Con las Afores no

Si ustedes pudieran revisar el orden del día todos los días, morirían de un susto de las iniciativas que más bien yo llamaría ocurrencias que pasan por nuestro congreso. No darían crédito lo que supuestamente gente letrada y preparada propone. Las más recientes y sonadas ideas de nuestros legisladores son aquellas que proponían el uso de las reservas del Banco de México para otros fines, presupuesto, combatir a la pobreza, etc.

No se vale que un legislador no sepa que las reservas del Banco no son del gobierno, que el Banco es autónomo y que las reservas son para los fines que el Banco y su junta de gobierno estimen pertinentes. También insólito que no supiera que el ejecutivo tampoco tiene injerencia sobre esos recursos.

También muy sonada, una iniciativa para indagar a fondo el nivel de riqueza de los hogares mexicanos, ante la actual situación de inseguridad, también fue motivo de preocupación y escándalo.

Pero más reciente y más preocupante que estén sugiriendo el tocar a las Afores. Esto si rebasa cualquier ocurrencia y acto. Esto sería verdaderamente preocupante. La única referencia cercana que tengo de algún país que lo haya hecho, fue Argentina y vaya desastre que provocaron. Las Afores son administradoras privadas, son empresas que pertenecen a la iniciativa privada y que tienen dueños distintos al gobierno federal.

El sistema se privatizó y puede ser perfectible y puede seguir mejorando, de hecho, la principal mejora debería de venir de descontar más porcentaje del ingreso a dicho fin, pero si están amenazando con tocarlas, nadie querría depositar más. El modelo de las afores ha sido muy exitoso en Chile, país del cual las copiamos. Ellos, han hecho más de 3 reformas para incrementar la participación del ingreso de los trabajadores y eso ha permitido que ellos tengan un retiro mucho más digno en función de su último sueldo.

Estas empresas contratan a personal especializado y de gran experiencia financiera para el manejo de los recursos, en pocas palabras, tu dinero está en manos de gente profesional que busca y toma las mejores decisiones para que tu ahorro para el retiro sea lo más rentable posible. Es gente que invierte a largo plazo y que busca proteger tu patrimonio a través de una sana diversificación. Invierten en deuda, en acciones, en certificados de desarrollo, en pesos, dólares, etc.

Desde el punto de vista del trabajador el mayor problema es que lo que ahí ahorres, no será suficiente para pensionarte de acuerdo a tu último ingreso, pero eso, no es culpa de las afores, eso como comenté es porque aportamos en promedio el 6% del ingreso anual, cuando en otros países supera al 10% y con aportaciones voluntarias supera el 20% como en EEUU.

Pretender tocar el ahorro para el retiro como recientemente lo han sugerido es transgredir una barrera que además de ser violatoria, manda un mensaje de desconfianza que podría y tendría un efecto dominó nocivo. Usar los recursos para los fines que el gobierno determine en vez de ser invertidos en mercados abiertos sienta un precedente negativo.

La señal que esto mandaría es tan mala que habría fuga de capitales, aumento del tipo de cambio, tasas de interés y más pronto de lo que creemos una degradación de la calificación de la deuda soberana que nos podría llevar a perder rápidamente el grado de inversión.

Además de que esos recursos utilizados se convertirían en más deuda para el gobierno federal. ¿Se imaginan que su dinero lo utilizaran para hacer aeropuertos, refinerías y trenes? ¿Qué rendimiento nos ofrecerían o decretarían?

Las afores son perfectibles, pero si el estado interviene y las tocan es una regresión terrible. Son propiedad privada y así se deben quedar. Me atrevo a afirmar, si algún día las tocan, saquen su dinero.


@juansmusi​​​​​​​​ 17 de junio de 2020.

¿Está barato el dólar?

Mucho se habla en esto días del tipo de cambio y me llama la atención, que incluso, muchos especialistas se han sorprendido por el nivel. Les recuerdo que en marzo todavía estábamos a $18.60 y que solo días después se alcanzó el nivel de $25.70. ¿Ver romper la barrera de los $23 es para alegrarnos y hacer una fiesta? Desde luego que no, tan no lo es, que no la ha presumido el presidente en la mañanera. Desafortunadamente el nivel de $22 si es de considerarse como un nivel oportuno de compra y voy a tratar de explicar porqué. Hay varios factores que determinan el valor del dólar,el principal es la oferta y demanda del mismo, pero yo hoy veo 3 factores muy claros que inciden en la cotización de la divisa verde.

1.- El coronavirus, la pandemia. – El caos que ha traído este virus no es nuevo, no requiere de mucha explicación. El encierro ha significado el cierre de las economías y con ello se ha venido una turbulencia financiera, que, entre otras cosas, ha fortalecido al dólar y golpeado a la canasta de monedas del mundo. La pandemia, ante la incertidumbre, ha obligado al mundo a buscar un refugio seguro, y ese refugio es comprar dólares. El optimismo que ha traído ahora la reapertura económica en EEUU y Europa, ha ayudado a todas las monedas frente al dólar. Una apreciación que está sujeta a que la reapertura funcione y no que nos lleve de nuevo al confinamiento. Por lo que hemos empezado a ver, el mundo esta siendo sumamente irresponsable y me cuesta trabajo pensar que va a salir bien.

2.- Los precios del petróleo. – Recientemente vimos, también por la pandemia, como se desploma este insumo vital de la economía. El West Texas Intermediate llegó a cotizar por debajo de los $5 dólares el barril y hoy se ubica en un rango de $33 dólares. Esta mejora sensible ayuda a las monedas de países productores de crudo, y ahí entra México. Y la mejora en la cotización va ligada al punto 1, en donde la idea de reabrir demandaría más energético.

El punto número tres lo voy a mencionar, pero quiero aclarar que no se ha dado y que por lo que veo, oigo, leo y pienso, ni se dará.

3.- Cambio de rumbo en el manejo y decisiones de México. – Si se viera que esto ocurre, no me queda la menor duda que el peso también podría apreciarse. Creatividad en los planes fiscales, priorización en la asignación de recursos en tiempos de pandemia, reforma fiscal, inversión en obras estructurales, colaboración con el empresariado y la creación de valor, riqueza, empleo, etc.

Habiendo dicho lo anterior quisiera decir que, si vale la pena empezar a comprar dólares los que no tienen, un 20% o 30%. ¿se puede apreciar más? Si. Y aquí voy a elaborar escenarios: si la pandemia mejora, porque encuentran tratamiento y luego vacuna, el peso puede fortalecerse hacia los $21. Si mejora la situación de los precios del petróleo y el WTI se va hacia los $60 dólares podríamos bajar de $21. Si México cambia de rumbo abruptamente y se hacen cosas que abonen a la confianza y a detener la salida de capitales y las degradaciones en Pemex y gobierno, podríamos romper los $20, pero reitero, este punto, no va ocurrir.

Hace sentido comprar dólares y con ellos invertir en acciones de EEUU, no para guardarlos en el colchón o para comprar bonos del tesoro que apenas nos pagarían un 0.3% anual.

Como ven, si hay espacio para la apreciación, pero hay mucha fragilidad, y por ende, también puede volver a los niveles ya vistos, y si los puntos 1, 2 y 3 vuelven a empeorar $25.70 no es descartable.

@juansmusi ​​​​​​​

Banco de México seguirá actuando

A quienes realmente sigo y respeto por sus conocimientos en economía, políticas públicas, macroeconomía y política monetaria me dicen que Banco de México ha sido “tibio” en su actuar y que debería haber sido y seguir siendo agresivo con la baja de tasas. Lo primero que uno se pregunta es: ¿Si bajamos las tasas, se nos va a salir más dinero del que ya se ha salido? Y si, la pregunta es lógica y la respuesta también lo es. Se ha salido mucho dinero, más de 12 mil millones de dólares en lo que va del año, pero la tasa ni es la única, ni la más importante razón de esta fuga de capitales.

Durante este año la fuga de capitales ha sido muy importante, por la retirada y por la minusvalía en el tipo de cambio. Para dar una idea, lo que en enero valía más de 100 mil millones de dólares hoy vale más o menos 78 mil millones de dólares, no es una salida neta de 30 mil mdd, pero por el efecto cambiario (tipo de cambio de $18.6 a $24.3) y la salida de más de 12 mil mdd, si equivale a esa suma.

Recordemos que el dinero se ha salido por varias razones, la pandemia, la degradación de México, la degradación de Pemex, las malas decisiones del gobierno federal, la asignación de prioridades, la crisis del petróleo y el ser país emergente. Ante todo lo anterior, los grandes inversionistas buscan refugiarse en países y monedas más seguras, en el caso de México siendo un destino natural de inversión de los americanos es bueno y malo. Bueno en las buenas, llega mucho dinero, malo en las malas, se va mucho dinero.

En el México de la 4T este castigo ha sido mayor porque los estadounidenses siguen muy de cerca y confían mucho en las calificadoras y además no están de acuerdo en la política social y en particular dañó mucho la relación la decisión del NAIM. Y no es payasada ni invento mío, pero también el cómo está lidiando el gobierno con el Covid, ha deteriorado la confianza. Va a haber quien me diga: ¿y cómo lo ha hecho Trump? Pues también muy mal, y ya lo juzgarán en noviembre.

Volviendo al tema de la tasa de referencia y Banco de México ¿Qué va a hacer nuestro banco central mañana? Muchos expertos, el sondeo y yo creemos que baja las tasa 50 puntos base, o sea, de 6% a 5.50%. ¿Se va a salir dinero? Seguro si, un poco más. ¿Se puede subir el tipo de cambio? Quizá si, unos 15 o 20 centavos. ¿Entonces porque lo hace Banco de México? Recuerden que el mandato del Banco Central mexicano es el control de la inflación y debe siempre actuar con ese objetivo central. Hoy la situación de la economía es trágica y el costo del crédito debe ser más bajo, por ende, bajar las tasas, es lo apropiado.

También la inflación tan baja, en 2.15% lo permite y ante la incertidumbre y posible mayor deterioro de la economía se justifica. Otra razón, cuando las tasas son altas la gente prefiere dejar su dinero en Cetes y no invertir o arriesgar, estas nuevas tasas promueven la inversión productiva y “animan a arriesgar” a inversionistas pasivos. Para que veamos porqué muchos piensan que nuestro banco ha sido tibio les comparto como está la tasa de referencia de algunos países contra los que competimos en materia de atraer inversión y con otros más desarrollados: Brasil 3%, Chile 0.5%, Perú 2.25%, Colombia 3.75%, Canadá 0.25% y EEUU 0.25%.

Hace sentido bajarla y actuar en concordancia con el resto de las bancas centrales. Y seguramente vamos a ver más bajas hacia adelante. Sigo preocupado al no ver a nuestro gobierno a la altura de la problemática sanitaria y económica. Seguimos presumiendo los avances en Dos Bocas, asignando tramos en el tren maya y tirando dinero en Santa Lucía.

13 de mayo de 2020 ​​​​​@juansmusi

México: Sigue siendo un país de oportunidades

En medio de la actual ola de visiones pesimistas y trágicas sobre la economía y política de nuestro país, México continúa siendo un país de oportunidades.

La pandemia del coronavirus no ha sido obstáculo para que empresarios, microempresarios, comerciantes, profesores de universidades, estudiantes, etc. continúen laborando o estudiando a través de las redes sociales y diversas plataformas cibernéticas.

Aunque las calles, parques y plazas de la Ciudad de México y de provincia aparentemente están sin vida, como paralizadas, hay millones de personas –de todas las edades- trabajando con intensidad desde sus casas, justo cuando se recomendó no salir de los domicilios como medida preventiva para no propagar más esta epidemia mundial.

Por otra parte, se siguen abriendo nuevos negocios; continúan llegando inversiones del extranjero. Me decía un amigo empresario del Paraguay: “Mira, me he fijado que en ocasiones ustedes –los mexicanos- no se valoran con objetividad; mejor dicho, se infravaloran o se quejan demasiado de casi todos sus asuntos nacionales. Nosotros, los miramos a ustedes como un país modelo al cual imitar, o en el cual invertir. Por eso es que mis compatriotas y yo, del mundo de la empresa, venimos con frecuencia a México y entablamos buenas relaciones comerciales”.

Similares comentarios he recibido de empresarios y comerciantes de Centroamérica o algunos del Caribe.

También a los profesionistas jóvenes, cuando se les pregunta:

  • “¿Y por qué decidiste venir con tu esposa a trabajar a nuestro país?”

Invariablemente responden:

  • “¡Porque México es un país de oportunidades! Aquí hemos conseguido buenos empleos mi esposa y yo, y además pronto y bien remunerados. Ya tenemos un departamento amueblado y otras comodidades. ¡Esto no lo hubiéramos ni siquiera soñado en nuestro país!

Otros profesionistas añaden:

  • Por otra parte, ustedes son sumamente cordiales, amables, afables. Si vas a una fiesta o a una reunión social y te presentan a los que asisten, enseguida se convierten también en tus amigos. Eso no pasa habitualmente en nuestros países de origen. Por eso es que sentimos que México es “nuestro otro hogar”.

De la misma manera, muchos otros afirman que les admira profundamente la rica cultura mexicana, su arte, su Literatura, su historia, su folklore; sus bellísimos paisajes naturales, sus hermosas playas; sus pueblos mágicos.

Hay quienes confiesan que les ha impactado sobremanera conocer Oaxaca, Morelia, Querétaro, Puebla, Guanajuato, etc., y que cada vez que pueden, se dan una vuelta por esas antiguas poblaciones.

Me llamó la atención una profesionista, nacida en Siberia, que se vino a trabajar a México, aquí encontró novio y se casó. Al poco tiempo, invitó a su familia desde aquellas remotas y gélidas latitudes para que conocieran tantas maravillas que existen en nuestro país. El padre de la chica comentó que Querétaro y San Miguel de Allende le resultaban muy bellas poblaciones y que lo que más le gustaba era ¡qué no hacía nada de frío!

Por otra parte, a todos nos impresiona el portentoso desarrollo que están tendiendo las ciudades de la provincia mexicana. Desde los años sesenta, en que eran modestas poblaciones, medio siglo después tienen un importante desarrollo industrial, agrícola, agropecuario y comercial. Eso también lo captan los inversionistas extranjeros y eso explica el por qué se han venido a radicar a nuestro territorio numerosas maquiladoras y múltiples empresas.

Nuestros jóvenes cada vez se capacitan mejor y cursan maestrías y doctorados tanto en nuestro país como en Canadá, Estados Unidos y Europa. Se encuentran mejor preparados para trabajar en grandes empresas y corporativos.

Concluyo señalando que ya conocemos de sobra nuestros problemas políticos y económicos, pero pienso que –todos unidos- podemos superar esas dificultades, pandemias y escollos que tengamos. Es asombrosa la actitud solidaria de nuestros paisanos, sacerdotes, médicos, enfermeras, de muchos empresarios, comunicadores quienes están tendiendo su mano para ayudar a los más necesitados. ¡No nos puede ganar la desesperanza ya que lo que nos está sucediendo es meramente temporal! ¡Somos un país extraordinario en tantos aspectos y que muchos extranjeros reconocen y admiran!

La Conferencia del Episcopado Mexicano y los perros que nunca ladraron…

“Sobre el campanario de la iglesia moderna, el clero progresista, en vez de cruz, coloca una veleta”.

