Fuerzas externas

Ha sido increíble ver el tipo de cambio y su fortaleza a lo largo de esta administración. Nadie que yo conozca vaticinaba esta situación de un peso que, a tres años de haber comenzado este gobierno, siguiera por debajo de 20 pesos por dólar.
Surgen muchas preguntas: ¿si se ha salido todos los años inversión financiera o de portafolio, si la inversión extranjera directa decrece, si las ventas de petróleo por precio y por volumen han bajado, si el turismo también ha caído y la confianza y certidumbre en países emergentes latinoamericanos y en México también han bajado, por qué el dólar no ha subido más?
Lo único que ha subido es la entrada de dólares por las remesas. Estamos hablando de un promedio en tres años de 48 billones de dólares y que este año rebasará esa marca, y hoy, por mucho y de lejos, es el ingreso de divisas más importante. Desde mi punto de vista es una gran noticia y un gran alivio tener este dinero.
Ha sido una gran medicina y un alivio social contar con estos recursos que activan la economía local, pero ¿es algo de lo que debamos estar orgullosos? No. El origen de este ingreso es la falta de oportunidad en México, y de ahí la penosa necesidad de emigrar sin nada, en busca de “lo que sea” con nuestro vecino del norte.
La tasa de interés muy por arriba de la tasa de EU evita que se salga más de lo mucho que ha salido. Este año ya superamos los 11 billones de dólares de salidas, pero lo que más ayuda es la disciplina fiscal, el orden en las finanzas públicas sanas y esta práctica neoliberal y conservadora de mantener un equilibrio financiero.
Recuerden que una moneda siempre que se aprecia o deprecia frente al dólar tiene dos razones o fuerzas principales: lo que pasa en ese país (México, Brasil, Europa, etc.), es decir, razones internas, y el entorno global o exterior, es decir, fuerzas externas. Cuando las razones son internas podemos decir, en nuestro caso, que el peso se fortalece o debilita.Cuando las fuerzas son ajenas al país, es el dólar el que se aprecia o debilita.
¿Podemos mantener esta condición hasta el fin del sexenio? No lo creo, y ya lo empezamos a ver. Mantener la fortaleza y estabilidad financiera local es algo que sí se puede dar y esperemos que así siga y con ello mantener el grado de inversión; además, es la que está en nuestras manos, la que podemos controlar nosotros.
Pero ahora, por factores externos, el peso retrocede y el dólar se fortalece. Se han juntado una serie de noticias negativas que fortalecen al dólar. La aversión al riesgo y fuga de capitales reciente que provoca Evergrande, empresa china que puede quebrar y empezar por no cumplir con sus tenedores de bonos.
En Estados Unidos: 1. El discurso ya más duro y preocupado de la Reserva Federal. 2. La advertencia de que pronto se van a disminuir los estímulos monetarios también por parte de la Fed. 3. La posibilidad de cierre de oficinas de gobierno por no lograr una autorización de incremento del déficit o techo de la deuda y 4. La incapacidad de lograr acuerdos para el plan de infraestructura del presidente Joe Biden.
A la pregunta: ¿Juan, el tipo de cambio va a regresar debajo de 20 pesos? Yo respondo que sí puede si mejoran sobre todo las noticias del exterior y nosotros seguimos haciendo nuestra tarea de cuidar la disciplina fiscal y el orden en las finanzas públicas.
Ahora bien, si de aquí en adelante la Fed corta estímulos (que es algo que debe hacer ya), pronto empieza a subir tasas y además la crisis en China por esta empresa se acentúa, difícilmente.
Recuerden que en todo hay ciclos y si con esto estamos cada vez más cerca del ciclo de alza de tasas en EU, pues comenzará de nuevo el ciclo de apreciación del dólar, donde lo único que puede ayudar para contrarrestar es lo bien o mal que se hacen las cosas en el país en cuestión.
@juansmusi

Elecciones desde la perspectiva de mercados

Antes que nada, felicitar a todos aquellos que salieron a votar, ejercer tu derecho, elegir y también ratificar o no las personas que nos representan, te da derecho a exigir, pedir y también a quejarte.

