Optimismo del año nuevo

Todos los años empezamos con mejores expectativas en general con respecto al anterior. Pienso que es en general una condición humana el querer mejores cosas para el futuro y desearlas, sin embargo, debemos ser realistas y buscar objetividad.
El año 2020 fue muy malo y tener una expectativa de rebote y mejora para el 2021 no era cosa difícil, lo que fuera sería mejor a uno de los peores años de la historia reciente. Además, después del encierro, un rebote agresivo era de esperarse.
El 2022 creo que tiene bases para ser un mejor año que los dos anteriores, pero solo eso, mejor y no un año espectacular. Con el realismo y objetividad que un analista y asesor debe tener veo cosas en las que podemos mejorar y otras en las que difícilmente será mejor al 2021.
El crecimiento económico en número o cifra nominal, no será mayor al 5.5% o 5.8%. Pero recordemos que venimos de un -9%. El 2022 debe ser un año que ronde entre el 2% y 3% y que pueda acercarnos al PIB real que teníamos en el 2018.
Será un año complicado porque seguramente los insumos seguirán subiendo de precios y la logística seguirá fallando y cara. La creación de empleo seguirá creciendo estable, pero de manera moderada. La inflación después de un pésimo año, que por cierto este viernes se conocerá la de la segunda quincena de diciembre y por ende la cifra anual, podamos ver una cifra entre 7.4% y 7.8%, este 2022 se podría mejorar sustancialmente, pero se ve difícil regresar a la tasa objetivo de 3% más o menos 1%.
La obtención de recursos y financiamiento se va a endurecer y encarecer. La tasa de referencia aumentará y con ello el costo del crédito. Cuando esto pasa, los bancos y financieras además de incrementar la tasa y sus diferenciales, son más estrictos y selectivos en el análisis crediticio. Los pequeños y medianos empresarios y emprendedores no tienen acceso a financiamiento atractivo.
El tipo de cambio seguramente verá mejores y peores meses, pienso que si no perdemos el grado de inversión el rango será de $20.30 a $21.50. Recordemos que cuando lasa tasas suben en EU el dólar se fortalece y poco se puede hacer localmente para contrarrestar esa fuerza. Este movimiento podría iniciar en mayo y para entonces Banco de México podría ya haber incrementado por lo menos otros 50 puntos base y llegar con la tasa de referencia al 6%.
Los mercados financieros creo que pueden tener un buen año, pero de manera muy selectiva y desde luego menos bueno a los anteriores. Los índices están ya muy adelantados y si podrían subir, pero menos. El valor está en empresas que pueden recuperarse después de años malos y en otras que a pesar de que han subido, lo pueden seguir haciendo soportados por sus ventas y utilidades.
En materia de pandemia, Ómicron está siendo muy contagiosa. Todos tenemos a varios conocidos infectados. Sin embargo, la vacuna y el conocimiento médico nos ponen hoy en una posición mejor a la de hace un año o más. La inmunidad que dan las dosis ha resultado hasta ahora en contagios menos delicados y una menor mortandad. No hay que confiarse, hay que vacunarse.
Hoy las afectaciones de esta cepa son innegables, hay cierres de países, negocios, gente que no acude a sus centros de trabajo y en muchos casos, sin regreso a las escuelas. Todo lo anterior vuelve a impactar la economía. ¡Deseo un gran año a todos y si, pinta complicado, pero mejor!
@juansmusi​​​​​​​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *