352 muertes por la vacuna del papiloma notificadas ante la Agencia Europea de Medicamentos

Por *Miguel Jara

Tres asociaciones europeas de afectadas por la vacuna del papiloma, entre ellas la española, AAVP, se han reunido con responsables de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para expresar su preocupación por cómo se ha llevado el proceso de evaluación de este fármaco y su posterior farmacovigilancia. Por contra, el Ministerio de Sanidad rehuye a la AAVP.

Los daños provocados por la vacuna del papiloma no han parado de crecer en todo el mundo y por ello han nacido numerosas asociaciones de afectadas. Esta semana, tres de ellas, la española citada, una irlandesa y otra inglesa se han reunido con varios técnicos de la EMA que les han explicado el procedimiento de revisión de seguridad de la vacuna que está desarrollando.

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) está estudiando dos graves reacciones adversas a la vacuna: el síndrome de dolor regional complejo y el síndrome de taquicardia postural ortostática.

Las asociaciones han manifestado sus preocupaciones sobre este proceso de evaluación ya que consideran que existe infranotificación de los daños provocados por medicamentos y en concreto en lo relativo a esta vacuna. Según Alicia Capilla, presidenta de la AAVP:

Como hemos podido experimentar las familias afectadas, en muchas ocasiones los médicos no notifican a los sistemas de fármaco vigilancia de sus respectivos países las reacciones adversas con la vacunación del VPH y además la mayor parte de los ciudadanos no son conocedores de la existencia de este procedimiento”.

El no reconocimiento de los efectos adversos imposibilita la investigación y por tanto no existen tratamientos para curar ni tratar el síndrome post Gardasil y Cervarix (marcas de la vacuna del papiloma) que muchas jóvenes padecen.

Como afectadas -continúa Capilla- nos parece inaudito decir que esta vacuna no produce efectos adversos, como reiterados expertos e incluso autoridades sanitarias han declarado en España. Nos parece una temeridad y una falta de respeto hacia las víctimas relacionar todas sus dolencias con problemas psicológicos porque los síntomas que estas jóvenes padecen son los que están recogidos en la base de datos de la EMA, en la fichas técnicas y prospectos de estos productos.

Nos parece de una irresponsabilidad total que a día de hoy no se hayan encontrado tratamientos para estas afectadas”.

Las asociaciones han comentado con los responsables de la agencia europea el elevado número de notificaciones de reacciones adversas a esta vacuna, 45.222 (32.876 Gardasil y 12.346 Cervarix). Sobre todo las que acabaron en muerte (311 Gardasil y 41 Cervarix) y las notificaciones de enfermedades neurológicas ya que son las más notificadas (7.308 Gardasil y 2.848 Cervarix).

Estimamos que la revisión que realiza el PRAC debería incluir también la revisión e investigación de estas notificaciones”, concluye la presidenta de la AAVP.

La representante de las afectadas en España ha trasladado a los técnicos de la EMA la irresponsabilidad del Ministerio de Sanidad español, que se comprometió hace más de un año a volver a reunirse con dicha asociación para dar respuestas a todas las preguntas formuladas en un primer encuentro pero ahora rehuye a dichas familias.

Capilla también ha comentado cn la autoridad sanitaria europea el mal funcionamiento de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS):

No están siendo transparentes a la hora de contestar las peticiones de la AAVP, ni siquiera comunican el número de afectadas que hay en nuestro país. Los ciudadanos necesitamos a las autoridades públicas nacionales e internacionales en este tipo de casos, ya que nos están dando la espalda continuamente, primando intereses políticos y comerciales, en vez de sociales”.
Las tres organizaciones valoran de manera positiva su reunión en la EMA aunque consideran que el proceso de evaluación abierto es muy lento y debería ser más amplio.

*Fuente: Bufete Almodóvar y Jara 

Los anticonceptivos pueden destruir tu matrimonio

Por *Maria Josie Hernandez Cabrera

Si a alguna de nosotras nos ofrecieran una píldora que nos volviera irritables, depresivas, nos aumentara de peso y nos redujera el apetito sexual ¿estaríamos de acuerdo en tomarla todos los días? ¡Pensaríamos que es una locura! ¿Qué nos hizo pensar entonces en algún momento que esta píldora nos ayudaría a tener un matrimonio más feliz?

