Mi hijo se aburre en casa o quien se aburre soy yo Parte 1 de 4

A menudo me ha tocado escuchar a madres de familia en especial, que inscriben a sus hijos a la escuela, a pesar de que ellas no tengan que trabajar por necesidad, cuando los niños apenas comienzan a caminar. Los meten al kinder porque dicen: “Mi hijo se aburre en la casa conmigo y lo que necesita es convivir con más niños”, hecho que es una falacia, los niños necesitan de su madre para sentirse seguros y lograr la independencia anhelada por los seres humanos.

Requiere de un maternaje constante los primeros 4 años de vida. Es importante que más bien la madre aprenda a divertirse con su hijo.

Dale click al enlace para que escuches la primera parte de este Podcast, te va a gustar.

http://blip.tv/file/get/Alediener-MiHijoSeAburreEnKsaOLaQCAburreSoyYo596.wav

 

Mi hijo se aburre en casa o quien se aburre soy yo Parte 3 de 4

Este programa no pretende ser un regaño ni mucho menos, sino que más bien busca orientar a los padres, sobre todo a las mamás, para que durante las vacaciones o durante los primeros años de vida de sus hijos, los aprovechen al máximo y a la familia en general. A continuación podrán escuchar algunos consejos para considerar y lograr el éxito que todos buscamos y no ansiemos que el colegio reanude sus clases o que los niños crezcan pronto.

Dale click al enlace y escucha la tercera parte.

http://blip.tv/file/get/Alediener-MiHijoSeAburreEnCasaOQuienSeAburreSoyYoParte3De4127.mp3

 

Mi hijo se aburre en casa o quien se aburre soy yo Parte 2 de 4

Primero que nada es lamentable escuchar que las madres que viven en Estados Unidos se sientan prisioneras durante las vacaciones de sus hijos y no sea al revés. Es triste puesto que una mamá lo que debería de buscar es estar lo más posible con sus niños y bueno, los niños lo que más quieren siempre es estar con ellas, sin embargo, en parte entiendo su postura porque por lo general es más difícil que cuenten con la ayuda de alguna niñera, a diferencia de países como el nuestro que contamos con más personas dispuestas (con la necesidad) a trabajar en una casa para ayudar con la limpieza y con los hijos, pero honestamente, este asunto antes de deberse a que no tienen ayuda de alguna empleada doméstica, se debe a que las mamás no tienen imaginación para convivir con sus hijos; LOS NIÑOS SE ABURREN PORQUE LAS MAMÁS SON ABURRIDAS.

Dale click al enlace y escucha la 2a parte del programa.

http://blip.tv/file/get/Alediener-MiHijoSeAburreEnCasaOQuienSeAburreSoyYoParte2De4542.mp3

 

Afianzar lazos emocionales Madre – Padre – Hijo, labor de la doula.

***El boletín que a continuación podrán leer nos comenta la importancia de una Doula o Instructora de parto. Es un tema fascinante, que no mucha gente conoce y que las madres por parir deben de saber para preparar su parto a que sea lo más bonito y placentero posible. Personalmente, tuve una doula con mi primer hija y efectivamente fue la gran diferencia entre el primer y segundo alumbramiento, ya que cuando la instructora estuvo con mi esposo y conmigo estuvimos tranquilos, no se me aplicó anestesia y mi bebé nació sin complicaciones. Estuvimos todos sin estrés, informados y preparados. Sin embargo, con el segundo bebé no pudimos tener una doula y fue un parto más complicado. Puede haber sido coincidencia, pero en realidad lo recomiendo, si tienes la oportunidad de prepararte para tu parto como si fuera un evento académico o profesional, créeme que será la gran diferencia en el alumbramiento de ese ser maravilloso. Nos leemos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante. ***

(Agradezco una vez más el boletín proporcionado por TAD www.1tad.net) ·

Apoya en el proceso de gestación, parto y lactancia. · Colabora a que la vivencia de ser padres, sea plena y reconfortante.

México D.F., Enero, 2011.- Al ser el embarazo y nacimiento acontecimientos de trascendencia tanto para la mujer como para su familia, es necesario contar con total apoyo en dichas etapas de su vida. La ayuda que recibe una mujer embarazada debe ser integral para que viva un proceso de gestación, parto y lactancia lo más pleno y reconfortante posible. Parte de ese apoyo lo puede recibir de la doula, quien colaborará para que la experiencia se viva al máximo.

¿Quién es la doula?

La doula viene del griego y significa “al servicio de la mujer”. Está entrenada profesionalmente para proveer apoyo durante el trabajo de parto. Auxilia a la madre antes, durante y después del nacimiento al brindarle información sobre cuidados durante el embarazo, la lactancia, salud del bebé, alimentación, entre otros. La doula es especialista en el parto y proporciona a la mujer y a su pareja, apoyo físico, emocional e informativo. Ofrece consejos en medidas de alivio y confort como son la respiración, relajación y posiciones cómodas. Sin duda, la doula, el compañero de la mujer, el equipo de salud y la familia hacen la mancuerna perfecta como grupo de apoyo a la madre que está por parir.

