NOM-046: riesgos jurídicos y costos sociales. #Aborto

Fuente: Early Institute

En abril de 2009, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención”.

En esta NOM se establecen las reglas que deben seguir los centros de salud al brindar atención médica a una mujer que ha sido víctima de violencia familiar y sexual, así como las conductas que deben adoptar los médicos para prevenir casos futuros.

La NOM-046 ordena al personal médico practicar abortos a solicitud de mujeres víctimas de una violación de la que resulten embarazadas. Para que ello, la NOM se sujeta a la legislación de los estados: en algunos se requiere la existencia previa de una denuncia y en otros, simplemente la autorización de un juez. En caso de que la mujer sea menor de edad se requiere, además, el consentimiento de sus padres o tutores.

En este contexto, el pasado 17 de febrero, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Prevención y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, adoptó un acuerdo para modificar esta NOM, a efectos de ordenar que el aborto se realice en menores a partir de los 12 años de edad, sin los requisitos mencionados y sin comprobar que, efectivamente, el embarazo sea resultado de una violación.

Las víctimas de violación merecen todo nuestro respeto, particularmente aquellas que sufren de este abuso siendo menores de edad; por ello, las modificaciones que pretende realizar la Secretría de Salud a la NOM 046 nos preocupen porque:

1.-Desestiman la denuncia penal;
2.-Si no hay denuncia, el Ministerio Público no puede investigar el abuso; lo que permite el encubrimiento del agresor y propicia que el abuso no se castigue;
3.-El personal de salud no estaría obligado a verificar la violación de la mujer que solicita el aborto;
4.-En los casos de niñas de entre 12 y 18 años de edad, se dejaría fuera a sus padres, cuando resulta indispensable el acompañamiento de un adulto en este tipo de casos;
5.-Se violentaría la legislación de los estados en materia de capacidad jurídica y patria potestad que establece, de manera unánime, que los menores no pueden disponer libremente de su persona y de sus bienes si no cuentan con la autorización de sus padres o tutores;
6.-Se desconoce lo previsto en la legislación penal de los 32 estados del país, al convertir el aborto en un derecho a nivel nacional, olvidando los procedimientos contemplados en las leyes vigentes de nuestro país para su práctica en caso de violación.

Es importante reflexionar sobre los riesgos jurídicos y los costos sociales que pueden generar las modificaciones a esta NOM. De ahí que exhortemos respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que revise a detalle la propuesta de modificación antes de publicarla y, en su caso, se ajuste a lo previsto en el marco normativo vigente y aplicable.

PERMANECEN PELIGROSAS VACUNAS CONTRA EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

Salomón Chertorivski, secretario de Salud, anunció que en septiembre próximo la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) estará integrada en la Cartilla Nacional de Vacunación, la cual será aplicada a niñas a partir de los nueve años de edad.

Durante la Tercera Semana Nacional de Vacunación –que inició el 1 de octubre pasado— se aplicó la primera dosis de la vacuna contra VPH a todas las niñas de quinto de primaria o menores de 11 años que contaran con la autorización de sus padres. A partir de ese momento, la vacuna contra VPH pasó a formar parte de la Cartilla Nacional de Vacunación con el objetivo de prevenir el cáncer cérvicouterino en todo el país. Una segunda dosis se aplicará seis meses después y, de ser necesario, una tercera dosis será aplicada cinco años después de la segunda dosis.

