Reportes, pandemia, empleo, encuestas y remesas

Esta semana van a seguir siendo protagonistas del rumbo del mercado los reportes de las empresas que cotizan en bolsa en EEUU, el seguimiento de la pandemia y su manejo, el viernes la publicación de la generación de empleos en EEUU, inflación en México y decisiones del Banco Central de Inglaterra y Brasil.

Los reportes trimestrales en general han sorprendido para bien, hay tres cosas que han pasado; los que han salido menos peor a lo esperado, los que han sorprendido positivamente y que tienen un gran peso en los índices (Apple, Amazon, Netflix, Google, Facebook, Microsoft) y las que se esperaba que salieran pésimo y simplemente se ha confirmado. Pues es tal el peso de las tecnológicas que se puede decir que han “arrastrado” a los mercados a una corriente positiva.

Esto no quiere decir que haya acciones muy rezagadas, castigadas y sumamente baratas. El caso de México es distinto, el índice esta bajísimo y se podría decir que está barato, no coincido. Algo es barato cuando no está en precio y es percibido como una oportunidad, pero al final es algo que tiene una buena perspectiva hacia adelante y parece ser una buena oportunidad.

En México, hay muchas acciones baratas, el problema es que la perspectiva de país es negativa y con ello el momento u oportunidad aún están en duda. Es por eso que la Bolsa Mexicana no me gusta. En cambio, hay quienes dicen o perciben a los de EEUU como caros, pero si siguen creciendo y mejorando las utilidades, todavía pueden dar más.
Esta semana se conocerá la creación de empleos en EEUU, un dato que pesa mucho en el ánimo del mercado y de la economía global.

Después de haberse destruido más de 30 millones de empleos se espera por tercer mes consecutivo un dato arriba del millón de empleos, pero aún así la deuda en el mercado laboral es enorme, mas de 24 millones por crear para regresar a niveles pre pandemia. Lo normal de ahora en adelante es que la creación de fuentes de trabajo sea grande y el reto es ver en cuánto tiempo se reponen.

Esta semana hay reuniones de Bancos Centrales en Inglaterra y en Brasil, en donde no se esperan grandes cambios, en Brasil, hay margen todavía para bajar las tasas un poco.

En México no hay buenas noticias, la contracción de la economía es históricamente alta y las encuestas están pronosticando un -9.9% del PIB para todo el año, la inflación terminaría por arriba de la meta en 3.6%, la tasa de interés de referencia de nuestro banco central va a seguir bajando hacia el 4%, actualmente está en 5% y el tipo de cambio en un escenario moderado, podría cerrar también sobre $22.6 pesos por dólar.

Nos tratan de vender malas noticias como buenas; comento un par de ellas. El superávit de balanza comercial. No es buena noticia porque México históricamente ha presentado déficits cuando la economía marcha bien. Este superávit lo que significa es que exportamos más porque en el exterior, EE.UU., las cosas mejoran y las importaciones son muy pequeñas porque el mercado interno está muy débil.

La otra y que me llama tremendamente la atención, son las remesas (dinero que mandan mexicanos trabajando en EE.UU. a sus familiares en el país), que han aumentado con respecto al año pasado y que lo lógico, ante la difícil situación global, sería que bajaran y no es una buena noticia porque al final son paisanos que tuvieron que emigrar ante la falta de oportunidades en el país.

Es un ingreso hoy indispensable para el país y que no podríamos prescindir de él, pero no es un dato para presumir. Por lo pronto a seguir aguantando y sobreviviendo en el 2020, ese, es el reto.

@juansmusi​​​​​​

El segundo trimestre debe ser el peor

El momento de mayor impacto, cierre, confinamiento y responsabilidad coordinada mundial se dio en el segundo trimestre de 2020. El golpe económico más fuerte y el período más crítico fue a partir de la mitad de marzo y hasta junio. Por necesidad e ignorando cuestiones sanitarias el mundo, desarrollado y emergente prefirió arriesgarse a contagiarse de Covid que a quebrar económicamente.

Y es justo ahora cuando las empresas que cotizan en Bolsa, en EEUU y aquí, que están presentando sus reportes. Aquí el mercado no se pregunta como vienen la mayoría de estos reportes, es sabido que vendrán mal. Cuando vienen mejor a lo esperado o menos peor, los mercados se animan y cuando vienen peor a lo esperado, sucede lo contrario. Sin embargo, la gran paradoja se da cuando uno ve el resultado de el sector tecnológico.

Un sector que hoy tiene mayor peso específico que cualquier otro y que sumados nombres como Apple, Amazon, Google, Microsoft y Facebook, por mencionar las más destacadas, pesan más que índices accionarios de países muy importantes de Europa y Asia y en algunos casos su valor combinado es incluso superior a los PIB de muchos países del mundo. Pues es justamente por ello, que lo mercados a pesar de la dificultad y complejidad económica siguen subiendo y es por ello que mis clientes están muy satisfechos con sus inversiones porque las tienen en el portafolio y después del bajón ya se recuperaron y siguen subiendo.

