Los siete factores que aprecian al peso, de momento

Llevamos ya prácticamente un mes con una buena racha del peso, en el que el comportamiento además de ser estable ha sido mayoritariamente de apreciación; pensé interesante compartirles los siete factores, que creo inciden en esta fortaleza “temporal” de nuestra moneda:

1) ALZA DE TASAS POR PARTE DE BANCO DE MÉXICO.- El elevar las tasas de interés ha provocado la entrada de recursos que hoy pueden aspirar a mejores rendimientos, ya que desde junio del 2014 a la fecha, las tasas han subido del 3.25% al 6.75%. Hay que recordar que la parte negativa de esta ecuación, tiene que ver con que las tasas más altas significan dinero o créditos más caros, así como el servicio de la deuda interna y externa que también nos cuestan más.

2) TEMA POLÍTICO EN EEUU.- Los constantes reveses recibidos por el actual presidente de los EEUU le han inyectado fuerza a nuestra moneda, porque de alguna forma lo que esta debilidad o falta de capacidad política de Donald Trump significa, es que nos ha hecho menos daño del que había advertido.

3) EL AVANCE DE LOS PRECIOS INTERNACIONALES DEL PETRÓLEO.- El acuerdo recién celebrado por la OPEP en el cual recortarán 1.8 millones de barriles diarios y que se extiende hasta marzo 2018 también nos han dado una bocanada de oxígeno puro, ya que con ello suponemos habrá estabilidad, ya que si bien no somos más una potencia exportadora, sigue siendo vital para nuestros ingresos fiscales.

4) REDUCCIÓN DE LA CALIFICACIÓN DE CHINA.- En el mundo global en el que vivimos, cuando degradan la calificación a un país contra el que compites, significa que tu deuda o nación lucen mejor; en pocas palabras le bajaron la valoración a un rival, y eso nos hace ver mejor y por tanto ser más atractivos.

5) CRISIS POLÍTICA EN BRASIL.- Los escándalos de corrupción que envuelven actualmente al presidente que llegó a sustituir a la depuesta presidenta –igualmente, por corrupción–, generan exactamente el mismo efecto de lo que ocurrió con China. Somos competencia de Brasil en cuanto a atracción de inversiones, y cuando algo anda mal allá, esto nos beneficia.

6) MAYOR CONFIANZA EN LA NEGOCIACIÓN DEL TLCAN.- Hasta no tener resuelto y negociado este tema, no sabremos con precisión si habremos logrado algo bueno o favorable para nuestro país; pero las últimas declaraciones de miembros del gabinete en EEUU, aunado a la postura correcta que han asumido nuestros representantes, hacen suponer que el TLCAN será negociado de manera justa.

7) MEJORES PERSPECTIVAS ECONÓMICAS EN MÉXICO.- Cuando empezaba el año vaticinábamos un crecimiento de entre 1.2 y 1.3%, el panorama lucía bastante más sombrío que ahora; y por lo menos al concluir el primer cuatrimestre del año y a pesar de las inversiones que han dejado de llegar por culpa de Trump, los analistas pensamos que podremos crecer entre 1.9% y 2.2%; las cifras económicas avalan este pronóstico, que es bastante mejor de lo que preveíamos.

Estos siete factores hoy nos ayudan, pero hay que tener en mente que pueden cambiar de curso cualquiera o muchos de ellos, por lo que creo que el momento actual del tipo de cambio nos favorece pero fácilmente puede volver a subir; sin duda, tendremos un comportamiento volátil este 2017.

JUAN SEBASTIÁN MUSI AMIONE

@juansmusi

Mayo 31, 2017

El cambio fiscal al que nos puede obligar EEUU

He hablado mucho acerca de cómo me preocupa y nos afecta la presidencia de Donald Trump. Y sí, tenemos razones de sobra para estar preocupados por este sujeto. De entrada, por lo que ya dejó de llegar en inversiones. El desincentivar o en otros casos limitar que Carrier, General Motors, Ford y Chrysler hayan ampliado o seguido invirtiendo en nuestro país, nos costó más de 8 mil millones de dólares en inversión extranjera directa, esto sin contabilizar las cantidades de inversión que no son del dominio público y que no podemos cuantificar con precisión.