Los anticonceptivos pueden destruir tu matrimonio

Existe esta nueva tendencia a buscar productos naturales, orgánicos o saludables de forma casi obsesiva, lo cual resulta incomprensible cuando las estadísticas nos muestran la cantidad de mujeres que toman anticonceptivos hormonales, que que no solo dañan su salud y ponen en grave riesgo su vida, sino que además afectan tanto a su matrimonio.

La fórmula perfecta para el desastre

No es novedad el hecho de que la mujer sufra cambios drásticos de humor mientras se encuentra bajo el influjo de estas hormonas sintéticas, que engañan a su cerebro, haciéndole creer que se encuentra embarazada para bloquear el mecanismo natural de la ovulación.

El esposo por su parte, no experimenta la magia natural de la atracción sexual que ocurre cuando su mujer ovula de forma periódica: esas hormonas maravillosas que lo hacen ver a su esposa como la criatura más atractiva sobre el planeta, simplemente no aparecen por ningún lado.

Si consideramos que ella sufre una disminución importante de su apetito sexual y él no siente la misma atracción que sentía antes por ella y lo difícil que es para él estar al día con sus altibajos emocionales, estamos vislumbrando un desastre matrimonial seguro.

La solución

La solución a este caos originado por el afán de la ciencia de actuar en contra de la naturaleza, se llama Tecnología Natural Procreativa (o NaPro Tecnología), que consiste en el uso de herramientas científicas y el reconocimiento de la fertilidad, para la planeación de la familia y la detección de problemas que pueden llegar a presentarse en la vida reproductiva de la mujer.

El Modelo Creighton

El modelo Creighton desarrollado por la NaPro Tecnología tiene un fundamento 100% científico.

El mecanismo de los cíclos fértiles e infértiles de la mujer tiene manifestaciones externas: como el sangrado menstrual, la temperatura y el moco cervical. El Modelo Creighton consiste en el seguimiento que hace la mujer, graficando las señales físicas, naturales y observables de su fertilidad y en la interpretación de cada uno de sus ciclos.

El momento de la ovulación es sólo un instante ¡en todo un mes! Una pareja con la debida formación llega a identificar claramente en sus gráficas, su ventana de fertilidad, que a veces puede ser muy muy pequeña, o incluso puede detectar problemas en su fertilidad si es que se presentan. Con este conocimiento podrán evitar un embarazo con gran éxito al abstenerse de tener relaciones sexuales, durante los pocos días del mes en que es posible lograr la concepción.

Efectividad del método y satisfacción sexual

Cuando un matrimonio lleva a cabo de forma eficiente este modelo de planeación natural de la familia, tiene un porcentaje de éxito del 99.4%, que es igual o mayor que los métodos hormonales más populares del mercado, y lo mejor de todo: ¡sin efectos secundarios!

¡Y eso no es todo! En investigaciones realizadas a través de los años, entre matrimonios que alguna vez utilizaron anticonceptivos y después aprendieron a reconocer su fertilidad y planear su familia de forma natural, éstos se encontraban extraordinariamente más satisfechos con su vida sexual.

Una solución a la infertilidad

Por otro lado, la NaPro tecnología y el modelo Creighton han demostrado tener un altísimo indice de efectividad también en el logro del embarazo para aquellas parejas que se enfrentan a un problema de infertilidad. Incluso más alto que el que tiene la fecundación in vitro.

Confesiones de un esposo

A continuación les comparto las impresiones de mi esposo Daniel (antes escéptico) acerca del modelo Creighton:

Ahora valoro y aprecio más a mi esposa
Tengo un gran respeto por su cuerpo y su fertilidad
Este método me ha ayudado a ser una mejor pareja
He aprendido a buscar nuevas formas de alcanzar la intimidad con ella
Hemos encontrado formas creativas de expresar nuestro amor
Maduramos como personas al retrasar la gratificación
Mantenemos viva la pasión, gracias a la planeación natural de la familia, tenemos una luna de miel cada mes

Definitivamente el practicar este modelo natural de planeación familiar requiere, entre otras virtudes, disciplina, el dominio de la voluntad y una confianza ciega en Dios y esto fortalece la relación de los esposos con el Creador. ¿Qué más podemos pedir para nuestros matrimonios?