Y si, han subido mucho, pero decir que ya están caras y que ya no pueden subir más me parece superficial. Estas empresas antes, durante y después de la pandemia han mejorado su desempeño, incluida Apple y Microsoft que han tenido que volver a cerrar sus tiendas. También me han gustado los bancos norteamericanos y en su mayoría los reportes han excedido los estimados. En fin, sigamos viendo como salen los reportes de otros sectores y sin duda habrá sorpresas.

Por otro lado, en Europa se aprueba un nuevo paquete de estímulos por €750 mil millones de euros para toda la Unión, para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia. Dicho paquete ha sido aprobado por unanimidad. En Australia también aprobaron un plan de $14 billones con el mismo fin.

Existe un optimismo que ha ayudado a los mercados también por el eventual descubrimiento y lanzamiento de una vacuna contra el Coronavirus. Pero esto sigue siendo especulativo y todavía no es real o 100% probado. Habrá que ver cuándo suceda, cuánto costará y cuánto tiempo tardará en llegar a nuestro país. Parecen ser buenas noticias, pero a seguir cuidándonos y pacientes. Al final no hay precisión en la vacuna y tratamiento.

En nuestro país la cosa no cambia de rumbo, seguimos mal y de malas. Incrementó la inflación, la producción industrial cayó más de lo esperado y el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) también salió peor. La pandemia tampoco cede y la inseguridad sigue incrementando. Parece que no cambiará de parecer esta administración y que transitaremos lentamente o quizá no tan lento, a una degradación de la calificación crediticia que nos llevará eventualmente a la pérdida del grado de inversión.

Este evento, si será muy dañino y tendrá grandes repercusiones en las finanzas públicas y en las variables macroeconómicas y de no enderezar el rumbo podría ocurrir tan pronto como en 2021, y no sólo lo digo yo, ya hay varios analistas, instituciones crediticias nacionales e internacionales y calificadoras que lo señalan.

Me sigo sintiendo cómodo comprando dólares debajo de $22.50 e invirtiendo en el mercado de EE.UU.

@juansmusi​​​​​​

Impacto y recuperación retardada

En términos de muertes y contagios, las cosas siguen muy complicadas en EEUU, México, Brasil, India, Rusia, Perú y Chile. Lo peor no se puede afirmar que ya quedó atrás. Y es que a pesar de esto los mercados financieros y los indicadores económicos mejoran en el mundo y no así en México. ¿Porqué? Yo creo que hay muchas razones externas que desafortunadamente no se replican en nuestro país.

Algunos ejemplos. El índice de mortandad ha bajado. Sin haber encontrado vacuna o remedio 100% eficiente los protocolos empleados en el mundo en una fase temprana del COVID parecen altamente efectivos. Hay menos muertes y si los pacientes no tienen otras complicaciones, parecen en su mayoría, que pueden salir adelante.

Otro ejemplo es que los indicadores económicos en una economía desarrollada, parecen haber dejado atrás lo peor, el desempleo, las ventas al menudeo, las ventas de autos nuevos, casas, indicadores de producción industrial y manufacturas. La explicación es que son economías más dinámicas, responden con mayor velocidad y lo reflejan inmediatamente.

En el mundo sub desarrollado los impactos negativos llegan más tarde y para recuperarnos, nos tardamos más. La mala noticia es que los indicadores locales y la economía nacional siguen empeorando. La probabilidad de una mayor caída del PIB, sigue latente, los números de desempleo también pueden empeorar.

La buena es que nuestro principal socio comercial y vecino, ya empezó a solicitar más bienes, productos y servicios de México. En pocas palabras el 50% de la economía nacional es dependiente de las exportaciones a ese país y el otro 50% es manufactura, consumo, gasto público y servicios nacionales.

Todo lo anterior y la posibilidad de ver ya la luz al final del túnel es siempre y cuando no volvamos a un confinamiento absoluto.

La expectativa de crecimiento para México ya es de -10%, el promedio del mundo estaría por debajo de -6% y China, que es de donde es originaria la pandemia, crecerá positivo 1%.

Lo que no veo es señales alentadoras a nivel nacional. Ahora que el tipo de cambio regresa a los rangos de $22.5 vuelvo a recomendar acumular inversiones en esa moneda y comprando selectivamente empresas que van a seguir creciendo a pesar del entorno adverso y que a pesar de lo difícil de los tiempos ofrecen una protección patrimonial y un rendimiento positivo.

No descarto la posibilidad de una mayor apreciación en el corto plazo y por eso hace sentido hacerlo promediando.

Tampoco es un mal momento para aprovechar y tomar oportunidades en estas épocas de crisis y con un horizonte a mediano y largo plazo capitalizarlas. No se nos puede olvidar que cuando nadie quiere invertir en un lugar y “apesta”, los pocos que se atreven a hacerlo, pueden capitalizarlo.

