La pieza olvidada

Una cosa que puede observarse en las diferentes disputas que hoy afectan a la institución familiar (divorcio, anticoncepción, aborto, parejas del mismo sexo, tuición compartida, etc.) es que por regla muy general, el gran ausente en todas las consideraciones de quienes pretenden modificarlo todo, son los menores, esto es, los niños y jóvenes que dependen de dicha institución y que en el fondo, han sido el principal leit motiv de su configuración tradicional.

En efecto, si con el paso de los siglos hubo que regular mediante la institución matrimonial la relación natural entre hombre y mujer, ello se debió, entre otras cosas, sobre todo al interés de otorgar a los menores un ambiente mínimamente idóneo para su desarrollo, al radicar en ellos el futuro de cualquier sociedad.

Mas en la actualidad, en que los niños han dejado de ser el centro fundamental de los que abogan por las nuevas formas de familia, e incluso se han convertido en una realidad prescindible a voluntad, no es de extrañar que la institución familiar se haga cada vez más extraña, al punto de poder llegar a tornarse irreconocible; lo cual es lógico, pues la expulsión de los menores de su horizonte equivale a quitarle su núcleo esencial, a una desnucleización, con lo cual, la carcaza queda vacía y se transforma, en el fondo, en otra cosa.

En efecto, el nuevo “núcleo” que ha sustituido poco a poco al bien de los menores dentro de esta verdadera cruzada contra la familia tradicional, es la afectividad de tipo sexual que pueda existir entre quienes quieren formar una “familia”. De este modo, todo el andamiaje existente ha sido poco a poco modificado para colocar a este nuevo “núcleo” como pieza fundamental.

Es por eso que se equivocan quienes creen que las modificaciones terminarían, por ejemplo, si el matrimonio homosexual lograra imponerse en todas partes. Con las actuales premisas, mucho antes que ello ocurriera, ya existiría un insistente movimiento que abogaría, por ejemplo, por los “matrimonios múltiples”, sea coetánea o sucesivamente. En efecto, si la clave es sólo el placer sexual, ¿por qué impedir un “matrimonio” entre dos hombres y una mujer o dos mujeres y un hombre? Y por supuesto, como los hijos no cuentan, la facultad de desecharlos debiera ser irrestricta, incluso con la posibilidad de establecer el infanticidio como “derecho”.

Por análogas razones, al ser una especie de “agregado”, el menor sería una opción para cualquiera que quisiera “tenerlo” (como ya está ocurriendo), o puede ser llevado de allá para acá, casi como un objeto, mediante una tuición compartida, pues se insiste, ha dejado de ser el centro de gravedad de la institución familiar, convirtiéndose en un apéndice prescindible.

Son sólo algunos de los problemas que ocurren cuando se vacía a una institución de su contenido fundamental.

*Max Silva Abbott
Doctor en Derecho
Profesor de Filosofía del Derecho
Universidad San Sebastián

Educar a los hijos en la familia para que la escuela funcione

Educar a los hijos en la familia para que la escuela funcione.  

  • Las 4 principales formas para que mejore la enseñanza y los resultados escolares.
  • Los 24 principales conceptos que los padres tienen que enseñar y facilitar a sus hijos en la casa.
  • Principales virtudes y valores humanos, que los padres deben enseñar a sus hijos, según sus edades físicas y mentales.
  • 27 Características positivas que los hijos tienen y demuestran, cuando reciben una buena educación.
  • Las 7 principales disculpas que dicen algunos padres, sobre la mayor o menor involucración en la escuela de sus hijos.
  • 10 Conceptos que los padres tienen que considerar, en relación con la escuela pública o privada.
  • 20 Sentencias sobre educar los padres.

4,074 Palabras. Tiempo de lectura 15:00 minutos

Padres, maestros y alumnos, los tres pilares de la educación escolar y los tres lados de ese triangulo equilátero. Si se elimina, rompe, daña o no se tiene en cuanta uno de ellos, ya no funciona ese triangulo y se perjudica la educación final de los hijos.

Sin que los padres eduquen a sus hijos dentro de la casa, es muy difícil que los maestros en la escuela puedan enseñarles nada. Los maestros intentarán enseñarles matemáticas, física, historia, geografía, etc., pero la información sin la formación, no produce una buena educación integral.

Los padres tienen que tener en cuenta, todos los factores educativos que estén a su alcance, pero especialmente la familia, pues es el camino para el desarrollo humano, personal y social de sus hijos.

Las 4 principales formas, para que mejore la enseñanza y los resultados escolares.

1. La mejor educación de los hijos, dentro de las familias.

2. La mayor comunicación, involucración y colaboración de los padres, con los maestros y los administradores escolares.

3. La unión de todos los padres de alumnos, por escuelas, ciudades y naciones.

4. La participación activa de los padres, en la política nacional y local, para exigir mayores y mejores sistemas escolares. La educación es demasiado importante, como dejarla en manos de los políticos.

Los hijos son el mejor, el más preciado y el más maravilloso préstamo, que los padres reciben en toda su vida. Ese préstamo, obliga a los padres a hacer un curso intensivo y rápido, sobre cómo amarles más que a ellos mismos, cómo cambiar los propios defectos para darles los mejores ejemplos y cómo aprender a tener coraje, voluntad y conocimientos para educarles.

