Corrompiendo menores

Escandaloso (polémico es poco) es el ya famoso libro “100 preguntas sobre sexualidad adolescente”, elaborado bajo los auspicios de la Municipalidad de Santiago. Se advierte al lector que se dirán algunas cosas fuertes en esta columna, así que puede no seguir leyendo.

Hay que decirlo muy claro: con el pretexto de “informar” sobre diversas dudas acerca de la sexualidad, en el fondo este “manual” pretende corromper a los menores que tengan la desgracia de toparse con él. Y digo corromper, porque el texto adscribe claramente a la ideología de género, que concibe la sexualidad como algo completamente plástico y subjetivo, donde todo vale. Por tanto, lejos de contestar inquietudes (de manera bastante incompleta y unilateral, dicho sea de paso, al dejar fuera, entre otras cosas, la afectividad y el amor), el libro está incitando a probarlo todo, colocando posibilidades insospechadas ante jóvenes en plena formación de su personalidad. Obviamente estas posibilidades hoy son asequibles vía internet, pero aquí claramente se está facilitando enormemente el camino.
Además, trata a los adolescentes casi como si fueran animales, que no pueden controlarse y que son pura pulsión sexual. Y como todo vale, cualquier cosa que la imaginación conciba es “enseñada” por este libro, siendo el parámetro rector (y mil perdones por lo que voy a decir) cualquier parte del cuerpo que pueda ser objeto de penetración. Todo vale, todo está al mismo nivel, la cosa es “pasarlo bien”. Desde esta perspectiva (y otra vez pido perdón), hay que dar gracias por tener los oídos pequeños, pues en caso contrario, seguramente se hablaría de las bondades del “sexo auditivo”. Por iguales motivos, tal vez lo único que le faltó fue un capítulo dedicado a la zoofilia.

Además, se supone que para el actual gobierno son malos o nocivos (¿realmente lo son?) el embarazo adolescente, las enfermedades de transmisión sexual, el aborto y los variados delitos de connotación sexual; y con un poco de buena voluntad, también las separaciones de las parejas (no hablemos de divorcios, pues es pedir demasiado para esta visión) y la delicada situación en que quedan los hijos.

Ahora bien, a la luz del librito en comento: ¿contribuye el mismo a evitar o al menos a disminuir estos y otros problemas de nuestras actuales sociedades? Claramente no, pues al incitar tan precozmente a probar todo tipo de experiencias sexuales, por simple lógica, todos estos problemas aumentarán.

Sin embargo, al menos el libro tiene una virtud: mostrar muy claramente las intenciones de sus promotores y su verdadera concepción del hombre y la sociedad. Es, pues, momento de despertar.

Max Silva Abbott
Doctor en Derecho
Profesor de Filosofía del Derecho
Universidad San Sebastián

La Ciudad de México se vestirá de Familia con marcha multitudinaria.

Este sábado 24 de septiembre de 2016, la #CDMX será testigo de la mayor manifestación ciudadana en forma pacífica y respetuosa, que se haya visto en la historia de la capital del país bajo lemas de “Defendemos la Familia” y “Con mis hijos no te metas”; la cita es a las 12:00 horas en el Auditorio Nacional, de donde marcharan rumbo al Monumento del Ángel de la Independencia. Se espera la llegada de miles de ciudadanos de varios estados del país para unirse a esta multitudinaria Marcha Nacional por la Familia, el Matrimonio y los Niños.

Tenemos como antecedente inmediato dos semanas atrás, las Marchas por la Familia en las principales ciudades del país, y que de acuerdo a las cifras oficiales dadas por el Frente Nacional por la Familia, en 122 ciudades tuvieron en total una asistencia histórica de 1,140,580 personas, conformados por familias enteras, niños, jóvenes, ancianos, como una forma de hacer ver a las autoridades de este país encabezadas por el presidente Peña Nieto, la inconformidad generalizada principalmente por parte de los padres de familia, ante la amenaza de imposición de leyes y contenidos educativos nocivos que atentan contra la inocencia de los niños, el bienestar de la familia, y por consiguiente de la misma sociedad.

Las Marchas por la Familia han servido para activar canales de comunicación y debates que antes no se veían, buscando se reconozca el derechos de los padres de familia a educar a sus hijos de acuerdo a sus valores y convicciones; lo cual consolidaría un verdadero Estado de derecho y de libertad de expresión, así como un mayor bienestar de la sociedad.

Como eco de las marchas en el interior de la república mexicana se han dado diversas críticas y ataques por parte del Lobby LGBT y simpatizantes de sus ideologías hacia el Frente Nacional por la Familia y participantes, diciéndose discriminados e insistiendo en reclamar falsos derechos.

También se han suscitado varios debates televisivos donde ha participado Mario Romo como representante del Frente Nacional por la Familia, y en donde representantes del Lobby LGBT han arremetido (a falta de argumentos sólidos) con una serie de acusaciones y señalamientos que rayan en la falta de respeto tanto a la Familia, el sentido común, y los valores que han siempre caracterizado al pueblo mexicano. Mientras tanto Mario Romo y otros representantes del Frente Nacional por la Familia han presentado cifras, estudios, y argumentos contundentes para defender el Matrimonio natural hombre-mujer como cimiento de la familia, que es la célula básica de la sociedad, y estamos hablando de una sociedad sana, que es lo que se busca preservar.

Se ha hecho énfasis en que el matrimonio natural es el único que da vida, ya que una unión hombre-hombre, o mujer-mujer no pueden generar vida, se ha visto que después de imponer por ley el “matrimonio” igualitario, enseguida se busca legalizar e instaurar como “derecho” la adopción de niños por parejas del mismo sexo, acerca de lo cual se debe destacar que no existe el “Derecho a adoptar” ni por homosexuales ni por heterosexuales, sino más bien que el derecho es del niño a ser adoptado, y darle lo que perdió: es decir un papá y una mamá.

También se debe hacer saber que existen estudios serios donde se ha demostrado que existe un menor bienestar y rendimiento académico en niños que viven bajo la tutela de parejas del mismo sexo, como por ejemplo el estudio presentado por Fernando Pliego Carrasco publicado en la UNAM en el año 2012, donde se muestra que en las parejas del mismo sexo hombre-hombre con hijos, estos tienen un índice de deserción escolar de 3.7%, el más alto de toda la población que se estudió, según el INEGI en 2010.
Y el segundo lugar con mayor deserción escolar es en familias donde las parejas son de mujer y mujer con un 2.9%.

Por otro lado, y para tener un criterio más claro de la importancia del objetivo de las Marchas por la Familia es oportuno dejar en claro algunas cuestiones más: Según la academia de Real de la Lengua Española, si buscamos en su diccionario la palabra Matrimonio nos dice que es la unión de un hombre y una mujer, etc. y su raíz etimológica vemos que viene de matris-monio que significa protección-de la madre, y se crea con el objetivo de proteger a la madre para que esta pueda criar hijos con una buena formación, con valores, con virtudes y bienestar, así que de entrada el nombre Matrimonio no aplica por ejemplo para uniones de dos hombres. Un hombre jamás podrá desempeñar el papel de una madre, si acaso usurparlo, ya que la mujer en su naturaleza posee características únicas.

Otro dato importante es que El Tribunal de Estrasburgo -el tribunal de derechos humanos más importante del mundo- que agrupa a 47 países del Consejo de Europa, y que por medio de sus 47 magistrados en forma unánime el 9 de junio de 2016 ha dictado una sentencia dada por el pleno dejando en claro tres puntos esenciales: a)No existe el derecho al “matrimonio” homosexual, b) El matrimonio solamente se puede entender como la unión entre un hombre y una mujer, y c)El Estado no comete ningún delito de discriminación al negarle a parejas del mismo sexo, el matrimonio.

Por todo lo anterior explicado vemos que es totalmente legitima esta lucha ciudadana por defender la Familia y la inocencia de los niños, a los cuales se les pretende ideologizar desde las aulas de clases en las escuelas en el estilo de vida homosexual bajo la falsa bandera de la no discriminación y la impartición de educación sexual.

Con las Marchas por la Familia y los Niños en el interior del país quedó en claro que México está despertando, al igual que otras naciones que se han visto atacadas por esta agenda mundial ideológica, que busca echar por tierra la estructura básica de toda sociedad estable, como es la familia; por eso vemos “despertar” ciudades Europeas como Berlín manifestándose en las calles contra el aborto, la eutanasia y demás males; o el caso de Eslovenia que recientemente dice NO al “matrimonio” homosexual en un referéndum, convirtiéndose en el primer país de Europa en echar atrás una ley de este tipo.

Así que el momento es ahora, y si no lo haces tú, nadie más lo hará; por eso este sábado 24 de septiembre asiste a la Marcha Nacional por la Familia y los Niños en la #CDMX en forma pacífica y respetuosa, tal como siempre ha caracterizado a las familias de bien de esta gran nación mexicana. Participa en Familia y juntos ¡Hagamos historia!

Algunas aclaraciones sobre las Marchas por la Familia

Desafortunadamente se ha desatado un verdadero linchamiento mediático contra quienes participaron en las marchas de provincia promoviendo a la familia, etiquetándolas de «marchas anti-gay» o «marchas homofóbicas» y se han generado numerosas polémicas en las redes sociales. Sin duda, que toda esta algarabía que algunos han levantado, tiene la finalidad de amedrentar a los ciudadanos capitalinos con la intención maliciosa de que asista el menor número de personas a la marcha del próximo sábado 24 de septiembre.

A continuación presento algunos “datos duros” sobre estas multitudinarias marchas: en total asistieron más de 1,200,00 personas de 127 ciudades de los diversos estados. En el caso de Guadalajara, fueron 275,000 personas las que se manifestaron. ¡Fue un verdadero día de fiesta en todo el país a favor de familia! Desfilaron pacíficamente abuelos, papás, tíos, jóvenes, niños. De igual forma, lo hicieron personas de diversas religiones (iglesias cristianas, mormones, católicos), así como personas sin ninguna religión.

El Frente Nacional por la Familia ha aclarado reiteradamente que los homosexuales, en virtud de la inmensa dignidad que tiene toda persona humana, merece respeto y consideración como cualquier otro ciudadano. En ningún momento se ha pensado en que sean marchas «contra los homosexuales» sino que se busca:

1) Dejar en claro que el verdadero y natural matrimonio es la unión de un hombre con una mujer para engendrar hijos y formar una familia;

2) Que la educación de los hijos corresponde prioritariamente a los padres de familia de acuerdo a sus convicciones y valores;

3) Que estas marchas no están “organizadas por la Iglesia católica” sino que se trata de un movimiento ciudadanos a lo largo y ancho de la república mexicana en la que se ha mostrado ampliamente la voluntad de la inmensa mayoría de los ciudadanos;

4) De igual forma, estas marchas no pretenden “crear enfrentamientos contra los homosexuales o algunos otros sectores de la sociedad”. Son manifestaciones civilizadas, pacíficas, constructivas y propositivas, esto es, promover el inmenso valor de la familia, partiendo de la base que cada ciudadano mexicano goza de la mayor libertad para externar sus opiniones sobre los temas de interés familiar, educativo, sobre la formación de sus hijos, acerca de las leyes en las que pueden resultar afectados los valores fundamentales y, en general, las relativas al bienestar de la sociedad.

Finalmente considero que el suceso inédito de que salgan a las calles más de un millón, doscientas mil personas de 127 ciudades de los estados (más los que se manifiesten el próximo sábado 24 de septiembre en el Ángel de la Independencia), podríamos afirmar –sin lugar a dudas- que es un hecho elocuente que habla por sí mismo y, por tanto, esta voluntad ciudadana debe de ser respetada y tomada en cuenta en una república que se supone que es democrática.

«El sexo salvaje y el «género» buscan destruir la familia y crear un nuevo orden mundial»

Entrevista con la tenaz socióloga alemana, escritora y conferencista, Gabriele Kuby: «A través de la revolución sexual global la élite del poder ataca el orden de la creación y, al hacerlo, a la humanidad entera»

La alemana Gabriele Kuby, nacida en Constanza el año 1944, madre de tres hijos, es una socióloga de profesión y autora de ensayos relacionados con la educación y la sexualidad. Su largo compromiso con el movimiento estudiantil alemán surgió el año sesenta y ocho. Luego Gabriele Kuby se convirtió y entró en la Iglesia católica recibiendo el sacramento del bautismo el 12 de enero de 1997, fiesta del Bautismo de Jesús. Su primer libro ( Mein Weg zu Maria – Von der Kraft lebendigen Glaubens , Mi camino hacia María – Por la fuerza de la fe en la vida) fue un best -seller.

Como analista centra su atención en los callejones sin salida visibles en la sociedad moderna, señalando una vía abierta hacia una nueva conciencia de la experiencia cristiana. Su único libro publicado en Italia es La Revolución de Género. Con Relativismo en acción (Cantagalli, 2008) lanzó un grito de alarma a los Estados miembros de la Unión Europea: en todo ámbito de la vida pública debe ser reconocida como fundamento de la familia, la diferencia sexual entre hombre y mujer. Su último libro publicado en Alemania hace un año atrás, “La revolución sexual global”, da el contexto a la entrevista que presentamos. En él la socióloga alemana establece reflexión sobre la destrucción de la libertad en nombre de la libertad.

Iniciando su entrevista con Tempi (Italia) señala: «El 31 de septiembre 2012 tuve el privilegio de entregar personalmente una copia del libro al Papa Benedicto XVI, y para mí fue un gran estímulo oírle decir «Agradecemos a Dios por lo que dice y escribe»».

Sra. Kuby, comencemos con la denuncia de su último libro “La revolución sexual global”: ¿Cuál es la razón que le ha llevado a escribirlo?

Constatar que la liberalización de las normas sexuales es hoy la primera línea de lucha cultural. Yo pertenezco a la generación del ‘68, y participé activamente en aquel movimiento. Pero después de mi conversión cayó la venda de mis ojos. Después del libro publicado el 2006, dedicado a la revolución del «género», continué recogiendo material y en ese momento sentí la necesidad de exponer la evolución de esta ideología, porque todo el mundo está sintiendo los efectos de la inversión de valores, como la destrucción de la familia. Pero son pocos los que están conscientes de que detrás (de la ideología) se esconde una estrategia de la élite del poder, que opera desde las Naciones Unidas, la Unión Europea y las altas finanzas.

Concretamente, ¿cuál es el mensaje que intenta transmitir?

La desregulación de las normas sexuales conduce a la destrucción de la cultura. La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 dice que la familia es el núcleo de la sociedad y que para permitir su existencia, es necesaria una regulación moral. Pero hoy con todas las agresiones que los niños reciben a través de los medios de comunicación, Internet y el tipo de educación sexual obligatoria que se imparte en las escuelas, es difícil que puedan convertirse en adultos maduros, capaces de asumir la responsabilidad de ser madres y padres.

¿Por qué en el subtítulo del libro acentúa la libertad y la destrucción que en nombre de ella se hace?

La exaltación filosófica del individualismo proviene desde la Ilustración y en el siglo XX nos imponen la dictadura de considerar la libertad, o más bien la libertad absoluta, como el valor más importante; sin embargo, en nuestro mundo, que está condicionado por los límites, eso no existe. La desregulación de las normas sexuales se le presenta al ser humano como una parte de esa libertad. ¿Pero qué sucede realmente cuando el impulso sexual está fuera de control?… Que el otro es considerado simplemente como un objeto de la propia gratificación sexual. Los datos señalando que en nuestra sociedad una de cada cuatro niñas y uno de cada diez niños son agredidos sexualmente, muestran lo que ocurre como resultado del hecho de que ya no se enseña el autocontrol. El caos social resultante exige un constante mayor control por parte del Estado… Lo indicó Platón,hace 2.400 años, que esta situación conduce a la tiranía.

¿Por qué en el libro se refiere tanto a la novela de Aldous Huxley publicada el año 1930, Un mundo feliz?

Es fascinante leer hoy esa obra profética, en la que los hombres son productos de laboratorio y formados a través de los medios de comunicación y los psicofármacos para ser felices; donde los niños se entretienen con el sexo a la par de los adultos y donde todo está controlado por «Ford», «nuestro Señor». Originalmente Huxley había pensado que su «fantasía» ocurriría 600 años después, pero ya en 1949 ese futuro se había reducido a un centenar de años. Sin embargo no era aún posible todo lo que está permitido hoy (selección prenatal, maternidad subrogada, la manipulación genética, progenitor 1 y progenitor 2); pero Huxley era muy consciente de que la verdadera revolución ocurre en el corazón y la mente de la persona.

¿Cuáles son en su opinión las razones de la crisis de nuestra civilización?

La diferencia decisiva se produjo con la Revolución Cultural de los setenta. Promovida por estudiantes, hijos de la burguesía, la rebelión se basó en tres impulsos: los jóvenes se sintieron atraídos por las teorías marxistas (a pesar del muro de Berlín y los tanques soviéticos en Praga, en contra de la democracia); en segundo lugar estuvo el feminismo radical, que buscaba liberar a las mujeres de la «esclavitud de la maternidad» (éstas son las palabras utilizadas por Simone de Beauvoir ); el tercer impulso fue el de la «liberación sexual». Las palabras de moda en este sentido fueron: Cuando tu sexualidad sea “liberada”, habrás derrumbado cualquier tipo de condicionamiento moral, entonces se podrá construir una sociedad libre de la opresión. Esa generación, la mía, falló en el intento de involucrar al «proletariado», realizando una verdadera «carrera dentro las instituciones». Tanto es así que lo que antes era un movimiento de oposición, hoy es la política oficial de las grandes organizaciones internacionales, de muchos gobiernos nacionales, no sólo de la izquierda. Y los medios, que marcan pauta, siguen esta «agenda».

En sus conclusiones realiza una referencia interesante al libro del erudito belga Marguerite A. Peeters, La globalización de la revolución cultural occidental…

No sólo interesante, sino fundamental, porque me abrió los ojos. Por mi parte, me he centrado en el núcleo de esa revolución: la desregulación de las normas morales sobre la sexualidad. La revolución sexual global está promovida por las élites en el poder. Ya he mencionado a la ONU y la Unión Europea, pero al hablar de estas hay que referirse también a toda una impenetrable red de otras organizaciones ocultas: las que forman parte de los grupos industriales globalizados, las grandes fundaciones como la Rockefeller y Guggenheim, la gente muy rica como Bill y Melinda Gates, Ted Turner y Warren Buffett, o las organizaciones no gubernamentales de gran tamaño como la Federación Internacional de Planificación de la Familia (Planned Parenthood Federation) y la Unión Internacional de lesbianas y gays (ILGA). Todos estos individuos trabajan en los niveles superiores de la sociedad disponiendo para ello de enormes recursos económicos. Y todos tienen un interés común: reducir el crecimiento de la población en este planeta. El aborto, el control de la natalidad a través de los anticonceptivos, la destrucción de la familia: todo esto sirve para el propósito de crear un nuevo orden mundial.

¿Cuál es entonces el papel de «La perspectiva de género» en este contexto «revolucionario» globalizado?

El concepto de «Género» presupone que cualquier orientación sexual -heterosexual, homosexual, bisexual y transexual- es equivalente y debe ser aceptada por la sociedad. El objetivo es la superación de la «heterosexualidad forzada» y la creación de un hombre nuevo, que se permita la libertad de elegir y disfrutar su identidad sexual, con independencia de su sexo biológico. Cualquier persona que se opone a esto, individuos o estados, se les discrimina rotulándolos como «homofóbico”. Se trata de un ataque mundial contra el orden de la creación y, así, a toda la humanidad. Esto destruye las bases de la familia, entregando al déspota de turno a la persona que ya no es capaz de reconocer si es hombre o mujer.

En su último libro usted ataca fuerte a la pornografía y a quienes la toleran.