Esta semana esta llena de reuniones de Bancos Centrales, en Europa y Japón, hay juntas de la OPEP y del Consejo Europeo y también empieza la temporada de reportes corporativos de empresas que cotizan en la bolsa de EEUU. Sin duda este último será el mayor tema ya que las cifras vendrán en su mayoría muy mal.

De hecho, el segundo trimestre del año deberá ser el peor. Veremos que tan “descontado” lo tendrá el mercado, como siempre, habrá sorpresas positivas y negativas, que van a influir en el desempeño de las bolsas del mundo. Por lo pronto a seguir siendo prudentes y sensatos con el manejo de la pandemia y de la economía.

@juansmusi​​​​ 

Culpando a la pandemia

Resulta que culpar a la pandemia es lo más fácil. Si, estamos mal y las cosas no van como las habíamos planeado y por lo tanto la culpa no es nuestra, se atravesó el Coronavirus y miren que desastre. Diría cualquier funcionario del actual gobierno. Pues no es así, es cierto que el mundo y México están sufriendo mucho y en materia económica el daño de la pandemia es enorme, pero aquí, antes de este desastre ya habíamos empezado a regarla.

No puedo dejar de mencionar el aeropuerto, su cancelación y escándalo mediático. Más allá del daño patrimonial a los mexicanos por pagar y tirar algo que no se hizo, el daño fue reputacional, mandó un mensaje terrible y desde ahí empezamos a decir a gritos, México no es terreno fértil para la inversión.

Tan fue así que eso aceleró las bajas en las calificaciones de PEMEX, en la deuda soberana, de ahí vinieron medidas para cancelar, posponer y prorrogar licitaciones en materia energética, cancelaciones y pausa a contratos ya licitados a empresas extranjeras y con ello vino una inminente fuga de capitales. Más adelante vinieron consultas absurdas que impidieron la realización de proyectos productivos generadores de inversión, empleo y bienestar.

A lo anterior agréguenle calificadoras, todas observando y sugiriendo como encauzar los recursos de Pemex y del gobierno federal ante la complicada situación y estas, fueron además de ignoradas, descalificadas. También antes de la pandemia vinieron las ocurrencias de algunos diputados iletrados que lejos de contribuir a mayor estabilidad y confianza, desestabilizaron y continuaron mandando señales negativas y de desconfianza.

Gente en puestos clave, con mucha responsabilidad y poder sin experiencia, una estrategia de sueldos y prestaciones que corrió a funcionarios preparados y valiosos y todos bajo un poder completamente centralizado. Todo lo anterior promovió una devaluación del peso mayor a la de la canasta de monedas frente al dólar. Es cierto que todos nos hemos depreciado frente a esa divisa, pero el peso más. Les recuerdo que en marzo todavía cotizábamos a $18.60.

Después vino la pandemia, pero el daño ya estaba hecho, el crecimiento negativo de 2019, las malas expectativas al 2020 eran pre-pandémicas.
Al llegar la pandemia todo empeoró y a la fecha no tenemos la certeza si en el 2020 decreceremos a uno o dos dígitos, a estas alturas es todavía incierto porque el peor momento de la epidemia es cada nueva semana, a pesar de ya estar en la fase de reapertura.

Aún en la pandemia ha habido oportunidades de rectificar errores, de mostrar voluntad y con humildad remendarlos, y no, no ha sido así. Somos de los países que menos dinero ha destinado a contrarrestar los efectos negativos de la situación y también seguimos asignando recursos a proyectos que en este momento no son prioridad.

Nos marcan la agenda de la semana distrayendo con problemas menores dictados desde palacio en la mañanera y los temas de verdad importantes que son dos, no se tocan: La situación sanitaria en México y la economía nacional. Quienes dábamos el beneficio de la duda al cambio no solo no hemos visto cambio, las cosas hoy están peor.

La inseguridad es mayor, la corrupción no baja y los políticos de hoy están igualmente envueltos en escándalos que antes ellos criticaban y con la impunidad que siempre nos ha caracterizado.

Amo a este país y tengo fe que somos mucho más fuertes que un gobierno, que un sexenio y que el populismo. Requiere de mucho esfuerzo de los que aquí seguimos y seguiremos, requiere de empatía y participación.

@juansmusi

Con las Afores no

Si ustedes pudieran revisar el orden del día todos los días, morirían de un susto de las iniciativas que más bien yo llamaría ocurrencias que pasan por nuestro congreso. No darían crédito lo que supuestamente gente letrada y preparada propone. Las más recientes y sonadas ideas de nuestros legisladores son aquellas que proponían el uso de las reservas del Banco de México para otros fines, presupuesto, combatir a la pobreza, etc.

No se vale que un legislador no sepa que las reservas del Banco no son del gobierno, que el Banco es autónomo y que las reservas son para los fines que el Banco y su junta de gobierno estimen pertinentes. También insólito que no supiera que el ejecutivo tampoco tiene injerencia sobre esos recursos.

También muy sonada, una iniciativa para indagar a fondo el nivel de riqueza de los hogares mexicanos, ante la actual situación de inseguridad, también fue motivo de preocupación y escándalo.