Los padres tienen que entender, que al haber recibido este maravilloso regalo, asumen la obligación de educarles, de la mejor forma posible, sin escatimar esfuerzos. Es cierto que los hijos, también producen el dolor e incertidumbre, de no saber si se les está educando correctamente, en el camino hacia su futuro, hacia su propia vida y hacia la formación de su propia familia. Ojalá los padres, no tengan que decir nunca:

Así mismo los hijos educados en una familia unida, reciben un tesoro que no pueden ni deben desaprovechar. Ese tesoro de la educación, si lo ignoran, desperdician o derrochan, les impedirá tener las herramientas, para poder subsistir en esta vida tan competitiva. No todo el mundo tiene la gran fortuna, de recibir una buena educación familiar. Hay quienes tienen muy buena información escolar, pero muy mala formación, familiar, religiosa y social, por lo que se les hace muy difícil, ser personas denominadas “de bien”.

En la familia es donde se empieza a educar, a los futuros escolares. Los maestros y las organizaciones educativas, al fin y al cabo, son los que tienen la principal obligación, de ofrecer una buena información, pero la formación integral, debe empezar desde el hogar. Los maestros no pueden luchar, contra los alumnos mal educados o no educados, por sus padres. Máxime en algunas comunidades, donde los padres, aunque no tengan razón, sistemáticamente se ponen de parte de sus hijos y en contra de los maestros. Para los maestros, es mucho más reconfortante, enseñar a un alumno bien educado en su casa, que hacer el gran esfuerzo, la mayoría de las veces no comprendido, de enseñar a los que están faltos de educación familiar.

Los 24 principales conceptos, que los padres tienen que enseñar y facilitar a sus hijos en la casa, indispensables, para que la escuela funcione mejor y ellos tengan éxito en sus estudios.

1. Hacer resaltar el valor del conocimiento. Cuanto valen económica y socialmente cada persona, en función de lo que han aprendido y las posibilidades, que s
e les abren o se les cierran, según su formación.

2. Explicarles los costos directos e indirectos que supone, su educación escolar y lo que puede suponer para ellos, esa inversión a plazo corto y largo, pagada por los padres y la sociedad.

8. Enseñar la importancia y el valor, del trabajo de los maestros y el esfuerzo, que también hace la sociedad, para que los hijos puedan tener la oportunidad de aprender, a ser personas de provecho, en el resto de sus vidas.

9.     Enseñarles la importancia del valor del tiempo, que no pueden desperdiciar, pues este no es recuperable, haciéndoles comprender, que hay un tiempo para cada cosa y que el tiempo de la juventud, es para dedicarlo al estudio y a la formación, para que estén preparados, cuando les llegue el tiempo del trabajo y el de rendir cuentas, de lo que han aprendido.

Insistir en las ventajas de estudiar y los inconvenientes de no estudiar, frente a su familia presente y futura y a la sociedad. Haciéndoles ver, la importancia de las cosas, incluso de las más pequeñas e insignificantes, relacionadas con la escuela y su educación.

Inculcarles la práctica de las virtudes y valores humanos, que le ayudaran a tener éxito con los estudios, como: La puntualidad, la disciplina, el orden, la firmeza, la fortaleza, el aprendizaje, la paciencia, el respeto, la responsabilidad, el sacrificio, el trabajo, la constancia, el saber escuchar, la honradez, la fraternidad, la generosidad, el honor, etc.

Ayudarles a tener, un buen sitio y las mejores condiciones posibles, para estudiar en la casa.

Dar ejemplo manteniéndose estudiando, intentando mejorar profesional, social y moralmente.

Procurándoles los medios, para que tengan buenas amistades e impidiéndoles que frecuenten, a los amigos o compañeros tóxicos, escolar, moral y socialmente.

10. Enseñarles que van a la escuela, porque todo el mundo tiene el derecho y la obligación, de aprender y mejorar continuamente, para poder sobrevivir en el futuro.

11. La escuela es un centro de enseñanza, donde el conocimiento se perpetúa, de generación en generación y se convierte, en el gran sistema seleccionador de ganadores y perdedores, en la sociedad. No es un centro de educación de la vida, para eso está la familia, aunque ambas organizaciones sean imprescindibles, complementarias, compatibles y estén interrelacionadas.

12. Enseñar la práctica de la disciplina y el orden necesario, ante la avalancha del uso desmedido, de las nuevas adicciones de algunos hijos, como son las pantallas electrónicas, en todas sus variantes, relacionadas con las actividades de entretenimiento, que quitan tantas horas al estudio, la formación, el sueño y por lo tanto, el rendimiento escolar. ¿Cómo puede un alumno, entender al maestro, si ha dormido muy poco, por haber dedicado su tiempo de descanso, a las pantallas electrónicas?

13. ¿Cómo ayudar a los maestros a que enseñen mejor? Llevando a la escuela, hijos bien educados en la familia y que hayan adquirido una actitud positiva, inculcada por sus padres. Los hijos, tienen que adaptarse al funcionamiento de la escuela, además de que su comportamiento, debe estar bien motivado, estimulado y reforzado, con las enseñanzas que les den sus padres en la familia.

14. Ser exigentes en el cumplimiento de los horarios, y de los compromisos adquiridos o impuestos, como las tareas escolares, los voluntariados, etc.

15. Evitar totalmente, las críticas hacia los maestros y al personal de la escuela en general. Las diferencias que pudiera haber, deben dilucidarse privadamente con los maestros, pero nunca delante de los hijos. Es totalmente necesario, oír la versión completa de los hijos y si fuera necesario, someterles a un hábil interrogatorio, para tener certeza plena y a poder ser evidencia, de lo que haya sucedido, para de esta forma, estar bien preparado, para cuando los padres vayan a hablar con el maestro, a conocer su autorizada opinión.