Creo qué hay luz y sombra, agrio y dulce y positivos y negativos.

La participación fue la más alta registrada en las intermedias, una tasa del 52% contra el 48% que se había registrado en el 2015. Es positivo que sea mayor, pero no se ustedes, yo pienso que fue muy bajo sólo incrementar el 4%. Es increíble pero esta apatía sigue decidiendo y favoreciendo a las fuerzas políticas mayoritarias. La frase “Los pueblos tienen el gobierno que se merecen” es muy precisa y cierta.

A continuación, un resumen con cifras preliminares y no oficiales:

En el Congreso, que, de hecho, creo que es lo más importante, el resultado fue positivo. El resultado más temido era que Morena tuviera mayoría calificada y con ello pudiera cambiar las leyes y modificar la constitución. Eso, no ocurrió. Gana la mayoría simple y con ello tendrá que negociar las cuestiones y cambios estructurales.

En las gubernaturas se puede decir que como era previsto, arrasaron, Morena y aliados se llevan 11 o 12 de las 15. La buena noticia es que, en los congresos locales, también hay un equilibrio de fuerzas y servirá de contrapeso.

En la CDMX si hay un revés fuerte, solo 6 alcaldías permanecerían con Morena. 10 estarán en manos de la oposición.

Insisto, no soy politólogo y mi opinión es solo relacionada con los impactos económicos y financieros que puedan tener estos resultados. Y cómo ya lo comenté, los mercados y la economía, la inversión y el dinero prefieren equilibrios y contrapesos.

La reacción del tipo de cambio ante lo que ocurre en el congreso es positiva y de nuevo la ventana de entrada y de oportunidad se abre. Inversión en dólares abajo de $19.80 me parece muy atractiva y que hace todo el sentido del mundo.

Que sirva esto para mejorar a México más en 3 años. Que la participación sea mayor, no solo 4%, mucho más. Que los partidos entiendan que la gente preparada es los que más se necesita, que las campañas y las propuestas no se hacen con actores, futbolistas y niños que les cargaban los palos de Golf a sus papás, y menos bailando.

Que la oposición para serlo, se tiene que unir, poner a un candidato como a una ex Miss Universo y no acordar uno de oposición, no jala, así se pierde Baja California. Que si no hay coaliciones pueden seguir ganando las hijas de los que no pudieron contender por tener demandas de violación.

No tengo nada en contra de la hija del candidato, pero improvisar y sacarse de la manga que ella sea la candidata y gane, inaudito. Donde se unieron de verdad y hubo coaliciones con acuerdos, compitieron de cerca y en muchos casos, ganaron.

Gana México con los equilibrios, gana México con el INE como institución y autoridad máxima electoral y ganan los ciudadanos que a través del voto buscan tener un mejor país.

Ayer llegó la vicepresidente de EEUU, Kamala Harris, la agenda es migratoria, pero ojalá también se toquen otros. Fortalecer la relación bilateral, basado en el cumplimiento de las leyes, instituciones, reformas y tratados sería algo extraordinario.

@juansmusi

¡Urge recobrar la confianza!

Parezco disco rayado, no suelto o dejo ir el tema del NAIM y es que más allá de la cancelación, el dinero que se tiró a la basura así como el alto costo de pagarle a los tenedores de los bonos,  el daño más profundo no fue económico sino a la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros que interpretaron esta acción  arbitraria, misma que indica que si hay la voluntad de cancelar algo tan importante y trascendental, cualquier otra cosa puede ser cancelada sin razón y sin miramiento alguno. Los inversionistas buscan oportunidad para hacer negocio en un marco de certidumbre y seguridad; parece que actualmente en México no hay certeza, Estado de Derecho y mucho menos el apoyo del Gobierno Federal que continua atacando y polarizando al empresariado mexicano.

Parece un absurdo y hasta burla, cuando alguna correduría extranjera se atrevió a pronosticarnos un 1% de crecimiento económico para este año, y con la sorpresa que actualmente la mayoría de los encuestados ya  pronostica rangos del 1.2% al 1.6%. Este 2019 no ha sido fácil, las reducciones de crecimiento económico no han afectado sólo a México, hoy la guerra comercial de EEUU contra China amenaza con traer consecuencias adversas aún más graves al crecimiento global; pero por si esto fuera poco, gastamos dinero trayendo a un Ex Secretario de Economía de la República  Argentina durante el gobierno de Cristina Kirchner, ¡como si algo tuviéramos que aprender del gran caos que organizaron!