Pero más reciente y más preocupante que estén sugiriendo el tocar a las Afores. Esto si rebasa cualquier ocurrencia y acto. Esto sería verdaderamente preocupante. La única referencia cercana que tengo de algún país que lo haya hecho, fue Argentina y vaya desastre que provocaron. Las Afores son administradoras privadas, son empresas que pertenecen a la iniciativa privada y que tienen dueños distintos al gobierno federal.

El sistema se privatizó y puede ser perfectible y puede seguir mejorando, de hecho, la principal mejora debería de venir de descontar más porcentaje del ingreso a dicho fin, pero si están amenazando con tocarlas, nadie querría depositar más. El modelo de las afores ha sido muy exitoso en Chile, país del cual las copiamos. Ellos, han hecho más de 3 reformas para incrementar la participación del ingreso de los trabajadores y eso ha permitido que ellos tengan un retiro mucho más digno en función de su último sueldo.

Estas empresas contratan a personal especializado y de gran experiencia financiera para el manejo de los recursos, en pocas palabras, tu dinero está en manos de gente profesional que busca y toma las mejores decisiones para que tu ahorro para el retiro sea lo más rentable posible. Es gente que invierte a largo plazo y que busca proteger tu patrimonio a través de una sana diversificación. Invierten en deuda, en acciones, en certificados de desarrollo, en pesos, dólares, etc.

Desde el punto de vista del trabajador el mayor problema es que lo que ahí ahorres, no será suficiente para pensionarte de acuerdo a tu último ingreso, pero eso, no es culpa de las afores, eso como comenté es porque aportamos en promedio el 6% del ingreso anual, cuando en otros países supera al 10% y con aportaciones voluntarias supera el 20% como en EEUU.

Pretender tocar el ahorro para el retiro como recientemente lo han sugerido es transgredir una barrera que además de ser violatoria, manda un mensaje de desconfianza que podría y tendría un efecto dominó nocivo. Usar los recursos para los fines que el gobierno determine en vez de ser invertidos en mercados abiertos sienta un precedente negativo.

La señal que esto mandaría es tan mala que habría fuga de capitales, aumento del tipo de cambio, tasas de interés y más pronto de lo que creemos una degradación de la calificación de la deuda soberana que nos podría llevar a perder rápidamente el grado de inversión.

Además de que esos recursos utilizados se convertirían en más deuda para el gobierno federal. ¿Se imaginan que su dinero lo utilizaran para hacer aeropuertos, refinerías y trenes? ¿Qué rendimiento nos ofrecerían o decretarían?

Las afores son perfectibles, pero si el estado interviene y las tocan es una regresión terrible. Son propiedad privada y así se deben quedar. Me atrevo a afirmar, si algún día las tocan, saquen su dinero.


@juansmusi​​​​​​​​ 17 de junio de 2020.

¿Está barato el dólar?

Mucho se habla en esto días del tipo de cambio y me llama la atención, que incluso, muchos especialistas se han sorprendido por el nivel. Les recuerdo que en marzo todavía estábamos a $18.60 y que solo días después se alcanzó el nivel de $25.70. ¿Ver romper la barrera de los $23 es para alegrarnos y hacer una fiesta? Desde luego que no, tan no lo es, que no la ha presumido el presidente en la mañanera. Desafortunadamente el nivel de $22 si es de considerarse como un nivel oportuno de compra y voy a tratar de explicar porqué. Hay varios factores que determinan el valor del dólar,el principal es la oferta y demanda del mismo, pero yo hoy veo 3 factores muy claros que inciden en la cotización de la divisa verde.

1.- El coronavirus, la pandemia. – El caos que ha traído este virus no es nuevo, no requiere de mucha explicación. El encierro ha significado el cierre de las economías y con ello se ha venido una turbulencia financiera, que, entre otras cosas, ha fortalecido al dólar y golpeado a la canasta de monedas del mundo. La pandemia, ante la incertidumbre, ha obligado al mundo a buscar un refugio seguro, y ese refugio es comprar dólares. El optimismo que ha traído ahora la reapertura económica en EEUU y Europa, ha ayudado a todas las monedas frente al dólar. Una apreciación que está sujeta a que la reapertura funcione y no que nos lleve de nuevo al confinamiento. Por lo que hemos empezado a ver, el mundo esta siendo sumamente irresponsable y me cuesta trabajo pensar que va a salir bien.

2.- Los precios del petróleo. – Recientemente vimos, también por la pandemia, como se desploma este insumo vital de la economía. El West Texas Intermediate llegó a cotizar por debajo de los $5 dólares el barril y hoy se ubica en un rango de $33 dólares. Esta mejora sensible ayuda a las monedas de países productores de crudo, y ahí entra México. Y la mejora en la cotización va ligada al punto 1, en donde la idea de reabrir demandaría más energético.

El punto número tres lo voy a mencionar, pero quiero aclarar que no se ha dado y que por lo que veo, oigo, leo y pienso, ni se dará.