16. Estar en continua comunicación con los maestros, pero no solamente cuando hay problemas, también cuando tenga que haber felicitaciones, de forma que los hijos, se acostumbren a ver una buena comunicación, entre los padres y el maestro, sin que sea siempre sobre temas escolares. Si creciera una buena y sincera amistad, entre padre y maestro, el alumno tendría mucha más confianza y mejoraría su rendimiento.

17. Hacer un plan de trabajo diario, con los horarios disponibles después de la escuela, de acuerdo con las asignaturas, previsiones de trabajo, actividades familiares, deportivas o sociales, etc. Este plan debe ser consensuado entre padres, alumnos y maestros, y complementado con el programa escolar.

18. Hacer ver a los hijos, que los padres son piezas claves en su desarrollo escolar, pues son los que proporcionan seguridad, confianza, amor, protección, unión, etc. además de los medios económicos, físicos y emocionales, para que el hijo pueda estudiar y tenga éxito moral y material en la vida.

19. El alumno que llega a la escuela, sabiendo que detrás tiene el soporte incondicional de sus padres, y que ellos están en estrecha comunicación con los maestros, tiene muchas posibilidades de triunfar en la escuela y en la vida. El amor y la atención que los hijos, perciben de sus padres, es fundamental en el proceso de aprendizaje. Además si conoce su responsabilidad irrenunciable de estudiar, de respetar a los maestros, está bien acostumbrado a practicar las virtudes y valores humanos, y está formado con una mentalidad positiva, tiene todas las posibilidades de que, su paso por la escuela, sea muy fructífero.  Así los maestros se verán mucho más motivados, para ejercer mejor su profesión.

20. La formación del triangulo equilátero de padres, maestros y alumnos, toma su total definic
ión de insustituible, en ninguno de sus tres lados. Si los tres no trabajan como un equipo bien conjuntado, no lograrán los objetivos que se hayan propuesto y todos, podrán fracasar por no haber sabido ponerse de acuerdo.

21. Hacer ver a los hijos, que las tareas escolares encomendadas para hacer en la casa, son el complemento indispensable para aclarar, prepara o afianzar, los estudios que se han hecho o se van a hacer, durante el tiempo de la escuela. No es un castigo, es un proceso más en la educación. Los padres siempre en plena comunicación con los maestros, podrán ayudar a los hijos, pero no hacerles sus trabajos.

22. Insistir ante los hijos, que la comunicación con sus maestros, ayuda a ser mejores padres y por lo tanto, es un beneficio presente y futuro, para la educación de los hijos. Los maestros son las mejores vías de comunicación, para conocer lo que sucede en la escuela con los hijos y prever, lo que posiblemente pueda suceder, con los estudios y fuera de la escuela.

23. Dedicarles todo el tiempo posible, cuanto más mejor, para enseñarles las normas adecuadas y apoyarles en todo lo que necesiten. Para eso tendrán que organizarse e intentar estar en el hogar, cuando los hijos lleguen de la escuela.

24. Establecer a los hijos temas de comportamiento y convivencia, con límites no negociables pero razonables, para evitar que se produzca el fracaso escolar y el personal.

Los padres tienen que tener estos conceptos muy claros, y que sean fáciles de entender también por los hijos, principalmente en las edades entre los 10 y los 17 años. Deben preparar programas familiares, en algunos casos, negociados con los hijos y con los maestros, siempre con instrucciones concretas, y que se reflejen en hechos a poder ser sólidos, comprensibles y medibles, y que sean examinados frecuentemente, para ver si cumplen los objetivos o tienen que modificar las desviaciones surgidas.

La escuela o universidad, no es una guardería donde se llevan a los hijos, para que les tengan más o menos cuidados y entretenidos, mientras los padres trabajan. Aunque también cumpla esa función, la escuela es el lugar donde los alumnos van a aprender, cuanto más y más rápido mucho mejor. Algunos padres equivocados, creen que es un derecho adquirido, porque lo han pagado con sus impuestos y por lo tanto, es obligación de los maestros solucionar el aprendizaje de los alumnos.

Algunos padres no quieren entender, que si ellos como padres no han puesto la tierra bien labrada y abonada, en la formación de sus hijos, es imposible que los maestros siembren nada, que posteriormente de los frutos del conocimiento. Al final los que salen perdiendo, son los alumnos mal preparados desde la familia, lo que se vuelve contra ella misma, como si fuera un boomerang. Así determinados segmentos sociales, entran en un círculo vicioso, donde por falta de educación en la familia, no reciben una buena información escolar. ¿Cómo van a convivir e interactuar los hijos en las escuelas, si previamente no están bien educados en la familia? Las virtudes y valores humanos bien asimilados y practicados por los hijos, según sus edades, serán las que les permitan aprovechar, los conocimientos que les impartan los maestros y les permitan, empezar a vivir en colectividad dentro de su sociedad, que en esa edad, es la escuela.

 

Los padres con sus hijos, tienen que tener una política de formación religiosa, humana y social, basada en la práctica propia y en la enseñanza de las virtudes y valores humanos. Sin esa completa formación, es imposible que los hijos, saquen provecho de las enseñanza escolares, que los maestros les puedan ofrecer.