El 6 de Junio de 2.006, la FDA (Food & Drug Administration) aprobó la vacuna Gardasil, la que supuestamente combatiría ciertos tipos de Virus del Papiloma Humano (VPH), los que se han asumido por las farmacéuticas en su publicidad engañosa como la causa principal de cáncer en mujeres, lo que ha sido desmentido por diversos médicos e investigadores a la fecha. Esta ya es una discusión de relevancia puesto que el lobby farmacéutico ha arremetido en todo el mundo, a pesar de muchas noticias de parálisis, muertes fulminantes y miles de reacciones adversas en jóvenes mujeres que creyeron en la publicidad que apela al miedo de las personas. (Ver: www.JudicialWatch.org)

Las vacunas que prometen el imposible son: GARDASIL (Merck Sharp & Dome) y CERVARIX(GlaxoSmithKline). La primera dice prevenir cáncer de 4 tipos de virus papiloma (tipos 6, 11, 16, 18) y la segunda, de dos (tipos 16 y 18). Curioso al menos que Gardasil esté aprobada para niñas desde 9 años de edad, a pesar del hecho que en las pruebas de la vacuna participaron niñas de hasta 11 años.
Cada dosis de 0.5 ml de la vacuna Gardasil contiene aproximadamente 225 mcg de aluminio(como adyuvante) y 50 mcg de polisorbato 80, entre otros. El aluminio está relacionado con el Alzheimer y el polisorbato 80 es un conocido agente esterilizador (anti-reproducción).

El problema aquí es que no se trata sólo de las mentiras de ABC Color, sino que se combinan las mentiras deliberadas, propagadas por los intereses corporativos de Merck (fabricante de la vacuna Gardasil, contra el VPH) junto con los individuos y grupos asociados a y sobornados por la misma, y la propia ignorancia y/o omisión de la comunidad médico-científica, resultado de una educación pésima que solamente enseña a los médicos (y pseudo-científicos) a ser expertos en farmacología y no ya «promotores de la salud», como suelen llamarlos, sino Promotores de la Big Pharma, o gran industria farmacéutica que nos trae cada vez más dependencia, enfermedad y muerte.

Fuente: https://detenganlavacuna.wordpress.com/2013/06/23/vacunavph/

UNA TRÁGICA DECISIÓN: LAS CONSECUENCIAS DE VALIDAR EL CONSUMO RECREATIVO DE LA MARIGUANA

Constituye una verdadera desgracia los excesos a los que ha llegado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, desde aquella nefasta decisión de no considerar el aborto como inconstitucional y que había aprobado la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en abril de 2007.

Ahora ha validado la siembra y consumo recreativo de la mariguana y, lógicamente, está abriendo la puerta para que se permitan, en relativamente poco tiempo, el consumo y la compraventa indiscriminada de todo tipo de drogas.

Quien necesita desesperadamente de una droga -porque se ha convertido en un adicto- la consigue al precio y del modo que sea. Es decir, ya no le importa para calmar su ansiedad y consumir cuanto antes el estupefaciente, si tenga que mentir, robar, asaltar, golpear, asesinar, etc.

Sabemos además, que una droga como la mariguana, en poco tiempo ya no satisface plenamente al drogadicto, sino que el afectado comienza a sentir la imperiosa necesidad de «nuevas y más intensas experiencias».

Pertenezco a la generación de los años sesenta, en aquellos años en que el movimiento «hippie» -procedente, en sus inicios, de San Francisco, California, y que luego se extendió por muchos países del mundo- puso de moda el LSD, el peyote, los hongos alucinógenos y las demás drogas.

Recuerdo que un considerable número de compañeros de una Preparatoria en Cd. Obregón, Sonora, población donde yo vivía y estudiaba, se fueron a tomar cursos veraniegos de inglés, y algunos -no todos, por supuesto- retornaron completamente «convencidos» que era «maravilloso realizar frecuentemente esos viajes mágicos y psicodélicos». De esta manera, numerosos estudiantes del noroeste y de muchas otras partes del país, adquirieron la costumbre de consumir y mezclar, en las fiestas y reuniones sociales, diversas drogas con alcohol.

Para los que no les tocó vivir esa época, les relato que fue sumamente dramático y doloroso el observar cómo murieron tantos jóvenes por sobredosis de drogas; otros, «se quedaron arriba»-como se decía, en ese entonces, coloquialmente-, es decir, sufrieron de un grave daño neuronal, de tal manera, que nunca volvieron a la realidad, o bien, quedaron en calidad de «vegetales», o como «niños con escasos años de edad» y, hasta la fecha, sus familiares ¡los tienen que vestir, lavar, alimentar, cuidar, como si fueran bebés! Porque no se pueden valer por sí mismos y se encuentran permanentemente como ausentes o enajenados.