Aportaciones

Está comprobado que la relación temprana entre padres e hijos es determinante para el futuro de la familia y fortalece los lazos emocionales. De ahí la importancia de que la pareja reciba apoyo emocional e información sobre medidas de alivio y confort durante el parto, que indudablemente estrecharán tales lazos con mayor profundidad. Según la asociación Doulas of North America (DONA) se han realizado diversas investigaciones en las que se comprueba que la presencia de la doula, en la sala de labor, además de aumentar el apego entre la mamá y el bebé, también disminuye la incidencia de complicaciones.

De igual modo, las mujeres requieren la atención, amor y presencia de su compañero, así como un cuidado individualizado basado en sus necesidades. En este sentido, la doula asiste, por un lado, a las embarazadas en la preparación del parto y, por el otro, al hombre al involucrarlo, haciéndolo reconocer su responsabilidad e incentivándolo para hacer todo lo posible para que su esposa e hijo disfruten de un entorno cálido y seguro en su primer encuentro.

Finalmente, estudios comprueban que la presencia de una doula, reduce: en un 35% el uso de anestesia; en un 71% la conducción con oxitocina; en un 57% la aplicación de fórceps; en un 51% la práctica de cesárea y en un 25% el trabajo de parto.

 

Madres en pie de guerra

“Mami acompáñame”, “Mami tu dile”, “Mamá, ayúdame”, “Ma ¿cómo le hago?” “Mamá me da miedo”, “Mamá, no me dejes solo” – frases, peticiones, menciones, ruegos, dudas, súplicas que cualquier madre ha oído de sus hijos, que cualquier mamá ha respondido, aún sin necesidad de escucharlas, porque una madre lo hace de manera automática, de manera natural, por amor oblativo. Frases que en primera instancia parecieran exclusivas de niños, sin embargo son súplicas de hijos de cualquier edad, expresadas de distintas formas, pero que se hacen siempre para con las madres. Los hijos tenemos una inminente simbiosis con nuestra mamá desde el momento de nuestra fecundación.

Una unión innegable, irrefutable, que solamente la desgracia puede romper. Solamente la voluntad y la inteligencia humanas son las que logran desgarrar ese eslabón maravilloso, simbiótico y empapado de amor. En mis oídos retumban esas voces de súplica de hijos desesperados, con ojos de terror, con sollozos que piden a gritos que su madre los ayude. Voces de Rubíes, de Hugo Albertos, de Fernandos, de Silvias, de tantos conocidos y desconocidos que han implorado, cual si fueran niños, que sus madres no los abandonen, pero que a causa de la tremenda violencia, impunidad, corrupción y demás atrocidades que vive mi país, no han podido acudir a su llamado.

Personas humanas que ontológicamente son esencialmente iguales; plagiarios, victimas, implicados, a fin de cuentas de la misma especie y que olvidan la importancia de la vida. La valoran con cosas materiales, la comparan con dinero, la cuantifican cual prenda adquirible en un mercado. Un fenómeno que a pesar de los años, que a pesar de los avances científicos, tecnológicos y culturales, pareciera ir en retroceso.

El ser humano defiende lo subjetivo y lo objetivo, lo trascendental, ha pasado a ser tela de juicio, ha caído en el plano del relativismo. La vida misma vale según la perspectiva que cada individuo tenga sobre ella. Los acontecimientos lamentables que la sociedad mexicana hemos tenido que presenciar, que vivir y padecer, los casos de secuestros y de asesinatos que a diario vemos en todos los medios, son sucesos tristes, aberrantes, repulsivos que desencajan cualquier rostro, que arrancan lágrimas hasta del más duro de corazón. Pero a parte de ello, ver que dichos hechos no se resuelven y que cuando concluyen, por lo general terminan con desenlaces trágicos, desesperan hasta al más paciente.

La impotencia, es aún más fuerte y se torna en coraje cuando vemos que una madre es quien una vez más responde al grito silencioso y desesperado de su hijo, al saber que nadie lo ayuda, que su vida es arrancada en plenitud a causa de la mezquindad, de la avaricia, de la ira, del resentimiento social, de la frialdad del mundo que lo vio nacer, una vida arrebatada de los brazos de la madre que lo recibió en su seno desde el minuto de su alumbramiento. Isabel Wallace, Marisela Escobedo y más mamás anónimas que claman justicia, puesto que quien supuestamente la tiene que procurar no la brinda. Madres que hasta sus últimas fuerzas quieren que se cumpla la ley. Se desgastan, se acaban emocionalmente, se enfrentan a los verdugos de sus criaturas, se carean con quienes dicen haber quemado, descuartizado a sus hijos, y enteras, fuertes cual robles, aguantan semejantes atrocidades, porque nuestra justicia ¡NO HACE NADA! Porque quienes trabajan para nosotros sólo se enriquecen, se empoderan y se burlan en nuestras caras.