Principales virtudes y valores humanos, que los padres deben enseñar a sus hijos, según sus edades físicas y mentales. Pero siempre deben poner más énfasis o añadir, las que consideren convenientes, según las características de cada hijo y circunstancias. En cada caso, las reforzarán, a medida que vayan creciendo en edad, conocimientos y responsabilidades:

Hasta los 7 años: Fe. Obediencia. Orden. Sinceridad. Etc.

Desde los 8 hasta los 12 años: Carácter. Caridad. Colaboración. Conciencia. Disciplina. Esperanza. Estudio. Fortaleza, Generosidad, Justicia, Laboriosidad, Paciencia. Perseverancia, Piedad. Puntualidad. Responsabilidad, Etc.

Desde los 13 hasta los 15 años: Amistad, Compromiso. Esfuerzo. Firmeza. Justicia. Pudor, Respeto, Sacrificio. Sencillez, Sinceridad. Sobriedad, Sociabilidad, Templanza.

Desde los 16 hasta los 18 años: Audacia, Castidad. Compresión, Cortesía. Discreción. Ética. Flexibilidad, Honradez. Humildad. Lealtad, Optimismo. Perseverancia. Prudencia, Sencillez. Solidaridad. Tolerancia. Virginidad. Etc.

27 Características positivas que los hijos tienen y demuestran, cuando reciben una buena educación, reflejadas en su comportamiento continuo y diario, dentro de la familia. Los hijos suelen ser: Afectuosos. Benévolos. Cálidos. Cariñosos. Colaboradores. Confiables. Creativos. Decididos. Enérgicos. Espontáneos. Expresivos. Generosos. Humorísticos. Imaginativos. Ingeniosos. Innovadores. Intuitivos. Inventivos. Leales. Nobles. Observadores. Optimistas. Retentivos. Seguros. Sinceros. Tenaces. Tolerantes, etc.

La educación integral es una virtud, es el hábito de tener y practicar, buenas virtudes y valores humanos, para el presente y el futuro, haciendo que los hijos tengan una vida lograda y cultivada. Tienen que considerar, que todas las áreas educativas, son necesarias e imprescindibles para tener éxito en la escuela, en la familia y en la sociedad.

Las 7 principales disculpas que dicen algunos padres, sobre la mayor o menor involucración en la escuela de sus hijos.

 

1. Pagan la cuota y asisten a las reuniones del PTA, (Padres, Profesores
y Alumnos) aunque vayan pocas personas y siempre las mismas, para tratar sobre temas similares, casi siempre administrativos.

2. Asisten como voluntarios a los comedores, viajes, deportes, fiestas colectivas, recaudaciones de dinero, etc.

3. Ayudan a los hijos a hacer las tareas escolares.

4. Visitan la escuela, cuando los maestros les llaman.

5. Leen y contestan las llamadas y los correos electrónicos, que los maestros les envían.

6. En la casa no hablan mal de los maestros, ni del sistema.

7. Les fomentan algo, pero muy poco, las virtudes y valores relacionados con su edad y sus actividades escolares.

Los padres agradecidos, producen maestros motivados por su trabajo. Los padres no deben olvidarse nunca, de elogiar y agradecer a los maestros, la tarea que hacen enseñando a los alumnos. Nunca deben pensar que, no tienen que agradecer nada, pues es su trabajo y para ello les pagan. No todo es cuestión de dinero, ni de intereses. Son humanos y a todos gusta, que reconozcan el trabajo bien hecho. Produce muy buenos beneficios en los maestros y alumnos, el reconocer su enorme trabajo y ese esfuerzo de más, que han realizado en favor de sus alumnos. Además esa sinceridad de los padres les dará autoridad, cuando sea necesario para hablarles con educación, de las cosas que no han gustado o parecido bien.

Los padres deben decir a sus hijos, que su obligación durante la edad escolar, es estudiar y que ya les llegará el tiempo, de tener que demostrar lo estudiado. Que ahora ya valoran el esfuerzo enorme, de su dedicación constante, ordenada y continua al estudio, y que ellos, como hijos tienen que valorar el esfuerzo de los padres, para que los hijos puedan estudiar.

La experiencia enseña lo difícil y complicado que es, educar a los hijos, respetando su personalidad, poniéndoles límites y normas, sacar lo mejor de sus virtudes y minimizar sus defectos, enseñarles las virtudes y valores humanos y sobre todo, darles un buen ejemplo.

Es justo y necesario agradecer, durante todo el año a los maestros, el trabajo lleno de esfuerzo e ilusión que han hecho día a día, con los alumnos, aún que esa sea su obligación y los padres les paguen para que lo hagan.

10 Conceptos que los padres tienen que considerar, en relación con la escuela pública o privada.

1. El entorno social de la escuela.

2. El voluntariado que realicen en calidad, cantidad y frecuencia.

3. La comunicación con los profesores y con los otros padres.

4. La enseñanza en si, los programas, sistemas y la forma de desarrollarlos y los resultados que puedan obtener.

5. La familia propia donde se dan las bases, para que los niños puedan desarrollarse en la escuela y asimilen, de la mejor manera posible, el esfuerzo de los maestros.

6. La formación religiosa, familiar y social, complementaria, a la información que reciban en la escuela.

7. La preparación de objetivos y su seguimiento, coordinado con los maestros.

8. Los compañeros y su comportamiento dentro y fuera de la escuela.

9. Los maestros, y el personal administrativo y su influencia, negativa o positiva, en la obtención de resultados.

10. Sus relaciones con la asociación de PTA.

En este triangulo equilátero de la educación de los hijos, no valen las discusiones, sobre quien tiene la culpa o responsabilidad, de los fracasos escolares y humanos de los alumnos. Cada parte tiene que hacer su tarea, aunque las otras partes no la hagan. Nadie va a solucionar los graves problemas, que origina el fracaso escolar, en función de las culpas que le echen, o que eche. Lo que cuenta, es el resultado que obtienen los hijos, en el presente y para el futuro.