Sí, porque la pornografía es una droga y, como tal, es adictiva. Una droga que destruye la capacidad de amar y de asumir la responsabilidad de ser padre y madre. Además constituye un plano inclinado en el que es fácil caer hacia el abismo de la criminalidad sexual… que termina por involucrar también a los niños y a los jóvenes. Al respecto, en Alemania las cifras son alarmantes: el 20 por ciento de los adolescentes entre 12 y 17 años «consumen» a diario pornografía, el 42 por ciento por lo menos una vez a la semana. ¿Qué personas se pueden formar en estas condiciones? Y es difícil entender el por qué la Unión Europea ha demostrado ser tan agresiva contra el tabaquismo, pero no hace nada para evitar el embrutecimiento que causa la pornografía.

En esta situación de «revolución sexual global», ¿cuál es la tarea de los cristianos?

Esto es obviamente un asunto que nos concierne a todos. Nos guste o no, lo primero es poner orden en nuestra propia vida sexual, pues la vocación humana se eleva en el amor verdadero, el amor que da la felicidad. De lo contrario usted ni siquiera podrá encontrar la motivación para hacer frente a una batalla como ésta, que es por la dignidad humana, por la familia, por nuestros hijos, por el futuro.

Fuente: portalluz.org

El Club Bilderberg y el desgobierno mundial

El primer nivel, para los invitados. El segundo, una comisión directiva. El tercero… más allá de Rockefeller y Kissinger no se sabe muy bien quién está.

Hasta hace escasos años, mentar el Club Bilderberg equivalía a sentar plaza de conspiranoico en su más recalcitrante versión. De pronto, ha dejado de ser así. Y Bilderberg ha saltado de los libros de culto y de los círculos de iniciados a los titulares de la prensa generalista. Esta misma semana incluso se ha anunciado de forma pública la presencia de Pedro Sánchez en las reuniones del 2015.

En las últimas semanas, la prensa ha venido publicando artículos e informaciones sobre el club Bilderberg con una naturalidad pasmosa. Se anuncia que ministros, financieros y multimillonarios atraviesan medio mundo para reunirse con los miembros del club. Se habla con naturalidad de él, como si hubiera estado aquí toda la vida, como si hace apenas un escaso lustro mencionar su existencia en un medio público no hubiera levantado murmullos de incredulidad y generado comentarios sarcásticos. ¿A qué se debe este cambio? No falta quien opina que quizá el mejor truco del diablo no sea el de hacernos creer que no existe, sino el de mostrarse a las claras…

Imposible con publicidad

En todo caso, ya no parece ser tan necesario como antes mantener el secretismo en torno al club. En 1991, David Rockefeller, expresó su agradecimiento “al Washington Post, al New York Times, a la revista Time, y a otras grandes publicaciones cuyos directores han acudido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discreción durante casi cuarenta años. Hubiera sido imposible para nosotros haber desarrollado nuestro trabajo si hubiéramos sido objeto de publicidad durante todos estos años”.

Sea como fuere, el club Bilderberg existe ahora que los medios hablan de él y también existía antes de que lo hicieran.

Nace el club

El Bilderberg recibe su denominación del hotel sito en la localidad holandesa de Oosterbeek, en el que se celebró el primer encuentro de los más altos mandatarios mundiales, que tuvo lugar durante los últimos días del mes de mayo de 1954. De anfitrión ofició el príncipe Bernardo de Holanda, a través de quien se convocó a numerosas personalidades interesadas en frenar la expansión del comunismo. De hecho, el propio club proclamó que el objetivo de la reunión era el de “colaborar a una línea política común entre los Estados Unidos y Europa”, así como oponerse al “comunismo y la Unión Soviética”.

Que Bernardo fuese el convocante no es ninguna casualidad. Hombre poliédrico, capaz de suscitar una valoración extremadamente negativa de un Hitler (“es un completo imbécil”) o todo lo contrario en un Churchill (“el príncipe Bernardo es la única persona que se lo pasó bien durante la IIGM”), Bernardo mantenía contacto a los más altos niveles con los norteamericanos, los británicos y los europeos occidentales (como antes los había mantenido con la Alemania del Tercer Reich).

Por las mismas fechas, Bernardo impulsaba decididamente la constitución del Mercado Común que se estaba cociendo, para lo que utilizó los oficios de los poderosos bilderbergers. Estos veían el Mercado Común como algo más que como un espacio económico de libre mercado. “No es completamente desacertado decir que estamos a favor de la creación de un gobierno mundial; una cosa así, sería algo positivo”, reconoció paladinamente uno de los miembros fundadores de Bilderberg. Que Europa ha venido siendo un conejillo de Indias para la construcción del Nuevo Orden Mundial, es cosa cada día más abiertamente admitida. Así, otro distinguido bilderberger, Javier Solana, ha aseverado que “el papel de Europa es fundamental. Europa puede y debe ser, si me permiten la expresión, un laboratorio de lo que pudiera ser un sistema de Gobierno Mundial”.

Para construir creíblemente dicho poder mundial era necesario preservar una apariencia de pluralidad, por lo que se preveía la pertenencia al club tanto de miembros de sectores progresistas como liberales y conservadores, tratando de que no prevaleciesen los unos sobre los otros.

Pero ¿quiénes componen el club Bilderberg?

Un grupo de unos ciento treinta billonarios de los cinco continentes, junto a dirigentes políticos y propietarios de grandes medios de comunicación de todo el planeta, mas las principales monarquías europeas y los grandes financieros, que se reúnen una vez al año en alguna localidad de pequeño o mediano tamaño en un complejo hotelero de lujo que les procure la mayor discreción posible.

Pasando a los nombres y apellidos, entre los dirigentes con más peso se encuentran figuras políticas como Donald Rumsfeld o Henry Kissinger, verdaderos garantes del Nuevo Orden Mundial que defiende Bilderberg. En la actual formulación de sus políticas internacionales tiene especial significación Zbigniew Brzenzinski(admirador de Henry Kissinger y hombre elegido por David Rockefeller para la creación de la Trilateral).

Pero el personaje clave, el verdadero factótum del club es, sin duda,David Rockefeller. Personaje esencial en las finanzas internacionales es -junto con el magnate de la comunicación Ted Turner (CNN), también miembro del club- el principal impulsor de las políticas de control poblacional y de las políticas antinatalistas que prevén la disminución de la población mundial en un 80% para las próximas generaciones. La adopción de estrategias contraceptivas y abortistas, así como la promoción de lo que se ha denominado la “cultura de la muerte” y de las prácticas sociales conducentes a la esterilidad, ha tenido en estos financieros a unos auténticos entusiastas, sin cuyo impulso no es posible entender la sociedad contemporánea.

No es un secreto para nadie que organizaciones ecologistas como WWF –presidida en su día por el príncipe Bernardo- y Greenpeace sirven los fines de Bilderberg, y que los defensores más radicales del cambio climático y el calentamiento global, encuentran sus inspiraciones en círculos muy cercanos a los del club: el ecologismo ideológico justifica la necesidad de controlar el crecimiento humano e incluso de disminuir la población en miles de millones de personas – la humanidad es definida como “una plaga”- con el argumento de que dañan la Tierra (recientemente, China ha esgrimido que su política de aborto obligatorio disminuye la emisión de gases tóxicos a la atmósfera).

Mención particular merece Hillary Clinton, también bilderberger y casada con un notorio miembro de la institución, la mejor embajadora del aborto y del control poblacional en todo el mundo. Las políticas de ayuda al desarrollo promovidas por ella al amparo de la ONU o del gobierno de los Estados Unidos, condicionan dicha ayuda a la adopción de políticas de “Salud Reproductiva” por parte de los estados receptores de las riadas de dólares que se prometen sólo si incluyen el aborto como un derecho en sus legislaciones.

Aunque las recientes palabras de Hillary Clinton –abril de 2015- acerca de la religión han resultado brutalmente imprudentes(“los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales”), los medios bilderberger, cuya estrategia es notablemente más prudente, las han silenciado, restado valor o relegado a un discreto segundo plano. Es, sin embargo, poco probable que dicha imprudencia modifique la decisión del club de situar a la señora Clinton en la presidencia estadounidense en 2016.

Pues, por supuesto, Bilderberg cuenta con muchas de las principales cabeceras de la comunicación internacional. Uno de sus principales propagandistas es el New York Times, y otro la agencia de noticias Reuters, representada habitualmente por Peter Job, su director ejecutivo. Aunque Reuters pasa por ser una agencia informativa general, lo cierto es que una gran parte de su actividad está relacionada con los mercados financieros. Cuando con motivo de la crisis económica mundial tanto en Italia como en Grecia fueron situados hombres de Bilderberg al frente de sus economías, la agencia británica dirigió una verdadera campaña defendiendo la idoneidad de sus nombramientos. No es ningún secreto que Monti es miembro de la Comisión Trilateral, institución que mantiene fuertes vínculos con Bilderberg. Y lo mismo puede decirse de Lukas Papadimos.

En un breve listado, se ha relacionado con Bilderberg a la CBS, The Economist, The Washington Post, US News and World report, y The Observer. También al magnate canadiense Conrad Black, y al norteamericano Rupert Murdoch, a ABC, a la BBC, al Wall Street Journal, al Financial Times, Die Zeit, al London Times y a Le Figaro, entre los más señalados.

La estructura de Bilderberg

En cuanto su estructura, el club se articula en tres niveles: uno primero, constituido por los invitados, que son convocados cada año, y que no tienen más peso que el que los convocantes les quieran dar. Generalmente acuden para rendir cuentas, aunque dicha comparecencia guarde las formas. En segundo lugar, hay una especie de comisión directiva permanente que es la forma en que el club funciona de ordinario, compuesta por 33 miembros. Sobre ellos, el tercer nivel, en el que más allá de Rockfeller y de Kissinger no se sabe muy bien quién está.

Por lo que hace a nuestro país, es asiduo a estos encuentro Juan Luis Cebrián, del grupo PRISA, que sería un personaje de cierta envergadura, el único que pertenecería al segundo nivel; y también hay que reseñar la habitual presencia de la reina Sofía, si bien en los últimos años se ha ausentando en varias ocasiones.