Busca un centro de NaPro Tecnología cerca de ti y aprende con tu esposo a usar el Modelo Creighton. Olvídate para siempre de los anticonceptivos que tanto dañan a tu cuerpo y a tu matrimonio y prepárate a vivir una sexualidad plena y feliz. Y lo mejor de todo, prepárate para vivir tu vida íntima de acuerdo con el plan perfecto de Dios.

*Comunicóloga
Bloggera, Traductora, Editora y Locutora, por ocurrencia de Dios,
Defensora de la VIDA y la Familia por vocación

El deseo como parámetro

Si se analiza con detenimiento el avance que ha tenido la aceptación del aborto en los últimos cincuenta años, se puede percibir que la razón fundamental (más allá de los casos dramáticos con que se le ha abierto la puerta) es el deseo, en el sentido que ninguna mujer podría ser obligada a llevar adelante un embarazo con el cual por algún motivo –no importa cuál– no esté de acuerdo.

No otra cosa –el deseo– es lo que explica, en este mismo orden de ideas, el auge y ahora lugar central dentro de los derechos humanos políticamente correctos, de los llamados “derechos sexuales y reproductivos”, que entre otras aristas, abogan por el “derecho al hijo”, con lo cual existiría una total libertad para engendrarlos, diseñarlos y destruirlos.

Ahora bien, al margen del conveniente oscurecimiento que se ha impuesto en los últimos años acerca del estatuto antropológico del no nacido –la pieza fundamental de este asunto–, llama la atención que en este campo prime a sus anchas el deseo como criterio inapelable para determinar lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto (en suma, a lo que se tiene derecho y a lo que no), y en otras muchas materias no se siga este mismo principio.

Me explico: si de verdad fuera el deseo el criterio legitimador para todo, como parece ocurrir aquí (y también en el Derecho de Familia), ¿por qué no aplicarlo, para ser coherentes, a otras áreas de la vida?

En efecto, podría esgrimirse el mismo fundamento, por ejemplo, para no pagar impuestos, para saltarse normas laborales o de seguridad social, para no cumplir con los compromisos asumidos, para legitimar diversos delitos, para no aceptar mandatos de la autoridad, para no cuidar a los hijos o a los discapacitados y un largo etcétera. En todos estos casos, la persona obligada a comportarse de cierta manera podría argumentar que tal imposición es ilegítima en atención a ir contra sus deseos, o que su situación es más valiosa que la de su contraparte. Sin embargo, en varios de estos casos sería no solo absurdo, sino incluso peligroso guiarse por este criterio.

Por lo tanto, parece más que contradictorio que en algunos campos el deseo más subjetivo impere incluso contra la más elemental lógica y justicia (como en el aborto, donde los deseos hacen desconocerle al no nacido su carácter de un “tú”) y en otros, se lo considere casi o abiertamente irrelevante e incluso se lo castigue en caso de manifestarse. Y esto no depende de la mayor o menor importancia de las consecuencias que se sigan en uno y otro evento, pues parece claro que es bastante más grave matar a un no nacido inocente que dejar de pagar impuestos, por ejemplo.

Así pues, ¿hasta cuándo seguiremos con esta flagrante contradicción?

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

Un secretismo peligroso

Recientemente, la Contraloría General de la República ha revocado parte del “Reglamento para el ejercicio del derecho a recibir educación, información y orientación en materia de regulación de la fertilidad”, del Ministerio de Salud, que permitía suministrar a menores de 14 años la píldora del día después, sin informar –ni siquiera a posteriori– a sus padres.

Es decir, ya no basta con que desde antes de los 18 años (fecha en que según nuestras leyes se adquiere la mayoría de edad) se tenga esta posibilidad de actuar en la clandestinidad, sino que al parecer, quiere retrotraerse esta situación hasta la más tierna infancia. ¿Una niña de 12 años también debiera ser dejada sola en una situación como ésta?

Además de la ilegítima intromisión del Estado en un asunto que es propio de la familia y del derecho preferente de los padres de educar a sus hijos, lo que parece no entenderse es la realidad de las cosas. Y esta realidad indica, claramente, que una menor de 18 y con mucha mayor razón una menor de 14 años, no han alcanzado su plena madurez. En caso contrario, no sólo se los consideraría adultos desde antes, sino que además, dejarían de tener sentido una serie de prohibiciones respecto de las cuales, los mismos que rasgan vestiduras con motivo del dictamen de la Contraloría, muestran su total acuerdo, como la prohibición de comprar cigarrillos o alcohol, por ejemplo.