La familia es la piedra angular, para construir la educación de los hijos y evitar su fracaso escolar. Cuando un hijo tiene dificultades en la escuela, lo primero que hay que estudiar, son sus relaciones familiares y su interacción con la escuela. Normalmente las dificultades escolares, comienzan en la familia, debido a muchas razones, algunas de las cuales son: Posiciones extremas sobre la disciplina, la indisciplina, la sobreprotección, el intento de perfección, el abandono de los hijos a su suerte, los castigos desproporcionados, irracionales o fuera de tiempo, la falta de normas de convivencia y educación, la ausencia de los padres, los divorcios, las adicciones prohibidas o tóxicas, etc.

Los padres deben ser conscientes, que son los responsables totales de la educación y formación de sus hijos. Son los guías y supervisores de sus hijos, aunque deleguen algunas actividades en los maestros. Tienen que enseñar a sus hijos, que toda acción u omisión que hagan, tiene su consecuencia, favorable o desfavorable, dependiendo de cada caso. Los padres tienen la obligación, entre otras cosas, de no solucionar a los hijos todos sus problemas, aunque siempre es bueno echarles una mano que les ayude, pero su verdadera obligación, es dejarles que asuman sus efectos y que carguen con sus responsabilidades, incluyendo la repetición del curso escolar, si fuera necesario o conveniente para el hijo.

La
rebelión de los torpes, es la que originan, voluntaria o involuntariamente, algunos padres que no quieren, no saben o no pueden, educar a sus hijos, para que saque provecho de los conocimientos, que las escuelas les ofrecen. Desgraciadamente, algunos son empujados a que posteriormente, se integran a los grupos llamados de los “Indignados”, de los “Niní”, de los “Perdedores” de los “Fracasados”, etc. Al no sentir pertenencia a la sociedad de “la era del conocimiento”, se sienten  autodesplazados y comienzan a rebelarse contra la propia comunidad, echando la culpa a todo, menos a que no estudiaron, cuando debían de haberlo hecho.

Las frustraciones de los hijos suelen, ser su mejor escuela de la vida, si es que las saben manejar. Los padres no deben atribuir solamente a los maestros, las frustraciones y fracasos de los hijos. Tienen que revisar con mucho detalle, los tres lados del triangulo, para analizar, cuales son las verdaderas causas que lo han  motivado, para hacer un plan de acción, que resuelva los problemas y así evitar, que vuelvan a ocurrir.

20 Sentencias sobre educar los padres.

1. Donde no hay padres competentes, hay padres incompetentes.

2. Educar es mostrar la vida, a quien aun no la ha vivido.

3. El maestro transmite conocimientos, deja una huella imperecedera, abre los ojos y ayuda a crecer humanamente, gracias a su dedicación e interés.

4. El mayor regalo que un padre puede hacer a un hijo, es educarlo.

5. El padre debe enseñar, que el éxito es aprender a ir, de fracaso en fracaso, levantándose y sin desesperarse.

6. Hay muchos más padres criticólogos, que solucionólogos.

7. La educación no es solo memorizar palabras, es comprender las realidades que ellas representan.

8. La figura paterna si no está suficientemente presente, en la vida de los hijos, tampoco será suficientemente positiva.

9. La importancia de la educación, se nutre con la psicología de la educación, la sociología de la educación y la filosofía de la educación.

10. La primera tarea de la educación es, enseñar a ver.

11. Las palabras solo tienen sentido, si nos ayudan a ver mejor el mundo.

12. Lo que conservemos y dejemos a nuestros hijos, es lo que dejarán a los suyos, que también son los nuestros.

13. Los conocimientos nos dan, medios para vivir, y la sabiduría nos da, razones para vivir.

14. Los hijos para perderse en la calle, previamente se han tenido que perder en el hogar.

15. Los hijos son el pasado y el futuro, fundidos en un presente continuo.

16. Los padres bien educados, son buenos padres, los mal educados, dejan mucho que desear y los hijos, pagan las consecuencias.

17. Los padres sobreprotectores, forman hijos consentidos, muy proclives al fracaso.

18. Para que haya un buen aprovechamiento en la escuela, debe haberlo primero en la casa.

19. Sintiéndose mas educado, puede sentirse mas alegre y compartir esa alegría.

20. Tan pronto, se nos ha hecho tan tarde, para tantas cosas.

Si tiene algún comentario, por favor escriba a francisco@micumbre.com

www.micumbre.com 

 

La importancia de papá y mamá en el desarrollo del niño

Ambas figuras aportan ventajas en el desarrollo emocional del menor

La ausencia de alguna, repercutirá en sus relaciones futuras y en su estado psíquico


 

 


México, D.F., Abril de 2012.-
 A propósito del mes del niño, y en el contexto de una sociedad cada vez más preocupada por promover una cultura de protección del menor, es necesario subrayar la importancia de las figuras paterna y materna en su desarrollo, como lo explica el Mtro. Carlos Becerra Rebelo, psicólogo infantil: “la presencia de ambas figuras (masculina y femenina) influye de manera determinante en la personalidad de los niños y, por el contrario, la ausencia de alguna, contribuye a la adopción de roles – a veces no tan adecuados – a manera de compensación”.