Junto a ellos, muchos políticos que fueron de primera fila comoRuiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, José María Aznar, Manuel Fraga, Pedro Solbes, Rodrigo Rato, Joaquín Almunia, Javier Solana, Jordi Pujol, o Bernardino León, todos ellos hoy en un segundo plano. Entre los activos María Dolores de Cospedal o Soraya Sáenz de Santamaría, que fue objeto de alguna que otra reprimenda por su labor económica y política hace tres años. También ha acudido el popular Luis de Guindos y parece que es asidua Ana Patricia Botín, así como Entrecanales y Juan María Nin

En términos generales, el objetivo es disuadir a la población de la bondad de las medidas políticas que se adoptan en el viejo continente. Medidas que se adoptan sin el acuerdo de los pueblos a los que van a ser aplicadas (y, en ocasiones, incluso sin su conocimiento). El objetivo actual es el TTIP, al respecto del cual tratan de evitar la apertura de debate alguno, caracterizando un tratado de tan gran calado de medida puramente técnica y no político-económica. Los bilderberger confían en que pueda evitarse la entrada de este tema en la arena política.

Su confianza se asienta en buenas razones. Como el propio Solana ha proclamado, no sin asombro ante la docilidad de los ciudadanos europeos: ”…en Europa los países han hecho transferencias de soberanía voluntarias, ¡voluntarias! Nadie los ha forzado, es la primera vez en la historia que se hacen transferencias de soberanía voluntarias. Hasta el nivel de transferir la moneda libremente…”. La construcción del Nuevo Orden Mundial de modo que los pueblos lo acepten en el convencimiento de que se trata de su propia decisión. Eso, exactamente eso, es Bilderberg.

Por: Fernando Paz

Fuente: gaceta.es

¿Que es la ideología de género?

La llamada IDEOLOGÍA DE GÉNERO, conocida también como FEMINISMO DE GENERO, que es algo más que el conocido y antiguo fenómeno del Feminismo ya clásico, que se inició en el siglo XIX, reivindicando la mujer, justamente, sus derechos para votar en las elecciones, sus derechos para trabajar en condiciones similares a las de los hombres, a cobrar en justicia lo mismo que ellos, en acceder a cargos públicos, en tener la misma capacidad de obrar jurídicamente que ellos, sin necesidad de la antigua “autorización marital” para las casadas, con mayoría de edad a la misma que la de los hombres, etc. etc.

La “Ideología de género” (IG) va mucho más allá de esas justas reivindicaciones antes citadas. Tratando de superar la ancestral inferioridad de hecho y de derecho en la que las mujeres han vivido en la Historia, y con el deseo de igualarse al hombre, llegan a conclusiones y planteamientos verdaderamente absurdos y antinaturales, al menos para la mayoría de las personas que nos consideramos “biempensantes”.

Últimamente han adquirido mucho incremento debido a la influencia de “lobbies”, de grupos de presión política y económica, a lo noticiable que alimenta los medios de comunicación, al deseo de captación de votos por parte de partidos políticos, al necio temor de que le tachen a uno de carca, de facha, de enemigo del progreso, etc.

“¿Quo vadis, izquierda?”, El análisis de los pilares de la izquierda: el grito de la Revolución Francesa de 1789, ¡Igualdad, Libertad, Fraternidad!; el de la Internacional Socialista: “¡Proletarios de todo el mundo, uníos!”, unido al mandato de Carlos Marx de nacionalización de los medios de producción y de la Banca.

La izquierda, ante los fracasos de esas revoluciones en la Historia, “renuncia a esos posicionamientos y busca nuevos campos en que desarrollarse y distanciarse de lo que ella llama La Derecha: el ecologismo, el feminismo, la homosexualidad, el aborto, la eutanasia, con revoluciones que sustituyan a las de toda su vida: la lucha de clases y del proletariado contra sus explotadores”, pretendiendo atraerse a la gente con poca formación verdadera, a los intelectuales llamados “progres”, y a toda esa clase de juventud (que antes se llamaba “descarriada”) que vive en el barro del sexo libre e indiscriminado, de la droga, del vicio… y de cuyas noticias viven en buena parte los medios de comunicación social. Esas bases en que se apoya ahora la izquierda están insertas en lo que se llama Ideología de Género (IG).

El libro “La IG o el género como herramienta de poder” del escritor argentino JORGE SCALA, autor del libro, ha explicado este tema que cada día está más implantado en la política, pero que casi nadie sabe qué es. Dijo que hay un gran desconocimiento sobre esta ideología que es más dañina, dijo, que la Nazi o el Marxismo, porque destruye la parte nuclear de la persona, su antropología sexual. Los nazis mataron –decía- 50 millones de personas; el marxismo, 100 millones y la IG causa más de 40 millones de abortos, CADA AÑO. Para que el hombre y la mujer sean idénticos, solo hay un escollo que salvar: el embarazo. Si el aborto es libre, la mujer podrá decidir en cada caso si desea ser idéntica al hombre.

La IG es una implantación mundial, una planificación política que, principalmente desde la ONU, se extiende como sistema de poder global, como una mancha de aceite, (de mal aceite…) No se sabe bien quien la creó o la impulsó, pero sí que es una forma de pensamiento que se mueve en esferas intelectuales, al principio sin ninguna ambición política o social, pero desde la ONU como plataforma, y por impulso de lobbies interesados: farmacéuticos, médicos, LGTB, etc. se usa como medio de presión y de poder económico y político, moviendo cifras millonarias.

España es un tubo de ensayo muy propicio para esta IG, debido a su actual gobierno, a su posición geográfica como punto de entrada en Europa, y su influenza en América latina. Para ello se usan tres herramientas fundamentales: 1º. La educación, adoctrinando la mentalidad infantil por medio de la asignatura de Educación para la ciudadanía, por ejemplo. 2º. La difusión o propaganda a través de los medios de comunicación social. 3º. El poder legislativo para implantar sus tesis a través de leyes cuyo incumplimiento conlleva el castigo, la amenaza o el desprecio. De todo ello veremos pruebas al final de esta charla.

Los padres de familia deben estar muy atentos a la implantación de esta IG en las escuelas públicas y privadas, defenderse en las asociaciones escolares, sin miedo ni vergüenza ni complejos. Se trata de la formación de sus hijos, de su futuro. Recordemos el artículo de la Constitución española que dice que el gobierno garantiza que los hijos sean educados según los valores morales que defienden sus padres, artículo que está siendo violado constantemente en España.

Dice el autor citado que la IG es un monumento de la estupidez humana, engendrado por filósofos de 3ª división, cuyas tonterías las detectan las personas más sencillas y con sentido común no contaminado. Pero con ayuda del relativismo moral y el fenómeno de la globalización, se está metiendo en las mentes humanas “con el calzador del diablo”, y las llamadas “izquierdas” están aceptándola y extendiendo sin darse cuenta de que suponen una dominación capitalista de grandes empresas que se están forrando.

Recientemente, del 9 al 11 de febrero pasado, ha habido un Congreso Internacional sobre la IG, en la universidad de Navarra tratando de estos temas. También hubo unas conferencias a cargo de Monseñor Tony Anatrella, psicoanalista y especialista en psiquiatría social, Consultor del Consejo Pontificio para la Familia, entre otros cargos, que habló a los obispos africanos, reunidos en Accra (Ghana) el pasado año. Pero antes hemos de ver qué pretende la IG.

La IG es una superación desorbitada del movimiento feminista radical. Sabido es que el hombre ha aprovechado, desde que existe, su mayor fuerza física para imponerse a la mujer que ha desarrollado otra fuerza interior, una resistencia al dolor, superior a la del hombre. Ello ha traído en la Historia a un puesto de privilegio para el hombre en todos los terrenos y un puesto social secundario para la mujer. En tiempos de Jesucristo, la situación no era diferente a la de miles de siglos anteriores, salvo excepciones, como la de la famosa reina de Saba, o Cleopatra, y algunas heroínas que aparecen en la Biblia.

San Pablo refleja también en alguna de sus cartas esa sujeción de la mujer al marido, aunque predica el amor que debe el marido a su mujer. El mismo, de grandes contactos humanos, cita en sus cartas unos 70 nombres propios entre los cuales hay unos 13 o 14 nombres de mujeres que, así como antes otras que seguían a Jesús, ayudaron en la extensión del cristianismo.(Apia, Estéfana, Febe, Junia, Julia, María, Olimpia, Prisca, Pérsida, Priscila, Trifena, Trifosa). Jesús trata con gran respeto a las mujeres, como sabemos por los evangelios.

Ante esa situación histórica, las mujeres del siglo XIX empezaron su batalla del feminismo justo y necesario. Esta batalla aún sigue hoy día: A primeros de marzo de este año, el Parlamento Europeo estudiará una serie de medidas para, entre otras, dar flexibilidad en los horarios de las empresas a las mujeres con hijos que atender, para equiparar salarios entre mujeres y hombres, lograr que más mujeres accedan a puestos de responsabilidad en las empresas (actualmente sólo un 3% ocupan esos cargos); para ayudar también a la dignidad de la mujer en el mundo árabe, etc. etc. La empresa huye de las mujeres que están en cinta; las mujeres no quieren tener hijos por miedo a perder el trabajo; hay más paro femenino que masculino; es más difícil encontrar empleo a ellas. Todo ello motiva el movimiento justo feminista. Pero este otro movimiento de la IG que analizaremos es una superación exagerada de ese feminismo clásico.

El libro “El problema del género: Feminismo y Subversión de la identidad”, de la escritora feminista radical de USA, Judth Butler, escribió hace ya algunos años un que se convirtió en algo así como libro de texto en diversos programas de estudios femeninos en algunas universidades norteamericanas, en donde la IG viene siendo promovida. En dicho libro dice unas frases que parecen más bien de un cuento de ciencia ficción: “El género es una construcción cultural; no es un resultado causal del sexo, ni tan aparentemente fijo como el sexo…El género viene a ser un artificio libre de ataduras; en consecuencia, las palabras “hombre” y “masculino” podrían significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino; “mujer y femenino”, tanto un cuerpo masculino como uno femenino”.