Nicolás Gómez Dávila

Con muchas dificultades San Juan María Vianney hizo sus estudios en el seminario; fue relegado a la pequeña parroquia de un pueblo llamado Ars. Le haría la guerra a los vicios que reinaban en su pequeño pueblo, a grado tal que dirían: “Ars ya no es Ars”. En efecto, he aquí que Dios le daría a Francia y al mundo, un verdadero ejemplo del buen pastor que conoce a sus ovejas, ejemplo de virtud, guiando a su grey con autoridad y firmeza, haciendo uso de la predica frecuente. Fundo escuelas cristianas, siempre dispuesto en el confesionario donde lo visitaban miles de personas al año, logrando su conversión. Todo ello iría siempre acompañado de penitencias, oración y caridad.

En un contraste vergonzoso de nuestros días, el 25 de febrero el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano emitió un comunicado expresando su apoyo al paro nacional convocado por las feministas “Las brujas del mar”. Dijo además que esto es «un regalo» que merece cada mujer (refiriéndose al descanso) porque «no se arruina la economía, ni la agenda de nadie», agregando que respaldaban la “libre decisión de sus compañeras religiosas y laicas que laboran en la Conferencia del Episcopado Mexicano, para sumarse a esta iniciativa como lo crean conveniente”. Sobra decir que el comunicado es por demás un insulto a la inteligencia de toda persona que se llame católica.

¿Cómo es que un paro nacional que promueve el aborto en todo el país, puede ser un regalo para la mujer?

¿Cuándo fue que la economía llego a tener más relevancia que decir la verdad sobre una ideología que esta aniquilando la vida en el vientre materno y a la familia?

¿Cuándo fue que al sacerdote dejo de importarle el debido discernimiento de lo que acontece en su parroquia, en su diócesis, en su país, de lo que sucede a sus ovejas, a grado tal que se hable sobre la “libre decisión de las religiosas para participar como mejor les parezca”?

¿Cómo es que a la Conferencia del Episcopado Mexicano no le insulta el uso que hace el colectivo “Las brujas del mar” de la imagen de la Madre de Dios con un pañuelo verde y muy por el contrario les motiva a apoyarlo so pretexto de “defensa de la mujer”?

¿Cuántos se verán arrastrados por las palabras del arzobispo y de no pocos sacerdotes, sin discernir y únicamente guiados porque se trata de una autoridad eclesiástica?

El Papa Juan XXIII afirmo: “El sacerdote tiene el deber de recordar que, según los designios insondables de la Divina Providencia, la suerte de muchas almas está ligada a su celo pastoral y al ejemplo de su vida. Y este pensamiento ¿no bastará para provocar una saludable inquietud en los tibios y para estimular a los más fervorosos?”

Los sacerdotes tienen el imperioso deber de leer, adquirir conocimientos y evitar ser negligentes en su pastoral; saber que hablar de participar en dicho paro feminista es el peor de los yerros cometidos. El comunicado es plenamente una distorsión de la Doctrina Social de la Iglesia porque no se puede hablar de justicia social, de preocupación por la mujer siendo los tontos útiles de aquellos que promueven el asesinato en el vientre materno. Ahora bien, es absurdo hablar de concordia y comunión guardando silencio ante un error garrafal de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Las divisiones se superan hablando con la verdad de lo que sucede justo ahora, para poder corregir el camino y dar verdadero ejemplo a la feligresía.

Por desgracia estimado lector, aquí no acaba todo. ¿Cuántos colegios y universidades católicas están haciendo lo mismo uniéndose al paro nacional abortista? Nauseabundo.

Este momento es el sueño dorado de la ideología de género: unir a todos en la causa deleznable del aborto, maquillado de defensa de la mujer. Pero no debería sorprendernos, ¿cuantos católicos provida aparentemente «formados» usaron la vida en el vientre materno como moneda de cambio desde hace mucho? Para ellos siempre hay algo más importante que atender en el momento crucial: los migrantes, la economía, violencia contra la mujer, las remesas, etc.

Pero la conversión de Ars hace casi dos siglos nos indica que, tal como sea el sacerdote, así serán sus feligreses. Celoso de su deber, el Santo Cura de Ars, preocupado por las almas de su grey, no vacilo en decirle a su Obispo: “Si queréis convertir vuestra diócesis, habéis de hacer santos a todos vuestros párrocos”. (Estimados sacerdotes y obispos, favor de leer esto más de una vez, entendiendo lo que significa la santidad a la que todos estamos llamados).

Ante el evidente silencio de quienes debieran ser los primeros en denunciar el ataque a la vida humana en el vientre materno, contenido en un paro nacional disfrazado de “defensa de la mujer”, debemos estar seguros de que lo peor que pueda decirse sobre nosotros, particularmente de los que debieron haber cuidado del rebaño es:

Sois como perros que no habéis ladrado jamás…

Un día sin nosotras es darnos un balazo en el pie

Pareciera que se avecina un huracán de ideología. Las mentes de la humanidad llevan años siendo atacadas por las ideas, principalmente las que destruyen la moralidad, la estabilidad familiar y peor aún, la vida. La vida humana. Es aberrante la agresividad con que la ola feminista radical está embistiendo las instituciones que funcionan, bajo la bandera de los derechos de la mujer cobijados por los tergiversados derechos humanos.