De la manera más atenta debemos solicitar de nuestras autoridades, que dejen de polarizar y busquen formas de trabajar en conjunto, opciones en donde la iniciativa privada pueda ayudar a poner dinero en donde el gobierno no puede o no tiene.

Urge que se creen sistemas de incentivos para atraer inversión de largo plazo y no financiera como se ha venido haciendo, al pagar una tasa muy de interés; urge Estado de Derecho ya que la situación de inseguridad es cada vez peor, y a quienes más afecta es a aquellos que crean empleos, pagan impuestos e invierten en el país.

Al final de cuentas este gobierno tiene que reconocer que no puede sostener este bajísimo ritmo de crecimiento por más tiempo, porque eventualmente tampoco habrá dinero para los programas sociales y asistencialistas; México tiene una posición geográfica privilegiada, hacemos frontera con la economía más poderosa del mundo y la buena noticia es que ese país sigue creciendo de manera muy importante, no aprovechar estas condiciones del vecino y la suerte de la facilidad del intercambio comercial,  se reduce a buscar reformas estructurales que promuevan el crecimiento interno, y de esas, hoy no identifico una.

También debemos poner mucha atención en la situación vulnerable de PEMEX, porque hasta ahora se han tenido oídos sordos a las recomendaciones de los mercados y las calificadoras, nada de lo que se ha propuesto –incluida la refinería– ayuda a mejorar las perspectivas tan delicadas que se tiene de la paraestatal; además el aligerarle la carga fiscal, aunque puede beneficiar temporalmente su situación, corre el riesgo de contaminar la perspectiva del Gobierno Federal. En pocas palabras, por salvar a Pemex, hoy el Gobierno Federal es también más vulnerable a una baja en la calificación.

JUAN SEBASTIÁN MUSI AMIONE

@juansmusi

Mayo 22, 2019

La fuerza del mercado

Ahora le tocó a un dictador cuya soberbia y arrogancia le hizo pensar que podía ser o era más fuerte que el mercado; hablo de Recep Tayyip Erdogan, actual Presidente de Turquía, que ante el miedo y la incertidumbre de lo que podrían traer las elecciones municipales de su país el fin de semana pasado, decidió instaurar un control de cambios, es decir acotar y limitar las operaciones con la lira turca, según él para evitar una devaluación importante. Una vez que anunció esta medida la devaluación fue peor a lo que esperaba o imaginaba, y también peor a que si la hubiera dejado flotar libremente. En ese exceso de poder, soberbia y arrogancia, no sólo se deja de escuchar al mercado y a los especialistas pero de la misma manera y seguramente a miembros importantes del gabinete, se cree estar por encima de todos y también saberlo y poderlo todo y consecuentemente vienen las tonterías. Al mercado no lo puedes engañar, manipular y mucho menos limitar; en todos esos casos, te la cobra. Lo sano es tener una moneda que flote libremente, sujeta a oferta y demanda, que en el caso de Turquía seguramente hubiera observado volatilidad, pero menor a lo que ocurrió. Esta breve narrativa va para aquellos que creen saberlo todo,  embriagados y cegados por el poder.

La única divisa importante que no flota libremente es el Yuan Chino, y la razón más importante para sustentar la fortaleza de esa divisa, que no es una equivocación o un accidente, ha sido el de mantener estable a China y el poder adquisitivo de su población; también a conservar un equilibrio en las exportaciones (no quieren continuar haciéndose más baratos) e importaciones; pero de manera más importante y sustentando todo lo anterior, porque tienen con qué, son el país con más reservas y más rico del mundo, exceden 3 trillones de dólares.

Cualquier otro intento de manipular a una moneda, ha fracasado rotundamente.