3.- Cambio de rumbo en el manejo y decisiones de México. – Si se viera que esto ocurre, no me queda la menor duda que el peso también podría apreciarse. Creatividad en los planes fiscales, priorización en la asignación de recursos en tiempos de pandemia, reforma fiscal, inversión en obras estructurales, colaboración con el empresariado y la creación de valor, riqueza, empleo, etc.

Habiendo dicho lo anterior quisiera decir que, si vale la pena empezar a comprar dólares los que no tienen, un 20% o 30%. ¿se puede apreciar más? Si. Y aquí voy a elaborar escenarios: si la pandemia mejora, porque encuentran tratamiento y luego vacuna, el peso puede fortalecerse hacia los $21. Si mejora la situación de los precios del petróleo y el WTI se va hacia los $60 dólares podríamos bajar de $21. Si México cambia de rumbo abruptamente y se hacen cosas que abonen a la confianza y a detener la salida de capitales y las degradaciones en Pemex y gobierno, podríamos romper los $20, pero reitero, este punto, no va ocurrir.

Hace sentido comprar dólares y con ellos invertir en acciones de EEUU, no para guardarlos en el colchón o para comprar bonos del tesoro que apenas nos pagarían un 0.3% anual.

Como ven, si hay espacio para la apreciación, pero hay mucha fragilidad, y por ende, también puede volver a los niveles ya vistos, y si los puntos 1, 2 y 3 vuelven a empeorar $25.70 no es descartable.

@juansmusi ​​​​​​​

Banco de México seguirá actuando

A quienes realmente sigo y respeto por sus conocimientos en economía, políticas públicas, macroeconomía y política monetaria me dicen que Banco de México ha sido “tibio” en su actuar y que debería haber sido y seguir siendo agresivo con la baja de tasas. Lo primero que uno se pregunta es: ¿Si bajamos las tasas, se nos va a salir más dinero del que ya se ha salido? Y si, la pregunta es lógica y la respuesta también lo es. Se ha salido mucho dinero, más de 12 mil millones de dólares en lo que va del año, pero la tasa ni es la única, ni la más importante razón de esta fuga de capitales.

Durante este año la fuga de capitales ha sido muy importante, por la retirada y por la minusvalía en el tipo de cambio. Para dar una idea, lo que en enero valía más de 100 mil millones de dólares hoy vale más o menos 78 mil millones de dólares, no es una salida neta de 30 mil mdd, pero por el efecto cambiario (tipo de cambio de $18.6 a $24.3) y la salida de más de 12 mil mdd, si equivale a esa suma.

Recordemos que el dinero se ha salido por varias razones, la pandemia, la degradación de México, la degradación de Pemex, las malas decisiones del gobierno federal, la asignación de prioridades, la crisis del petróleo y el ser país emergente. Ante todo lo anterior, los grandes inversionistas buscan refugiarse en países y monedas más seguras, en el caso de México siendo un destino natural de inversión de los americanos es bueno y malo. Bueno en las buenas, llega mucho dinero, malo en las malas, se va mucho dinero.

En el México de la 4T este castigo ha sido mayor porque los estadounidenses siguen muy de cerca y confían mucho en las calificadoras y además no están de acuerdo en la política social y en particular dañó mucho la relación la decisión del NAIM. Y no es payasada ni invento mío, pero también el cómo está lidiando el gobierno con el Covid, ha deteriorado la confianza. Va a haber quien me diga: ¿y cómo lo ha hecho Trump? Pues también muy mal, y ya lo juzgarán en noviembre.

Volviendo al tema de la tasa de referencia y Banco de México ¿Qué va a hacer nuestro banco central mañana? Muchos expertos, el sondeo y yo creemos que baja las tasa 50 puntos base, o sea, de 6% a 5.50%. ¿Se va a salir dinero? Seguro si, un poco más. ¿Se puede subir el tipo de cambio? Quizá si, unos 15 o 20 centavos. ¿Entonces porque lo hace Banco de México? Recuerden que el mandato del Banco Central mexicano es el control de la inflación y debe siempre actuar con ese objetivo central. Hoy la situación de la economía es trágica y el costo del crédito debe ser más bajo, por ende, bajar las tasas, es lo apropiado.

También la inflación tan baja, en 2.15% lo permite y ante la incertidumbre y posible mayor deterioro de la economía se justifica. Otra razón, cuando las tasas son altas la gente prefiere dejar su dinero en Cetes y no invertir o arriesgar, estas nuevas tasas promueven la inversión productiva y “animan a arriesgar” a inversionistas pasivos. Para que veamos porqué muchos piensan que nuestro banco ha sido tibio les comparto como está la tasa de referencia de algunos países contra los que competimos en materia de atraer inversión y con otros más desarrollados: Brasil 3%, Chile 0.5%, Perú 2.25%, Colombia 3.75%, Canadá 0.25% y EEUU 0.25%.