Lo curioso queridos amigos, es que en la Constitución Mexicana, la vida humana se constituye en el derecho por excelencia, sin el cual no tienen cabida los demás derechos fundamentales, es un presupuesto lógico. Sin vida humana, ¿para qué necesitamos derechos los humanos?

No sé si recordarán, pero no fue sino hasta el año 2005 que se quitó la pena de muerte en México. Sí, así como lo leen, todavía se permitía por ciertas causas la pena mortal a quien infringiera la ley. Bueno, ahora se reformó el artículo 22 de la Carta Magna diciendo que “ningún ser humano puede tener el derecho de disponer de la vida de un semejante…” y una condición necesaria para que haya derechos humanos es el derecho a la vida o garantía individual.

Sólo un ser humano con vida puede ser titular de los demás derechos, esto es lo que es el principio denominado pro-homine. Entonces ¿Todo mexicano tiene derecho a ser protegido por la ley? ¿Inclusive el concebido no nacido?

La respuesta está en el Código Civil Federal en el TITULO PRIMERO – De las Personas Físicas Artículo 22. Nos dice que “La capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte; pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente Código.” Es decir que el individuo humano concebido mexicano tiene derecho a la protección del Estado. A heredar, por ejemplo, si su padre muriera antes de que el concebido naciera, los bienes de su papá automáticamente son para este último, porque el Estado Mexicano lo reconoce con derechos.

La ola feminista radical nos ataca ahora con el pretexto del día internacional de la mujer, que se celebra desde hace más de un siglo en casi todo el mundo los días ocho de marzo. Irónicamente, lejos de lo que inició este movimiento, que era la lucha legítima por la participación de la mujer en la política, en el sufragio y el mercado laboral, se convirtió en un movimiento que busca el sometimiento del hombre. Un activismo, que busca que la mujer sea como el hombre, y para lograrlo, entre otras cosas se ha posicionado el aborto como bandera para el igualitarismo. Portadas de  revistas para “mujeres”, como Marie Claire Latinoamérica, presentan este mes a modelos como la muy comentada mexicana Yalitza Aparicio, de la película ROMA, queriendo imponer a como dé lugar el aborto en México. Así como mujeres que conducen programas televisivos que visten el pañuelo verde, que en la actualidad simboliza el apoyo al aborto, u hombres famosos, como Ricky Martín quien es abiertamente una persona con Atracción Hacia el Mismo Sexo y que ha usado a mujeres para alquilarles su vientre y poder tener hijos, están incitando a la violencia.

Literal como lo lees, pero ante tanta suciedad e inconsistencias en las leyes, ¿por qué nadie sanciona a las revistas, a los conductores, celebridades…? ¿Sabían que está penado en México incitar la violencia?

Código Penal Federal Artículo 208 “Al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido. Dichas penas se impondrán a las personas relacionadas o adscritas a cualquier institución, asociación, organización o agrupación de carácter religioso, cultural, deportivo, educativo, recreativo o de cualquier índole y tengan conocimiento de la comisión de los delitos a que se refiere el primer párrafo del presente artículo,…”

Se está incitando a asesinar al concebido no nacido en el vientre materno, violando sus derechos protegidos por la ley en el artículo 22 del Código Civil.

La marcha del ocho y el Paro del nueve, están inspirados en esta incitación. Se busca principalmente exigir “el derecho a decidir sobre tu cuerpo”, (frase falaz, puesto que hay un concebido no nacido que no es parte de ese cuerpo) y quien porte una insignia que incite a dicho delito, debe de ser sancionado. Esto si la ley se cumpliese.

Mujeres que aparte quieren demostrar que sin ellas el PIB caería, lo cual no es necesario simular desestabilizando, pues basta con una simple regresión econométrica y proyectar una variable de mujeres Económicamente Activas ausente durante una jornada, y así no necesitaríamos darnos un balazo en el pie. Por otro lado, hay quienes argumentan que UN DÍA SIN NOSOTRAS les demostrará la falta que hacemos, pues quién suplirá a la secretaria, a la cajera, etcétera. Pero se olvidan que en casa cuando de hijos y marido se trata, ahí a pesar de que no se remunere monetariamente, se puede medir nuestra ausencia muy fácil, basta con ver la descomposición del tejido social. Hicimos el ejercicio en el momento que quisimos salir a competir con el varón y dejamos a nuestros hijos a merced de la comida chatarra, la televisión, las mafias y los gobiernos.

¿Necesitamos más pruebas? Pruebas de la verdad hay muchas, que puedo respaldar legalmente, filosóficamente, económicamente, antropológicamente, pero hoy por hoy está por encima la ideología que es efímera y carece de sustento. La premisa es sencilla, pero para hacer un sofisma, nos hemos vuelto expertos. Por eso #YoNoParo.

Nos leemos pronto, para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

No paro ante el Caballo de Troya

Un paro detiene algo. Detener el desarrollo de algo para demostrar algo, es lo que se busca en el del próximo nueve de marzo. Parar la economía que producimos las mujeres. Con el propósito de que se sienta nuestra ausencia asemejándola a que si todas fuéramos asesinadas, el motor económico se desaceleraría.

Si bien es cierto, no es necesario esta simulación para entenderlo, basta con ver las cifras económicas y comprender que efectivamente las mujeres somos parte importante del PIB nacional. Y también es preciso notar que muchas tienen salarios inferiores por trabajos iguales a los de sus homólogos hombres. Este tema es puramente económico y se debe de tratar justamente desde esa disciplina. No es un asunto de discriminación, sino de costo beneficio que desde hace décadas debió de haber solventado la industria y el gobierno a través de políticas públicas que faciliten una verdadera conciliación entre el trabajo y la familia.

Pero por otro lado, continuando con el paro, el nueve se está realizando para detener la ola de asesinatos a mujeres que ha ido en aumento. Este incremento se relaciona directamente con la escasez de políticas públicas que atiendan, castiguen y prevengan, por ejemplo, la violencia en la pareja o para erradicar la discriminación por sexo que persiste en distintos espacios.

Hay una desigualdad natural entre varones y mujeres en el mercado laboral no sólo salarial sino también de costumbres, pues siguen existiendo ejemplos machistas que resultan adversos para la mujer como cuando se reúnen para cerrar negocios en tugurios de  bailarinas eróticas.

Asimismo, existe una crisis de seguridad más amplia, se requieren políticas que garanticen un control efectivo de armas; que impulsen la desmilitarización de la seguridad pública; y que fortalezcan a las instituciones civiles para que realmente sean capaces de responder a la violencia de manera inteligente, focalizada, transparente y justa, desde lo local y de la mano de la comunidad.

El paro no está proponiendo nada para revertir lo antes mencionado, por el contrario está queriendo detener los llamados “feminicidios” que dada su ambigüedad en la definición, la mayoría de la población considera que el asesinato de una mujer implica automáticamente un “feminicidio”. No obstante se ha querido definir que se relaciona con que el asesino sea varón y que mate a una mujer por el hecho de ser mujer (lo cual es muy complicado demostrar) sin embargo las estadísticas han arrojado datos interesantes: en 17 años por cada 100 mil habitantes se registraron en el año 2000, 19.8 asesinatos de hombres contra 2.6 de mujeres y en el 2017, 45.8 asesinatos de hombres contra 5.2 de mujeres por cada 100 mil habitantes. Y a su vez no podemos descartar el número de abortos que se realizan anualmente en nuestro país.

Es necesario incluir a la tasa de homicidios esta escalofriante cifra, en México hay más de 1 millón de abortos al año y si la tasa de abortos en México es tan elevada es porque más de la mitad del total de los embarazos son no planeados (es decir un millón 900 mil) de los cuales 54 por ciento terminan en un aborto inducido, 34 por ciento resultan en un nacimiento no planeado y 12 por ciento corresponde al aborto espontáneo.

Mujeres que se sienten abandonadas por su pareja y por la sociedad llegan a tomar la decisión de abortar, lo cual es un tipo de violencia sigilosa que no se quiere ver a simple vista.

El “feminicidio” es evidente, en promedio nacemos más mujeres que hombres lo que nos lleva a deducir que ha habido entonces más muertes de mujeres que hombres aunque haya sido antes de nacer. Muertes perpetradas por mujeres hacia un gran número de mujercitas. ¿Cómo tendría entonces que llamarse a este asesinato? ¿Infanticidio femenizado?

Vemos que el problema no es en sí el caso de Fátima, Ingrid, o quien haya sido vilmente asesinada, el problema radica en la raíz. La promiscuidad, la falta de compromiso real en las parejas,  las condiciones de pobreza y la vivienda que no es apta para un sano desarrollo psicológico aunado a la impunidad que hace pensar que es fácil matar y nadie te castiga, son los principales disparadores de la violencia en contra de la mujer.  El alcoholismo y la drogadicción que muchas personas padecen para evadir esa realidad, conlleva a la descomposición social actual. Aunado al consumo desmedido de pornografía que vuelve a la mujer en objeto sexual de dominio.  Asimismo, a la militarización y falta de control de armas que hay en México.

El paro del nueve es el resultado del hartazgo que legitima, cierto, la lucha por la justicia, pero no tiene un objetivo claro y específico que busque componer el tejido social. Más bien lo han replicado de movimientos similares llevados a cabo en Estados Unidos “Day without woman” auspiciado por ONG’s que buscan a partir del lamentable hecho comentado en este escrito, continuar gradualmente imponiendo el aborto como un derecho más de la mujer.

Se dice que la agrupación “Las Brujas del Mar” comenzó a darle vida al paro en México para llegar a movilizar las redes sociales y polarizar a la sociedad. En especial a las mujeres que apoyan la vida desde el vientre materno, pero que condenan la violencia femenina.

Muchos se están aprovechando de la situación de podredumbre, para sus fines perversos construyendo un Caballo de Troya que sin duda le costará a la sociedad. Pues a pesar de que el común denominador sea la defensa de la mujer, cohabitar con grupos de choque que ya han demostrado su violencia y furia contra las instituciones que funcionan, como el matrimonio y la familia o la figura de la maternidad, así como en contra de las iglesias, es delicado.