Es por eso que no parece lógico insistir al mismo tiempo en ambas posturas: o se trata a nuestros adolescentes como adultos o como “incapaces relativos” (que eso son, según la terminología legal) para todo, no eligiendo antojadizamente en qué sí y en qué no. Incluso, las mujeres llegan a esta condición a los 12 años (y los varones, a los 14), con lo cual, de acuerdo a la normativa impugnada, podría estarse tratando con una incapaz absoluta, que según la ley, carece totalmente de discernimiento y que no se obliga, ni de broma, a nada, diga lo que diga.

Además, parece evidente que la menor (y más aún la que no haya llegado a los 14), ante un embarazo inesperado, acabará pidiendo consejo y ayuda a alguien, precisamente por ser menor de edad. ¿Quién mejor que sus padres para ayudarla en una situación como ésta? ¿Tendrá más en consideración sus circunstancias un facultativo de la salud, que no la conoce, que su propia familia?

Por último, mantener en secreto este tipo de situaciones no hace sino desproteger a las menores, que pueden ser fácilmente abordadas por adultos, quienes a fin de cuentas, terminan siendo protegidos con el anonimato que la normativa impugnada genera. En el fondo, este secretismo las deja en total indefensión ante los adultos que quieran tener sexo con ellas, ayudando a perpetuar y expandir este problema, pues resulta evidente que ese adulto posee varios medios para tener acceso carnal a esa menor.

Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

En cuatro años, el IMSS ha gastado casi 400mdp en píldoras del día

México D.F., Diciembre 2013.- La píldora del día siguiente es un método emergente utilizado por las mujeres para tratar de evitar un embarazo, dentro de los primeros días posteriores a una relación sexual. “Hace algunos años (2004) la Secretaría de Salud incorporó esta pastilla a los servicios de planificación familiar de las principales instituciones de salud en México. Las unidades de salud donde se presten estos servicios tienen la obligación de proporcionarla a quien la solicite, sin ningún tipo de restricción (previa receta médica o mayoría de edad, por ejemplo)”, comenta el Dr. Víctor Topete, médico gineco-obstetra y especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT).

Los números que aparecen en el portal de compras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indican que de 2009 a 2012, el gasto en este medicamento asciende a $ 384, 659,932.01 (la institución no proporciona los datos correspondientes a 2013). En el mismo portal puede observarse que el incremento más significativo -casi el doble- se llevó a cabo en solo un año: de  $90,518,157.82 (2011) se pasó a $175,064,949.01  (2012).

El paulatino incremento parece congruente con la idea de algunas autoridades sanitarias de que la libre distribución de esta pastilla pudiera ser una buena estrategia de salud pública para evitar embarazos no planeados, particularmente en jóvenes y adolescentes. “Nada más lejos de la realidad”, comenta el especialista en fertilidad, “Existen estudios al respecto –realizados en una decena de países- que indican que está <estrategia> no es lo suficientemente sólida, pues no hay una reducción que sea estadísticamente significativa en ninguno de los casos. De hecho, algunos investigadores  afirman que el libre acceso está relacionado con el incremento en su uso y que muchas de las mujeres que acuden a practicarse un aborto han sido usuarias de la píldora”, puntualiza el especialista.

El gasto excesivo en esta píldora es debido al incremento en su consumo, lo que podría indicar que las usuarias lo están utilizando como un método anticonceptivo habitual, situación preocupante sobre todo en las adolescentes. Por otro lado, “es importante recordar que tomar la  píldora del día siguiente no protege del alto riesgo de contraer alguna de las más de 30 enfermedades de transmisión sexual”, concluye el Dr. Topete.

Fuente: www.tad.org.mx

Entre el 20 y el 35% de las causas de infertilidad femenina, son de origen fisiológico

  • Las malformaciones uterinas representan una de las principales patologías
  • Muchas mujeres desconocen estas alteraciones y cómo se manifiestan

México D.F., Septiembre, 2013.- El útero o matriz, es el órgano en donde se aloja y crece el bebé durante la gestación. Es el mayor de los órganos del aparato reproductor femenino, tiene la forma de una pera y mide aproximadamente de 5 a 7 cm cuando no hay embarazo.