Hace sentido bajarla y actuar en concordancia con el resto de las bancas centrales. Y seguramente vamos a ver más bajas hacia adelante. Sigo preocupado al no ver a nuestro gobierno a la altura de la problemática sanitaria y económica. Seguimos presumiendo los avances en Dos Bocas, asignando tramos en el tren maya y tirando dinero en Santa Lucía.

13 de mayo de 2020 ​​​​​@juansmusi

México: Sigue siendo un país de oportunidades

En medio de la actual ola de visiones pesimistas y trágicas sobre la economía y política de nuestro país, México continúa siendo un país de oportunidades.

La pandemia del coronavirus no ha sido obstáculo para que empresarios, microempresarios, comerciantes, profesores de universidades, estudiantes, etc. continúen laborando o estudiando a través de las redes sociales y diversas plataformas cibernéticas.

Aunque las calles, parques y plazas de la Ciudad de México y de provincia aparentemente están sin vida, como paralizadas, hay millones de personas –de todas las edades- trabajando con intensidad desde sus casas, justo cuando se recomendó no salir de los domicilios como medida preventiva para no propagar más esta epidemia mundial.

Por otra parte, se siguen abriendo nuevos negocios; continúan llegando inversiones del extranjero. Me decía un amigo empresario del Paraguay: “Mira, me he fijado que en ocasiones ustedes –los mexicanos- no se valoran con objetividad; mejor dicho, se infravaloran o se quejan demasiado de casi todos sus asuntos nacionales. Nosotros, los miramos a ustedes como un país modelo al cual imitar, o en el cual invertir. Por eso es que mis compatriotas y yo, del mundo de la empresa, venimos con frecuencia a México y entablamos buenas relaciones comerciales”.

Similares comentarios he recibido de empresarios y comerciantes de Centroamérica o algunos del Caribe.

También a los profesionistas jóvenes, cuando se les pregunta:

  • “¿Y por qué decidiste venir con tu esposa a trabajar a nuestro país?”

Invariablemente responden:

  • “¡Porque México es un país de oportunidades! Aquí hemos conseguido buenos empleos mi esposa y yo, y además pronto y bien remunerados. Ya tenemos un departamento amueblado y otras comodidades. ¡Esto no lo hubiéramos ni siquiera soñado en nuestro país!

Otros profesionistas añaden:

  • Por otra parte, ustedes son sumamente cordiales, amables, afables. Si vas a una fiesta o a una reunión social y te presentan a los que asisten, enseguida se convierten también en tus amigos. Eso no pasa habitualmente en nuestros países de origen. Por eso es que sentimos que México es “nuestro otro hogar”.

De la misma manera, muchos otros afirman que les admira profundamente la rica cultura mexicana, su arte, su Literatura, su historia, su folklore; sus bellísimos paisajes naturales, sus hermosas playas; sus pueblos mágicos.

Hay quienes confiesan que les ha impactado sobremanera conocer Oaxaca, Morelia, Querétaro, Puebla, Guanajuato, etc., y que cada vez que pueden, se dan una vuelta por esas antiguas poblaciones.

Me llamó la atención una profesionista, nacida en Siberia, que se vino a trabajar a México, aquí encontró novio y se casó. Al poco tiempo, invitó a su familia desde aquellas remotas y gélidas latitudes para que conocieran tantas maravillas que existen en nuestro país. El padre de la chica comentó que Querétaro y San Miguel de Allende le resultaban muy bellas poblaciones y que lo que más le gustaba era ¡qué no hacía nada de frío!

Por otra parte, a todos nos impresiona el portentoso desarrollo que están tendiendo las ciudades de la provincia mexicana. Desde los años sesenta, en que eran modestas poblaciones, medio siglo después tienen un importante desarrollo industrial, agrícola, agropecuario y comercial. Eso también lo captan los inversionistas extranjeros y eso explica el por qué se han venido a radicar a nuestro territorio numerosas maquiladoras y múltiples empresas.

Nuestros jóvenes cada vez se capacitan mejor y cursan maestrías y doctorados tanto en nuestro país como en Canadá, Estados Unidos y Europa. Se encuentran mejor preparados para trabajar en grandes empresas y corporativos.

Concluyo señalando que ya conocemos de sobra nuestros problemas políticos y económicos, pero pienso que –todos unidos- podemos superar esas dificultades, pandemias y escollos que tengamos. Es asombrosa la actitud solidaria de nuestros paisanos, sacerdotes, médicos, enfermeras, de muchos empresarios, comunicadores quienes están tendiendo su mano para ayudar a los más necesitados. ¡No nos puede ganar la desesperanza ya que lo que nos está sucediendo es meramente temporal! ¡Somos un país extraordinario en tantos aspectos y que muchos extranjeros reconocen y admiran!

La Conferencia del Episcopado Mexicano y los perros que nunca ladraron…

“Sobre el campanario de la iglesia moderna, el clero progresista, en vez de cruz, coloca una veleta”.