Potenciará el movimiento que busca demostrar que la mujer es víctima del hombre y que la igualdad implica ser como el hombre, entonces el aborto pertenece a la misma premisa, para que se dé en la lógica del feminismo revolucionario.

Si piensas participar, sugiero que te sirvas del movimiento para alzar la voz por las mujeres que no tienen voz. Que son las niñas que están por nacer y vistas de azul, pero que asumas las consecuencias cuando en su pliego petitorio, las organizadoras exijan aborto libre y seguro en México.

Hay que luchar por México, porque no haya más asesinatos, y que nadie quede impune. Luchar por una policía competente con salarios justos. Control de armas y ataque frontal al narcotráfico con estrategias de calidad.

Programas integrales para que las familias se solidifiquen, se acote la brecha de pobreza, campañas que prevengan y asistan las adicciones y reformas para regular la pornografía y su consumo.

Que no haya más Fátimas, Norbertos, Ximenas, universitarios muertos por la violencia. Que no haya más mexicanos inocentes asesinados en México. Que no haya más muertes violentas de hombres y mujeres.

Triste, ciertamente, México sangra pero sin objetivos claros, la marcha y el paro pueden resultar contraproducentes al  empoderar con tu presencia a las arquitectas del Caballo que está por envestir a las instituciones. Por eso no paro para seguir trabajando por México.

Nos leemos pronto para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

En las tierras de Emiliano Zapata

En estos días de vacaciones, estuve en el estado de Morelos. Visité Anenecuilco (poblado donde nació Zapata), Cuautla, Amayuca, Jonacatepec, Jantetelco, etc. Algunos de ellos se han convertido en pueblos “Mágicos” y lógicamente se ha incrementado el turismo.

Tuve oportunidad de observar el progreso cultural y el desarrollo económico de estas ciudades, así como su activa vida comercial.

Visité el “Centro Educativo El Peñón” y su Bachillerato Técnico. Me dio particular gusto que conserva el mismo buen nivel académico de hace décadas, con magníficos profesores y que muchos de los jóvenes egresados, acuden a Puebla o a CDMX para estudiar carreras universitarias.

Cierto día, tomé un café con varios padres de familia de “El Peñón” y constaté su ilusión para que el día de mañana sus hijos lleguen a ser buenos profesionistas. Y, por supuesto, están dispuestos a hacer los sacrificios económicos que hagan falta, con tal de convertir esos sueños en realidad.

Otro día asistí el “Cine Club” del colegio en el que participan matrimonios. La película versaba sobre la superación personal de los profesores y papás y cómo educar mejor a los hijos adolescentes. La participación de los padres fue entusiasta y se plantearon interesantes y prácticas soluciones.

Un día acompañé a un enfermo a visitar a un médico, antiguo alumno de “El Peñón”, con especialidad en Oncología. Me llamó la atención su excelente preparación profesional y el cariño que guardan por sus estudios de secundaria y Preparatoria en este Centro Educativo.

Un aspecto que me causó admiración del pueblo morelense es su amor por la vida humana (suelen tener varios hijos), las familias también suelen permanecen unidas, los abuelitos están bien integrados al amplio núcleo familiar y, sobre todo, son creativos, ingeniosos y con particular empuje para trabajar, aún en condiciones adversas.

La gran mayoría de las personas que conocí pertenecen a la clase media o media baja y conservan ese empeño por su quehacer profesional cotidiano y optimismo ante las dificultades. En definitiva, los morelenses son un pueblo alegre, con sentido de humor y deseos de progresar.

Estamos a tiempo

El balance del año es definitivamente negativo; el país no creció en términos reales, es decir, descontando la inflación, decreció. La generación de empleos formales decreció a prácticamente la mitad, la inversión extranjera directa se mantuvo, la inversión financiera decreció, el flujo total en saldos de inversiones en deuda muestra una salida a pesar de pagar una tasa alta y que mantuvimos la calificación crediticia. La producción petrolera también cayó. El turismo bajó, la inseguridad ha empeorado y la corrupción tampoco se ha reducido abruptamente.

¿Qué se mantuvo? La calificación crediticia del país, las finanzas públicas no empeoraron.

¿Qué mejoró? La inflación, es muy probable que acabe el año por debajo de 3%, el tipo de cambio, como consecuencia de mantener la disciplina fiscal y las tasas altas se apreció un poco más de 3%.

Por ahí han presumido que las remesas (el dinero que mandan nuestros paisanos a sus familias en México) aumentaron, no es para presumirse que la falta de oportunidad en nuestro país genere ese ingreso extraordinario. Es cierto que ese ingreso por la oferta de dólares contribuye al equilibrio cambiario.

Y si por ahí se me olvida u omito algo bueno que pasó, agradeceré me lo recuerden.

Al final y después de los primeros 13 meses de gobierno, las cosas no están bien, pero por lo menos alcanzó el presupuesto para mantener el gasto social y los programas asistenciales, cosa que permite que se mantenga la popularidad del presidente y la aprobación de la presente administración, el tema es que, sin crecer, ¿para cuánto tiempo más alcanzará?