De acuerdo con un estudio realizado por la European Society of Human Reproduction and Embryology (ESHRE, 2010), entre el 20 y el 35 % de las causas de infertilidad femenina se relacionan con cuestiones fisiológicas. Una de esas patologías suele presentarse en el útero y muchas mujeres desconocen esta situación.

“Muchas mujeres no lo saben, pero el útero puede presentar algunas enfermedades que afectan directamente su fertilidad y/o sus posibilidades de llevar a término un embarazo”, -explica la Dra. Karen Jiménez, especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT) en salud reproductiva. “Las malformaciones de útero suelen presentarse durante el desarrollo embrionario, y dependiendo de su gravedad o extensión serán detectables o no al nacimiento”.

Existen mujeres que desconocen que padecen este tipo de patología, por lo que es necesario realizarse los estudios pertinentes con un especialista en el caso de que se produzcan ausencias de periodos menstruales constantes, pérdidas gestacionales recurrentes o infertilidad. “Cualquier mujer puede presentar estas alteraciones”, comenta la especialista, “lo importante es prevenir que este tipo de situaciones lleguen a más, por eso es importante realizarse un chequeo anual y/o ante la aparición de cualquier cambio en el patrón menstrual o cualquier anomalía relacionada con el aparato reproductor”.

La Asociación Americana de Medicina Reproductiva ha clasificado estas malformaciones en 6 clases: 1. La agenesia mulleriana, 2. Útero unicorne, 3.Útero didelfo, 4. Útero bicorne, 5. Útero septado y 6. Las asociadas al uso de una sustancia sintética conocida como dietil Etil Bestrol (usada hace algunos años en el tratamiento de la amenaza de aborto y de las náuseas durante el embarazo). “Las malformaciones uterinas son muy específicas en su detección y en su tratamiento, por ello, lo más importante es el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado para cada caso”, puntualiza la Dra. Jiménez.

Maternidad Subrogada: ¿de quién es el hijo?

México D.F., Julio 2013.- Con avisos pegados en postes y paredes una clínica que se dice especializada en infertilidad y medicina reproductiva, invita a mujeres de entre 18 y 35 años de edad, a subrogar (rentar) su vientre a cambio de un “donativo” de 120 mil pesos, aun cuando la práctica de este procedimiento no es legal y se aprovecha de la vulnerabilidad económica de las mujeres que prestan su cuerpo para gestar.

La Subrogación de vientre o de útero, mejor conocida como Maternidad Subrogada es la práctica mediante la que una mujer gesta en su vientre un niño que, al nacer, será entregado a otra persona (s). El tema es muy complejo, pero es importante conocer los numerosos riesgos y problemas vinculados con el tema, ante la posibilidad de que se legalice su práctica en el Distrito Federal y en todo el país.

“La Maternidad subrogada implica diversas y complejas situaciones para las que nuestro sistema jurídico no está preparado para regular y resolver satisfactoriamente”, enfatiza la abogada Ingrid Tapia, especialista de TAD (THINK · ACTION · DEVELOPMENT). “Una de las más importantes se refiere a la filiación de la paternidad o lo que es lo mismo ¿quién, de los distintos padres y madres involucrados en el “pedido” y gestación del bebé tiene derecho sobre él? ¿Cuáles son las circunstancias que lo determinarían? -y explica-: “En la maternidad subrogada pueden existir dos  padres: el que paga por el hijo y el que –de ser necesario- aporta el material genético (semen); y hasta 3 madres: la que aporte el material genético (óvulos), la que geste al bebé y la que lo desea y paga por él. ¿Cuál de estos padres/madres lleva la mano a la hora de responder por el bienestar del menor? que finalmente es lo que debería preocuparnos.

Por otro lado, se han preguntado ¿qué pasa si la mamá gestante se niega a entregar al hijo? ¿Qué pasa si el hijo nace con algún defecto o malformación y es rechazado por quienes lo encargaron? ¿Y si sólo pagaste por uno y nacen gemelos? Y ¿Si la pareja que lo encargó se separa o uno o ambos cónyuges fallecen durante el período de embarazo? ¿de quién es el hijo ahora?, espero que los legisladores que están promoviendo la legalización de esta práctica tengan las respuestas precisas para que la vida y la dignidad humana prevalezcan por encima de intereses particulares, por legítimos que estos sean”, puntualiza la jurista.