Nicolás Gómez Dávila

Con muchas dificultades San Juan María Vianney hizo sus estudios en el seminario; fue relegado a la pequeña parroquia de un pueblo llamado Ars. Le haría la guerra a los vicios que reinaban en su pequeño pueblo, a grado tal que dirían: “Ars ya no es Ars”. En efecto, he aquí que Dios le daría a Francia y al mundo, un verdadero ejemplo del buen pastor que conoce a sus ovejas, ejemplo de virtud, guiando a su grey con autoridad y firmeza, haciendo uso de la predica frecuente. Fundo escuelas cristianas, siempre dispuesto en el confesionario donde lo visitaban miles de personas al año, logrando su conversión. Todo ello iría siempre acompañado de penitencias, oración y caridad.

En un contraste vergonzoso de nuestros días, el 25 de febrero el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió un comunicado expresando su apoyo al paro nacional convocado por las feministas “Las brujas del mar”. Dijo además que esto es «un regalo» que merece cada mujer (refiriéndose al descanso) porque «no se arruina la economía, ni la agenda de nadie», agregando que respaldaban la “libre decisión de sus compañeras religiosas y laicas que laboran en la Conferencia del Episcopado Mexicano, para sumarse a esta iniciativa como lo crean conveniente”. Sobra decir que el comunicado es por demás un insulto a la inteligencia de toda persona que se llame católica.

¿Cómo es que un paro nacional que promueve el aborto en todo el país, puede ser un regalo para la mujer?

¿Cuándo fue que la economía llego a tener más relevancia que decir la verdad sobre una ideología que esta aniquilando la vida en el vientre materno y a la familia?

¿Cuándo fue que al sacerdote dejo de importarle el debido discernimiento de lo que acontece en su parroquia, en su diócesis, en su país, de lo que sucede a sus ovejas, a grado tal que se hable sobre la “libre decisión de las religiosas para participar como mejor les parezca”?

¿Cómo es que a la Conferencia del Episcopado Mexicano no le insulta el uso que hace el colectivo “Las brujas del mar” de la imagen de la Madre de Dios con un pañuelo verde y muy por el contrario les motiva a apoyarlo so pretexto de “defensa de la mujer”?

¿Cuántos se verán arrastrados por las palabras del arzobispo y de no pocos sacerdotes, sin discernir y únicamente guiados porque se trata de una autoridad eclesiástica?

El Papa Juan XXIII afirmo: “El sacerdote tiene el deber de recordar que, según los designios insondables de la Divina Providencia, la suerte de muchas almas está ligada a su celo pastoral y al ejemplo de su vida. Y este pensamiento ¿no bastará para provocar una saludable inquietud en los tibios y para estimular a los más fervorosos?”

Los sacerdotes tienen el imperioso deber de leer, adquirir conocimientos y evitar ser negligentes en su pastoral; saber que hablar de participar en dicho paro feminista es el peor de los yerros cometidos. El comunicado es plenamente una distorsión de la Doctrina Social de la Iglesia porque no se puede hablar de justicia social, de preocupación por la mujer siendo los tontos útiles de aquellos que promueven el asesinato en el vientre materno. Ahora bien, es absurdo hablar de concordia y comunión guardando silencio ante un error garrafal de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Las divisiones se superan hablando con la verdad de lo que sucede justo ahora, para poder corregir el camino y dar verdadero ejemplo a la feligresía.

Por desgracia estimado lector, aquí no acaba todo. ¿Cuántos colegios y universidades católicas están haciendo lo mismo uniéndose al paro nacional abortista? Nauseabundo.

Este momento es el sueño dorado de la ideología de género: unir a todos en la causa deleznable del aborto, maquillado de defensa de la mujer. Pero no debería sorprendernos, ¿cuantos católicos provida aparentemente «formados» usaron la vida en el vientre materno como moneda de cambio desde hace mucho? Para ellos siempre hay algo más importante que atender en el momento crucial: los migrantes, la economía, violencia contra la mujer, las remesas, etc.

Pero la conversión de Ars hace casi dos siglos nos indica que, tal como sea el sacerdote, así serán sus feligreses. Celoso de su deber, el Santo Cura de Ars, preocupado por las almas de su grey, no vacilo en decirle a su Obispo: “Si queréis convertir vuestra diócesis, habéis de hacer santos a todos vuestros párrocos”. (Estimados sacerdotes y obispos, favor de leer esto más de una vez, entendiendo lo que significa la santidad a la que todos estamos llamados).

Ante el evidente silencio de quienes debieran ser los primeros en denunciar el ataque a la vida humana en el vientre materno, contenido en un paro nacional disfrazado de “defensa de la mujer”, debemos estar seguros de que lo peor que pueda decirse sobre nosotros, particularmente de los que debieron haber cuidado del rebaño es:

Sois como perros que no habéis ladrado jamás…

Un día sin nosotras es darnos un balazo en el pie

Pareciera que se avecina un huracán de ideología. Las mentes de la humanidad llevan años siendo atacadas por las ideas, principalmente las que destruyen la moralidad, la estabilidad familiar y peor aún, la vida. La vida humana. Es aberrante la agresividad con que la ola feminista radical está embistiendo las instituciones que funcionan, bajo la bandera de los derechos de la mujer cobijados por los tergiversados derechos humanos.