El trágico resultado fue que muchas vidas terminaron truncadas: con un considerable número de muertes prematuras por sobredosis (incluso cantantes, compositores, actores, modelos, etc.); muchos abandonaron sus estudios universitarios porque perdieron su capacidad de concentración y sus facultades mentales; otros, se convirtieron en vagos y parásitos de la sociedad; algunos más, lamentablemente se suicidaron…

Y, después de estos sucesos, sus familias quedaron sumidas en un profundo y desgarrador dolor, porque todos esos sueños de que sus hijos serían profesionales destacados, brillantes; buenos esposos y padres de familia, y que trabajaran por el bien de la sociedad; de pronto, todos esos ideales, quedaron anegados en una tremenda frustración, amargura y en un desastroso lodazal de “sueños rotos”. Puedo afirmar -sin temor a equivocarme- que, con ese indiscriminado consumo de drogas, se generó en la juventud una confusión de valores bastante pronunciada.

Aclaro que a mí no me contaron esos hechos, sino que fui testigo presencial, de todo esto que narro, porque además visité muchas clínicas de rehabilitación de las adicciones y he tenido numerosas entrevistas con psiquiatras y neurólogos de México y España. Después de un trabajo de investigación de varios años, escribí -en coautoría con el Psiquiatra, Dr. Ernesto Bolio y Arciniega- una novela en la que detallamos -junto con otros trastornos emocionales de nuestro tiempo- algunos de estos lamentables sucesos y que fue publicada con el nombre de «Vencedores», esforzándonos por hacer una selección de pacientes que lograron superar sus adicciones, porque preferimos darle al texto un enfoque positivo y optimista frente a la decidida y dura batalla que los pacientes tienen que librar contra las fuertes cadenas de las adicciones (por cierto, en breve, saldrá la segunda edición de esta novela, en “PANORAMA EDITORIAL”).

Pero volviendo al tema inicial, me parece que los Ministros de la Suprema Corte de Justicia han procedido de una manera poco seria, que desdice de la alta investidura que la nación les ha otorgado. Ni siquiera han solicitado escuchar a los especialistas o expertos en estas materias: no quisieron enterarse sobre qué opinaban los prestigiados psiquiatras que atienden a estos dramáticos casos ni a los psicoterapeutas de los numerosos centros de adicciones. Tampoco fueron consultados los padres de familia ni los profesores de los centros educativos de enseñanza media y superior ni se atendió a la voz de los orientadores familiares de los diversos puntos de la geografía del país. Sin duda, todos ellos poseen abundantes y enriquecedores testimonios y comentarios que pudieron haber brindado a los Ministros y a la ciudadanía.

Pero la mayoría de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación -desde luego, no todos- han optado por tomar la determinación -en forma parcial e injusta- de validar la siembra y el consumo recreativo de la mariguana, sin que parezca importarles demasiado las gravísimas consecuencias sociales que sobrevendrán, sobre todo, en la niñez y en la juventud mexicanas.

Las preguntas que quedan flotando en el aire son: “¿Era ‘lo políticamente correcto’ el haberse inclinado por esta radical decisión? ¿Por qué actuaron con tanta preciptación? ¿Quiénes resultarán económicamente más beneficiados con estas medidas?”

La FDA afirma riesgos del anticonceptivo Depo-Provera

Fuente: C-Fam

La FDA critica duramente, y la OMS minimiza, riesgos del anticonceptivo Depo-Provera

By Rebecca Oas, Ph.D | October 31, 2015

NUEVA YORK, 30 de octubre (C-Fam) Una semana antes de que inicie una enorme conferencia mundial sobre planificación familiar en Indonesia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una breve declaración que reitera su postura de que los anticonceptivos inyectables son seguros (cualquiera sea su duración) incluso para las adolescentes, pese a que se los asocia con la pérdida progresiva de densidad ósea y otros efectos secundarios perjudiciales.