Como muchos podrían seguir considerando el término “género” como una forma cortés de decir “sexo”, algunos ya hace años que han decidido difundir una nueva expresión: “roles socialmente construidos”. La IV Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer, realizada en septiembre de 1995 en Pekín, fue el escenario elegido por los promotores de las nuevas teorías para su propaganda mundial. Muchos delegados participantes que ignoraban “la nueva perspectiva” sobre el término GENERO, solicitaron una aclaración, así que la directiva de la conferencia de la ONU emitió la siguiente definición: “El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno u otro sexo” (NOTA: la palabra “role” es inglesa y significa el papel que desempeña una persona en la vida, en una obra de teatro, etc.)

Esta definición creó mayor confusión entre los delegados provenientes de países católicos y de la Santa Sede quienes solicitaron una mayor explicación del término, ya que se presentía que podría encubrir una tolerancia hacia orientaciones homosexuales. Pero la exdiputada del Congreso de USA, Bella Abzug reafirmó que “el sentido del término “género” ha evolucionado, diferenciándose de la palabra “sexo”, para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio”.

Quedaba claro, pues, que los partidarios de la nueva perspectiva del género, proponían algo mucho más temerario, como por ejemplo, que “no existe un hombre natural o una mujer natural, que no hay una conducta exclusiva de un solo sexo, ni siquiera en la vida psíquica”. Ante estas afirmaciones, muchos delegados cuestionaron que se incluyera ese término y significado en las conclusiones, a lo cual la citada diputada mantuvo que los intentos de varios Estados Miembros de borrar el término “género” y reemplazarlo por “sexo” era una “tentativa insultante y degradante de revocar los logros de las mujeres, de intimidarlas y de bloquear el progreso futuro”

A continuación se difundieron textos empleados por feministas de USA, usados en colegios y universidades de allí, entre los que se leía, por ejemplo; “Los hombres y las mujeres no sienten atracción por personas del sexo opuesto por naturaleza, sino más bien por un condicionamiento de la sociedad. El deseo sexual se puede dirigir hacia cualquiera. La heterosexualidad es una condición impuesta: se fuerza a las personas a pensar que el mundo está dividido en dos sexos que se atraen entre sí. Existen diversas formas de sexualidad…etc. Cada niño se asigna a una u otra categoría según la forma y tamaño de sus órganos genitales, así convierten a cada uno en lo que la cultura piensa que es: femenino o masculino.”

El feminismo de equidad es sencillamente la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos. Busca el tratamiento justo y equitativo por parte del mercado laboral, por parte de la justicia, de las leyes. Pero el feminismo de GÉNERO es una ideología que pretende abarcarlo todo. Mientras la feminista clásica piensa que se ha adelantado mucho, la feminista de género piensa que ha empeorado; que el sistema patriarcal que rige en el mundo es opresivo para la mujer; esto no es ya cierto en USA donde el 55% de los estudiantes universitarios son chicas, pero hay otros datos en contra, como hemos visto en la situación actual del mercado laboral.

Una de las críticas contra la IG más importantes es la que hace Dale O´Leary, según la cual dicha ideología se basa en una interpretación neo-marxista de la historia. Según Marx toda la historia es una lucha de clases, de oprimido contra opresor, que acabará cuando los oprimidos ganen e impongan la dictadura del pueblo oprimido. El filósofo Engels sentó las bases de esa conexión entre marxismo y feminismo: En su libro “El origen de la familia, la propiedad y el estado”, escrito en 1884, dice: “El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer, unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por otra es la del sexo femenino por el masculino”. Según O´Leary, los marxistas clásicos creían que el sistema de clases desaparecería una vez se eliminara la propiedad privada, se facilitara el divorcio, se forzara la entrada de la mujer en el trabajo, se cuidaran los hijos por el Estado y se eliminara la religión. Sin embargo, para la IG los marxistas fracasaron porque “no atacaron directamente a la familia, que es la verdadera causa de las clases”.

En este sentido, la feminista Shulamith Firestone afirma la necesidad de destruir la diferencia de clases, más aún, la diferencia de sexos, y escribe: “ello requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre su propio cuerpo así como el control de la fertilidad humana, incluyendo las nuevas tecnologías, así como las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños; no simplemente acabar con el privilegio masculino, sino con la distinción misma de sexos; las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente”. De ahí que hay texto que dice: “una estrategia apropiada y viable del derecho al aborto es el informar a la mujer que toda penetración heterosexual es una violación, aunque ella piense lo contrario”

Añade algo más demencial esa señora Firestone: “ya no podemos justificar la continuación de un sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la Naturaleza. Por razón de utilidad, empieza a parecer que debemos deshacernos de la Naturaleza.” “Toda diferencia entre hombre y mujer es una construcción social y tiene que ser cambiada. No existen dos sexos, sino más bien muchas “orientaciones sexuales”.Para conseguir este fin se diseñan 4 áreas de ataque:

1) Reclamar apoyo económico oficial para el cuidado de niños y los derechos reproductivos.

2) Reclamar libertad sexual. Derecho a la preferencia sexual. Derechos homosexuales y lesbianos.

3) El control feminista de producción cultural ideológica. (Influencia en la prensa, TV, radio, revistas. etc.)

4) Juntas de mujeres en los sindicatos que luchen por sus intereses.

La Sra. O´Leary critica la IG y dice que el propósito de la misma no es más bien mejorar la situación de la mujer, sino el separar a la mujer del hombre y destruir la familia a la que consideran estas feministas como una construcción social que mantiene un sistema patriarcal denigrante para la mujer. Para la IG el ser humano nace “sexualmente neutral y luego es socializado en hombre y mujer, lo que afecta negativamente a ésta; hay que depurar la educación a fin de que los niños puedan crecer sin que se les exponga a trabajos “sexo-específicos”. (es decir: muñecas y pistolas, por ejemplo). La IG pretende que no haya diferencias de conducta ni de responsabilidad entre el hombre y la mujer en las relaciones paterno-filiales, en la familia. Afirman que en “sociedades más imaginativas, la reproducción biológica podría asegurarse con otras técnicas” (o sea, diferentes a la anticuada de la relación sexual)

En definitiva: para la IG “acabar con el género es acabar con el patriarcado y las muchas injusticias perpetradas en nombre de la desigualdad entre los géneros”. Para una feminista de género, Susan Moller, un “soñado futuro sin géneros” sería aquel en que no hubiese “roles” masculinos o femeninos, los hombres y las mujeres igualmente responsables en las áreas domésticas; las niñas, orientadas hacia áreas no tradicionales de la mujer, no exponiéndolas a la imagen de la mujer como madre o esposa. El final de la familia biológica, “la vuelta a la sexualidad perversa natural“. (El todo vale) No piensan que los animales no son tan depravados como ellos pretenden ser.

La familia nos da las primeras lecciones de vida natural: padre y madre, con sus características naturales y sus peculiaridades físicas y, por tanto, laborales; es la familia la que primero nos enseña la religión, a ser buenos ciudadanos, a la continencia sexual, etc. Todo ello va en contra de las ideas de la IG. Según ésta, no debería autorizarse a ninguna mujer a quedarse en casa a cuidar de los hijos. No debe tener esta opción –dicen las féminas de género- porque si no, muchas mujeres optarán por quedarse, porque se lo pide el cuerpo, o sea, la naturaleza que ellas tratan de borrar. Este ataque contra la familia contrasta notablemente con la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, promulgada por la ONU en 1948, que en su artículo 16 defiende la familia y el matrimonio, y dice: 1) Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho a casarse y fundar una familia. 2) Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio. 3) La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Sin embargo, en la Conferencia de Pekín se propuso otras cosas por parte de las representantes de la IG las cuales borraron del vocabulario del programa las palabras “esposa”, “marido”, “madre o padre”, en contra, además, de las orientaciones y advertencias del Papa Juan Pablo II.

Para las féminas de género, debe haber una “libre elección en asuntos de reproducción y de estilo de vida”, o sea, libertad de abortar y de relación homosexual. Ese derecho de reproducción incluye el de las lesbianas de concebir por inseminación artificial, acudiendo a un “banco de semen”.

En un impreso que circuló durante la Conferencia de Pekín, la ONG International Gay and Lesbian Human Rights Comission, exigió este derecho en los siguientes términos: “Nosotros, los abajo firmantes, hacemos un llamamiento a los Estados Miembros a reconocer el derecho a determinar la propia identidad sexual, a controlar el propio cuerpo, a escoger cuándo y cómo engendrar y criar hijos, sin distingo de la orientación sexual”. Para la IG existen 5 sexos y, por tanto, no debe hablarse de hombre y mujer simplemente, sino de: 1) mujeres heterosexuales. 2) mujeres homosexuales; 3) hombres heterosexuales. 4) hombres homosexuales y 5) personas bisexuales.

Esta afirmación contrasta con todas las pruebas científicas existentes según las cuales sólo hay dos opciones desde el punto de vista genético: o se es hombre o se es mujer. No hay nada que esté en el medio.

A parte de estas “lindezas”, la IG ataca a la Religión que según las féminas del género, es la causante de la opresión de la mujer, sea la Católica, como la Evangélica y la Ortodoxa, así como a los judíos y a los musulmanes o a quien contradiga a la IG. Por ello las féminas radicales propugnan la idea de un dios que es Sophia, la Sabiduría femenina; o la diosa madre que está en su interior. “Encontré a dios en mí misma y la amé ferozmente; el poder salvador está en mí misma y es fuerte y creativo” dice una fémina.

