor con vehemencia, con un celo devorador la salvación de las almas: ¡JESUS, SALVADOR DE LOS HOMBRES, SALVALOS, SALVALOS!» (Diario espiritual de una madre de familia)

Tan importante es este tatuaje que hasta la fecha los Misioneros del Espíritu Santo y las Religiosas de la Cruz bordan el monograma de Cristo, en color rojo (por la sangre claro está), en sus respectivos hábitos.

¡Todavía no salgan corriendo a tatuarse por favor y menos vayan a decir que van porque tuvieron una experiencia mística! Muchas cosas que hicieron los santos son más admirables que imitables, pero este ejemplo nos ayuda para discernir que no todo tatuaje es malo o está relacionado con el diablo.

CONCLUSIÓN

Aunque la Biblia y el Magisterio de la Iglesia no prohíben expresamente tatuarse tampoco es un mandamiento (y sale muy caro). En este como en otros temas, habrá que aplicar algunos principios para que cada uno decida, en su propia conciencia si se tatúa o no.

Ten en cuenta los argumentos en contra de los tatuajes (hay muchos sitios web por ahí dedicados a eso). El hecho de que la Iglesia no prohíba los tatuajes no significa que debas salir corriendo a tatuarte.

A pesar de que a los cristianos ya no nos obligan las leyes de pureza ritual, todavía estamos obligados por la ley moral; que incluye el mandamiento de honrar al padre y a la madre (Éxodo 20, 12). Si todavía no eres adulto, es necesario respetar y obedecer a tus padres en las decisiones que tomes, especialmente si vives todavía con ellos. Tienes que preguntarte: ¿Qué opinan tus papás sobre el asunto? ¿Les has pedido permiso para tatuarte?

Si ya eres adulto, hay que aplicar la norma «… tengan cuidado no sea que esa libertad se convierta en tropiezo para los débiles» (1 Corintios 8, 9). Aquí San Pablo usa la palabra «débiles» para referirse a los que todavía no tienen una conciencia formada por ser nuevos en la fe ¿En qué medio te mueves tu o realizas tu apostolado?

Si todavía estás en la escuela, pregunta ¿cuál es su política sobre los tatuajes? (que lleves una copia impresa de este artículo al prefecto no te garantiza que se te permita tatuarte). Lo mismo aplica si trabajas en una oficina.

Las imágenes que uses no deben ser inmorales, como sexo explícito, símbolos satánicos u ocultistas, o imágenes opuestas a las verdades y enseñanzas del cristianismo. Sé prudente.

Y POR ÚLTIMO

Aunque muchos hermanos siguen a algunos predicadores católicos que basan su autoridad en haber sido «ex pastores» o «ex new age» o simplemente «expertos» en estos temas, de mi lado prefiero ir al ritmo del Magisterio de la Iglesia (ni un paso atrás ni un paso adelante y en asuntos discutibles tener entera libertad de conciencia). Este post mío es mi humilde aportación al debate sobre este asunto. Mi opinión personal no es Magisterio de la Iglesia.

Creo que deberíamos ser honestos y decir: «esto no me gusta» pero no andar condenando a otros o, peor, buscar justificaciones supuestamente científicas o teológicas, para seguir rechazando y no amar a los que deberíamos amar y servir. Es una tristeza ver cómo entre cristianos nos peleamos y faltamos a la caridad por este tipo de asuntos que la Biblia y el Magisterio de la Iglesia no condenan. Como dijo un amigo mío lleno de tatuajes: «Estar tatuado no te hace ni más ni menos santo».

Quiero hacer una confesión: cuando tuve mi encontronazo con Jesús, siendo adolescente, me moría de ganas de tatuarme en el brazo la palabra ICTUS en griego, rodeada del famoso pez (como la que trae mi amigo Omar) pero no contaba con los recursos y escuchaba muchas predicaciones de católicos y evangélicos que satanizaban a los tatuadores y a los tatuados. Hoy en día no me tatuaría, aunque contara con los recursos, por dos razones muy personales que no tienen nada que ver con que los tatuajes sean malos o buenos. En primer lugar mi cuerpo ya no es mío sino de mi esposa (eso dice la Biblia) y por otra parte quiero estar siempre disponible para donar sangre a mi familia, a mis hijos o a mis amigos mientras el cuerpo me lo permita.

Por otro lado hay que pensar en aquellos a los cuales debemos amar y servir, es muy probable que estén llenos de tatuajes o que el asunto de los tatuajes sea un obstáculo para que se acerquen a la fe y mucho más si viene cargado de condenación de nuestra parte ¿Qué habría hecho Jesús?

Fuente: El Nivel 2

1 3 4 5 6 7