Esto fue poco después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ampliamente reconocida como «el patrón de oro» en seguridad farmacológica, rechazó el pedido de que retirara su fuerte advertencia de «etiqueta negra» y reiteró su preocupación por los efectos secundarios a largo plazo de dichos anticonceptivos en la salud de la mujer.

Las mujeres de todo el mundo que desean posponer o evitar el embarazo mencionan el riesgo para la salud como uno de los motivos más frecuentes para no usar anticonceptivos modernos.

La ciencia respalda sus inquietudes. En este caso, se asocia los anticonceptivos inyectables que contienen acetato de medroxiprogesterona de depósito (DMPA, por sus siglas en inglés), también conocido como Depo-Provera, con la disminución de la densidad ósea, el incremento en el riesgo de padecer ciertos cánceres y mayor peligro de contraer VIH.

El año pasado, Pfizer (fabricante de la droga), la Fundación Gates, Usaid y otros grupos anunciaron una importante colaboración para aumentar el uso de anticonceptivos inyectables entre las mujeres pobres de los países en desarrollo valiéndose de una jeringa no reutilizable llamada Sayana Press.

Conscientes de la iniciativa mundial a favor Depo-Provera y del peso que conllevan las advertencias de la FDA, dos médicos presentaron una solicitud en 2013 que instaba a la FDA a retirar la advertencia de etiqueta negra, sosteniendo que «ha perjudicado la salud pública en los Estados Unidos y en todo el mundo». Uno de ellos es asesor de una empresa que comercializa el Depo-Provera y el otro es un abierto defensor del aborto que afirma que éste es más seguro que el parto.

El pedido dice que la etiqueta de advertencia es «inconsistente con la evaluación de importantes organizaciones médicas y de salud pública en todo el mundo», y menciona, en particular, a la OMS.

La FDA negó el pedido de forma muy clara. La dra. Janet Woodcock, directora de evaluación e investigación farmacológica, enfatizó que «[a]unque la FDA considera las opiniones y análisis de otros organismos sanitarios de renombre, en última instancia se atiene a su propio análisis independiente de la información disponible para tomar decisiones normativas».

Woodcock cuestionó con fuerza la acusación de que la FDA estuviera perjudicando la salud pública mundial al resaltar los riesgos del Depo-Provera. Si la etiqueta de advertencia ha llevado a la disminución en el uso del fármaco: «creemos que una menor preponderancia en el uso prolongado de DMPA es un beneficio para la salud pública».

La FDA manifestó preocupación «por el hecho de que las usuarias adolescentes estaban perdiendo densidad ósea en un momento de la vida en el que deberían estar experimentando aumentos significativos» y que la recuperación de ésta tras descontinuar el uso del Depo-Provera es lenta y puede no ocurrir en absoluto.

La FDA enfatizó que, como el Depo-Provera no ha estado en el mercado el tiempo suficiente como para determinar sus efectos a largo plazo en las mujeres después de la menopausia, momento de la vida en el que las mujeres sufren las consecuencias más graves de la osteoporosis, puede que no se conozcan aún sus riesgos más serios para la salud. Dado que las regiones del mundo a las que se apunta con la mayor comercialización y uso del Depo-Provera son también áreas con la menor cantidad de datos disponibles sobre osteoporosis (y con el menor acceso a atención médica), las advertencias de la FDA son particularmente oportunas, ya que el envejecimiento surge como un problema importante en todo el mundo.

Es probable que los gobiernos, los organismos de la ONU y las agrupaciones de planificación familiar que están gastando millones de dólares para distribuir el Depo-Provera en los países en desarrollo desoigan las advertencias de la FDA y se refugien en las afirmaciones de la OMS sobre su seguridad.