El problema está en la cama

El problema radica en la CAMA

El desorden mundial, más que crisis económicas, calentamiento global, corrupción, ese desorden mundial más que radicar en las familias fragmentadas, en los divorcios y hogares rotos, se encuentra en la cama. Así es, en la cama de los matrimonios que han sido prisioneros de la lujuria disfrazada de amor. Relaciones sexuales genitocéntricas*, es decir, basadas en los genitales que han empañado el amor de verdad, el amor total, fiel, fecundo, libre y entregado.

El ser humano es una sustancia, que se diluye en un cuerpo y en un espíritu, que son una sola cosa que no debe de separarse. No son accidente como lo es mi computadora y la electricidad que utilizo para redactar este escrito. Dos materias hechas para distintas funciones pero que por accidente también sirven para algo juntas. El ser humano si se separa no sirve para lo que fue creado, por el contrario, se objetiviza, se relativiza y se hace daño a sí mismo. Porque nuestro cuerpo somos nosotros, no somos dueños de nuestro cuerpo, sino que todo lo que le sucede a éste, nos pasa inevitablemente.

En el momento que el mundo libremente decidió olvidarse del dominio de sí mismo y realizar los actos sexuales intencionalmente infecundos, en el momento que los actos conyugales dejaron de ser honestos y se tradujeron a infidelidades, pornografía y prostitución, ese día se comenzó a desordenar la humanidad. De haber sido cerebrocéntricos* pasamos a ser genitocéntricos*, hicimos a un lado a nuestra voluntad.

Delegamos nuestra responsabilidad a la píldora anticonceptiva, al condón, al aborto, nos hicimos a un lado y olvidamos que todo empieza en la cama, cuando la mujer es compañera, amada y respetada, y no un objeto de placer sexual. Desconocimos el aprecio a la maternidad, el valor de la familia, la educación en el amor y lo sustituimos con sexo desordenado,  sin amor, utilitarista. Hicimos a la mujer un instrumento de goce y la engañamos con una lucha por su “libertad” cuando en realidad a quien se liberó fue al hombre.

En la cama está el problema cuando rechazamos la Verdad de co-crear a otro ser humano y por el contrario verlo como algo de “qué cuidarse”. Tanto que las imposiciones de los gobiernos se imputan sobre lo más íntimo de la persona; su fertilidad, la intimidad conyugal. Todo ese abandono que inicia en la cama nos ha llevado a una sociedad sumida en desesperación, ansiedad, soledad y muerte.

“Lo malo de mostrar a la mujer desnuda es que se enseña demasiado poco de quien es ella” (Karol Wojtywa) eso es lo malo porque el ser humano es tan misterioso que se manifiesta a través de su cuerpo, reflejando su espiritualidad, se hace visible. Al profanarlo y banalizarlo como un objeto, transgredimos esa realidad, reducimos al cuerpo humano a algo meramente biológico y arruinamos su diseño original.

En el abrazo esponsal está la respuesta a la recuperación del orden mundial, en la unión y trascendencia entre un hombre y una mujer que se vuelven una sola carne. En la autodonación, en la afirmación de que el otro es un sujeto y no un objeto, en el respeto al cuerpo como alguien y no algo.

“Lo que pasa en la cama se refleja en la sociedad”, así como vivimos en la intimidad trataremos a la sociedad, porque cuando no somos capaces de entregarnos, de ser fieles, de ser totales y de estar abiertos a la vida sin reservas, autodeterminados, es cuando hacemos a un lado el bien común, la vivencia y la transmisión de los valores humanos y por ende, se nos escapa la felicidad; buena, bella y verdadera.

*Citas de Juan Pablo II explicadas por Gabriela Oria de Quinzaños, a quien agradezco por enseñarnos una pequeña parte de lo que la Teología del Cuerpo es.

Cuando hablar de abstinencia y fidelidad son un «tabú»

20130528-111150.jpgSí, en efecto, hablar de los temas de abstinencia sexual y fidelidad conyugal son considerados como un “tabú” hoy en día. Para muchos es blanco de burlas y para otros muchos, por temor a no ser criticados, prefieren callar cómoda o cobardemente.