Algunos estudios han revelado que la presencia del padre en el niño es de vital importancia para su desarrollo mental y emocional, debido a que la identidad masculina se construye a través de la relación con otros hombres, específicamente con el padre y la constante interacción del binomio padre-hijo.

“La ausencia del padre dificulta la normalidad del desarrollo, pues aunque la primera y fundamental relación de la vida es la relación con la madre, la figura paterna es básica en la constitución del aparato psíquico, provocando con su falta, una considerable ansiedad” señala el Mtro. Becerra.

En el caso de la figura materna, el vínculo que se establece con el hijo, desde la gestación, no sólo repercute en el tipo de convivencia familiar sino en la manera en cómo se llevarán a cabo las relaciones sociales del niño a lo largo de su vida: “el concepto primario entre madre e hijo, no sólo determina la calidad de los vínculos sociales futuros, sino que también la falta de estimulación temprana afecta el buen desarrollo de relaciones emocionales, sociales y cognitivas”.

Si bien la existencia de familias monoparentales es una situación cada vez más frecuente, es indispensable señalar los efectos de la falta de alguna de las figuras en tanto que, cada una de ellas, aporta elementos únicos e indispensables para estabilidad emocional de los menores. “Todo niño tiene derecho a una madre y a un padre. La aportación que ambas figuras le brindan es una combinación de ventajas en lo particular y en conjunto; sin duda, la ausencia de alguna, repercutirá en el estado psíquico del menor”, puntualiza el experto en psicología conductual.

Fuente: www.1tad.net


CUIDADOS PALIATIVOS: UN DERECHO DE LOS ENFERMOS TERMINALES

  • En caso de los menores en estado terminal, entre un 50 y 60% mueren en su casa, no en hospital.
  • El apoyo que se le da a la familia, a través de los cuidados paliativos, es básico para enfrentar la situación.


México, D.F, Diciembre, 2011.- Habiéndose celebrado el Día Internacional de los Derechos Humanos se hace necesario enfatizar en los que

tienen los enfermos terminales, siendo uno de ellos el brindarles cuidados paliativos que no atrasan ni aceleran la muerte, sólo controlan el dolor generado por los síntomas del

padecimiento. Cuidan cuando no es posible curar, así lo señala el Dr. José Méndez Venegas, especialista del Instituto Nacional de Pediatría (INP) quien comparte el caso de una

adolescente a la que los cuidados paliativos le están ayudando a aminorar su sufrimiento pero también para que su familia tenga las herramientas para enfrentar la situación.

Leer más

EN MÉXICO FALTA POR HACER EN MATERIA DE ADOPCIÓN

Necesario incluir niños mayores, con alguna discapacidad y grupos de hermanos.

En 2010, se incrementaron en un 23% las adopciones en México. Destaca el Estado de México con 189 procedimientos concluidos.

 

México, D.F. Diciembre, 2011.- Ante los constantes apoyos para el fortalecimiento de la cultura de adopción, instituciones privadas dedicadas a esta práctica subrayan la necesidad de hacer más. Leer más

¿Hay otra opción al castigo?

¿Si no debo castigar, entonces cómo voy a educar? ¿Si no es deseable pegar, entonces cómo voy a hacer ver a mi hijo que hizo mal? ¿Si mi hijo no entiende lo que quiero de él cómo le hago para comunicarme? E infinidad de preguntas que estoy segura se hacen constantemente ante la educación de sus hijos. Para ello basándome en varios expertos en pedagogía, psicología y experiencia personal como madre que soy, hablaré esta vez de las alternativas para el castigo. Cabe destacar que la semana pasada pudieron leer por qué culparnos ante los castigos que imponemos, no nos deja avanzar en cuanto a la enseñanza se refiere y que invito a revisar. En este sentido mencionaré siete alternativas para los castigos que explicaré a detalle: Leer más

¿Qué hacer ante un berrinche?

¿Qué padre de familia no ha vivido un berrinche de uno de sus hijos? ¿Qué padre o madre no ha sentido que pierde la batalla ante una pataleta de uno de sus hijos? Si eres papá o mamá seguramente sabes de lo que estoy hablando, cuando de pronto se ponen a bailar el “jarabe tapatío” en medio de un centro comercial, o que se tiran en el piso como si estuvieran haciendo brake dance. Si has ejercido tu paternidad también estoy segura te has enfrentado a la frustración al no saber qué hacer cuando pierdes el control ante un berrinche de uno de tus hijos.

Y como quedamos esta semana, voy a dar algunos consejos para que estos episodios puedan ser más llevaderos pero sobre todo controlados y lograr evitarlos en tu vida. Primero que nada te pido que NO hagas tú también un berrinche, es imprescindible que alguien guarde la cordura y es deseable que el adulto sea quien la resguarde. La coherencia es sumamente importante ante un hecho como es el berrinche.

No le grites, no se vale pedir que deje de gritar cuando tú estás haciendo exactamente lo mismo que pides que cese. No trates de razonar, porque no te va a poner atención, está enloquecido y ni caso te hará. En cuarto lugar no le vayas a pegar, (aunque a veces funciona un pellizco de pulga) mejor no lo hagas porque lo más seguro es que el berrinche se empeorará. En quinto lugar no lo vayas a imitar o a remedar, eso seguramente lo enfurecerá y perderás el control total.