Me llena de rabia ver que madres como éstas tengan que haber padecido las muertes de sus hijos, y más me enfurece ver que ellas tengan que luchar por encontrar sus cuerpos ultrajados, por descubrir a los asesinos, luchar por comprobar que fueron ellos y pelear porque los magistrados inculpen a los evidentemente culpables.

México está en llamas, y se consume minuto a minuto, pero no sólo se están quemando su sistema de justicia y sus instituciones, sino que los valores humanos se esfuman, la integridad y la dignidad humanas se merman velozmente. El valor de la vida ha perdido precisamente su valor. La vida ha dejado de valer y eso es preocupante.

Debo confesar que no pensaba terminar la semana de Navidad escribiendo sobre temas tan tristes y desgarradores, pero mi indignación como madre de familia, como mexicana me obliga a hacerlo. Aprovechando este espacio de expresión, me mueve a gritar con furia lo que siento. No puede ser que haya tantas muertes a diario y tantas madres y padres tengan que luchar por demostrar que sus hijos han sido asesinados y tengan que hacerle de policías para enjuiciar a aquellos que los han privado de vivir, y eso si no los privan a ellos primero.

Mientras quiénes están encargados de la procuración de justicia no hagan su trabajo eficientemente, lamentablemente seguiremos viendo madres en pie de guerra, luchando por sus hijos que claman con desesperación desde el más allá, se esclarezcan sus crímenes y se haga lo posible por reestructurar la paz social.

Con pesar en el corazón, con impotencia y descontento cierro esta semana, siempre esperando leerlos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

¡Feliz Navidad!

 

ORGANIZACIONES CIVILES IMPULSAN MORTALIDAD MATERNA CERO

  • Iniciativa integral en apoyo a la mujer embarazada con el aval de más de 20 instituciones

México, D.F. Noviembre 2010.- En el marco del Día Internacional para la Eliminación de la violencia contra la mujer y con la intención de proteger a la mujer embarazada, organizaciones civiles continúan impulsando la iniciativa Mortalidad Materna Cero, propuesta de la sociedad civil que busca mejorar la salud de toda mujer embarazada, maximizar las posibilidades de su fortalecimiento y disminuir la mortalidad materna en nuestro país.

Más de 20 organizaciones civiles dieron a conocer la propuesta durante la 54ª Sesión de la Comisión de Naciones Unidas sobre el Estatus de la Mujer, que en este 2010 se denominó Beijing +15. Algunas de las instituciones son CEFIM, Asociación Gilberto A.C., Construye, Mujeres Unimoss, Centro de educación perinatal de Irapuato, APABE, Psicoprofiláctico de Chetumal, MIA, Amor seguro, Psicoprofilaxis Center, ANIPP, Mujer nueva, entre otras.

En palabras de Lucía Cervantes, presidenta del Centro de Estudios y Formación Integral para la Mujer (CEFIM), “la maternidad no puede quedar al margen de las políticas públicas en apoyo a la mujer y por ello, se busca que toda mujer embarazada goce de las máximas garantías jurídicas para asegurar tanto su protección como su acceso a las prestaciones y servicios públicos”. Y es que de acuerdo al desarrollo económico y social, se estima que en nuestro país se deberían presentar alrededor de 417 defunciones maternas cada año, como lo establece la meta que se ha planteado para el 2015 como parte de los Objetivos del Milenio.

Sin embargo, en la actualidad fallecen anualmente cerca de 1,100 mujeres en etapa materna lo que provoca una secuela social de 3,000 huérfanos cada año, señala Lucía Cervantes. “Lo más preocupante es que aproximadamente el ochenta por ciento de esas muertes son prevenibles”, enfatizó. Los ejes de acción que contempla Mortalidad Materna Cero son: Toda mujer embarazada debe gozar de las máximas garantías jurídicas para asegurar su protección.

Consideración privilegiada y preferente de la mujer gestante en el acceso a las prestaciones y servicios públicos (servicios sociales, educación, salud). Definición de programas adicionales de protección a mujeres embarazadas en crisis, desamparo o vulnerabilidad. Establecimientos de estrategias transversales que fomenten el fortalecimiento del vínculo padre – madre – hijo. Conformación de un Diagnóstico sobre la mujer embarazada en México.

La finalidad es la de acompañar a la mujer embarazada para fortalecerla por siempre, destaca la especialista, de ahí la importancia de la participación social en el impulso de este tipo de iniciativas.

***Fuente TAD www.1tad.net***

 

1 5 6 7