El feminismo de género es un sistema cerrado, como dice O´Leary, contra el cual no hay forma de argumentar. No puede apelarse a la naturaleza, ni a la razón, la experiencia, o las opiniones y deseos de las mujeres verdaderas, porque dicen que todo eso es “una construcción social falsa”. La IG se ha desarrollado mucho en USA y está llegando a otros países, entre ellos el nuestro, como luego veremos, al amparo de los jóvenes intelectuales que, a falta de otra formación, creen lo más original y raro que se predique. No cuela tanto en mentes menos intelectualizadas, más naturales y sanas…pero desde posiciones políticas de gobiernos interesados, se va introduciendo a golpe de leyes ilícitas.

¿Qué pasa en ESPAÑA? – Aquí, el 51% de las mujeres que tienen trabajo remunerado, no tienen hijos, y la mayoría de ellas aducen como motivo principal la dificultad para compaginar los hijos con el trabajo. El 85 % de las que han tenido un hijo, renuncian a tener otro. A pesar de que un documento del Consejo de Europa reconoce que invertir en la cohesión de la familia es un factor de desarrollo en tiempo de crisis, España está a la cola de ayudas a la familia. BENIGNO BLANCO, presidente del Foro español de la Familia, explicaba hace poco que lo que la humanidad ha visto siempre como un bien: familia unida, hijos, etc., hay quien dice que es malo: es la IG que la ONU adoptó en las cumbres de El Cairo y de Pekín (como ya vimos) y que el gobierno de Zapatero ha adoptado también en varias leyes.

No obstante en España hay también un fuerte movimiento pro-familia y pro-vida, que trata de llevar al convencimiento de la sociedad y de los empresarios que todo lo que sea apoyar la cohesión de la familia es bueno para la sociedad. (NOTA: EL DÍA 26 DE MARZO SE CELEBRARÁ EN MADRID UNA CONCENTRACIÓN DE 48 ASOCIACIONES EN DEFENSA DE LA FAMILIA). En otros países, como Holanda, Francia, Alemania, Suecia o Noruega, el hacer horarios laborales más lógicos y de acuerdo con la vida familiar ha dado buenos resultados y se ha notado en los índices de natalidad. Pero las fuerzas de izquierda españolas reaccionan frente a las medidas de apoyo a la maternidad y las tachan de retrógradas y de visión rancia. Por ejemplo, la Ley de Protección a la Maternidad que ha aprobado la Comunidad Valenciana, ha sido calificada de “doctrinal e ideológica”, y la Asociación de Mujeres Divorciadas aplaudió la eliminación del “cheque- bebé” por ser “natalista e inadecuado”. La izquierda ha votado en contra de todas las iniciativas legislativas del PP para ayudar a las mujeres embarazadas a fin de no abortar.

La lucha por la igualdad entre hombre y mujer que, en términos de justicia es lógica, se ha salido de madre con la IG y sirve para apoyar medidas disparatadas, como estamos viendo. El mismo papa Benedicto XVI ha alertado en el libro “La Luz del mundo” de que “en nombre de la no discriminación, se quiere obligar a la Iglesia a modificar su postura frente a la homosexualidad o a la ordenación de mujeres”. El Reino Unido es el país que más lejos ha llegado a la hora de implantar medidas antidiscriminatorias. La ley de Igualdad aprobada por el gobierno Blair en 2007 tenía buenas medidas en cuestión de salarios, servicios y empleos, pero al incluir la adopción de menores como un “servicio público”, se encontró con el problema de que no se podía oponer una agencia católica a la adopción por una pareja de gays. El resultado fue que 13 agencias católicas tuvieron que cerrar. Un matrimonio británico cristiano ha visto rechazada su solicitud de adopción de un niño por sus ideas contrarias a la homosexualidad. Ahora el pleito está también en si una institución católica, en defensa de su ideario, puede rechazar la solicitud de trabajo de un homosexual.

El proyecto de “Ley integral de Igualdad de Trato y No Discriminación” en España es un intento de legitimar el feminismo radical y la Ideología de Género. Como comentaba el periodista JUAN MANUEL DE PRADA en ABC del 10 de enero pasado: ”Cuando he visto a la señora Leire anunciar esa ley, me he acordado de aquella quintilla del gran poeta Leonardo Castellani. “”¡Igualdad! Oigo gritar al jorobado Fontova. Y me pongo a preguntar: ¿Querrá verse sin joroba o nos querrá jorobar?”. A la vista salta –seguía diciendo De Prada- que mi señora Leire no es corcovada, sino como diría de Dulcinea el buen Sancho Panza, es “moza de chapa, hecha y derecha y de pelo en pecho”, adornada de toda suerte de prendas físicas … hemos de concluir que, en efecto, nos querrá jorobar. Según esa ley, cualquiera que ose pronunciarse contra las ideas demenciales de la IG., será jorobado por dicha ley, y considerado reo de homofobia quien sostenga que el matrimonio es la unión de personas de distinto sexo, y el tribunal policial encargado de vigilar la conducta social y de ejercer acciones contra los réprobos, le impondrá severísimos castigos, salvo que estos acusados prueben su inocencia…O sea, algo así como la famosa “ley de la blasfemia” aplicada en Pakistán. No hay que probar la culpabilidad de uno, sino que éste habrá de probar su inocencia.

La Ideología de Género (la IG) viene marcando la hoja de ruta del gobierno de Zapatero desde que llegó al poder del PSOE, en el año 2.000. Las políticas familiares de las dos últimas legislaturas han sido marcadas por la agenda de la IG, una situación que lleva a las familias españolas a vivir en un estado de alarma permanente: entre otras cosas, la retirada de las ayudas a la familia y la supresión del Libro de Familia, aparte de la famosa Educación para la ciudadanía, la Ley de técnicas de reproducción asistida, la ley del aborto, la ley de 1 de julio de 2005 que modifica el Código Civil imponiendo el matrimonio entre homosexuales; la sustitución de los términos “esposo y esposa” por cónyuge A y B, y los de padre y madre por “progenitor A y B”, la adopción de niños por parejas de gays, el Divorcio Expréss, la ley del aborto, etc. etc.

En el reciente Congreso Internacional sobre la I.G. en Navarra, el magistrado de la Audiencia Nacional don José Luis Requero hizo un repaso de las principales leyes aprobadas en España impregnadas de la IG.:

1.- Ley orgánica 1/2004 contra la violencia de género. Utiliza el término “género” para no usar el de varón contra la hembra, o marido contra la esposa, además de que no contempla casos de violencia contra otros seres inocentes de la familia, niños o ancianos.

2.-Ley 13/2005 del “matrimonio” homosexual y permite la adopción a los homosexuales.

3,-Ley Orgánica 2/2006 de Educación para la ciudadanía, de la que hemos hablado mucho, impregnada de ideología de género y otras “lindezas”.

4.- Ley de Reforma del Registro Civil. Hace posible registrar un cambio de sexo, incluso sin operación quirúrgica alguna, solo por el deseo de cambiar.

5.- Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (o sea, del aborto). Se permite abortar sin alegar motivo porque el aborto, según la IG., es un derecho, un ejercicio de la autonomía de la mujer.

Algunos Estatutos de AUTONOMIAS, han asumido esta ideología en sus artículos.

El proyecto de Ley de Igualdad de trato antes mencionado, será una vuelta de tuerca a esos postulados igualitarios que proclama la IG. Esta ley supone un maltrato a la escuela concertada y a la enseñanza diferenciada por sexos, para oponerse así a los idearios de los colegios que no comulguen con esas ideas, a los que retirarán la subvención. Así, los padres que quieran dar una educación conforme con sus normas morales, en vez de estar protegidos por el Estado, como dice nuestra Constitución, estarán penalizados y tendrán que pagar doblemente la educación de sus hijos: al colegio la enseñanza de sus hijos y por los impuestos, la enseñanza de los demás.

Esta Ley anunciada, crea una especie del “delito de opinión” (algo así como el delito de blasfemia aplicado en Pakistán); elimina la presunción de inocencia (como decía antes) y crea una fiscalía especial que perseguirá esos delitos de opinión. (Algo así como la policía religiosa del imán de Lérida).

En Alemania se han dado 35 casos de padres sancionados por negarse a que sus hijos reciban clases de “formación sexual” al estilo de la IG en sus colegios respectivos.

El arzobispado de Valencia ha preparado un programa de educación en lo afectivo y en lo sexual, de acuerdo con la doctrina católica, que ha sido solicitado por unos doscientos colegios, públicos y privados. Pues bien, el colectivo “Lambda”, de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, ha exigido a la Consejería de Educación de la Generalidad valenciana que no permita ese programa ya que expresa “contenidos discriminatorios” y vulnera derechos de ese colectivo, por considerar que son personas “disfuncionales” que deben vivir en castidad. Para ellos, estas afirmaciones están fuera de la legalidad, tal como reconoce la Ley Orgánica de Educación, uno de cuyos objetivos es el “reconocimiento de la diversidad afectivo-sexual”; también dice que está ese programa en contra de la Ley de Salud sexual y reproductiva y de interrupción del embarazo, antes referida.

Dicen que ese colectivo pondrá en marcha todas las acciones posibles para que ese programa, que dicen “vulnera nuestra igualdad y dignidad”, sea retirado. No podemos permitir que las creencias religiosas personales estén por delante de los derechos fundamentales de respeto y no discriminación y que eso se haga con el visto bueno de la administración valenciana “. Es decir, que niegan el derecho de la Iglesia a enseñar su moral, mientras ellos pueden ampararse en las leyes para enseñar e imponer su inmoralidad.

He mencionado anteriormente que la lucha de la mujer por su dignidad empezó en el siglo XIX, y no ha parado hasta estos momentos, para lo cual han usado métodos muy variados, llegando al extremo de la ideología de género estudiada. Quiero citar tres casos de mujeres cristianas en vías de canonización que en el citado siglo XIX lucharon por esa dignidad con “armas cristianas”: los grandes cambios de ese siglo en Europa son, principalmente, la revolución industrial, el crecimiento de las grandes ciudades, el nacimiento del proletariado, etc.