Lo curioso queridos amigos, es que en la Constitución Mexicana, la vida humana se constituye en el derecho por excelencia, sin el cual no tienen cabida los demás derechos fundamentales, es un presupuesto lógico. Sin vida humana, ¿para qué necesitamos derechos los humanos?

No sé si recordarán, pero no fue sino hasta el año 2005 que se quitó la pena de muerte en México. Sí, así como lo leen, todavía se permitía por ciertas causas la pena mortal a quien infringiera la ley. Bueno, ahora se reformó el artículo 22 de la Carta Magna diciendo que “ningún ser humano puede tener el derecho de disponer de la vida de un semejante…” y una condición necesaria para que haya derechos humanos es el derecho a la vida o garantía individual.

Sólo un ser humano con vida puede ser titular de los demás derechos, esto es lo que es el principio denominado pro-homine. Entonces ¿Todo mexicano tiene derecho a ser protegido por la ley? ¿Inclusive el concebido no nacido?

La respuesta está en el Código Civil Federal en el TITULO PRIMERO – De las Personas Físicas Artículo 22. Nos dice que “La capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte; pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente Código.” Es decir que el individuo humano concebido mexicano tiene derecho a la protección del Estado. A heredar, por ejemplo, si su padre muriera antes de que el concebido naciera, los bienes de su papá automáticamente son para este último, porque el Estado Mexicano lo reconoce con derechos.

La ola feminista radical nos ataca ahora con el pretexto del día internacional de la mujer, que se celebra desde hace más de un siglo en casi todo el mundo los días ocho de marzo. Irónicamente, lejos de lo que inició este movimiento, que era la lucha legítima por la participación de la mujer en la política, en el sufragio y el mercado laboral, se convirtió en un movimiento que busca el sometimiento del hombre. Un activismo, que busca que la mujer sea como el hombre, y para lograrlo, entre otras cosas se ha posicionado el aborto como bandera para el igualitarismo. Portadas de  revistas para “mujeres”, como Marie Claire Latinoamérica, presentan este mes a modelos como la muy comentada mexicana Yalitza Aparicio, de la película ROMA, queriendo imponer a como dé lugar el aborto en México. Así como mujeres que conducen programas televisivos que visten el pañuelo verde, que en la actualidad simboliza el apoyo al aborto, u hombres famosos, como Ricky Martín quien es abiertamente una persona con Atracción Hacia el Mismo Sexo y que ha usado a mujeres para alquilarles su vientre y poder tener hijos, están incitando a la violencia.

Literal como lo lees, pero ante tanta suciedad e inconsistencias en las leyes, ¿por qué nadie sanciona a las revistas, a los conductores, celebridades…? ¿Sabían que está penado en México incitar la violencia?

Código Penal Federal Artículo 208 “Al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido. Dichas penas se impondrán a las personas relacionadas o adscritas a cualquier institución, asociación, organización o agrupación de carácter religioso, cultural, deportivo, educativo, recreativo o de cualquier índole y tengan conocimiento de la comisión de los delitos a que se refiere el primer párrafo del presente artículo,…”

Se está incitando a asesinar al concebido no nacido en el vientre materno, violando sus derechos protegidos por la ley en el artículo 22 del Código Civil.

La marcha del ocho y el Paro del nueve, están inspirados en esta incitación. Se busca principalmente exigir “el derecho a decidir sobre tu cuerpo”, (frase falaz, puesto que hay un concebido no nacido que no es parte de ese cuerpo) y quien porte una insignia que incite a dicho delito, debe de ser sancionado. Esto si la ley se cumpliese.

Mujeres que aparte quieren demostrar que sin ellas el PIB caería, lo cual no es necesario simular desestabilizando, pues basta con una simple regresión econométrica y proyectar una variable de mujeres Económicamente Activas ausente durante una jornada, y así no necesitaríamos darnos un balazo en el pie. Por otro lado, hay quienes argumentan que UN DÍA SIN NOSOTRAS les demostrará la falta que hacemos, pues quién suplirá a la secretaria, a la cajera, etcétera. Pero se olvidan que en casa cuando de hijos y marido se trata, ahí a pesar de que no se remunere monetariamente, se puede medir nuestra ausencia muy fácil, basta con ver la descomposición del tejido social. Hicimos el ejercicio en el momento que quisimos salir a competir con el varón y dejamos a nuestros hijos a merced de la comida chatarra, la televisión, las mafias y los gobiernos.

¿Necesitamos más pruebas? Pruebas de la verdad hay muchas, que puedo respaldar legalmente, filosóficamente, económicamente, antropológicamente, pero hoy por hoy está por encima la ideología que es efímera y carece de sustento. La premisa es sencilla, pero para hacer un sofisma, nos hemos vuelto expertos. Por eso #YoNoParo.

Nos leemos pronto, para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

1 2 3 11