El mejor consejo ante este espectáculos, sobre todo si es en público (y es cuando más se da porque quieren intimidarte ante la gente) es que dejes que se calme, solamente contrólalo si quiere pegarle a alguien, pegarte a ti o romper algo. Pero deja que se apague solito. Los niños son tiranos y si les damos poder haciendo caso inmediato ante sus berrinches, créeme que la tiranía se evidenciará de manera constante. Si es necesario sacarlo del lugar para que no moleste a los demás, hazlo pero cárgalo sin arrastrarlo como maleta porque aunque el público presente no entiende y más bien despotrique contra tuya, pensará lo peor de ti si parece que lo estás “violentando”.

Tienes que ser objetivo y darte cuenta la hora que es, puesto que muy posiblemente ha pasado su hora de la siesta, no ha comido, no durmió bien, etcétera, lo que en pocas palabras, rompió con su estructura y es lo que lo hace estar de mal humor y como no sabe controlarse pues se desencadena en berrinches. No se vale sufrir por algo que puedes evitar perfectamente. Respetarle sus horarios podría ser uno de los mejores consejos, un niño que sabe qué esperar y que eso que espera siempre llega, es lo que le dará mayor tranquilidad, y por ende nos dará un hijo mejor portado sin arranques enloquecedores y vergonzosos.

Nunca le des lo que quiere cuando te lo pide de un modo incorrecto, si lo haces habrás caído en su juego y provocarás que su tiranía aflore y se aproveche de tu baja tolerancia a la frustración. Tienes que aprender a esperar, a ser paciente y a cumplir con las reglas para predicar con el ejemplo. Porque como sabes los niños son esponjas y como ya lo hemos mencionado en artículos anteriores, los chiquitos aprenden por imitación. Para lograr la coherencia, es importante que primero te conozcas y que sometas tus debilidades porque si ni eso sabes menos podrás controlar a tu pequeño ante un ataque de ira.

Entonces ya sabes; no hagas berrinches tú, no pegues, no grites, no cedas, no te dé miedo, siéntete seguro, predica con el ejemplo, sé coherente, conócete a ti mismo, respeta los horarios de tus hijos y estoy segura que casi no verás berrinches en tu familia.

Nos leemos la semana que entra para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

Educa sin culpabilidad

Cuando un padre de familia se culpa por la forma en que educa a sus hijos, es una manera destructiva que además de inútil no permite educar a los hijos en la libertad. Es decir, si constantemente al instruir para la vida a nuestros hijos nos sentimos mal por todo lo que permitimos o prohibimos, pues a esas personas a quiénes queremos hacer autónomas, les haremos totalmente lo contrario. Leer más

El Padre Chinchachoma y su legado

El amor al prójimo, encontrar el YO en los niños de la calle, regresarles la autoestima positiva y quitarles la negativa. Los niños de la calle son un «diamante cagado» como lo mencionaba el Padre Alejandro García Durán «Chinchachoma», español, sacerdote escolapio que principalmente se dedicó a ayudar a los niños abandonados de México. Su obra sigue en manos de muchas personas comprometidas con el ser humano. Escucha el programa con la entrevista que Alejandra Diener le hizo a Cesar Alejandro Paniagua, quien ahora representa a DEONI AI (Defensoría y Orientación a la Niñez, Asociación Internacional) proyecto que dejó el Padre Chinchachoma. Dale click a la liga.

http://blip.tv/file/get/Alediener-FundacinChinchachoma325.mp3

 

Ojo con Internet y los hijos

El Internet abre un mundo nuevo de posibilidades para aprender y explorar para niños, jóvenes y adultos de cualquier edad. Desafortunadamente, el Internet también presenta riesgos para todos. Según una encuesta realizada en varias escuelas de los Estados Unidos, podemos dar cuenta de los siguientes datos:

Victimización de Menores

  • En aproximadamente un año uno de cada siete menores entre 10 a 17 años recibió una solicitación sexual en línea.
  • En este periodo de solamente un año el 27 % de los menores que recibieron materiales sexuales no deseadas le informaron a sus padres o tutores.
  • Durante el mismo periodo de tiempo, el 23% de estos menores fueron citados por alguien para encontrarse en persona en algún lugar, 11% recibieron llamadas telefónicas, el 3% recibieron cartas
  • personales por correo, y al 4% recibieron dinero, regalos u otros objetos similares.

Acoso en Linea

  • En un año, el 9% de jóvenes que usaron la Internet mencionaron que fueron acosados en línea.
  • Durante el mismo periodo de tiempo, sobre un tercio de jóvenes acosados en línea (38%) encontraron que fue una situación estresante y decidieron hablar sobre lo que les pasó más que los jóvenes que enfrentaron solicitaciones sexuales o fueron expuestos a materiales sexuales.

Expuestos a Materiales Inapropiados

  • En un año aproximadamente un tercio (34%) de menores entre 10 a 17 años fueron expuestos a materiales sexuales no solicitados en la Internet.