Una mujer, Bonifacia Rodríguez Castro (será canonizada pronto, nacida en 1837 en el seno de una familia artesana, que comenzó a trabajar a los 15 años y experimentó las duras condiciones de la mujer trabajadora, con un horario agotador y un salario ínfimo, creó su propio taller de cordonería y pasamanería al que acudieron muchas jóvenes a trabajar de forma justa. Fundó luego la Congregación de las Siervas de San José, ayudada por el jesuita P.Butiñá,en 1874. También, Josefa Naval, de Algemesí (1820), hoy Beata, que creó una escuela de bordado, y la también Beata Mª Dolores Rodríguez Sopeña, de Almería, creadora de los Centros Obreros de instrucción. Todas ellas trabajaron por la dignidad del trabajo de la mujer de forma ortodoxa y con arreglo a las ideas de justicia social de nuestra Iglesia que promulgó poco después el Papa León XIII en su famosa encíclica “De Rerum Novarum” el 15 de mayo de 1891.

francisco@micumbre.com

6 citas de Francisco en Amoris Laetitia que denuncian la ideología de género y su presión política.

Fuente: Religionenlibertad

Algunos textos del Papa Francisco en Amoris Laetitia tratan sobre la ideología de género (a la que llama «gender», como se la denomina en Italia), sobre la aceptación del propio cuerpo (frente al uso ideológico de los sentimientos transexuales), sobre la sexualidad despersonalizada, y sobre las legislaciones que deconstruyen jurídicamente la familia. Especifica incluso que los poderes políticos presionan a las iglesias locales para intentar obligarlas a aceptar esta ideología.

Destacamos 6 párrafos que tratan estos temas en la Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia firmada por el Papa Francisco.

1. Número 53: “Avanza en muchos países una deconstrucción jurídica de la familia que tiende a adoptar formas basadas casi exclusivamente en el paradigma de la autonomía de la voluntad”.

2. Número 56: “Otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que «niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer. La identidad humana viene determinada por una opción individualista, que también cambia con el tiempo»”.

“No caigamos en el pecado de pretender sustituir al Creador. Somos criaturas, no somos omnipotentes. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don. Al mismo tiempo, somos llamados a custodiar nuestra humanidad, y eso significa ante todo aceptarla y respetarla como ha sido creada”.

3. Número 153: “No podemos ignorar que muchas veces la sexualidad se despersonaliza y también se llena de patologías, de tal modo que «pasa a ser cada vez más ocasión e instrumento de afirmación del propio yo y de satisfacción egoísta de los propios deseos e instintos»”.

“¿Acaso se pueden ignorar o disimular las constantes formas de dominio, prepotencia, abuso, perversión y violencia sexual, que son producto de una desviación del significado de la sexualidad y que sepultan la dignidad de los demás y el llamado al amor debajo de una oscura búsqueda de sí mismo?”.

4. Número 155: “En la lógica del dominio, el dominador también termina negando su propia dignidad, y en definitiva deja «de identificarse subjetivamente con el propio cuerpo», ya que le quita todo significado”.

5. Número 251: “Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia”.

6. Número 285: “Más allá de las comprensibles dificultades que cada uno pueda vivir, hay que ayudar a aceptar el propio cuerpo tal como ha sido creado, porque «una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación […] También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente. De este modo es posible aceptar gozosamente el don específico del otro o de la otra, obra del Dios creador, y enriquecerse recíprocamente». Sólo perdiéndole el miedo a la diferencia, uno puede terminar de liberarse de la inmanencia del propio ser y del embeleso por sí mismo.La educación sexual debe ayudar a aceptar el propio cuerpo, de manera que la persona no pretenda «cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma»”.

Lo que Francisco decía en Laudato Si´
No es la primera vez que el Papa Francisco aborda estos temas, y ya lo hizo en su encíclica sobre la ecología humana, la Carta Encíclica Laudato Si’. Allí afirmaba:

Número 115: “Si el ser humano no redescubre su verdadero lugar, se entiende mal a sí mismo y termina contradiciendo su propia realidad: «No sólo la tierra ha sido dada por Dios al hombre, el cual debe usarla respetando la intención originaria de que es un bien, según la cual le ha sido dada; incluso el hombre es para sí mismo un don de Dios y, por tanto, debe respetar la estructura natural y moral de la que ha sido dotado»”.

Número 155: “La ecología humana implica también algo muy hondo: la necesaria relación de la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, necesaria para poder crear un ambiente más digno. Decía Benedicto XVI que existe una «ecología del hombre» porque «también el hombre posee una naturaleza que él debe respetar y que no puede manipular a su antojo».

En esta línea, cabe reconocer que nuestro propio cuerpo nos sitúa en una relación directa con el ambiente y con los demás seres vivientes. La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como regalo del Padre y casa común, mientras una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación. Aprender a recibir el propio cuerpo, a cuidarlo y a respetar sus significados, es esencial para una verdadera ecología humana. También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente. De este modo es posible aceptar gozosamente el don específico del otro o de la otra, obra del Dios creador, y enriquecerse recíprocamente. Por lo tanto, no es sana una actitud que pretenda «cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma»”.

El corto Modern Educayshun parecía exagerado… pero se queda corto ante algunas leyes posteriores de ideología gender o de género, como las que han aprobado en la comunidad de Madrid, la catalana y otras autonomías españolas.

El Colegio Americano de Pediatras desacredita la ideología de género: «Hace daño a los niños»

Fuente: Relingionenlibertad

El Colegio de Pediatras de Estados Unidos ha dado a conocer una declaración, firmada por su presidenta y su vicepresidente y por uno de los más eminentes pediatras del país, titulada La ideología de género hace daño a los niños. (Ver abajo el texto completo traducido.) En ella urgen a «educadores y legisladores» a «rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto». «Son los hechos y no la ideología», afirman, «quienes determinan la realidad», esto es, que «la sexualidad es un rasgo biológico objetivo».

La declaración lleva fecha de 21 de marzo, cuatro días después de que la Asamblea de Madrid aprobase la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación, que camina en dirección exactamente opuesta a la que señalan con fundamentos científicos los tres firmantes del documento: la presidenta de la Asociación Americana de Pediatría, Michelle A. Cretella; su vicepresidente y endocrinólogo pediátrico,Quentin Van Meter; y el psiquiatra Paul McHugh, antiguo jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Johns Hopkins, uno de los más prestigiosos centros médicos de Estados Unidos tanto desde el punto de vista clínico como de investigación.

La publicación de esta importante declaración científica de los principales especialistas pediátricos norteamericanos coincide en el tiempo y en los criterios últimos con lasReflexiones pastorales de los obispos de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, y Getafe, Joaquín María López de Andújar y José Rico Pavés, sobre la citada ley madrileña. Se da así una coincidencia de los criterios científicos expuestos por la Asociación Americana de Pediatría con los criterios morales expuestos por los tres prelados. En última instancia, éstos declaraban la ley «injusta» y que «a nadie obliga en conciencia» precisamente por el perjuicio que señalan los científicos. (Fueron acusados de «transfóbicos» e incitadores al odio por el lobby LGTB, creándose en contrapartida un manifiesto de adhesión a los obispos.)

A continuación reproducimos, traducido al español, el texto completo de la declaración de la Asociación Americana de Pediatría sobre la ideología de género. Se trata, advierten, de «una declaración temporal con referencias» y anuncian para este verano una «declaración completa». Incluimos al final la relación completa de las referencias científicas citadas por los autores en respaldo de sus afirmaciones.

La ideología de género hace daño a los niños
El Colegio Americano de Pediatras urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto. Son los hechos, y no la ideología, quienes determinan la realidad.

1. La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario: XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer. La sexualidad humana es binaria por definición, siendo su finalidad obvia la reproducción y crecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí mismo. Los extraordinariamente raros trastornos del desarrollo sexual, entre ellos la feminización testicular [o síndrome de insensibilidad de los andrógenos, n.n.] y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones de la norma sexual binaria, todas ellas médicamente identificables y directamente admitidas como trastornos del diseño humano. Los individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo{1}.

2. Nadie nace con un género. Todos nacemos con un sexo biológico. El género (la conciencia y sentimiento de uno mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un concepto biológico objetivo. Nadie nace con conciencia de sí mismo como hombre o mujer; esta conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede desviarse a consecuencia de las percepciones subjetivas del niño, de sus relaciones y de sus experiencias adversas desde la infancia. Quienes se identifican como «sintiéndose del sexo opuesto» o como «algo intermedio» no con forman un tercer sexo. Siguen siendo hombres biológicos o mujeres biológicas{2},{3},{4}.

3. La creencia de una persona de que él o ella es algo que no es constituye, en el mejor de los casos, un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, no en el cuerpo, y debe ser tratado como tal.

Estos niños padecen disforia de género. La disforia de género, antes denominada trastorno de identidad de género, es un trastorno mental así reconocido en la más reciente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V){5}. Las teorías psicodinámicas y de aprendizaje social sobre la disforia de género o trastorno de identidad de género nunca han sido refutadas{2},{4},{5}.

4. La pubertad no es una enfermedad, y los bloqueadores hormnales pueden ser peligrosos. Reversibles o no, los bloqueadores hormonales inducen un estado de enfermedad -la ausencia de pubertad- e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño que antes era biológicamente sano{6}.

5. Según el DSM-V, hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural{5}.

6. Los niños que utilizan bloqueadores hormonales para reasignación de sexo necesitarán hormonas cruzadas al final de la adolescencia. Las hormonas cruzadas (testosterona y estrógenos) se asocian con riesgos para la salud, entre ellos hipertensión, coágulos de sangre, derrame cerebral y cáncer{7},{8},{9},{10}.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre los países con mayor respaldo LGBT{11}. ¿Qué persona compasiva y razonable condenaría a ese destino a chicos jóvenes sabiendo que tras la pubertad hasta un 88% de las chicas y un 98% de los chicos aceptarán la realidad y alcanzarán un estado de salud física y mental?

8. Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como algo normal a través de la educación pública y de las políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a «clínicas de género» donde les administren fármacos bloqueadores hormonales. Esto, a su vez, virtualmente asegura que ellos «elegirán» recibir hormonas cruzadas cancerígenas o de un modo u otro tóxicas, y probablemente considerarán innecesariamente, cuando sean adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica de sus órganos sanos.