El hecho es que, por ejemplo, en Uganda se recomendaron estas dos medidas a toda la población y bajaron drásticamente los índices de enfermedades venéreas y el SIDA. ¿Por qué? Porque se deduce lógicamente que, con la promiscuidad sexual, las personas se ponen en peligro de adquirir todos estos padecimientos.

Para los católicos, este mes de Mayo está dedicado a la Santísima Virgen María. Ella fue concebida sin pecado original (Inmaculada Concepción) y no tuvo falta alguna a lo largo de toda su vida. Al contrario, fue creciendo en virtudes y luchando por adquirir más santidad hasta que el Señor se la quiso llevar en Cuerpo y Alma al Cielo.

Tradicionalmente la Iglesia recomienda acudir a su poderosa intercesión para luchar en las tentaciones contra la Santa Pureza. Los novios deben de poner todos los medios por llegar castos (limpios de cuerpo y alma) al matrimonio y, hasta ese entonces, tener las relaciones conyugales para fundar una familia. Por su parte, los casados deben de cuidar todas las medidas de prudencia para vivir cada día más enamorados de sus respectivas esposas y ser muy fieles a su compromiso matrimonial.

Y es que entre los solteros y casados que viven bien la Pureza y controlan adecuadamente sus impulsos naturales, se encuentran las personas más maduras y centradas. Lo contrario sucede con los que llevan una vida sexualmente desordenada que con frecuencia caen en “sexoadicciones”, y requieren de la ayuda de un psiquiatra para salir de su codependencia.

¿Qué decirles a los que han ofendido gravemente a Dios en esta materia? Que nunca es tarde para rectificar. Que acudiendo al Sacramento de la Reconciliación (la Confesión) pueden ser absueltos de sus pecados y recomenzar, viviendo una vida limpia de acuerdo al querer de Dios. ¡Así que mucho ánimo!

¿Y qué decir de los que guardan el celibato apostólico o la virginidad? Es decir, fieles laicos, religiosos, sacerdotes que habitualmente han tenido durante su adolescencia novias o novios, pero que un día se encontraron con el Amor de Dios, con mayúscula, se sintieron cautivados y se entregaron completamente al servicio del Señor.

Me viene a la memoria la Escuela de los Hermanos Lasallistas (Cd. Obregón, Sonora) donde estudié mis estudios hasta el último semestre de la Preparatoria. Todos mis compañeros sabíamos perfectamente que ellos estaban cien por ciento consagrados a Dios. Y nos daban un testimonio maravilloso con su alegría, entusiasmo y buen humor.

Me resulta imborrable el recuerdo de un Hermano, de origen cubano, que en cuanto escuchaba música tropical –como llevaba el ritmo en la sangre y había sido muy “fiestero” en su adolescencia- comenzaba a bailar, sonriendo, poniendo ambiente y aplaudiendo. Naturalmente, todos los de la Prepa formábamos un círculo alrededor de él, llevando también el ritmo con las palmas, y nos invitaba a que también bailáramos.

-No faltaba el compañero, quien en plan “latoso” le preguntaba a este Hermano cubano que si porqué estaba tan alegre, si no tenía novia ni esposa. Y, sin dudarlo, le respondía: -¡Porque estoy enamorado de Dios y eso es mucho más grande y hermoso!

Lo digo deliberadamente, ahora que se ataca tanto a los sacerdotes, religiosos y monjas, que por un puñado de enfermos mentales que han cometido aberraciones, se ha pretendido juzgar de un modo injusto y nada objetivo a los millones de personas que a lo largo de XXI siglos del cristianismo han vivido su celibato o su virginidad con una enorme alegría, buen humor, un celo por difundir el mensaje Evangélico y que han dejado una huella impresionante de santidad.

Tengo grabada en mi memoria la alegría chispeante de santos, como: San Juan Bosco, San Josemaría Escrivá de Balaguer, el Beato Juan Pablo II, Santa Teresa de Jesús, la Madre Teresa de Calcuta, San Francisco de Asís, el Beato Juan XXIII, San Juan Crisóstomo, la Sierva de Dios, Montserrat Grases, el Venerable Álvaro del Portillo, San Martín de Porres, el Siervo de Dios Mons. Luis María Martínez, reciente santa mexicana, la Madre Lupita, el “Papa de la sonrisa”, Juan Pablo I, que supongo que se habrá iniciado ya su proceso de beatificación porque era un gran santo y tantísimos otros…

Y si observamos con detenimiento el momento en que Jesucristo resucitó, una de las primeras frases que pronuncia a las santas mujeres y luego a sus Apóstoles es: “¡Alégrense porque he resucitado y se han cumplido las Escrituras!”. Si en su paso por la tierra, hubiera tenido un rostro adusto, poco amigable y cordial, los niños no se le hubieran acercado a saludarlo. Pienso que él mismo los llamaría, con una cariñosa y franca sonrisa, y luego los abrazaría, les daría su bendición y jugaría con ellos, llevados y animados por sus madres.