Recursos para las familias

Uno de los resultados más alarmantes proviene de un cuestionario de padres. Muchos de ellos admitieron tener un conocimiento muy limitado acerca de las actividades que sus hijos utilizan en Internet. Afortunadamente, este cuestionario también demuestra que cuando los padres hablan con sus adolescentes acerca de seguridad en Internet la exposición a posibles peligros disminuye y ellos hacen decisiones más seguras

 Ventajas y desventajas

 1) FUENTE DE INFORMACIÓN. El Internet te brinda acceso inmediato a prácticamente todo el conocimiento recabado por la raza humana durante la historia de su civilización, y esto a una módica tarifa mensual (o por hora si lo usas en un cibercafé). En tiempos donde el conocimiento es poder, tener acceso al Internet te pone en completa ventaja sobre aquéllos que no lo tienen. Gracias a él puedes leer las noticias más actualizadas sobre los temas más diversos, puedes obtener información sobre oportunidades de empleo, puedes enterarte de las tendencias de moda, evitar accidentes y peligros, y aprender de las respuestas escritas por millones de personas en foros y blogs especializados.

DESVENTAJA: Muchas personas infringen los derechos de autor al verse tentadas por tanta información y terminan copiando y pegando textos para después presentarlos como suyos. Esto promueve la holgazanería y la deshonestidad. También, muchas personas aprovechan la gran cantidad de información personal que existe en Internet para chantajear o robar identidades.

 

2) COMUNICACIÓN Y NETWORKING. Facebook, Twitter, Hi5, blogs, messengers, chats, e-mails, etc, sólo son algunas de las herramientas que el Internet nos ofrece
para comunicarnos con otras personas, hacer amigos, contactos, y hasta parejas en potencia. Miles de personas han conocido su media naranja a través del chat o de redes sociales como el Facebook. Otras personas se comunican a diario gracias a los Messengers de MSN, Yahoo y Skype. La productividad en los trabajos ha aumentado considerablemente gracias a los e-mails. Pocos en estos días piensan en enviar cartas en papel cuando tienen la opción de enviar un e-mail que es más rápido y eficaz.

DESVENTAJA: Muchos niños son engañados diariamente por personas con intenciones macabras. Pedófilos, asesinos y adoradores del diablo frecuentan los chats de adolescentes en busca de víctimas para saciar sus más oscuros deseos. Otra desventaja es la falta de interacción “en persona” con los amigos virtuales, lo cual puede crear una desfiguración de la realidad y transformar a los usuarios en robots cibernéticos con tendencias antisociales.

 

3) EL MERCADO MÁS GRANDE DEL MUNDO. Desde Internet se puede comprar lo que sea, desde libros hasta calaveras de fetos. No hay necesidad que no se pueda satisfacer con Internet y una tarjeta de crédito con fondos. Alguien con Internet podría vivir toda su vida sin necesidad de salir de su casa. Esto además significa que el Internet ofrece una infinita variedad de posibilidades de negocios, desde los servicios básicos de creación de páginas web, ventas de productos tradicionales (menudeo), hasta cosas más raras como los zapatos que son como guantes, con divisiones en los dedos. Con una página web y una buena idea, cualquier persona puede hacer una fortuna. En muchos casos – por ejemplo usando AdSense – el dinero viene sin tener que invertir tiempo ni esfuerzo.

DESVENTAJA: Por supuesto el SPAM, phishing, y otras formas de fraude, a través de las cuales personas inescrupulosas buscan enriquecerse rápidamente. El fraude también puede venir del lado del comprador, pues muchos ladrones de tarjetas de crédito utilizan el internet para hacer compras bajo el nombre de sus víctimas, vaciando sus cuentas bancarias y arruinando su reputación.

 

4) DIVERSIÓN ILIMITADA. Música, videos, imágenes de todo tipo son el pan nuestro de cada día en Internet. Hay páginas que ofrecen entretenimiento gratis como YouTube y otras por las que hay que pagar membresía. Lo cierto es que Internet ofrece la más variada gama de formas de entretenimiento que van desde lo inocente e infantil hasta lo grotesco y lo pornográfico.

DESVENTAJA: Adicción a la pornografía y otras formas de expresión de carácter enfermizo. Muchos niños tienen sus primeras experiencias sexuales a través del Internet, y en muchos casos son encuentros inesperados con fotografías pornográficas. El Internet está inundado de pornografía. Cualquier búsqueda en Google da como resultado al menos una página de ese tipo.

Recomendaciones para los padres: el diálogo y el compromiso con sus hijos para evitar problemas en la web

El crecimiento de las redes sociales y otras páginas web en Internet puede producir la pérdida de noción para saber diferenciar el peligro, por lo que los especialistas recomiendan que los padres dialoguen y se comprometan en las actividades de sus hijos sin infundir miedo.

Fotos peligrosas

En ese aspecto, la decisión de enviar fotos provocativas a alguna persona o algún portal puede resultar peligrosa porque el adolescente se ve «estafado» a la hora de resguardar su privacidad, al tiempo que puede provocar otros riesgos como caer en manos de un abusador o de individuos que «reclutan» mujeres para introducirlas en redes de prostitución.

Es por eso que ante el error cometido por el joven, los padres no deben recriminarle la actitud o castigarlo, sino que deben hablar de manera profunda para ver por qué lo hizo. El joven en general comete un exceso de confianza cuando chatea e incluye gente a su grupo, ya que no toma real conciencia que ello puede causar problemas y cree que el que está del otro lado no persigue fines peligrosos.

Estos consejos y estadísticas espero sirvan a cuanto lector se tope con este escrito, es necesario que como padres de familia estemos al tanto de lo que nuestros hijos hacen y ven en la red, pero sobre todo el tiempo que emplean utilizando dicha herramienta. Pero sobre todo, nosotros los adultos hay que saber decir hasta cuando dejar de usar la tecnología, para que la tecnología no nos use a nosotros.

Nos leemos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

NOTA: Checa el video.

 

 

1 2 3