También daña o afecta nuestra reputación, ya que cada que habla de México exalta nuestros mayores defectos y debilidades, pero nunca exalta nuestras cualidades o fortalezas. De nuevo, en su propuesta de presupuesto que presentará esta semana vuelve a incluir el muro y recorta gasto en agricultura y salud, ¡inaudito!

Pero hay algo que poco se menciona, me refiero a la reforma fiscal que el mismo Trump propone y cómo afectaría nuestro propio esquema fiscal. Esta reforma consiste en bajar los impuestos de las personas físicas y compañías, en el primer caso es reducir en promedio el 30% de los niveles actuales y en el caso de las empresas es bajarlo del 35% al 15%, cosa que no creo que logre. La reforma fiscal de Trump no ha pasado porque se ha quedado corta en detalle. Habla mucho de cómo bajará los impuestos, pero nunca como tapará los faltantes 4 o 5 trillones que dejará de ingresar. Por esto último, dudo que logre bajar tanto la carga impositiva. Considero que el mejor escenario para su reforma es una baja al 25% o 30%.

Bueno, pues de ocurrir esto, México estaría metido en un gran problema que puede capitalizar como oportunidad. Si EEUU baja sus tasas impositivas se vuelve más atractivo establecerse allá y no tendría sentido seguir abriendo plantas y haciendo inversiones en México. También estaríamos obligados a bajar la tasa. Y si bajamos la tasa de ISR, tendríamos que tapar el hoyo subiendo impuestos o haciendo una reforma fiscal. Este, podría ser el momento por absurdo y a destiempo que parezca para hacer la reforma fiscal que tanto necesita el país y ampliar la base de contribuyentes. Gravar medicinas y alimentos para poder reducir los ISR.

Muchos pensarán que estoy loco y que políticamente los tiempos ya no dan. Políticamente los tiempos siempre serán malos para esta reforma y este momento puede ser el perfecto para «echarle» la culpa al vecino y capitalizarlo en un beneficio para México.

@juansmusi

El peso en mayo y junio.

Todos nos hacemos esta pregunta, todos queremos saber en dónde se va a ubicar el tipo de cambio, y yo, la única respuesta que tengo es que va a estar muy errático dependiendo mucho de cómo se vayan resolviendo los temas inciertos; el rango podría darse desde $18.40 en la parte baja y como techo $21, que ya lo vimos, aunque si sucede una catástrofe con el TLCAN, podría subir más (no creo que esto se dé).

Sin embargo, en la montaña rusa de los dos próximos meses, están los siguientes puntos como actores principales:

1.- RESERVA FEDERAL EN EEUU.- Es prácticamente un hecho que la FED sube tasas, en su reunión de mediados de junio, 0.25% más que contribuirá a seguir fortaleciendo al dólar y devaluando las demás monedas. Cada vez que EEUU eleva tasas, es prácticamente un hecho que el mundo entero reacciona subiendo también, para tratar de contrarrestar la fuga de capitales. Banco de México se reúne 15 días después y es altamente probable que tengamos que hacer lo mismo.

2.- OPEP.- Los países miembros de esta organización y Rusia, han manifestado su interés por alargar el pacto de mantener los niveles de producción, con el fin de evitar que se vuelva a desplomar el precio del hidrocarburo; al no ser esta una noticia confirmada, hemos visto caer el precio de $51 USD a $46, en el caso del “West Texas Intermediate”. Por ende la mezcla mexicana también ha caído, esto también presiona al peso; somos muy sensibles a esta variable porque los ingresos fiscales que aporta Pemex son importantísimos, ante la pésima estructura fiscal y la grandísima evasión.