Referencias:
{1} Consortium on the Management of Disorders of Sex Development, Clinical Guidelines for the Management of Disorders of Sex Development in Childhood, Intersex Society of North America, 25-3-2006.

{2} Kenneth J. Zucker y Susan J. Bradley, “Gender Identity and Psychosexual Disorders”, enFocus. The Journal of Lifelong Learning in Psychiatry, vol. III, nº 4, otoño de 2005 (págs. 598-617).

{3} Neil W. Whitehead, “Is Transsexuality biologically determined?”, en Triple Helix, otoño de 2000, págs. 6-8; véase también Neil W. Whitehead, “Twin Studies of Transsexuals” (descubre discordancias).

{4} Sheila Jeffreys, Gender Hurts: A Feminist Analysis of the Politics of Transgenderism, Routledge, Nueva York, 2014, págs.1-35.

{5} American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5ª edición, Arlington (Virginia), American Psychiatric Association, 2013 (págs. 451-459). Véase a partir de la página 455 los índices de persistencia de la disforia de género. [La cita se refiere a la edición norteamericana. Para la edición española, pincha aquí.]

{6} Wylie C. Hembree et al, «Endocrine treatment of transsexual persons: an Endocrine Society clinical practice guideline», en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,2009 (94), 9, págs. 3132-3154.

{7} Michelle Forcier y Johanna Olson-Kennedy, “Overview of the management of gender nonconformity in children and adolescents”, en UpToDate, 4 de noviembre de 2015.

{8} Eva Moore, Amy Wisniewski y Adrian Dobs, “Endocrine treatment of transsexual people: A review of treatment regimens, outcomes, and adverse effects”, en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2003; 88(9), págs. 3467-3473.

{9} FDA (Federal and Drug Administration), comunicación sobre la seguridad de productos de la testosterona.

{10} Organización Mundial de la Salud, clasificación de los estrógenos como cancerígenos.

{11} Cecilia Dhejne et al, “Long-Term Follow-Up of Transsexual Persons Undergoing Sex Reassignment Surgery: Cohort Study in Sweden”, en PLoS ONE, 2011, 6(2). Trabajo del departamento de Neurociencia Clínica, división de Psiquiatría, Instituto Karolinska, Estocolmo.

Ban Ki-moon introduce el aborto y los derechos LGBT en objetivos humanitarios de la ONU

Fuente: C-Fam

By Susan Yoshihara, Ph.D.

El gran plan del secretario de la ONU Ban Ki-moon para hacer frente a la crisis humanitaria mundial y alcanzar los nuevos objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas recientemente aprobados incluye el aborto y los derechos LGBT.

El informe del Secretario General titulado: «Una humanidad: responsabilidad compartida» pide a los gobiernos que incluyan el aborto y los derechos LGBT en sus iniciativas para emprender las metas humanitarias de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, nuevo plan de la ONU de quince años y a gran escala que fue aprobado por la Asamblea General el año pasado.

El documento, que fue publicado la semana pasada como punto de partida para los debates entre los gobiernos durante el Foro Humanitario Mundial de Estambul en mayo, causará consternación entre los estados miembros de la ONU, porque el aborto y los derechos LGBT fueron rechazados expresamente en las intensas negociaciones de los objetivos, que tuvieron lugar el año pasado.

Ban Ki-moon, que actualmente transcurre su último año como Secretario General, abre el informe sin la habitual sumisión a la que están acostumbrados los integrantes de la ONU. En su lugar, señala la importancia personal de su proyecto para centralizar y coordinar las iniciativas humanitarias mundiales.

«Cuando era niño, crecí en la guerra. Tenía seis años cuando fui forzado a huir de mi hogar y de mi pueblo en Corea llevando solo lo que podía caber en mis brazos». Prosigue narrando cómo fue ayudado e inspirado por una «Naciones Unidas joven».

En el informe, junto a respuestas humanitarias sólidamente establecidas, insta a que se dé «prioridad» a «brindar a las mujeres y los adolescentes servicios integrales de salud sexual y reproductiva sin discriminación», frase que el personal de Ban Ki-moon y algunos estados miembros de la ONU interpretan como inclusiva del aborto.

También dice que los países tienen la obligación «básica» de prohibir la discriminación basada en la «identidad sexual», término que jamás fue incluido en resoluciones de la ONU. Sus estados miembros impidieron toda referencia a la orientación sexual y a la identidad de género durante las negociaciones de los objetivos el año pasado y rechazaron el lenguaje que pudiera ser interpretado de modo que incluyera los derechos LGBT.

El Secretario General ha estado al frente de la inclusión del aborto en las iniciativas humanitarias, y ha llegado al extremo de sostener que la provisión de dicha práctica es una obligación conforme al derecho humanitario y las leyes de la guerra. Al hacerlo, amplía el límite de lo que los estados miembros de la ONU consideran aceptable.

La salud reproductiva en los nuevos objetivos de la ONU hace referencia a un acuerdo histórico de las Naciones Unidas de 1994 sobre población y desarrollo que rechazó expresamente cualquier derecho al aborto bajo ninguna circunstancia y solo lo permite en la programación de la ONU donde es legal.

Es más, especialistas jurídicos han rechazado la afirmación de que el aborto es un derecho conforme al derecho humanitario, incluyendo el gobierno de Obama y la Comisión Europea.

El proceso de Estambul puede dar a Ban Ki-moon, que busca establecer su legado, una vía para obtener la aprobación tácita de su abordaje de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en un contexto en el que las naciones que se oponen al aborto y a los derechos LGBT estarán en desventaja.

Mientras que los nuevos objetivos de la ONU fueron negociados minuciosamente por los gobiernos durante tres años, la cumbre humanitaria mundial de mayo fue convocada por Ban Ki-moon y es controlada completamente por su personal, en particular la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, que elaboró el informe, y la Secretaría de la Cumbre Humanitaria Mundial.

No habrá negociaciones previas a la cumbre, ni tampoco un documento final acordado. En cambio, habrá un resumen del presidente y otro informe del Secretario General que serán enviados a la Asamblea General el próximo otoño boreal.

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

Organismo de la ONU incluye a niños de diez años en definición de conducta homosexual

Fuente: C-Fam

By Rebecca Oas, Ph.D

NUEVA YORK, 23 de octubre (C-Fam) El organismo de planificación familiar de la ONU (UNFPA, por sus siglas en inglés) se deslizó más hacia territorio polémico con un nuevo informe sobre VIH e infecciones de transmisión sexual entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (y niños).

El informe del UNFPA sugiere que la promiscuidad y las prácticas sexuales de riesgo son parte dominante de la vivencia homosexual masculina, acusación que el despacho jurídico Southern Poverty Law Center tildaría de «odio» si proviniera de una agrupación cristiana conservadora. Al mismo tiempo, el informe hace caso omiso al hecho de que tener múltiples parejas sexuales, en especial varias parejas simultáneas, aumenta en gran medida el riesgo de infección. El consejo que brinda para modificar la conducta sexual se limita al uso de condones y lubricantes.

El UNFPA comienza con una definición de los HSH como «hombres que tienen sexo con hombres» y que «debe entenderse que incluye a hombres jóvenes, es decir, aquellos que están en el rango etario comprendido entre los 10 y los 24 años». Aunque generalmente se considera que HSH es una conducta más que una identidad, el UNFPA incluye a aquellos «que sienten atracción sexual hacia el mismo sexo».

Esta definición parece crear una «comunidad» basada en un comportamiento o inclinación común, pese al hecho de que algunos hombres que son arrastrados dentro de este grupo pueden no identificarse como pertenecientes a él. En reiteradas ocasiones el UNFPA habla de fortalecer los sistemas «comunitarios» y potenciar a los grupos para promover la aceptación cultural de la conducta homosexual.

El UNFPA escribió el informe en coautoría con varias agrupaciones, entre ellas, la Organización Mundial de la Salud, Usaid y Pepfar (programas estadounidenses de ayuda exterior y para el VIH/Sida). Aunque el informe aparentemente apunta a prevenir la diseminación de enfermedades, en cambio procura convertir conductas de alto riesgo en una «comunidad» que abarca a niños de diez años que son abusados o vendidos por sexo y personas que eligen no obrar conforme a la atracción que sienten.

El UNFPA y sus colaboradores se valen de interpretaciones que defensores de los derechos sexuales hacen de las normas de derechos humanos, citando un programa de desarrollo de la ONU que exige la despenalización de la prostitución y del comportamiento homosexual, y los Principios de Yogyakarta, documento elaborado por agrupaciones no gubernamentales.

El informe nota el «considerable predominio de la violencia íntima de pareja entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres» y admite que «son más propensos al consumo de alcohol y drogas [ilegales] que otros adultos de la población general». Asegura que se drogan y se alcoholizan para «superar inhibiciones sociales y aumentar la confianza en la búsqueda de parejas sexuales», así como para «proporcionar una intensificación psicológica de las experiencias sexuales, [lograr] la capacidad de tener relaciones sexuales por períodos más prolongados y disminuir las inhibiciones sexuales». Las drogas «pueden ayudarles a hacer frente a un diagnóstico de VIH y escapar del temor de rechazo debido a su condición de VIH positivo».

Respecto de las conductas vinculadas con los HSH, el Fondo de Población dice que «se requiere más investigación sobre el uso de enemas y fisting anal, en especial para elaborar directrices». Evita calificarlas de «prácticas culturales dañinas», concepto que a menudo se denuncia en documentos de la ONU.

Gran parte del informe se dedica a la prevención y gestión del VIH mediante fármacos antirretrovirales, la profilaxis pre-exposición (PrEP, por sus siglas en inglés), que son muy costosos, así como la diseminación generalizada de condones y lubricantes.

El UNFPA menciona la terapia de reorientación solo para desestimarla por haber «demostrado someter a los hombres que tienen relaciones con otros hombres a un trauma emocional y psicológico extra».

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

1 2 3