Por todo lo anterior, cuando lleguen calificadoras e inversionistas y le pidan tanto al país como a las empresas importantes planes razonables para la mejora de sus finanzas, lejos de descalificar e increpar, hay que actuar en consecuencia; puede más el mercado de valores que cualquier autoridad política, el libre mercado es sin lugar a dudas, la mejor práctica.

Es importante seguir monitoreando la disciplina fiscal y los planes para sanear a Pemex, el año apenas culmina su primer trimestre y no podemos aflojar. En un documento de pre criterios de crecimiento económico para 2019 y 2020, la Secretaria de Hacienda reduce el rango y estimación para 2019 y para 2020; en 2019 baja el rango de 1.5%-2.5% a 1.1%-2.1% y para el 2020 lo baja de 2.1%-3.1% a 1.4%-2.4%; no son buenas noticias, pero me parece correcto el ubicarlo en rangos realistas y no seguir con el cotorreo de que podemos crecer al 4%, algo imposible en el corto plazo.

Delicado, y deben atenderse con pinzas, las nuevas amenazas de Trump en torno al cierre de fronteras; es un asunto político que puede trascender en lo económico, conociendo al Presidente de EEUU, puede incluso mezclar y condicionar lo ya avanzado en materia del TMEC.

El Brexit sigue siendo un desastre y el final es impredecible, continúan fracasando los intentos por hacerlo de manera ordenada; cualquier camino, incluso nuevas elecciones, dimisión de Theresa May o nuevo referendúm están sobre la mesa.

Sigo pensando que el ahorro y el patrimonio deben mantener la mezcla de 70% en pesos y 30% en dólares; el monto en pesos debe seguir aprovechando las altas tasas de interés y en dólares podría seguir invertido una parte en acciones, adicionalmente de la cobertura cambiaria, ante tanta incertidumbre política y económica.

 

    @juansmusi

  Abril 3, 2019

Se nubla el panorama

Italia sigue dando de qué hablar con este nuevo gobierno populista, conformado por la extrema izquierda y la extrema derecha; la preocupación de sus propuestas y desapego a los lineamientos que traza la Unión Europea son una intranquilidad global; este nuevo gobierno desafía lo establecido, y como le he venido diciendo,  el “deber ser” está peleado con lo popular. Por otra parte, nuevamente se asoma el temor de que los mercados bursátiles caigan abruptamente luego de conocer  algunos reportes de empresas que lo han hecho por debajo de lo esperado, aunado a lo anterior, suma la incertidumbre de lo que pueda ocurrir o no con el BREXIT, en donde literalmente nadie sabe qué va a suceder.  Además los mercados le atribuyen un clima hostil a la inversión por la tensión diplomática entre Arabia Saudita y EEUU, producto del asesinato de un periodista norteamericano en ese país.

El entorno local no es más favorable que el global.-  Recientemente las calificadoras internacionales han hecho una observación negativa a PEMEX, en las que destacan como principales razones: los planes cuestionables a futuro, así como la disminución en la extracción de crudo y la alta carga fiscal que le siguen imponiendo a la paraestatal.

Hoy mismo habremos de conocer la cifra de inflación de la primer quincena de octubre, en donde si el número es malo, las posibilidades de que Banco de México suba su tasa de interés se incrementan. También esta misma semana debemos conocer los resultados a la consulta  del nuevo aeropuerto, esto último desde mi punto de vista, será fundamental para marcar el comienzo de una nueva administración así como el rumbo que tomaría el próximo sexenio; los países desarrollados han logrado ese estatus de mantener por periodos prolongados condiciones adecuadas para la inversión y crecimiento económico, empezando por la certidumbre y confianza que generan al interior y exterior.

No podemos ignorar lo que las calificadoras nos digan o sugieran, los inversionistas las escuchan más a ellas que a los propios gobiernos; es por ello que todo lo que tengan que decir o comentar hacia adelante, puede influir para bien o para mal en el tipo de cambio, las tasas de interés, inflación y mercados bursátiles.

Sigo pensando que la inversión tiene que ser diversificada, que la protección patrimonial ante los choques internos y externos  es una obligación, aunque en el corto plazo las Bolsas se están ajustando fuertemente, no me cabe la menor duda que a largo plazo son la mejor inversión.

@juansmusi

Octubre  24, 2018