3.- DONALD TRUMP.- Cada ocasión en que abre la boca y habla de México es para amenazar que ya no se van más empresas a nuestro país, para amedrentar corporaciones –lo volvió a hacer esta semana con una fábrica de componentes basada en Indianapolis, Rexnord–, o para hablar del muro y cómo se lo vamos a pagar; pues desafortunadamente, cada que lo hace, le pega al peso. Ya lo he dicho y lo vuelvo a decir, creo que con esto especula y lucra, no me consta, pero tampoco me extraña; su misión de ir en contra de la globalización es infundada e incongruente, y no va a ningún lado. Las fuerzas del mercado, la oferta y demanda, así como el precio de los bienes, se van a imponer; en el inter, nos va a seguir pateando.

4.- ELECCIONES EN TRES ESTADOS.- Estado de México, Coahuila y Nayarit: Poco podrán incidir en el valor de la moneda, de darse un resultado aceptado por las oposiciones, al conocer a los vencedores. En particular podría trasgredir poco, pero algo, la del Estado de México, un triunfo de MORENA en un bastión del PRI, podría ser el preámbulo a lo que viene en la federal en 2018. Me preocupa mucho que por el enojo y hartazgo de los mismos de siempre, pongamos en la silla grande a gente muy poco capaz. Cito a mi amigo y gran periodista Pascal Beltrán del Río, quien recientemente tweeteó: “Pensar que la locura que vive Venezuela comenzó con un voto contra la corrupción (1998); y no se acabó la corrupción, sino la comida.”

Juan Sebastián Musi Amione

@juansmusi

Más reveses para Trump.

Presenta de nuevo, lo que él presumía y afirmaba en campaña como “HUGE” y se queda “petite”, la reforma fiscal; una reforma que propone bajar los impuestos de las empresas y de las personas físicas, sí, suena muy padre y muy bonito, pero es una reforma que se queda corta en detalle.

A raíz del hartazgo mundial de la clase política –y claro que hay razones de sobra para estarlo–, surgen líderes políticos con propuestas “vacías, demagogas y populistas”; Donald Trump es uno de ellos si no es que el más grande ejemplo, ya que habla de bajar impuestos pero no de cómo cubrirá las brechas, déficit o falta de ingresos. Si hoy alguien se atreve a bajar impuestos, en el país que sea, a menos de que sea superavitario (es decir ingresa más de lo que gasta), lo puede hacer así; como no es el caso de algún país, es necesario hacer presupuestos, asignaciones puntuales y en su caso recortes.

Por lo tanto, si vas a bajar impuestos tienes que ver de dónde los recuperas, así de simple. México podría bajar el ISR, sí, pero tendría que acompañarlo de una mayor recaudación, ¿de dónde?, pues de gravar medicinas y alimentos; si no es así, tendríamos que recortar el gasto o endeudarnos más. A Trump no le van a autorizar más deuda y tampoco va a hacer recortes, entonces para llevar a cabo su “Phenomenal TAX Reform” tiene que justificar de dónde saldrán los trillones de dólares que va a dejar de ingresar la federación.

De la misma manera de la mano de esto, muy apenitas, el sábado le autorizaron un presupuesto de gasto que estuvo en riesgo hasta el último minuto y que no incluye un solo “penny”, para levantar el muro con México; ni lo paga México, ni ellos. Gracias a Dios, en ese gobierno el Congreso es un contra peso importante.

Por si fuera poco “se filtra” un rumor el miércoles pasado diciendo que EEUU se retira del TLCAN, más tarde lo desmienten para aprovechar y decir que se va a renegociar con el mejor interés de los tres países involucrados; en el inter, México y Canadá tuvimos un miércoles negro.

Creo, más no tengo la prueba, de que ellos mismos (la administración Trump), “avientan” esos rumores para ganar terreno en las negociaciones, para intimidar, jugar como le gusta a él en su tema empresarial y aplastar a la contra parte sin negociar; amén de que con ese poder, esos rumores pueden ser fuente de ingresos con la especulación financiera, en donde lo único que no hay es ética.

@juansmusi

info@cism.mx

Fuente: Milenio

1 22 23 24