La paradoja que vivimos hoy es: tenemos estabilidad macroeconómica, pero no crecemos. Y si no crecemos este país no cambiará y no va a dejar de tener a la mitad de la población instalada en la pobreza.

Estamos a tiempo, solo han pasado 13 meses y aunque México se ha rezagado, no es catastrófico y podemos recuperar y enderezar el rumbo. Las acciones del gobierno federal para detonar un círculo virtuoso han sido escasas o nulas, necesitamos un cambio de 180 grados para invitar a la inversión privada. Se requiere de un plan, de una visión de largo plazo, planeación, gente preparada, talento, experiencia y de una mejor estrategia de seguridad. Sin seguridad, no hay nada.

El gobierno no va a contar con recursos suficientes el próximo año, por la baja recaudación y la pésima estructura fiscal, si el dinero no viene de la iniciativa privada, no vendrá de otra fuente. Han transcurrido apenas 13 meses de una gestión que va a durar 72. Estamos a tiempo de que a todos nos vaya bien. El mandato y misión de nuestro presidente es apoyar a los que más necesitan, darles a los pobres que nada tienen, eso no está peleado con que el sector privado mejore, genere empleos y bienestar.

¿De qué sirve presumir el aumento en el salario mínimo si no se generan empleos? ¿De qué sirve polarizar a las clases sociales? Los que más necesitan, necesitan empresarios y emprendedores que generen bienestar, que inicien el círculo virtuoso.

Cierro el año con este artículo en el que le pido a nuestro gobierno rectifique el rumbo y si les va bien a ellos, si lo hacen bien, les va bien a los pobres, a los ricos y le va bien a México. Los países que mejor funcionan han creado un vínculo entre gobierno y empresariado en el que ambos se necesitan, apoyan y confían.

Hoy la oposición de partidos políticos no existe, no hay líderes que representen un contrapeso. Hoy ese contrapeso, errónea e indeseablemente lo representa la iniciativa privada. Señor presidente ¿cómo le ayudamos para que este sea un mejor sexenio y México un país más próspero?

@juansmusi

Diciembre 25, 2019

Con las prioridades al revés

Así como el cuerpo humano tiene por prioridad la salud y de ahí partir para poder hacer cualquier actividad profesional, emocional o física, igualmente un país debe priorizar su seguridad y la de sus habitantes; como dice el dicho; “Sin salud no hay nada!”, pues también sin seguridad no lo hay. Lo verdaderamente alarmante es la lista de “prioridades” de la presente administración.

El negar o no querer ver una realidad dura y muy negativa en materia de seguridad, es negarse a la posibilidad de detonar un plan o una estrategia para mejorar la condición triste y grave de la inseguridad que hoy nos aqueja.

El manejo y ordenamiento de prioridades –como decía– es incomprensible ya que además de la inseguridad, a la falta de certidumbre detonada por malas decisiones del pasado y del presente, se suman e intensifican efectos negativos con la fuga de talento que se ha provocado en el sector público con una estrategia fallida que no promueve la remuneración adecuada; igualmente el paquete de prestaciones, a quien meritoriamente ha hecho carrera en la administración pública. Es muy probable que este año nuestro país crezca al cero, actualmente incluso se corre el riesgo de presentar un decrecimiento.

Me impacta la cantidad de recursos y de tiempo empleado en asuntos de política exterior (que no tienen nada que ver con lo económico), pero como sí son agenda y prioridad cuando se trata de dar asilo a un dictador que buscó legitimarse haciendo fraude electoral; es decir para eso sí utilizamos aviones privados y un gasto excesivo, además de la manutención del ex mandatario en nuestro país.

En resumen, no hay dinero para muchas necesidades importantes, pero sí hay para mandar un avión privado a Bolivia que por no poder volar en el espacio aéreo prohibido tuvo que llevar a cabo una gran vuelta con costo de mucho más tiempo y combustible, más todos los gastos tiempos y recursos enfocados a un asunto internacional.

La agenda nacional está urgida, sobre todo de una planeación, de una estrategia y de una gran creatividad por parte del gobierno federal para detonar crecimiento económico y desarrollo, porque lo que sí es cierto es que de continuar por esta senda, hasta la estrategia de gasto social y dádivas se va a complicar. En ausencia de crecimiento la recaudación bajará de manera muy importante, y con ello puede venir nuevamente una baja en la calificación tanto de PEMEX como de la Deuda Soberana; y si con ello viene una salida de capitales y una falta presupuestal, al gobierno no le quedará otra que endeudarse más, dejar de proveer recursos a ciertos programas asistencialistas, o una Reforma Fiscal que seguramente buscará cobrarle más a los pocos que pagamos.

Será muy interesante ver qué hace Banco de México mañana, en donde por inflación y crecimiento económico estaría plenamente justificada una baja de 0.50%, pero el riesgo de esta medida es que se salgan más capitales de los que ya se han ido en el 2019 (esto a pesar del gran diferencial en tasas de interés que se mantiene). Respetando la decisión del Banco Central, que lo ha hecho muy bien y que tiene mucha más información que yo, a mí en lo personal me gustaría ver una baja de 0.25% en noviembre y otra más de 0.25% en diciembre.

@juansmusi

1 2 3 4 5 13