De igual forma, las niñas de las apariciones de Fátima (Portugal), Lucia, Francisco, Jacinta, y al igual que Bernardette, aquella pastorcita a la que se le apareció la Santísima Virgen María en Lourdes (Francia) comentan que no ha habido artista que plasme el semblante sereno, bondadoso y tan alegre de nuestra Madre del Cielo.

En efecto, quien vive unido a Dios y a su Madre, la Virgen María, y cumple fielmente los Mandamientos del Señor, particularmente en los relativos a la Santa Pureza viviendo, según su vocación, el celibato, la virginidad, la abstinencia sexual y la fidelidad conyugal, experimenta una alegría y una paz que este mundo es incapaz de dar.

Un negocio redondo

Siempre se ha dicho que el sexo es un muy buen negocio. Mas ¿cuáles serían las ganancias involucradas? Intentando reconstruir esta cadena lucrativa, se puede hacer el siguiente cuadro:

Lo primero es la educación sexual, la cual depende obviamente, de la concepción de hombre que se tenga. Así, en no pocos casos, es el punto de inicio de una vida sexualmente muy activa, y en el fondo, de los clientes de este notable negocio. Seguramente esto explica en parte la notable manía de muchos por convertir a nuestros niños y jóvenes en asiduos consumidores de sexo, lo que tendrá efecto para el resto de sus vidas (y por cierto, también para las de otros). En sí, esto no debe generar muchas ganancias, pero en el fondo, se trata de una inversión para el futuro.

Luego está toda la industria pornográfica cuyo modus operandi y efectos son de sobra conocidos.

A lo anterior se añade la industria anticonceptiva, sea por vías mecánicas o químicas (muchas de las cuales son también abortivas). De esta manera, mientras antes se inicie la vida sexual, mejor, pues la demanda por esta necesidad comenzará más temprano.

Posteriormente vienen las enfermedades de transmisión sexual, que permiten generar un cúmulo de fármacos necesarios para combatirlas. A este respecto, conviene recordar que mientras hoy la mayoría de enfermedades contagiosas retroceden, las de transmisión sexual se expanden casi sin control.

Avanzando en la lógica de este negocio, el aborto se presenta como una ‘solución final’ ante esta concepción lúdica de la sexualidad, puesto que aunque casi no se reconozca, los anticonceptivos fallan. Así, ante la promesa de no tener las molestias de un ‘hijo no deseado’, el aborto acaba transformándose en una vía más de control de la natalidad. Aquí también se dividen las aguas entre aborto quirúrgico y –cada vez más– el aborto químico, sea a través de sustancias que pueden ser también anticonceptivas (como la píldora del día después) u otras meramente abortivas (como la RU486), sin perjuicio de otros productos que se han ido sumando a este genocidio silencioso.

Por supuesto, también hay que contar las intervenciones quirúrgicas para lograr la esterilidad, aunque se trata de un camino en parte opuesto a los anteriores, al hacerlos innecesarios.

Luego tenemos los desechos orgánicos de los abortos quirúrgicos (y de las fecundaciones in vitro), y no es infrecuente escuchar noticias acerca de su utilización para la elaboración de cosméticos, otros utensilios similares y quién sabe qué más, pues resulta indudable que esta práctica no se publicita.

Si a todo esto se añaden los sex-shops, la prostitución, la trata de blancas, los ‘paraísos sexuales’, y quién sabe qué más, se ve que se trata de un negocio redondo.

La gran pregunta, no obstante, es si este es un buen negocio para el bienestar global de cualquier sociedad.

*Max Silva Abbott

Doctor en Derecho

Profesor de Filosofía del Derecho

Universidad San Sebastián

1 2 3 5